You are on page 1of 135
Transformando con Visión de Futuro Propuesta para la recuperación, transición y transformación de la Industria

Transformando con Visión de Futuro

Propuesta para la recuperación, transición y transformación de la Industria Eléctrica de Venezuela.

Caracas, noviembre 2018

Ing. Álvaro Yáber

transición y transformación de la Industria Eléctrica de Venezuela. Caracas, noviembre 2018 Ing. Álvaro Yáber 0

0

Tabla de Contenidos

Índice de Tablas

4

Introducción

5

Situación Actual de la Industria Eléctrica Nacional

8

DESEQUILIBRIO OFERTA - DEMANDA

9

INDISPONIBILIDAD DE LA CAPACIDAD DE GENERACIÓN

12

RESTRICCIONES OPERATIVAS

21

RESTRICCIONES DE TRANSMISIÓN

23

RESTRICCIONES EN EL SUMINISTRO DE GAS

24

RESTRICCIONES POR INDISPONIBILIDAD DE PLANTAS TERMOELÉCTRICAS

25

NIVELES DE OPERACIÓN SISTEMA ELÉCTRICO NACIONAL

26

Política Energética

29

DISPONIBILIDAD DE COMBUSTIBLES POTENCIAL DE ENERGÍAS RENOVABLES MODELO DE MERCADO ELÉCTRICO SISTEMAS DE TRANSMISIÓN Y DISTRIBUCIÓN PÉRDIDAS DE ENERGÍA SERVICIOS DE COMERCIALIZACIÓN MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA ENERGÍA ELÉCTRICA MPPEE Y CORPORACIÓN

29

30

33

34

36

38

ELÉCTRICA NACIONAL, S.A. CORPOELEC

40

SÍNTESIS

41

Evolución Marco Regulatorio del Sector Eléctrico

45

NORMAS PARA LA REGULACIÓN DEL SECTOR ELÉCTRICO – 1996

45

DECRETO CON RANGO Y FUERZA DE LEY DEL SERVICIO ELÉCTRICO (LSE) - 1999

45

REGLAMENTO GENERAL DE LA LEY DEL SERVICIO ELÉCTRICO – 2000

47

LEY ORGÁNICA DEL SERVICIO ELÉCTRICO (LOSE) - 2001

47

REGLAMENTO DE SERVICIO ELÉCTRICO 2003

49

NORMAS DE CALIDAD DEL SERVICIO DE DISTRIBUCIÓN DE ELECTRICIDAD – 2004

50

LEY ORGÁNICA DE REORGANIZACIÓN DEL SECTOR ELÉCTRICO (LORSE) – 2007

50

RESOLUCIÓN 190 MENPET 2007

52

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA ENERGÍA ELÉCTRICA (MPPEE) – 2009

53

ESTADO DE EMERGENCIA EN EL SECTOR ELÉCTRICO VENEZOLANO – 2010

54

ESTATUTOS DE CORPOELEC 2010

55

LEY ORGÁNICA DEL SISTEMA Y SERVICIO ELÉCTRICO (LOSSE) - 2010

56

ESTADO DE EMERGENCIA DEL SISTEMA Y SERVICIO ELÉCTRICO NACIONAL – 2013

61

LA COMISIÓN PRESIDENCIAL DEL ESTADO MAYOR ELÉCTRICO 2015

63

CRISIS ELÉCTRICA FENÓMENO “EL NIÑO” – 2016

64

Silencio Regulatorio y Crisis de la Industria Eléctrica Venezolana

67

CONSIDERACIONES FINALES

72

Recuperación y Transformación de la Industria Eléctrica

Venezolana

76

ESTRATEGIA

77

ASPECTOS TÉCNICOS E INSTITUCIONALES PARA LA REFORMA DEL SECTOR ENERGÉTICO

78

POLÍTICAS PÚBLICAS PARA EL SECTOR ENERGÉTICO

80

RIESGOS Y BARRERAS

81

Tendencias Sector Energético y Eléctrico

84

TENDENCIAS EN EL CONSUMO DE ENERGÍA

84

GENERACIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA

86

Tendencias Globales

88

VEHÍCULOS ELÉCTRICOS

88

ALMACENAMIENTO DE ENERGÍA – BATERÍAS

88

PANELES SOLARES

88

PLANTAS SOLARES FOTOVOLTAICAS

89

GENERACIÓN DE ELECTRICIDAD

89

El Futuro de la Industria Eléctrica

92

ELECTRIFICACIÓN

93

DESCONCENTRACIÓN

94

DIGITALIZACIÓN

95

El Sistema Eléctrico del Futuro

103

RECUPERACIÓN DE SISTEMAS Y RESTAURACIÓN DE SERVICIO

104

INTEGRACIÓN DE LOS RECURSOS DE ENERGÍA DISTRIBUIDOS DER´S

104

“Transformando con Visión de Futuro”

109

PLAN DE RECUPERACIÓN Y TRANSFORMACIÓN DE LA INDUSTRIA ELÉCTRICA VENEZOLANA -

PRETIEV

109

FASES DEL PRETIEV

110

OBJETIVOS ESTRATÉGICOS Y ACCIONES

112

Anexo 1

131

EVOLUCIÓN DE LA INDUSTRIA ELÉCTRICA VENEZOLANA

131

Bibliografia – Referencias

132

Índice de Figuras

FIGURA 1 DEMANDA MÁXIMA Y CRECIMIENTO INTERANUAL

9

FIGURA 2 DEMANDA MÁXIMA SISTEMA INTERCONECTADO NACIONAL SIN

10

FIGURA 3 DEMANDAS ESTIMADAS Y DEMANDA MÁXIMA

11

FIGURA

4

CAPACIDAD

INSTALADA

SEN 2017

12

FIGURA 5 CAPACIDAD INSTALADA POR TECNOLOGÍA

13

FIGURA 6 "VENEZOLANOS NO VIERON LUZ EN 2017"

