You are on page 1of 30

Corrientes

2 más utilizadas
en electroterapia

Contenido Objetivos de aprendizaje


•  Corrientes   •  Comprender todo el complejo de corrientes de electroterapia
más utilizadas   para clasificarlas de forma comprensible y de acuerdo con sus
en electroterapia efectos biológicos en una primera clasificación general.
•  Análisis detallado   •  Profundizar en sus parámetros y modalidades para entender
de formas y parámetros   bien sus efectos biológicos.
de las corrientes
•  Para alumnos avanzados y profesores, comprender la forma
•  Medidas de los pulsos   más habitual de observar y visualizar los parámetros de las
y de las ondas   corrientes en el osciloscopio.
en el osciloscopio

Síntesis conceptual ✓
✓  Este capítulo contiene conceptos generales y en él se tratan
con detalle las corrientes (sobre todo, las de baja frecuencia
y media frecuencia) que se usan en electroterapia. Es impor-
tante avanzar sin precipitación en su lectura para compren-
der, paso a paso, todos los conceptos de forma sucesiva.
✓  Dada la complejidad y cantidad de corrientes de uso en elec-
troterapia y su diversidad en cuanto a nomenclatura, en este
capítulo se tratará de agrupar las corrientes, clasificarlas
según diversos enfoques y simplificarlas en grandes grupos
para entrar en ciertos detalles más adelante. No pueden estu-
diarse todas las que existen (o muchas de ellas) de una en una.
✓  Es importante agruparlas porque muchas de ellas son muy
semejantes y lo fundamental es saber diferenciar los mati-
ces entre ellas, así como las ventajas e inconvenientes que
aportan en cada circunstancia.
✓  Es muy importante que los alumnos realicen prácticas de
observación y de medición de las corrientes en el oscilosco-
pio para comprender mejor y memorizar cada corriente.

Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana. 35

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 35 26/11/13 14:51


Electroterapia en fisioterapia

CLASIFICACIÓN Clasificación según las frecuencias


DE LAS CORRIENTES
En fisioterapia se usan corrientes del es-
Cuando se manejen las distintas corrientes pectro electromagnético de las denominadas
del menú disponible para los fisioterapeutas, radiaciones no ionizantes, cuyo límite se en-
fundamentalmente será en forma de electri- cuentra en las radiaciones ultravioletas de tipo
cidad dinámica, salvo algunos efectos propios B. Por encima de éste punto se consideran ra-
del galvanismo, que lo harán en forma de elec- diaciones ionizantes y no se utilizan en fisiote-
tricidad estática. rapia. Pueden clasificarse en:
A causa de la gran diversidad de formas,
tiempos, nuevas corrientes, superposición de • Baja frecuencia: de 0 a 1.000 Hz.
efectos, etc., surgidos en los últimos tiem- • Media frecuencia: de 1.000 a 500.000 Hz
pos y si se intenta sintetizar, aclarar, clasifi- (utilizadas desde 2.000 hasta 10.000 Hz).
car, resumir y desbrozar el tema, las distin- • Alta frecuencia: desde 500.000 Hz hasta el
tas variantes podrían agruparse del siguiente límite con los rayos infrarrojos.
modo: • Banda de la luz desde los rayos infrarrojos
hasta los rayos ultravioletas de tipo B y C.
• Según los efectos sobre el organismo.
2 • Según los modos de aplicación.
• Según las frecuencias.
Estos límites o referencias son relativos,
pues su clasificación presenta diferentes formas
• Según las formas de onda. en función del autor. Los límites de baja fre-
cuencia son discutibles y están muy condicio-
Clasificación según los efectos nados por las posibilidades de cada equipo, ya
sobre el organismo que algunos superan con creces los 1.000 Hz y
a otros les cuesta alcanzar los 500 Hz. Asignar
Los efectos de las corrientes sobre el orga- 0 Hz a la corriente galvánica es un error, ya que
nismo pueden clasificarse en: su frecuencia realmente se considera infinita.
Sobre la media frecuencia se establece un
• Efectos electroquímicos. margen entre 2.000 y 10.000 Hz para la por-
• Efectos motores sobre el nervio y el músculo. tadora, pero ciertos equipos lo sobrepasan.
• Efectos sensitivos sobre el nervio sensi- En alta frecuencia, y en concreto en la
tivo. banda de radiofrecuencia, las corrientes utili-
• Efectos por aporte energético para la me- zadas se presentan en la tabla 2-1.
jora del metabolismo. La expresión «diatermia» suele utilizarse
como concepto genérico de termoterapia en
Clasificación según los modos profundidad. Los fisioterapeutas hacen refe-
de aplicación rencia a termoterapia de alta frecuencia o ter-
moterapia profunda cuando se alude a cual-
Los modos de aplicación de las corrientes quiera de las frecuencias antes citadas.
pueden clasificarse en: La banda de la luz puede clasificarse en:

