You are on page 1of 1

EL

LENGUAJE DE LA IMAGEN
La imagen es el referente cultural y simbólico del s.XX, tanto es así, que en los años
60 se asumió el término de Sociedad de la Imagen, puesto que el 80% de la información
que se recibe diariamente se obtiene a través de la vista y está fundamentanda en las
imágenes. Así, pues, en la actualidad nos encontramos inmersos en una civilización
icónica caracterizada por el acceso masivo a la imagen. Estamos siendo continuamente
bombardeados por imágenes que nos transmiten multitud de ideas y conceptos, por lo
que se hace necesario establecer una disciplina que se encarge del estudio de la misma.
Son muchas las definiciones que hay sobre la imagen, y no puede considerarse
únicamente una como válida, ya que es imposible abarcar el verdadero significado de la
imagen con una sola definición. Una de las más difundidas es la de Abraham Moles, que
define la imagen como el soporte de la comunicación audiovisual que materializa un
fragmento del universo perceptivo y este soporte es susceptible de sobrevivir en el
tiempo y constituye uno de los componentes principales de los Mass Media.
Sin embargo, no podemos centrarnos en la imagen como algo “solo material”, es
decir, no podemos simplificar el universo icónico a las simples representaciones de la
realidad en una serie de soportes más o menos cotidianos o convencionales (lienzo,
película fotosensible, cinta magnética,...), puesto que la imagen es un concepto mucho
más amplio que tiene que ver con cualquier forma de representación de la realidad, es
decir, la imagen se corresponde con un proceso de iconización que puede no tener un
soporte tangible. Así, se diferencian cuatro tipos fundamentales de imágenes, que van
desde las más inmateriales e intangibles hasta las más tecnificadas; estas imágenes son:
mentales, naturales, creadas y registradas.
Existen un par de características comunes que diferencian las imágenes mentales y a
las naturales, de las creadas o registradas. Estas características son la intencionalidad
comunicativa y la posibilidad de manipulación.
a) Intencionalidad comunicativa: es un rasgo propio de las imágenes creadas y
registradas, ya que las imágenes mentales y naturales carecen, en un sentido nato, de
esta intencionalidad.
b) Posibilidad de manipulación: es total en las imágenes creadas y registradas, pero
no existe, en sentido estricto, en las otras dos clases.