14

FIGURA 7 DISTRIBUCIÓN DEMANDA MÁXIMA 2013

15

FIGURA 8 ENERGÍA BRUTA GENERADA

16

FIGURA 9 CENTRALES HIDROELÉCTRICAS CUENCA BAJO CARONÍ

17

FIGURA

10

COTAS MÍNIMAS EMBALSE GURI

18

FIGURA 11 CAPACIDAD DE GENERACIÓN DISPONIBLE E INDISPONIBLE

19

FIGURA 12 CAPACIDAD INSTALADA - DEMANDA MÁXIMA - CAPACIDAD DISPONIBLE

20

FIGURA 13 SISTEMA INTERCONECTADO NACIONAL

22

FIGURA 14 NIVELES MÁXIMOS DE EXPORTACIÓN DE ENERGÍA GUAYANA - REGIÓN NOROCCIDENTAL

26

FIGURA 15 NIVELES DE OPERACIÓN SISTEMA INTERCONECTADO NACIONAL SIN

27

FIGURA 16 POTENCIAL ENERGÍAS RENOVABLES VENEZUELA

30

FIGURA 17 MAPAS SOLARES VENEZUELA

31

FIGURA 18 VENEZUELA POTENCIAL SOLAR - EÓLICO - GEOTÉRMICO

32

FIGURA 19 PÉRDIDAS DE ENERGÍA

37

FIGURA 20 ENERGÍA GENERADA Y ENERGÍA NO FACTURADA

38

FIGURA 21 SITUACIÓN ACTUAL INDUSTRIA ELÉCTRICA

43

FIGURA 22 EVOLUCIÓN MARCO REGULATORIO SECTOR ELÉCTRICO 1999 – 2018

48

FIGURA 23 ESTRUCTURA INDUSTRIA ELÉCTRICA VENEZOLANA

60

FIGURA 24 COTAS EMBALSE DE GURI 2015 - 2016

65

FIGURA 25 PROCESO DE TRANSFORMACIÓN DE LA INDUSTRIA ELÉCTRICA NACIONAL 77

FIGURA 26 ESTRATEGIAS DE CAMBIO INDUSTRIA ELÉCTRICA

78

FIGURA 27 DEMANDA ENERGÉTICA MUNDIAL - 2015

85

FIGURA 28 DEMANDA ENERGÉTICA MUNDIAL - 2050

85

FIGURA 29 GENERACIÓN DE ELECTRICIDAD - GLOBAL

86

FIGURA 30 GENERACIÓN DE ELECTRICIDAD - GLOBAL

87

FIGURA 31 MODELO FUTURO DE DEMANDA Y GENERACIÓN

90

FIGURA 32 TENDENCIAS TRANSFORMACIÓN DE LA INDUSTRIA ELÉCTRICA

92

FIGURA

33

DESCONCENTRACIÓN

95

FIGURA 34 FUTURO SISTEMA ENERGÉTICO

98

FIGURA 35 USUARIOS EN EL FUTURO SISTEMA ENERGÉTICO - PROUSUARIOS

99

FIGURA 36 USUARIOS FUTURO SISTEMA ENERGÉTICO – DIGITALIZACIÓN

100

FIGURA

37

MARCO ESTRATÉGICO

101

FIGURA 38 SISTEMA ELÉCTRICO - TENDENCIAS GLOBALES

106

FIGURA 39 MODELO DE INDUSTRIA ELÉCTRICA

109

FIGURA 40 FASES DEL PRETIEV

111

FIGURA 41 ORGANIZACIÓN PARA LA TRANSICIÓN

113

Índice de Tablas

TABLA 1 CRECIMIENTO PROMEDIO DE LA DEMANDA

11

TABLA 2 DEMANDA ESTIMADA Y DEMANDA REAL MW

15

TABLA 3 CAPACIDAD INSTALADA BAJO CARONÍ

17

TABLA 4 CAPACIDAD DE GENERACIÓN INSTALADA Y DISPONIBLE - 2017

20

TABLA 5 SISTEMA NACIONAL DE DISTRIBUCIÓN 2013

23

TABLA 6 EMPRESAS ELÉCTRICAS Y ÁREAS DE NEGOCIO AÑO 2003

51

TABLA 7 EMPRESAS ELÉCTRICAS Y ÁREAS DE NEGOCIO 2007

51

TABLA 8 REGIONES OPERATIVAS CORPOELEC

52

TABLA

9

RESPONSABILIDADES OPERATIVAS - DISTRIBUCIÓN

53

TABLA 10 RESULTADOS PLAN DE LOS 100 DÍAS PARA EL SECTOR ELÉCTRICO NACIONAL

63

TABLA 11 CRONOLOGÍA DE REFORMAS

68

Introducción

Modificar el “status quo” será una responsabilidad inevitable de quienes aspiren

a conducir Venezuela en ocasión de un cambio político. Asumir el liderazgo de

los cambios necesarios para conducir el país por la senda del crecimiento y el

bienestar social representa un desafío político y económico mayúsculo. Este esfuerzo requerirá, entre otras cosas, consensos sociales, acompañamiento,

convicción y acuerdos políticos, comprensión, racionalidad, conocimiento tiempo

y

fuertes inversiones precedidas de una exitosa reestructuración de la deuda de

la

nación.

Resulta imposible superar el reto planteado si no se toma conciencia del rol central que tiene la Planificación Energética Estratégica en la búsqueda de la mezcla energética óptima que requerirá el país tomando en cuenta los recursos energéticos, humanos, tecnológicos y financieros disponibles. Venezuela debe reconstruirse y reinventarse mirando hacia el futuro, es decir, hacia el siglo XXI y dejar atrás el pasado. Resulta imprescindible que seamos ambiciosos en el planteamiento de nuestros objetivos de recuperación.

Desde el punto de vista energético el mundo está ingresando en la era post- carbónica dejando atrás las tecnologías basadas en el uso del carbón a favor del gas natural y las fuentes de energía renovables en infraestructuras de redes inteligentes.

La infraestructura energética requerirá una plataforma tecnológica nueva y poderosa que permita el desarrollo integrado denominado “Internet de las Cosas” que supone una infraestructura inteligente que conectará equipos, fábricas, viviendas y vehículos.

Se estima que la “internet de la energía” permitirá incrementar el uso eficiente en al menos un 20% y en consecuencia disminuir las inversiones en potencia en un 20% (Peak Shaving).

Esta nueva plataforma tecnológica comunicación – energía, que conforma la infraestructura de la revolución inteligente actual es la que permitirá la reducción del uso de las energías fósiles y tecnologías asociadas y potenciará un aumento de productividad espectacular que conducirá a nuevos modelos económicos y energéticos determinando un cambio importante en la forma de vida de la gente. Este es el horizonte de transformación y dirección estratégica del siglo XXI con el que deben alinearse las soluciones de la crisis.

En este esfuerzo resulta necesaria la búsqueda de socios tecnológicos que aporten su experiencia y conocimiento específico en tecnologías no convencionales y el capital necesario para poner en valor nuestros recursos. Un vigoroso programa de desarrollo de energías limpias contribuirá a la diversificación de nuestra matriz energética.

Las redes inteligentes son capaces de gestionar esta internet de la energía con múltiples usuarios pagando el balance entre lo que toman y entregan a precios diferenciales de electricidad, según esquemas de tarifas con franjas horarias y estacionales.

Estos conceptos deben guiar los criterios para reconstruir la Industria Eléctrica Venezolana en términos de potencia instalada, tecnologías de generación, redes de transporte y sistemas de distribución de electricidad así como la concepción y diseño de la Industria Eléctrica y los Servicios Públicos.

Las tendencias indican que en unos 25 años la mayor parte de la energía de la economía mundial será de bajo costo y esto ya es una realidad para millones de personas que han instalado micro centrales eléctricas y generan con energía

solar o eólica a costo casi cero. No resulta inoportuno mencionar el caso de la Industria Eléctrica Alemana que el día 08 de mayo de 2016 logró suplir con sus plantas de energía alternativas el 87,6% de la demanda y el día de año nuevo de 2018 e país entero se abasteció con energía 100% renovable durante unas horas de la madrugada. En ambos casos, el mercado mayorista de electricidad marcó precios negavatios, ocasionado que muchas centrales de generación convencionales tuviesen que pagar por generar electricidad.

Gracias a la indefinición o silencio en materia regulatoria así como por la aplicación de políticas orientadas a la implantación de un modelo de sector eléctrico inviable, la Industria Eléctrica Venezolana está envuelta en una crisis extendida y un rezago de mas de 35 años respecto a las tendencias globales del sector que ha traído como consecuencia que hoy día ni siquiera cuente con un sector eléctrico con estructura de mercado.

En virtud de lo anterior cualquier esfuerzo de recuperación y transformación de la industria eléctrica venezolana debe incorporar la visión de futuro de la industria eléctrica a nivel global tomando en cuenta las tendencias mundiales tanto en el sector eléctrico como en los mercados de energía.

Situación Actual de la Industria Eléctrica Nacional

En las últimas dos décadas 1998 – 2018 son tres los períodos fundamentales por los que ha transitado la Industria Eléctrica Nacional:

La indefinición regulatoria 1999 – 2007

La reorganización y estatización de la Industria Eléctrica Nacional – 2007

La instauración del “modelo de gestión socialista” con la aprobación de la Ley Orgánica del Sistema y Servicio Eléctrico (LOSSE) – 2010

La falta de compromiso político para la transformación de la industria Eléctrica planteada en 1999 y la adopción de políticas erradas a partir de 2007, han conducido a la Industria Eléctrica Nacional a una crisis sin precedente en la historia del servicio eléctrico en Venezuela.

El Sector Eléctrico Nacional, el Sistema Interconectado SIN y el servicio eléctrico están inmersos en la inviabilidad económica y financiera, la gestión ineficiente e ineficaz, los desequilibrios, el retraso tecnológico, el aislamiento y rezago sectorial, el deterioro sostenido, la opacidad informativa, la falta de planificación, la desprofesionalización, la burocracia y la corrupción. Adicionalmente, la ausencia de una política energética integral y coherente, ha impedido que Venezuela aproveche adecuadamente su extenso potencial de energías primarias para la producción eficiente y sostenible de energía eléctrica.

El estado del Sistema Eléctrico Nacional es de absoluta precariedad, caracterizado por el racionamiento continuo así como por la alta frecuencia y duración de las interrupciones del servicio. Ante la imposibilidad de acceder y disfrutar de un servicio eléctrico continuo, confiable y seguro la sociedad venezolana ha visto mermada su calidad de vida y el país ve comprometido su desarrollo económico y social por la falta de energía.

Desequilibrio Oferta - Demanda

El rasgo mas resaltante de la situación actual que atraviesa la Industria Eléctrica Nacional es el desequilibrio oferta – demanda que se traduce en la incapacidad del Sistema Eléctrico Nacional de satisfacer la demanda actual y futura de energía eléctrica e inducen al inevitable y continuo racionamiento de grandes bloques de energía.

Un análisis de la evolución de la demanda eléctrica del país muestra que en el período 1998 – 2006 se registró un crecimiento sostenido de la misma que promedio un 4,4%.

Figura 1 Demanda Máxima y Crecimiento Interanual

un 4,4%. Figura 1 Demanda Máxima y Crecimiento Interanual Figura 2 Fuente: Anuario Estadístico del Sistema

Figura 2

Fuente: Anuario Estadístico del Sistema Eléctrico Venezolano 2014 MPPEE - Ing. José Aguilar y Guevara

En el siguiente período comprendido entre 2007 - 2013 se observa un promedio de crecimiento interanual de la demanda de 2,4% con dos años en los cuales se observa un decrecimiento el 2007 y el 2010.