• Pulsos aislados. • Luz visible con los colores del arco iris.
• Trenes o ráfagas. • Infrarrojos entre las microondas y el rojo
• Aplicación mantenida o frecuencia fija. visible.
• Corrientes con modulaciones. • Ultravioletas entre el violeta y los rayos X.

36 Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana.

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 36 26/11/13 14:51


Capítulo 2 • Corrientes más utilizadas en electroterapia

Tabla 2-1. Corrientes utilizadas en la banda


de radiofrecuencia

D’Arsonval De 0,5 a 1 MHz


Diatermia Alrededor de 10 MHz
Onda corta 27 MHz
10
Onda corta 40 MHz mV

Ultracorta 434 MHz
Microondas 900 MHz 2 ms

Microondas 2.450 MHz (radarterapia)

Figura 2-1. Dibujo de corriente galvánica y es-


Tanto los infrarrojos como los ultravioletas quema de osciloscopio con una línea continuada. El
se dividen, a su vez, en A, B y C. Como queda ascenso progresivo de la corriente en la figura in-
dica que la intensidad se debe elevar suavemente.
expresado, los UVA son la parte de la banda
más lejana que puede utilizarse.
La banda de la luz origina respuestas meta- consiste en aplicar corriente continua (no debe
bólicas directas sobre el organismo para gene-
rar nuevas sustancias químicas y reactivar pro-
confundirse con corriente constante [CC]) al
organismo mientras se va subiendo de forma
2
cesos metabólicos. lenta la intensidad y se la mantiene sin altera-
ción alguna, al mismo tiempo que no se hace
Clasificación según las formas de onda variar la polaridad durante toda la sesión.
Esto implica que los electrones van a entrar
Dado que las formas de onda son múlti- en la materia viva por el electrodo negativo o
ples, se agruparán en siete grandes apartados: cátodo y saldrán de ella por el polo positivo
o ánodo. Por el organismo se desplazan los iones
• De flujo constante y polaridad mantenida. con sus cargas eléctricas hasta los electrodos,
• De flujo interrumpido y polaridad mantenida. de los cuales tomarán su carga o a los cuales la
• De flujo constante y polaridad alternada. cederán, y así se cierra el circuito.
• De flujo interrumpido y polaridad alternada. Esta corriente, que por sí sola forma un
• Modulación de amplitud. grupo, provoca efectos electrolíticos y elec-
• Modulación de frecuencia. troforéticos sobre el organismo. Asimismo, es
• Aplicación simultánea de dos o más co- una de las más importantes corrientes genera-
rrientes. doras de aporte energético al metabolismo, ya
que gran parte de su energía se transforma en
Tal vez procedería incluir un subgrupo refe- calor en el interior de los tejidos vivos.
rente a las modulaciones de anchura de pulso,
pero éstas se detallarán más adelante. Vídeo 2-1. Galvánica

Flujo constante y polaridad mantenida. La corriente galvánica se clasifica dentro de


Corriente galvánica o corriente continua la baja frecuencia con frecuencia de 0 Hz, pero
el galvanismo no tiene frecuencia ni período;
La corriente galvánica o corriente continua es más adecuado atribuirle la cualidad de fre-
(corriente directa es un anglicismo; Fig. 2-1) cuencia infinita.

Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana. 37

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 37 26/11/13 14:51


Electroterapia en fisioterapia

En la figura 2-1 puede apreciarse la repre-


Vídeo 2-2. Interrumpidas galvánicas
sentación de la corriente galvánica en la pan-
talla de un osciloscopio. En este aparato de
medidas eléctricas, se averiguan los valores Flujo constante y alternancia
de frecuencia, el período, el tiempo de impul- de la polaridad. Corrientes alternas
sos y el voltaje o amplitud (no la intensidad).
Si se atribuye un tiempo (en este caso, 2 ms) a Si se aplica una corriente eléctrica sin in-
cada división de las abscisas y un voltaje a cada terrupciones, con alternancias rítmicas en su
división de las ordenadas (10 mV en este ejem- polaridad, se obtendrá una serie de corrientes
plo), será posible establecer sus parámetros. denominadas alternas (Fig. 2-3) cuyos pará-
metros son repetitivos y homogéneos, en fre-
Flujo interrumpido y polaridad cuencia, forma de onda e iguales tiempos de
mantenida. Corrientes galvánicas duración entre las distintas ondas, y no pre-
interrumpidas sentan variaciones en la intensidad, etcétera.

Cuando se aplica una corriente galvánica de Vídeo 2-3. Alternas y bifásicas



forma que se mantiene la polaridad establecida
desde el principio, pero se realizan interrupcio- El parámetro más importante es la frecuencia,
2 nes en su intensidad y voltaje, a éstas se las de-
nominará corrientes galvánicas interrumpidas.
que puede oscilar entre 1 Hz (o menos de 1, pero
nunca 0) y miles de millones de oscilaciones por
Al provocar interrupciones o reposos, van segundo. Dependiendo de las frecuencias que se
a quedar dibujados los momentos de aplica- utilicen, se obtendrán, para los fines terapéuticos
ción que, según la velocidad con que se pro- determinados, unos efectos u otros.
duzcan dichas variaciones de intensidad, de
forma gráfica pueden representarse de distin- Flujo interrumpido y alternancia
tas formas: se denominarán impulsos o pulsos de la polaridad. Corrientes
(Fig. 2-2). Este grupo de corrientes es el más interrumpidas alternas
clásico de la electroterapia de baja frecuencia.
Más adelante se analizarán los parámetros En el grupo anterior, la polaridad se inver-
de los pulsos y de los reposos con detalle. tía (igual que ahora) y el «vaivén» o flujo de

mV mV Figura 2-2. Corrientes
variables y con polari-
dad. Las formas son va-
riadas y pueden estar
ms 2 ms agrupadas en trenes,
en pulsos aislados o en
aplicación continuada.

38 Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana.

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 38 26/11/13 14:51


Capítulo 2 • Corrientes más utilizadas en electroterapia

Las corrientes que se obtienen así son de


relativa y reciente aplicación en la electrotera-
pia y se encuentran en los burst de pequeños
estimuladores del sistema nervioso sensitivo
(técnica de estimulación nerviosa transcutá-
nea o TENS) con fines analgésicos. También
se hallan entre ellas distintas modalidades de
magnetoterapia, que forman trenes de impul-
sos cuya frecuencia está en la banda de media
frecuencia. Por último, a las corrientes de alta
frecuencia o térmicas se las practica interrup-
ciones en su aplicación a fin de que la alta fre-
cuencia no llegue a producir calor, pero, en su
lugar, se consiguen efectos distintos a los ca-
lóricos (también terapéuticos). Son las ondas
medias (tecarterapia), ondas cortas y microon-
das atérmicas o diapulse. Asimismo, se utiliza
Figura 2-3. La característica fundamental de las esta modalidad con los ultrasonidos pulsátiles
2
corrientes alternas es la pérdida de polaridad. El
y el láser pulsado.
dibujo superior representa la típica corriente al-
terna de menor frecuencia que la figura central. El
dibujo inferior, al inicio de la abscisa, representa Corrientes moduladas en amplitud.
ondas alternas, a las cuales, por lo general, se las
Corrientes de media frecuencia,
denomina bifásicas por ser cuadrangulares.
interferenciales, TENS,
magnetoterapia y otras
corriente se mantenía continuo mientras que
éstas se interrumpen o generan espacios en la Son corrientes (muy habituales en media
aplicación de la corriente, lo que, como con- frecuencia) en que las ondas (positiva y nega-
secuencia, produce modulaciones, paquetes, tiva) oscilan de manera simultánea y aumen-
pulsos o trenes de ondas alternas seguidas de tan y disminuyen la amplitud, a la par y en el
reposos más o menos largos con el fin de con- mismo instante, tanto por encima de la línea
seguir la corriente que se desea (Fig. 2-4). Po- de 0 como por debajo (Fig. 2-5).
dría incluirse en este caso las que más adelante
se denominarán corrientes moduladas en am- Vídeo 2-5 A y B. Modulación en amplitud
plitud.
Este fenómeno se produce por la mezcla o
Vídeo 2-4. Forma de la modulación suma de dos circuitos eléctricos, por la inter-

