You are on page 1of 318
Traduccién de Aruro VizQuEZ Barnon y Mariaxo Since? VENTURS Revision de la waduccion Jost Luis HERREKON y JEROME BascuteT JEROME BASCHET La civilizacion feudal EUROPA DEL ANO MIL ALA COLONIZACION DE AMERICA = FONDO DE CULTURA ECONOMICA Primera edi, 2008 asche,tsbme "a chilzacion feuds. Europe del so mi aa clonnacén de Americ Série Raschet: pr. de Jacques Le Golf rad de Arto Voges Barn, Mariano Scher Ventra rev dela tad Ge Jose This Herrevon, ere Baschet-~ México ECE, Embeada de Franca en sic, 2009 O81 pris 23917 em— (Cale Histor) “had rain: Lacan feat De an mi 3 In colonisation de VAmeériave ISBNS2e-07 1601380 1. Civiliasciin medics 2, Historia — Baad Metis 1. Le Golf Sueques pr: Viquer Barr, Arto tr i: Sanchez Ventura, Maran, IV Herren, ese Lue Bathe, Jom fe VL uecms: Dewey 9804 1555, FEE settio ti tia con dap de anata de Faia Me, MF sinner cans dtpods iar nce ee SMe rete ketones Eee Disicn mt Fein de poriada: Capt de Saint-Lazare de Ast, primer euro el ilo x, ‘Thule original: Le elsrion fod. Be a mia celotsrin de Parr ‘Rmioaron, Pa 2008 DR 0 2008, Série Basches .R. ©2009, Fondo de CularaEeondmica Carretera Peace Ajsco 22714738 Meco, DF “Empress cia 50 9001-2000 Comoyorice edrorfontodeculeconamiencam ‘wlondodealurseenneme orm Ted (5) 5037-4079 Fou (8) S207 08 ‘Se poe a reproduc otal o parcial de sa abr, So ov ere led, sins snuencia presto dl tsar dels derecho. ISBN 976-4076-0125-0, Ienpeso on México «Printed in Mexico SUMARIO Prefacio, Jacques Le Gott 9 Agradecimientos 15 Introduccion. :Por qué interesarse en ta Europa medieval? 19 Panera panne, Formacién y auge dela cristiandad feridal 1 Génesis de la sociedad cristiana 47 IL. Orden seforial y crecimiento feudal 101 IIL. La Iglesia, institucién dominante del feudalismo 176 IV. De la Europa medieval a [2 América colonial 264 ‘SEGUNDA PARTE Esuructuras fundamentales de la sociedad medieval V. Marcos temporales de la cristiandad 323 VI. Estructuracion espacial de la sociedad feudal 364 VIE. La logica de la salvacién 403 VIIL Cuerposy alas 442 IX. El parentesco 483 X. La expansién occidental de las imagenes 521 Conclusién, El feudatismo o el singular destino de Occidente S67 Bibliografia 599 Créditos de las imagenes 621 Indice onoméstico 623 indice general 635 PREFACIO Jérome Baschet tuvo la notable idea de “estudiar la Edad Media en tierras ‘amnericanas”, lo que por una parte le permitié observar la Edad Media euro- pea con la doble distancia del tiempo y el espacio, v por la otra, esclarecer a historia de México y de América Latina, mostrando una “herencia medie- val de México", segdn una expresion —sugerente aunque corregible— de Luis Weckmann. Asi, al querer proporcionar una historia larga a sus esti diantes de Chiapas y al querer mostrarles cémo una de las principales fuen- tes de la historia de México es ia historia medieval europea, escribié una obra de gran originalidad v amplios alcances, gue renueva la historia ame: ricana y la historia europea, la primera mediante el pasado, y la segunda mediante el porveni. Por supuesto, me siento feliz de ver que Jéréme Baschet justifica, mejor de lo que yo habia podido sugerir, la concepcion de una larga Edad Me- dia que salta, 0 mejor dicho borra, Ia falsa ruptura de un siglo xvi, de un Renacimiento que seria su negacién y que la remitirfa a las tinieblas del ‘oscurantismeo, Lo mas esclarecedor es haber superade la idea de que la conquista del Nuevo Mundo surgié de tn simple apetito de riqueza o de un deseo de con- vversién de los indios, hecha posible gracias a las carabelas, y haber estable- cido que se debié al dinamismo propio del sistema feudal, que esta lejos de ser un sistema de estancamiento y es mas bien un régimen construido para cl crecimiento y el desarrollo interno y externa, alrededor de un poder se- Aorial de dominacién. De igual manera, Jérome Baschet muestra con claridad que el motor y la institucién dominance del feudalismo es la Iglesia. Por lo mismo, no re sulta para nada sorprendente que en México y en América Latina volvamos a encontrarla con su poderio absoluto, Pero esta Iglesia dinamica no es in- mivil, y evolucioné en el transcurso de Ja Edad Media europea. En el siglo xit adopto formas y estilos nuevos, en particular con las drdenes mendi- cantes, érdenes urbanizadas que mantenian nuevas relaciones con los laicos ¥ que difuuncifan los nuevos saberes de la escokistica. Se enfrento a contesta- tarios, los herejes, asf como al cuestionamiento de las “supersticiones” y de °