Para el año 2013, se registra la demanda de energía eléctrica histórica mas alta en el Sistema Eléctrico Nacional que ascendió a 18.696 MW. Producto de la recesión económica, la crisis eléctrica registrada en el año 2016, los racionamientos de energía y la disminución de la actividad industrial y comercial, el periodo 2014 – 2018 se caracteriza por una disminución sostenida de la demanda que promedia el -5,5% interanual. Para el año en curso, se estima una demanda máxima de 13.900 MW lo cual marca un retroceso que nos lleva a los niveles registrados en el año 2004.

Figura 3 Demanda Máxima Sistema Interconectado Nacional SIN

Figura 3 Demanda Máxima Sistema Interconectado Nacional SIN Fuente: Anuario Estadístico del Sistema Eléctrico Vene

Fuente: Anuario Estadístico del Sistema Eléctrico Venezolano 2014 MPPEE - Ing. José Aguilar y Guevara

En los últimos veintiocho años, 1990 a 2018, se ha experimentado un crecimiento promedio de la demanda de 2,2% interanual y si descontamos de ese período el comprendido entre el año 2013 y 2018 ese promedio asciende a

3,9%.

En términos de ritmo de crecimiento de la demanda, en los últimos años no se

ha registrado un crecimiento desmesurado de la misma, que pueda justificar el

constante racionamiento de energía eléctrica que hoy experimentan los usuarios.

Tabla 1 Crecimiento Promedio de la Demanda

Crecimiento Promedio de la Demanda

Periodo

Porcentaje

1990

– 1995

4,5%

1996

– 2001

3,7%

2002

– 2007

3,8%

2008

- 2013

3,2%

2013

- 2018

-5,5%

Fuente: Anuario Estadístico del Sistema Eléctrico Venezolano 2014 – Elaboración propia.

Tanto el Plan de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional PDSEN 2004 – 2025

como el Plan de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional PDSEN 2013 – 2019

contienen estimaciones de demanda que están muy cerca y en todo caso

superan las registradas en los años contemplados en los mencionados planes.

Figura 4 Demandas Estimadas y Demanda Máxima

en los mencionados planes. Figura 4 Demandas Estimadas y Demanda Máxima Fuente: PDSEN 2004-2025 – PDSEN

Fuente: PDSEN 2004-2025 – PDSEN 2013-2019

Entre los años 2005 y 2013 el comportamiento de la demanda se ajustó a lo estimado en escenario bajo de demanda del PDSEN 2004 – 2025. A partir del 2013, la demanda ha experimentado una tendencia a la baja y los valores registrado están muy por debajo de los pronosticados en cualquiera de los escenarios evaluados.

Es el caso entonces, que ni el ritmo de crecimiento de la demanda de energía ni los valores registrados año tras año han estado fuera de lo estimado en la actividad de planificación del sistema eléctrico nacional.

Indisponibilidad de la Capacidad de Generación

La capacidad instalada de generación para el año 2017 asciende a 36.561 MW de los cuales un 46% corresponde a plantas hidráulicas y un 54% a plantas térmicas, es decir, en generación térmica instalada hay 2.646 MW (16%) mas que la instalada con tecnología hidráulica.

Figura 5 Capacidad Instalada SEN 2017

instalada hay 2.646 MW (16%) mas que la instalada con tecnología hidráulica. Figura 5 Capacidad Instalada

Si tomamos en cuanta el tipo de tecnología que utilizan las plantas de generación instaladas, en el Sistema Eléctrico Nacional, observamos la prevalencia de las plantas de generación de tecnología hidráulica con un 16.905 MW 46%, seguida de las plantas Turbogas 11.375 MW (31%) y de Vapor 4.856 MW (14%). Estas tres tecnologías representan el 96% de la capacidad de generación del país.

Figura 6 Capacidad Instalada por Tecnología

del país. Figura 6 Capacidad Instalada por Tecnología Es importante destacar la ínfima par ticipación de

Es importante destacar la ínfima participación de plantas de generación con base a fuentes de energía renovables distintas al agua. De hecho solo se cuenta con un pequeño parque de generación eólico que representa tan solo un 0,3% de la capacidad de generación instalada.

La demanda máxima registrada en el año 2017 fue de 14.000 MW y si sumamos a esta cantidad un 30% de reserva, que es lo recomendable para los Sistemas Eléctricos, esa cantidad asciende a 18.200 MW. Si la capacidad instalada para 2017 es de 36.561 MW se supone que, teóricamente, hay suficiente holgura pare servir la demanda y mantener capacidad de reserva.

Los venezolanos vivieron el año “mas oscuro” en 2017. A pesar de la tendencia decreciente de la demanda eléctrica desde el año 2013, el Sistema Eléctrico Nacional está incapacitado de servir la demanda del país especialmente en las horas pico del sistema. Los racionamientos son continuos especialmente en la región occidental del país y las fallas, interrupciones y averías son frecuentes y cada vez mas duraderas. Los ciudadanos pasan hasta mas de 12 horas sin servicio de electricidad y la constante subida y bajada de la tensión daña los equipos electrodomésticos y dificultan la preservación de los alimentos.

Figura 7 "Venezolanos No Vieron Luz en 2017"

“Venezolanos no Vieron Luz en 2017” Fuente: 2001.com.ve - Martes, 27 de diciembre 2017
“Venezolanos no Vieron Luz en 2017”
Fuente: 2001.com.ve - Martes, 27 de diciembre 2017

La situación se ha venido agravando en el año 2018 y de acuerdo al “Comité de Afectados por los Apagones” hasta Junio de este año se han registrado mas de 16.210 fallas en todo el país, siendo el Zulia uno de los estados mas afectados donde se han presentado el 40% de las mismas. La demanda de energía eléctrica en Venezuela no es excesiva. De acuerdo a los pronósticos realizados en el PDSEN 2005 – 20024 y el PDSEN 2013 – 2019, para el año 2018 la demanda mínima esperada era de 21.737 MW y la demanda

real registrada es de 13.900 MW, es decir 7.837 MW o 36% menos de lo

esperado. Si la demanda fuera excesiva Venezuela sería un país de más de

24.000 MW de demanda máxima de acuerdo a lo pronosticado en el PDSEN

2013 – 2019.

Tabla 2 Demanda Estimada y Demanda Real MW

 

Demanda Estimada y Demanda Real MW

Año

PDSEN 2004 - 2025

PDSEN 2013 - 2019

Demanda Real

Bajo

Alto

2013

18.465

21.578

19.412

18.696

2014

19.059

22.510

20.253

18.545

2015

19.714

23.562

21.430

18.129

2016

20.339

24.537

22.537

16.967

2017

21.007

25.592

23.496

14.000

2018

21.737

26.745

24.068

13.900

Históricamente, la demanda mas alta que se ha registrado en el Sistema

Interconectado Nacional se presentó el 15 de Mayo de 2013 y ascendió a 18.696

MW la cual no fue servida en su totalidad.

Figura 8 Distribución Demanda Máxima 2013

de 2013 y ascendió a 18.696 MW la cual no fue servida en su totalidad. Figura

Tomando en cuenta los pronósticos de demanda, para el año 2017 el consumo en Venezuela debería estar por encima de los 150.000 GWh anuales. En contraste los consumos reales registrados no superan los 130.000 GWh, de manera que tampoco el problema es de consumo de energía.

Como se comentó anteriormente, para el año 2017 la capacidad instalada de generación asciende a 36.561 MW de los cuales un 54% corresponden plantas térmicas y el resto, 46% a plantas hidráulicas. No podemos hablar entonces de una dependencia teórica importante del parque de generación hidráulico. Sin embargo, cuando se revisa la cantidad de energía generada y entregada al Sistema Eléctrico Nacional, aquella producida por las plantas de tecnología hidráulica supera a la generada por el parque térmico llegando a representar hasta mas de un 60%. Esta tendencia se mantiene en el año 2018 debido al alto porcentaje de indisponibilidad del parque térmico.

Figura 9 Energía Bruta Generada

en el año 2018 debido al alto porcentaje de indisponibilidad del parque térmico. Figura 9 Energía

Las instalaciones hidroeléctricas ubicadas en el bajo Caroní comprenden las

planta de generación Guri, Tocoma, Caruachi y Macagua que se ubican entre los

270 y 54,50 metros sobre el nivel del mar.

Figura No. 9

Figura 10 Centrales Hidroeléctricas Cuenca Bajo Caroní

9 Figura 10 Centrales Hidroeléctricas Cuenca Bajo Caroní La capacidad nominal de generación hidroe léctrica

La capacidad nominal de generación hidroeléctrica instalada en esta zona del

país asciende a 17.670.