Figura 2-4.  Corriente 


alterna con interrupcio-
nes. Si estos grupos de
ondas duran algunos
milisegundos, a las rá-
fagas formadas, por lo
general, se las denomi-
na modulaciones.

Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana. 39

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 39 26/11/13 14:51


Electroterapia en fisioterapia

por todas las frecuencias intermedias hasta al-


canzar 100 Hz para volver hacia 20 y comen-
zar de nuevo (Fig. 2-6).
La aplicación consiste en someter al orga-
nismo a barridos entre dos frecuencias con el
fin de que, durante algunos instantes, se apli-
que la frecuencia óptima para conseguir el
efecto deseado a la vez que se evita la acomo-
dación (acostumbramiento) del sistema ner-
mV vioso sensitivo.

Vídeo 2-6. Modulación en frecuencia


ms

Normalmente se consiguen alargando o


disminuyendo los tiempos de reposo, mante-
Figura 2-5. Modulaciones (sólo en amplitud AM)
niendo fijo el tiempo del impulso, pues son
de media frecuencia. En la parte inferior de la fi-
gura (esquema del osciloscopio) se resalta el características las corrientes aperiódicas de
contorno de las ondas de media frecuencia, pero Adams o moduladas en frecuencia.
2 en realidad no existe aunque, por lo general, se
dibuja.
Vuelve a hacerse referencia en este apartado
a las corrientes interferenciales, ya que otro de
sus parámetros fundamentales se basa en ba-
ferencia de dos ondas alternas de distinta fre- rridos sucesivos entre dos frecuencias prefija-
cuencia o por interrupciones en la media fre-
cuencia. Así pues, la corriente resultante es
una nueva modulada en amplitud y su fre-
cuencia es la diferencia entre las frecuencias de
las portadoras que se cruzan, pero sin cambios
en el valor de la frecuencia modulada. El con-
torno formado por los picos de las ondas pe-
queñas (de media frecuencia) compondría las
ondas a las cuales se está haciendo referencia.

Corrientes moduladas en frecuencia.


Barridos de media frecuencia, corrientes
mV
interferenciales y aperiódicas de Adams
Son corrientes en que el aparato se pro-
grama de tal manera que generan impulsos en ms
baja frecuencia y modulaciones en media fre-
cuencia a una frecuencia variable entre dos lí-
mites. A saber, a título de ejemplo, puede pro- Figura 2-6.  Modulaciones en frecuencias (FM).
gramarse un aparato para generar impulsos En la parte superior de la figura, FM de baja fre-
cuencia con galvánicas interrumpidas. En el cen-
que cubran las frecuencias entre 20 y 100 Hz. tro, FM típica de las interferenciales de media fre-
El aparato comenzará emitiendo 20 Hz y cuencia. En la parte inferior, esquema de FM en
realizará un barrido durante unos segundos el osciloscopio.

40 Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana.

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 40 26/11/13 14:51


Capítulo 2 • Corrientes más utilizadas en electroterapia

dividual algunas modalidades que deben des-


tacarse.