Tabla 3 Capacidad Instalada Bajo Caroní

Capacidad Instalada Bajo Caroní

Central

Capacidad Instalada MW

Guri

10.000

Tocoma

2.250

Caruachi

2.280

Macagua

3.140

Total

17.670

El Sistema Interconectado Nacional cuenta con mas capacidad térmica instalada que hidroeléctrica, sin embargo, por su baja disponibilidad, las plantas de generación térmica no son capaces de apoyar a las instalaciones hidroeléctricas tanto del bajo Caroní como de Los Andes especialmente en la provisión de la energía demandada y en tiempos de sequía.

La alta indisponibilidad del parque de generación térmica e hidráulica instalada, explica las emergencias que se han presentado en el Sistema Eléctrico Nacional en los años de baja hidrología y especialmente en aquellos donde se ha manifestado el fenómeno de “El Niño”. En este aspecto, destacan las graves crisis, declaradas por el Gobierno Nacional, sucedidas en los años 2010, 2013 y 2016.

Figura 11 Cotas Mínimas Embalse Guri

2010, 2013 y 2016. Figura 11 Cotas Mínimas Embalse Guri La gran diferencia entre la capacidad

La gran diferencia entre la capacidad de generación instalada y la capacidad disponible producto de obsolescencia, tecnología inadecuada e ineficiente, falta de mantenimiento, proyectos inconclusos y gestión inadecuada se ha venido agravando en los últimos años.

En el período 2009 – 2017 la indisponibilidad del parque de generación del país se ha duplicado y pasó del 30% a niveles que en 2017 superan el 60% de la capacidad de generación total instalada en el país. De hecho, de los 36.561 MW capacidad instalada en 2017 solo están operativos unos 13.799 que representan el 38%.

Figura 12 Capacidad de Generación Disponible e Indisponible

12 Capacidad de Gener ación Disponible e Indisponible La situación mas crítica se presenta en el

La situación mas crítica se presenta en el parque de generación térmica, que siendo clave para alimentar la demanda en las zonas del país mas alejadas del bajo Caroní, presenta una indisponibilidad que asciende al 78% en el año 2017.

Las consecuencias de esta baja indisponibilidad del parque de generación instalado, conjuntamente con las restricciones en los sistemas de transmisión y distribución ha devenido en un racionamiento continuo que se estima supera los 2.000 MW, apagones, fallas y en otros problemas asociados a la operación del sistema fuera de los límites de seguridad, entre otras cosas por sobrecarga de las líneas de transmisión.

Tabla 4 Capacidad de Generación Instalada y Disponible - 2017

Capacidad de Generación Instalada y Disponible - 2017

 

Generación

Capacidad Instalada MW

Disponible

Indisponible

Tipo

MW

%

MW

%

Térmica

19.551

4.290

22

15.261

78

Hidráulica

16.905

9.500

56

7.405

44

Aisladas

105

9

9

96

91

Total

36.561

13.799

38

22.762

62

De acuerdo a la información disponible, al menos desde el año 2009, la capacidad de generación disponible es superada por la demanda máxima.

Figura 13 Capacidad Instalada - Demanda Máxima - Capacidad Disponible

Capacidad Instalada - Demanda Máxima - Capacidad Disponible A pesar de la disminución sostenida de la

A pesar de la disminución sostenida de la demanda a partir del año 2013, la situación lejos de mejorar, ha continuado en franco deterioro pues la tendencia

creciente

de

la

indisponibilidad

del

parque

de

generación

no

ha

logrado

revertirse.

Por criterios de confiabilidad en el manejo de Sistemas Eléctricos es necesario que el Sistema Interconectado Nacional cuente con una capacidad de reserva de al menos un 30% por encima de la demanda. Esto quiere decir que hoy, tomando en cuenta la demanda real, la capacidad instalada disponible debería estar por el orden de los 18.200 MW .

Si consideramos la demanda estimada en el escenario bajo del PDSEN 2004 – 2015 para el año 2018 (21.737 MW) entonces el país debería contar con al menos 28.000 MW de capacidad de generación disponible. El déficit operativo en generación está entonces en el orden de los 4.400 MW considerando la situación actual de la demanda y de los 14.200 MW si la economía y el desarrollo del país no se encontraran ralentizados.

Restricciones Operativas

La red troncal de transmisión del Sistema Interconectado Nacional está compuesto por líneas cuyos voltajes de operación están entre los 69 kV y los 765 kV.

La longitud total de las líneas de transmisión del Sistema Eléctrico Nacional es de 30.761 km, el número de subestaciones asciende a 468 donde está instalados 1.187 transformadores de potencia cuya capacidad de transformación asciende a 84.607 MVA.

Tabla 5 Sistema Nacional de Transmisión 2013

Sistema Nacional de Transmisión 2013

Indicador

Unidad

 

Nivel de Tensión (kV)

 

Total

765

400

230

138

115

69

<69

Longitud de Líneas

km

2,247

4,434

7,739

1,100

13,561

1,081

599

30,761

Número de Subestaciones

No.

7

18

56

43

260

62

22

468

Número de Transformadores

No.

14

46

136

77

678

158

78

1,187

Capacidad de Transformación Instalada

MVA

17,500

18,026

19,792

3,735

20,142

4,666

746

84,607

Las líneas de 765 kV y 400 kV constituyen la red troncal que transporta los grandes bloques de energía generados en las plantas hidráulicas del bajo Caroní hasta los centros de consumo ubicados en la región centro, occidental y oriental del país donde se encuentran distribuidas las plantas de generación que constituyen el parque térmico instalado en el país así como algunas plantas hidráulicas de pequeña capacidad ubicadas en la región occidental, específicamente en los estados Barinas, Mérida y Táchira

Figura 14 Sistema Interconectado Nacional

Sistema Interconectado Nacional
Sistema Interconectado Nacional

El Sistema Interconectado Nacional cuenta con interconexiones con Colombia y Brasil las cuales se usan básicamente en condiciones de emergencia. Como el

Sistema Eléctrico Venezolano no ha implementado el modelo de mercado y el desarrollo de interconexiones con otros sistemas nacionales se ve restringido.

A nivel del sistema de distribución, el Sistema Eléctrico Nacional cuenta con 129.668 km de líneas, 368 subestaciones y 652 transformadores que suman una capacidad de transformación de 4.939 MVA.

Tabla 5 Sistema Nacional de Distribución 2013

Sistema Nacional de Distribución 2013

Indicador

Indicador

Unidad

Unidad

Nivel de Tensión (kV)

< 34,5 kV

Longitud de Líneas

km

129,668

Número de Subestaciones

No.

368

Número de Transformadores

No.

652

Capacidad de Transformación Instalada

MVA

4,939

Uno de los factores que mas limita la optimización del Sistema Interconectado Nacional SIN y que genera distorsiones en el uso del parque de generación es el conjuntos de restricciones que afectan al Sistema eléctrico:

Restricciones de Transmisión

Restricciones en el Suministro de Gas

Restricciones en la Disponibilidad de las Plantas Termoeléctricas

Restricciones en la Disponibilidad de las Plantas Hidroeléctricas

Restricciones en los Sistemas de Distribución

Restricciones de Transmisión

En el Sistema Interconectado Nacional existe un nodo de congestión hacia el sector occidental del país pues cuando no está disponible la línea de 765 kV y se presentan racionamientos de energía especialmente en horas pico de demanda.

En tiempos pasados Caracas, la Isla de Margarita y Guayana no se veían afectadas por este tipo de situaciones.

Los problemas asociados a las restricciones de transmisión afectan la confiabilidad del servicio y ocasionan racionamientos cuando la indisponibilidad de las plantas termoeléctricas no permiten contrarrestar el efecto de las fallas en las interconexiones. Las restricciones de transmisión también afectan y modifican la mezcla hidro - termo de generación que dista mucho de ser óptima.

En el Sistema Interconectado Nacional las unidades turbo – gas se han estado utilizando como unidades base, dadas las necesidades de generación de las áreas donde se encuentran ubicadas especialmente en el Norte y Occidente del país. Lo ideal sería utilizar este tipo de plantas como unidades punta para servir la demanda en horas pico del sistema. Esta situación obedece principalmente a la falta de mantenimiento de las instalaciones, operación inadecuada del parque de generación y retrasos en los programas y proyectos de inversión.

Restricciones en el suministro de Gas

La crisis que embarga a la industria petrolera del país ha conducido al estancamiento de la producción de gas a nivel nacional. Como la obtención de gas está asociada a la producción de petróleo el volumen disponible varía en relación directa con las fluctuaciones de la producción y el mercado de petróleo.

La disponibilidad de gas para la industria eléctrica ha sido determinada por los intereses del sector petrolero, que ha usado gran cantidad de gas para reinyección de pozos pagándolo a un precio ficticio de transferencia interna.

El suministro de gas ha sido cuantitativamente reducido y poco seguro por la continua incertidumbre en torno al volumen de producción disponible, la presión de suministro y la infraestructura de transporte así como por la imposibilidad de firmar contratos de largo plazo. En otras palabras, no existe una política definida

y confiable de suministro de combustibles, especialmente de gas natural, para el sector eléctrico nacional.

Hoy día la industria petrolera no está en condiciones de dar garantías de suministro de gas natural, a pesar de la supuesta abundancia de las reservas probadas.

El reducido suministro de gas y otros combustibles para la generación de energía eléctrica también influye en los racionamientos, restricciones de suministro y falta de garantía de prestación de servicio por parte del proveedor de servicio eléctrico: CORPOELEC.

Restricciones por Indisponibilidad de Plantas Termoeléctricas

Especialmente en períodos de baja hidrología o sequía lo mas importante es ahorrar el agua y darle prioridad a las generación térmica. Son momentos en los cuales el valor del agua es muy alto y esto tendría que reflejarse en su precio. Hasta ahora en Venezuela no se ha usado el precio del agua como instrumento para reducir la generación hidroeléctrica. En el pasado, antes de la estatización del la industria eléctrica nacional, existía una reglamentación que establecía condiciones específicas para la función de despacho de energía.

Las restricciones relacionadas con el sistema de transmisión, indisponibilidad de plantas de generación termoeléctrica y suministro de gas y otros combustibles, dificultan el ajuste del despacho de energía a un modelo de generación óptimo. Constituyen además, factores estructurales de gran peso y de difícil solución a ser superados para garantizar el funcionamiento de un futuro modelo de mercado mayorista.

Niveles de Operación Sistema Eléctrico Nacional

Basados en la capacidad técnica del Sistema de Transmisión para transportar grandes bloque de potencia desde el bajo Caroní en la región de Guayana, donde se encuentran las grandes plantas de generación hidráulica, hasta la región Occidental y Norte del país, podemos establecer los niveles de operación y riesgos operativos del Sistema Eléctrico Nacional.

Figura 15 Niveles Máximos de Exportación de Energía Guayana - Región Noroccidental

Niveles Máximos de Exportación de Potencia Guayana – Región Norte y Occidental Demanda 88% Mas
Niveles Máximos de Exportación de Potencia
Guayana – Región Norte y Occidental
Demanda
88%
Mas de
8.000 MW
Entre
7.200 y 8.000 MW
Hasta
7.200 MW
Demanda
12%

Un análisis de la distribución geográfica de la demanda del país arroja que en la

región de Guayana se ubica tan solo un 12% de la misma y el restante 88% en

la regiones andina, centro y norte costera.

Las autoridades responsables del despacho de energía en el Sistema

Interconectado Nacional han definido tres niveles de operación con base en la

capacidad de transporte de la red troncal de transmisión: nivel seguro, nivel de

alerta y nivel de emergencia.

Figura 16 Niveles de Operación Sistema Interconectado Nacional SIN

Nivel • Hasta 7.200 MW Seguro • Se puede soportar la falla de cualquier equipo
Nivel
• Hasta 7.200 MW
Seguro
• Se puede soportar la falla de cualquier
equipo del sistema sin pérdida de carga.
• Entre 7.200 y 8.000 MW
Nivel
Alerta
• Fallas en equipos de transmisión o
generación producen pérdidas de carga y
eventualmente la caída del Sistema
Eléctrico Nacional
• Mas de 8.000 MW
Nivel
Emergencia
• Fallas en las líneas de transmisión de 765
kV pueden ocasionar colapso del Sistema
Eléctrico Nacional

Desde el año 2013, en el cual se registró la demanda de energía eléctrica

histórica mas elevada, hasta el 2018 se ha contraído la demanda de energía

eléctrica en mas de 5.000 MW como producto de la recesión económica, el

fenómeno migratorio y la consecuente disminución de la actividad económica y

comercial. Sin embargo, la indisponibilidad del parque de generación así como la falta de inversión y mantenimiento en los sistemas de transmisión y distribución crea serias restricciones operativas en el Sistema Eléctrico Nacional. La consecuencia es que diariamente, CORPOELEC y el MPPEE, realizan un despacho de energía violando los límites de seguridad del Sistema Interconectado Nacional a nivel de transmisión. Esta práctica riesgosa conduce al Sistema Eléctrico Nacional a una condición de contingencia operativa tal que, en caso de presentarse una falla, se puede producir el colapso del sistema con la pérdida de grandes bloques de carga que terminan afectando la provisión del servicio eléctrico. Sin otra opción disponible, se ha recurrido a los continuos racionamientos de grandes bloques de potencia, especialmente en las horas pico del sistema, sin embargo, la cantidad de fallas y apagones, que han afectado hasta veinte estados del país, son cada vez mas frecuentes y duraderos.

Política Energética

La falta de una política energética planificada, coherente oportuna e integrada no ha permitido satisfacer las necesidades de la industria eléctrica venezolana en lo concerniente a:

Disponibilidad de combustibles para generación.

Aprovechamiento del potencial de energías renovables.

Establecimiento de un modelo de mercado eléctrico.

Disponibilidad de Combustibles

En el Plan de Expansión del Sistema Eléctrico Nacional 2013 – 2019, se establecieron dos escenarios para la estimación de las necesidades de combustibles para generación. El primero consideraba que no habría restricciones para el suministro de gas y el segundo que la industria petrolera no podría atender las necesidades de demanda de gas de la industria eléctrica. Las estimaciones realizadas para el año horizonte de planificación (2019) arrojaron un consumo de gas para el parque de generación térmica en valores comprendidos entre 1.195 y 1.950 millones de pies cúbicos diarios. Igualmente, en el caso del Fuel Oil, se pronosticó un consumo de ese combustible en el rango de 11.000 y 76.000 BEPD (barriles equivalentes de petróleo diario).

En el presente, a pesar de la alta indisponibilidad del parque de generación térmica, uno de los problemas principales para su operación lo constituye la falta de combustibles para alimentar las plantas y de la infraestructura necesaria para llevarlos hasta ellas. Esta situación, ha conducido al inadecuado uso del diesel en plantas de turbo generación, que realmente no están diseñadas para operar de forma continua con ese combustible, lo cual ha ocasionado su deterioro, salida de operación así como alta frecuencia y costos de mantenimiento por el mayor poder calórico de ese combustible y su poca calidad.

La Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica y Mecánica – AVIEM ha estimado que para lograr reactivar y poner en operación unos 11.316 MW de generación térmica, en un lapso de 5 a 6 años, se requerirán 2.559 mmpc/d (millones de pies cúbicos de gas diarios) y 45.135 b/d (barriles diarios) de Fuel – Oil.

Potencial de Energías Renovables

En cuanto al aprovechamiento del potencial de energías renovables se ha

estimado que Venezuela tiene un potencial de energías renovables del orden de

450

millones de TPE (toneladas de petróleo equivalentes) equiparables a unos

878

TWh/año (Teravatios hora por año). Esta cantidad de energía representa 6,6

veces la energía generada en el año 2013 (133 TWh).

Figura 17 Potencial Energías Renovables Venezuela

TWh). Figura 17 Potencial Energías Renovables Venezuela De los 450 millones de TPE, 70 (15%) corresponde

De los 450 millones de TPE, 70 (15%) corresponde a energía eólica, 94 (21%) a potencial hidráulico y 228 (51%) a energía solar.

Figura 18 Mapas Solares Venezuela

Figura 18 Mapas Solares Venezuela Fuente: © 2017 The World Bank, Solar resource data: Solargis. Las
Figura 18 Mapas Solares Venezuela Fuente: © 2017 The World Bank, Solar resource data: Solargis. Las

Fuente: © 2017 The World Bank, Solar resource data: Solargis.

Las tecnologías con base en energías renovables para la producción de energía eléctrica, que presentan mejores potenciales y perspectivas de desarrollo en Venezuela, son la eólica, las pequeñas centrales hidroeléctricas, la geotérmica, la cogeneración y especialmente la solar térmica y fotovoltaica.

Venezuela tiene una situación geográfica que le beneficia en términos del potencial solar para el desarrollo de plantas de generación solar tanto térmicas como fotovoltaicas. Adicionalmente ese potencial es mayor en la zona norte y occidental del país donde se concentran la demanda de energía eléctrica y los problemas de transmisión de potencia por restricciones en el sistema de transmisión e indisponibilidad del parque de generación térmica.

La radiación global horizontal GHI en Venezuela, que es un estimado de la cantidad de energía solar disponible para la generación de energía y otras aplicaciones energéticas, se ubica, en la mayor parte del país entre 5,6 y 6,4 kWh/m 2 diarios lo que equivale a un rango de radiación anual que varía entre

2.045

y 2.337 kWh/m 2 . En cuanto al potencial de generación con energía solar

fotovoltaica, expresado como la capacidad de generación promedio diario y

anual de 1 kWp (kilovatio pico) de capacidad conectado una red eléctrica, este se ubica entre 4,2 y 5,2 kWh/kWp diarios y en términos anuales entre 1.607 y

1.899 kWh/kWp.