ANÁLISIS DETALLADO DE FORMAS


Y PARÁMETROS

Figura 2-7.  Corriente diadinámica con base de Impulsos o pulsos


galvánica.
Se deben estudiar muchas formas de los
das, por lo cual comparten, de manera simul- impulsos si se considera que se observa sobre-
tánea, el grupo de las moduladas en amplitud carga resistiva óhmica pura, porque, si la carga
y moduladas en frecuencia (v. cap. 12). no es óhmica pura, podrán encontrarse formas
inesperadas. Sin embargo, frente a sus for-
Aplicación simultánea de varias mas teóricas, se ofrecen unos parámetros que
corrientes servirán de guía para su análisis (Figs. 2-8 a
2-10, y Tabla 2-2):
En ocasiones se aplica más de una corriente
de manera simultánea. Ejemplos de esta mo- A. Forma,
dalidad pueden encontrarse en: B. tiempo de duración del impulso,
C. tiempo de reposo entre impulsos,
2
• Corrientes diadinámicas con base de galvá- D. período.
nica (Fig. 2-7).
• Mezcla aleatoria de formas de pulsos, tiem- La forma puede ser cuadrangular, triangu-
pos de pulsos, frecuencias, etc. (las llamadas lar, trapezoidal, sinusoidal, exponencial, en
corrientes estocásticas). diente de sierra, de tiratrón y puede presen-
• Trenes que intercalan frecuencias vibra- tar distintas combinaciones al variar de ma-
torias. nera voluntaria cualquiera de los parámetros
• Programas que pasan de forma automática antes citados (Fig. 2-8).
de una modalidad a otra. Las formas en que se dibujan picos o pul-
• Otras. sos negativos que acompañan a la onda fun-
damental se tratarán en detalle más adelante.
Por el momento, hasta que no se inventen La amplitud es la altura máxima del im-
o se diseñen otras nuevas, la base serán estas pulso (coincide con el mantenimiento de la
siete variantes o grandes grupos de corrien- onda). Puede ser de subida (rápida o progre-
tes. Más adelante se detallarán de forma in- siva, y en este último caso, lineal o exponen-

Figura 2-8. Formas de
pulsos más frecuentes
que se emplean en elec-
troterapia. Pulsos de baja
Cuadran- Triangular Trapezoidal Exponencial Sinusoidal En diente De tiratrón
frecuencia sin considerar gular de sierra
las posibles formas bifási-
cas.

Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana. 41

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 41 26/11/13 14:51


Electroterapia en fisioterapia

Figura 2-9. Al observar


las ondas o pulsos en
el osciloscopio pueden
hallarse muchas y va-
riadas formas, con mo-
dificaciones tanto en la
subida como en la caída.
Por lo general, se deben
a la manera de medirlas
y a la impedancia del
paciente.

cial [Fig. 2-9]), de mantenimiento (valor de éste se podrá hallar la frecuencia de repeti-
tiempo coincidente con la máxima amplitud ción por segundo.

2 del impulso) o de caída (rápida o progresiva,


y en este último caso, lineal, exponencial o en
Debe hacerse hincapié en que los tiempos
de pulso pueden ser muy distintos de los tiem-
parábola invertida). pos de reposo. De hecho, la mayoría de las co-
El tiempo del impulso (Fig. 2-10) puede rrientes están formadas por impulsos y repo-
ser: tiempo total (t.P.), tiempo de subida sos completamente diferentes. Por ejemplo,
(t.S), tiempo de mantenimiento (t.M) o los trenes de corrientes farádicas suelen com-
tiempo de caída (t.C). ponerse por impulsos de 1 a 2 ms y reposos de
A los reposos sólo se les atribuirá el paráme- 20 ms. También, cuando se aplican impulsos
tro del tiempo que duran. aislados con el fin de explorar un músculo, se
Respecto al período, si se combinan los llevará a cabo con impulsos de distintos tiem-
tiempos de los distintos impulsos con pos expresados en ms separados por reposos de
los tiempos de los reposos, de manera que al 2 a 3 s (Fig. 2-11). Los tiempos de pulso y los
sumar el tiempo de un impulso más su re- de reposo obedecen a razones fisiológicas o fi-
poso, se obtenga el período (Fig. 2-10), con siopatológicas.