En cuanto a la energía eólica se refiere, Venezuela también tiene un buen potencial en la zona norte y occidental del país. Destacan el gran potencial del estado Falcón, específicamente en la península de Paraguaná y la zona insular.

Figura No. 18 Figura 19 Venezuela Potencial Solar - Eólico - Geotérmico

Venezuela Potencial Solar – Eólico - Geotérmico
Venezuela
Potencial Solar – Eólico - Geotérmico

Para recuperar la Industria Eléctrica Venezolana debe fomentarse una política que impulse la instalación de parques de generación con energías renovables,

haciendo énfasis en las tecnologías solar y eólica, que ayuden a diversificar la matriz de generación y a estabilizar el sistema disminuyendo el impacto de las restricciones operativas en las horas de demanda pico.

Modelo de Mercado Eléctrico

Una industria eléctrica que tenga como norte el establecimiento de un modelo de mercado necesariamente debe superar las barreras que supone:

El establecimiento de mecanismos efectivos para garantizar el pago de la energía intercambiada.

No hay mercado mayorista de energía eléctrica sin garantías de pago porque no hay inversión posible en nuevas plantas de generación e infraestructura de transmisión sin la existencia de las mismas. Los inversionistas al no tener tales garantías de pago, dejan de invertir o exigen niveles de garantías y precios exorbitantes.

Incoherencia en el sistema de precios de las energías primarias

Este factor es relevante al momento de planificar la generación de electricidad con el fin de determinar el despacho óptimo de operación de las diferentes plantas. Tradicionalmente en Venezuela, los precios de los combustibles fósiles (gas, gas-oil, diesel, fuel oil, etc.) se han mantenido bajos, generando una fuerte distorsión de precios en el sector eléctrico, reduciendo artificialmente la ventaja competitiva tanto de la energía hidroeléctrica como de otras tecnologías con base en fuentes renovables y modificando el orden de mérito económico para el despacho de las plantas de generación. La situación planteada estimula a los actores del sector eléctrico a generar energía con plantas térmicas e incentiva la inversión en este tipo de tecnología. El costo de la energía hidroeléctrica, al no incorporar el costo del agua, calculado en función de la situación hidrológica, ha

sido seriamente subestimado a lo largo del tiempo.

Un mercado mayorista no puede producir los efectos esperados si no existe una coherencia en la determinación de los precios tanto del gas como de los combustibles petroleros y especialmente en el caso de Venezuela de la hidroelectricidad. Uno de los problemas mas importantes lo constituye la determinación del precio del agua. Se requiere entonces un sistema de precios energéticos coherente y económicamente adecuado que permita el establecimiento de un mercado mayorista y la promoción de la producción de energía eléctrica con fuentes renovables de relativa abundancia y con menor valor estratégico para el país.

La estrategia explícita de maximizar el uso de los recursos petroleros y la generación hidroeléctrica fracasa si se establece un sistema de precios que genera incentivos en la dirección opuesta. Finalmente, cualquier esfuerzo de reestructuración de la industria eléctrica venezolana debe tomar en cuenta que, el sistema de precios para las energías primarias tiene una estrecha relación con la estructura deseada para el sector.

Sistemas de Transmisión y Distribución

El estado actual de los sistemas de transmisión y distribución de energía eléctrica se suman al desequilibrio oferta - demanda para conformar la situación de ineficiencia e ineficacia que hoy caracteriza al Sistema Eléctrico Nacional y lo imposibilita de servir la demanda de energía eléctrica.

En el tiempo presente, los sistemas de transmisión y distribución a nivel nacional se caracterizan por:

Infraestructura en mal estado, deteriorada y en riesgo de colapso.

Subestaciones

Transformadores

Equipos de maniobra

Equipos de protección

Circuitos de transmisión y distribución

Postes

Casetas

Tanquillas

Derechos de paso de líneas transmisión y distribución

Falta de mantenimiento preventivo y correctivo en líneas y subestaciones.

Termografía

Pica y poda

Inspecciones

Pruebas

Obsolescencia: mas del 50% de las subestaciones de potencia superan los 40 años de antigüedad y mas del 75% los treinta años.

Los transformadores de potencia que trabajan en condición de sobrecarga superan el 40% y existen alrededor de 5.000 restricciones detectadas.

En la actualidad en la capital hay unos 40 transformadores fallados y usuarios con mas de 30 días sin servicio eléctrico.

Los circuitos que operan en condición de sobrecarga superan el 45%.

Sistemas de supervisión, control y protección inoperativos y en mal estado.

Indisponibilidad y obsolescencia de capacidad de transformación en subestaciones de transmisión y distribución.

Sistemas de medición con aferición vencida y sin mantenimiento.

Falta de personal y equipos para atención de reclamos y averías 24x365.

Falta de materiales y equipos en almacenes.

Indisponibilidad de partes y repuestos en el mercado nacional.

Falta de capacidad firme en subestaciones.

Mas del 75% de transformadores de distribución y circuitos de alimentación operando en condición de sobrecarga.

Abandono de la actividad de planificación e incumplimiento de los planes de expansión del sistema.

Talleres de aferición de medidores, reparación de equipos y laboratorios de pruebas inoperativos y prácticamente abandonados.

Violación de normas de distribución y transmisión tanto en instalaciones nuevas como en reparación de averías.

Centros y escuelas de formación de personal técnico cerradas.

Sistema de Alumbrado Público en mal estado, indisponible en mas de un 60% y falto de mantenimiento.

Planos de los sistemas y planos de operación desactualizados.

Instalaciones provisionales fuera de norma y en condiciones inseguras.

Políticas de operación de los sistemas de transmisión y distribución con prevalencia de criterios políticos sobre los técnicos y con carácter discriminatorio.

La situación descrita ha devenido a una condición de precariedad y deterioro tal que el Sistema Eléctrico Nacional está impedido de cumplir con sus funciones básicas y los criterios de confiabilidad y continuidad del servicio que son fundamentales para proveer un servicio eléctrico de calidad están seriamente comprometidos.

Pérdidas de Energía

Especial atención merecen las pérdidas de energía para comprender la situación actual de la Industria Eléctrica Venezolana pues es un indicador que permite revelar el nivel de eficiencia del Sistema Eléctrico así como el desempeño de la gestión comercial de la empresa operadora CORPOELEC.

Figura 20 Pérdidas de Energía

Figura 20 Pérdidas de Energía Las cifras oficiales indi can que las pérdidas de energía hasta

Las cifras oficiales indican que las pérdidas de energía hasta el año 2013 ascendían a 44.501 GWh (33.6%) y desde el 2005 se observa una tendencia sostenida al alza que promedia un aumento de 1.900 GWh anuales. Se estima que al año 2018 las pérdidas de energía supera el 40% y que la mayor proporción de las mismas entran dentro de la categoría de las pérdidas no – técnicas que son aquellas que se relacionan con la energía no registrada y facturada por deficiencias en la gestión comercial y administrativa.

En Venezuela los pliegos tarifarios generalmente reconocían en la tarifa unas pérdidas del 12% correspondientes a 8% de pérdidas técnicas y 4% de pérdidas no técnicas. Esto quiere decir que para el 2018 la Industria Eléctrica Venezolana tiene ineficiencias por resolver tanto en sus sistemas eléctricos como en su gestión comercial que asciende al menos a 28% de la energía generada.

El volumen de la energía de pérdidas es tal que para el año 2013 el 87% de la toda la energía generada a través del parque térmico termina sirviendo las pérdidas. En la actualidad, dada la indisponibilidad del parque térmico, se puede

estimar que las pérdidas de energía incluso superan la energía generada por este tipo de plantas de generación.

Figura 21 Energía Generada y Energía No Facturada

Figura 21 Energía Generada y Energía No Facturada Un reto fundamental para la Industria Eléctrica Venezolana

Un reto fundamental para la Industria Eléctrica Venezolana es, la reducción al máximo de las pérdidas de energía eléctrica por el problema que representan, tanto para la economía de los sistemas eléctricos como para la economía del país, comprometiendo la viabilidad financiera de la empresa prestadora del servicio e impidiendo la aplicación de un pliego tarifario razonable.

Servicios de Comercialización

Los servicios de comercialización son todos aquellos asociados a la gestión del ciclo comercial y la atención a los usuarios del servicio energía eléctrica. El deterioro de la infraestructura eléctrica, la carencia de personal técnico competente, la falta de recursos materiales y financieros así como las deficiencias gerenciales y administrativas conforman un panorama de gestión comercial ineficiente e ineficaz caracterizado, entre otras cosas, por:

Altísimas pérdidas de energía que superan el 40%.

Alta cantidad de usuarios ilegales y no registrados.

Incapacidad de atender solicitud de nuevas conexiones sobretodo de cargas comerciales e industriales.

Sistema de registro y medición de consumos con aferición vencida y sin mantenimiento. Escasez de medidores.

Sistema Terminales Portátiles de lectura TPL obsoleto e inoperativo.

Bajísima efectividad, calidad y control de la le lectura de medidores.

En región capital, de poco mas de 1.000.000 de usuarios solo se está realizando lectura al 6% y la facturación total está en el orden de US$

200.

Proceso de facturación de baja calidad y sin controles efectivos que conduce a un alto porcentaje de estimaciones.

Falta de impresión y envío de la factura del servicio a los usuarios.

Efectividad de recaudación y cobranza por debajo del 70% de la energía facturada.

Múltiples sistemas de gestión comercial que no se han integrado con diferentes criterios de gestión y políticas comerciales.

Rezago tarifario.

Políticas discriminatorias y politizadas de atención de requerimientos y reclamos.

Elevada cantidad de cuentas por cobrar y por pagar.

Altísima morosidad y deuda acumulada del sector público.

Infraestructura de atención deteriorada, ineficiente y sin personal capacitado.

Alta

Oficinas Comerciales

Puntos de Pago

Oficinas de Atención al Ciudadano

Centros de Contacto Telefónico

Agentes Autorizados

cantidad

de

reclamos

técnicos

y

comerciales

sin

atender,

especialmente los relacionados a daños de artefactos

electrodomésticos así como de equipos comerciales e industriales, por

baja calidad del servicio eléctrico.

Personal de incorporación de usuarios, lectura, facturación, atención

de requerimientos y reclamos, planificación comercial y administración

de sistemas comerciales sin las competencias adecuadas para las

tareas.

Ministerio del Poder Popular para la Energía Eléctrica MPPEE y Corporación Eléctrica Nacional, S.A. CORPOELEC.

La creación de la empresa estatal CORPOELEC y del MPPEE conjuntamente

con el establecimiento de un modelo del sector que establece la reserva y

dominio del estado en todas las actividades del sistema y servicio eléctrico con

un modelo de gestión socialista ha devenido en problemas estructurales en el

sector que se han traducido en:

Ingobernabilidad del sector.

Quiebra técnica y financiera. La recaudación no cubre siquiera los

requerimientos necesarios para pagar la nómina.

Dependencia de la aprobación de presupuestos adicionales para atender

las necesidades de inversión, operación y mantenimiento.

Inviabilidad económica – Alto grado de endeudamiento.

Rezago de inversiones.

Desprecio a la actividad gerencial.

Concentración excesiva de toma de decisiones en los altos funcionarios

del MPPEE.

Burocracia excesiva y nepotismo

Exceso de trabajadores en nómina (37.000) por cantidad de usuarios

(6.000.000).

Bajísima productividad del personal gerencial, técnico y administrativo.

Prevalencia de criterios políticos sobre los técnicos tanto en la operación del sistema como en la toma de decisiones y formulación de políticas.

Personal del MPPEE y de CORPOELEC desmotivado y carente de la competencias técnicas, comerciales y gerenciales requeridas.

Contratos colectivos incumplidos y vencidos.

Corrupción generalizada en lo procesos de procura, comercialización, licitaciones, contrataciones y ejecución de proyectos de inversión y mantenimiento.

Éxodo masivo de especialistas electricistas, ingenieros, gerentes y profesionales del sector eléctrico con experiencia reconocida a nivel nacional e internacional.

Pobre capacidad de ejecución.

Desde el punto de vista organizacional, técnico y administrativo la Industria Eléctrica Venezolana es incapaz de dar respuesta a los requerimientos que los actores del sector demandan para proveer y recibir un servicio eléctrico continuo, confiable y seguro. Las barreras políticas, legales, regulatorias y administrativas así como el clima organizacional negativo y corrompido que prevalece en el sector, constituyen problemas estructurales, que deben ser atendidos y resueltos para logra la recuperación de la industria.

Síntesis

La realidad actual del Sistema Eléctrico Nacional representa serios retos para las actividades de generación, despacho, transmisión, distribución y comercialización de la energía eléctrica así como para su gobernabilidad e integridad funcional si tomamos en cuenta los siguientes aspectos:

1. La capacidad instalada es de 36.561 MW pero solo están disponibles 13.799 MW (38%).

2.

La indisponibilidad de parque térmico de generación, ubicado en la parte norte del país, cerca de los grandes centros de carga, se estima en 78%.

3. El 69% de la capacidad de generación hidráulica disponible se ubican en el sur del país en la región de Guayana y en consecuencia alejadas de los grandes centros de consumo. El restante 31% se ubica en la región occidental del país en Táchira, Mérida y Barinas.

4. Mas del 60% de la energía generada generación hidráulicas.

proviene de las plantas de

5. Existes serias restricciones operativas en los sistemas de transmisión y distribución que afectan la disponibilidad del servicio eléctrico.

6. Cuando se analiza la distribución geográfica de la demanda del país encontramos que en la región de Guayana se ubica tan solo un 12% de la misma y el restante 88% en la región andina, centro y norte costera.

7. Ausencia de una política energética integrada y coherente que se traduce en:

Indisponibilidad de combustibles para generación

Barreras para el desarrollo de energías renovables

Barreras para implementación de un modelo de mercado.

8. Infraestructura de los sistemas de transmisión y distribución deterioradas, en mal estado, en riesgo de colapso, carentes de mantenimiento, con alto grado de obsolescencia y operando en condiciones de sobrecarga. Sistema de alumbrado público con mas de 60% de indisponibilidad. Necesidad de personal técnico competente de materiales y de equipos. Incapacidad de brindar atención continua 24x365.

9. Pérdidas de energía que superan el 40%

10. Servicio comercial ineficiente e ineficaz. Falla en todos los subprocesos

del ciclo comercial: incorporación de usuarios, registro, aferición de

medidores, lectura, facturación, notificación, recaudación, cobro y

atención de requerimientos y reclamos.

11. Modelo de regulación y organización de la industria que ha conducido a la

quiebra. Modelo inviable desde el punto de vista económico y financiero.

Ingobernabilidad del sector. Burocracia excesiva. Nepotismo y corrupción

generalizada. Éxodo masivo de talento humano formado en sector a nivel

nacional e internacional. Poca capacidad de ejecución.

Figura 22 Situación Actual Industria Eléctrica

Situación Actual Industria Eléctrica

Desequilibrio Oferta-Demanda Indisponibilidad Generación: 62% - Racionamiento Continuo Demanda Represada: 5.000 MW
Desequilibrio Oferta-Demanda
Indisponibilidad Generación: 62% - Racionamiento Continuo
Demanda Represada: 5.000 MW
Generación
Transmisión - Distribución
Dependencia Hidro
Ausencia Renovables
Restricciones – Fallas
Violación Límites de Seguridad
Venezuela Gestión Comercial Industria Eléctrica Ineficiente Viciada 2018 Industria Eléctrica Rezago
Venezuela
Gestión Comercial
Industria
Eléctrica
Ineficiente
Viciada
2018
Industria Eléctrica
Rezago Regulatorio: 36 años
Carencia de Planificación / Ejecución
Modelo Inviable: Técnico/Financiero
Pérdidas de Energía Técnicas – No Técnicas Superan 40%
Pérdidas de Energía
Técnicas – No Técnicas
Superan 40%
Política Energética Incoherente - Desintegrada Carencia de Combustibles
Política Energética
Incoherente - Desintegrada
Carencia de Combustibles

Tenemos entonces una Industria Eléctrica Nacional que nos presenta un

panorama de inviabilidad económica y financiera con una gestión técnica y

43

comercial ineficiente e ineficaz que afecta severamente la calidad de vida del venezolano que se ve sometido a la imposibilidad de acceder al servicio, racionamientos continuos, baja calidad y confiabilidad del servicio eléctrico, atención ineficiente y fallas cada vez mas frecuentes y duraderas que tan solo en el primer semestre del año 2018 ascendieron a 16.210.

Evolución Marco Regulatorio del Sector Eléctrico

Normas para la Regulación del Sector Eléctrico – 1996

En el transcurso de los años 1995 y 1996, el Gobierno Venezolano estuvo revisando y analizando la definición de los lineamientos institucionales, técnicos y económicos para el reordenamiento y la regulación de las actividades de la Industria Eléctrica. En noviembre de 1996 comienzan los esfuerzos de reestructuración con la publicación del Decreto No. 1.558 “Normas para la Regulación del Sector Eléctrico”, publicado en Gaceta Oficial No 36.085 el 13 de noviembre de 1996, donde se establecen las bases para el funcionamiento del Sector Eléctrico hasta tanto se dicte una Ley y mientras no exista un Ente Regulador especializado, dotado de independencia institucional y de autonomía financiera para el cumplimiento de sus funciones. Este es el instrumento de reglamentación que precedió a la primera Ley que regularía el Sector Eléctrico.

Decreto con Rango y Fuerza de Ley del Servicio Eléctrico (LSE) - 1999

El 13 de septiembre del año 1999 se publica en Gaceta Oficial No. 36.791 de la República Bolivariana de Venezuela el “Decreto con Rango y Fuerza de Ley del Servicio Eléctrico”, cuyo objeto es establecer las disposiciones que regirán el servicio eléctrico en el Territorio Nacional, constituido por las actividades de generación, transmisión, gestión del Sistema Eléctrico Nacional, distribución y comercialización de potencia y energía eléctrica, así como la actuación de los agentes que intervienen en el servicio eléctrico, en concordancia con la política energética dictada por el Ejecutivo Nacional y con el desarrollo económico y social de la Nación.

Entre los contenidos y orientaciones de la Ley vale la pena destacar:

Asegurar la protección de los derechos de los usuarios y cumplimiento de sus deberes.

Protección y conservación del medio ambiente.

Uso y aprovechamiento racional de los recursos naturales.

Sistema de sanciones dirigido a castigar el “delito eléctrico”.

Régimen de autorizaciones y concesiones.

Separación jurídica de actividades.

Prohibición los agentes del servicio eléctrico de ejercer simultáneamente las actividades de generación, transmisión y comercialización.

Búsqueda de eficiencia con régimen económico basado en la competencia.

Mercado Mayorista de Electricidad.

Equilibrio con mercado de tarifas reguladas.

Creación de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNNE)

Creación del Centro Nacional de Gestión

La Ley del Servicio Eléctrico establece la necesidad de conformar un Mercado Mayorista de Electricidad (MME), para realizar las transacciones en bloques de potencia y energía eléctrica que ocurran dentro del Sistema Eléctrico Nacional, basado en el principio de la libre competencia en las actividades de generación y comercialización de la energía. La Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE) se encargaría de la reglamentación y regulación del sector y el Centro Nacional de Gestión (CNG) de la operación y administración del nuevo esquema de mercado. Otro aspecto importante incluido en la Ley es el hecho de que el Estado se reserva la actividad de generación hidroeléctrica en las cuencas de los ríos Caroní, Paragua y Caura.

En las Disposiciones Finales y Transitorias se fijó un lapso de dos (2) años para permitir la conformación del Mercado Mayorista, así como la Comisión Nacional de Energía (CNE) y del Centro Nacional de Gestión (CNG), en el ínterin las actividades de estos organismos serían ejecutadas por los entes responsables hasta el momento, es decir, el Ministerio de Energía y Minas y la Oficina de Planificación del Sistema Interconectado Nacional (OPSIS).

Los

fundamentales establecidos en la Ley del Servicio Eléctrico tales como:

plazos

estipulados

expiraron

y

no

se

cumplieron

con

los

objetivos

Separación de actividades

Creación de la Comisión Nacional de Energía (CNE).

Creación del Centro Nacional de Gestión (CNG).

Conformación del Mercado Mayorista de Energía Eléctrica

La suma de obstáculos e inconvenientes para cumplir con las disposiciones de la Ley del Servicio Eléctrico (LSE) condujo a su revisión para adaptarla al nuevo marco constitucional y al establecimiento de nuevos lapsos de adaptación e implementación dando origen a la aprobación de la Ley Orgánica del Servicio Eléctrico (LOSE).

Reglamento General de la Ley del Servicio Eléctrico – 2000

Publicado en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela extraordinario No. 5.510 de fecha 14 de Diciembre de 2000 en el Decreto No. 1.124 de fecha 13 de diciembre de 2000 con el objeto de desarrollar las disposiciones establecidas en la LSE que rigen el servicio eléctrico en el territorio nacional.

Ley Orgánica del Servicio Eléctrico (LOSE) - 2001

El 31 de diciembre de 2001 en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela extraordinario No. 5.568 se publica la Ley Orgánica de Servicio Eléctrico (LOSE) con el objeto de extender los plazos transitorios no cumplidos en la aplicación de la Ley del Servicio Eléctrico LSE de 1999 y darle carácter orgánico.

Figura 23 Evolución Marco Regulatorio Sector Eléctrico 1999 – 2018

Evolución Marco Regulatorio Sector Eléctrico 1999 - 2018

Marco Regulatorio Sector Eléctrico 1999 – 2 018 Evolución Marco Regulatorio Sector Eléctrico 1999 - 2018

La Ley Orgánica del Servicio Eléctrico (LOSE) mantiene la misma estructura institucional prevista en la Ley del Servicio Eléctrico (LSE) del año 1999, se amplia la participación de los Municipios sobre todo en las actividades de distribución y comercialización especializada, se obliga al Poder Nacional a escuchar a las autoridades municipales y estadales en materia de planificación y ordenamiento de las actividades del servicio eléctrico. Se estableció además que hasta tanto entrara en funcionamiento el Mercado Mayorista de energía eléctrica, el Ministerio de Energía y Minas tendría la responsabilidad de establecer metodologías para la fijación de tarifas y el Ejecutivo Nacional ejercería el rol regulador estableciendo los mecanismos necesarios para garantizar el suministro de energía.

El gobierno procede a la congelación de las tarifas eléctricas afectando la viabilidad financiera y económica de las empresas prestadoras del servicio eléctrico y hasta la fecha no se ha contado con un nuevo pliego tarifario.

Reglamento de Servicio Eléctrico – 2003

Resolución 308 del Ministerio de Energía y Minas publicado en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela No. 37.320 del 18 de noviembre de 2003. Establece las normas y condiciones que regulan la prestación del servicio de distribución de energía eléctrica así como las relaciones entre las empresas distribuidoras y los usuarios.

Entre otras cosas el reglamento busca homologar las formas de relación entre empresa-usuario y se establecen los elementos mínimos que deben contener los contratos de servicio, las garantías de pago exigibles por las empresas, los elementos a incorporar en las facturas del servicio eléctrico y el procedimiento para el resarcimiento de daños en instalaciones y equipos eléctricos por deficiencias o fallas en la calidad del servicio.

Normas de Calidad del Servicio de Distribución de Electricidad – 2004

Resolución 205 del Ministerio de Energía y Minas publicadas en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela extraordinario No. 5.730 del 13 de septiembre de 2004.

Ley Orgánica de Reorganización del Sector Eléctrico (LORSE) – 2007

Mediante Decreto No. 5.330 con Rango Valor y Fuerza se publica la Ley Orgánica de Reorganización del Sector Eléctrico en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela No. 38.736 del 31 de julio de 2007. Se plantea el objetivo de reorganizar el sector eléctrico nacional para mejorar la calidad del servicio en todo el país, maximizar la eficiencia en el uso de las fuentes primarias de producción de energía, mejorar la operación del sistema y redistribuir las cargas y funciones de las empresas operadoras del sector. Entre los aspectos mas importantes contenidos en la referida ley se encuentra la creación de la Corporación Eléctrica Nacional (CORPOELEC), adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Energía y Petróleo, empresa operadora estatal encargada de las actividades de generación, transmisión, distribución y comercialización de potencia y energía eléctrica en todo el territorio nacional.

La Tabla 6 ilustra la composición del Sector Eléctrico Nacional en términos de las empresas eléctricas participantes tanto públicas como privadas y sus áreas de negocio para el año 2006.

El proceso de nacionalización de las empresas privadas del sector eléctrico mediante compra de las mismas a través de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) ya se había iniciado y durante el mismo se adquirieron las siguientes empresas:

Compañía Anónima La Electricidad de Caracas (ELECAR) y filiales.

Compañía Anónima Electricidad de Valencia (ELEVAL)

Compañía Anónima Luz y Fuerza Eléctrica de puerto Cabello (CALIFE)

Sistema Eléctrico del Estado Nueva Esparta Compañía Anónima (SENECA)

Tabla 6 Empresas Eléctricas y Áreas de Negocio Año 2003

 

Empresas Eléctricas y Áreas de Negocio Año 2003

 

Sector

Empresa

Generación

Transmisión

Distribución

Comercialización

Suscriptores

Total

 

CVG EDELCA

       

158

 

CADAFE

       

2,184,000

CADELA

520,000

SEMDA

93,000

Público

ELEORIENTE

543,000

10

ELECERNTRO

530,000

 

ELEOCCIDENTE

498,000

 

ENELBAR

       

295,000

ENELVEN

         

ENELCO

500,000

 

SENECA

       

90,000

 

CALIFE

       

42,000

ELEBOL

       

43,000

Privado

ELEVAL

       

105,000

8

CALEY

       

22,000

 

ELECAR

           

ELEGGUA

1074000

CALEV

 

Total

8

6

17