Período

Tiempo Tiempo de Tiempo Figura 2-10. Los pulsos


de mantenimiento de (en sus diferentes for-
subida caída
mas) son medibles en
diversos parámetros ex-
Amplitud
puestos en la figura. No
debe confundirse subida
de impulso o caída de
Tiempo Tiempo impulso con la rampa de
impulso reposo subida y bajada de los
trenes.

42 Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana.

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 42 26/11/13 14:51


Capítulo 2 • Corrientes más utilizadas en electroterapia

Tabla 2-2. Parámetros para el análisis de los pulsos o impulsos


A Forma Cuadrangular Para monofásicos, para bifásicos Figura 2-8
Triangular y para modulaciones Figura 2-9
Trapezoidal de corriente alterna
Sinusoidal
Exponencial
En diente de sierra
En tiratrón
Otras
B Pulso Amplitud Voltaje, intensidad o potencia Tiempo total (t.P)
Subida Tiempo de subida (t.S)
Mantenimiento Tiempo de mantenimiento (t.M)
Caída Tiempo de caída (t.C)
C Reposo Tiempo (en ms) Tiempo de reposo (t.R) Figura 2-10
D Período Tiempo (en ms) Tiempo de período (P + R) Figura 2-10

Las corrientes formadas por galvánicas in- tante componente galvánico y ofrecen efectos
terrumpidas por lo general abarcan una banda
de frecuencias de 1 a cerca de 1.000 Hz, es de-
propios de la galvánica.
2
cir, baja frecuencia. Se destinarán a estimular Práctica 2-1
el sistema muscular (tanto de fibra lisa como
estriada) y el sistema nervioso (tanto el sensi- 1.  ¿Cuál es la frecuencia de la corriente de
Leduc si se sabe que los pulsos son cua-
tivo como el motor).
drangulares, monofásicos, de 1 ms y los
Cuando se estimulen los músculos y el ner- reposos de 10 ms?
vio motor, se obtendrán respuestas motoras o
mecánicas de los músculos. Cuando se lleve 2.  Si se pretende diseñar una corriente para
a cabo sobre nervio sensitivo, normalmente vibración muscular de 4 Hz con pulsos de
estará destinada a técnicas de concienciación 10 ms, ¿cuál será el reposo?
sensitiva o a producir analgesia (siempre que la
intensidad aplicada no supere el umbral mo-
tor por encima del sensitivo). Si la proporción
entre el tiempo del pulso y el reposo es poca o Formas habituales de aplicación
moderada, estas corrientes aportan un impor-
Hay cinco formas principales de utilizar las
corrientes galvánicas interrumpidas o las mo-
1 ms
1 ms 10 ms
10 ms
dulaciones de media frecuencia: pulsos aisla-
Corrientes
Farádicas
farádicas Pulsos aislados
Pulsos aislados dos, trenes, aplicación mantenida, barridos de
2020ms
s 33 ss frecuencia y vibración muscular, las cuales se
describen a continuación.

Figura 2-11. Dos ejemplos de tiempos de pulso y Impulsos aislados


de reposo. A la izquierda, valores típicos de una
farádica; a la derecha, valores característicos de Se trata de impulsos aislados entre reposos
pulsos aislados. muy largos (electroestimulación motora con

Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana. 43

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 43 26/11/13 14:51


Electroterapia en fisioterapia

Práctica 2-2
P = de 0,05 a 1.000 ms
1.  ¿ Qué unidad utilizan los tiempos de los
R = de 1 a 10 s pulsos y de los reposos dentro de los tre-
nes?

Figura 2-12. Cuando los pulsos (habitualmente, 2.  ¿Qué unidad utilizan los tiempos de los tre-
cuadrangulares o triangulares) se aplican de nes y de las pausas entre trenes?
forma que entre pulso y pulso se interpone un re-
poso mayor a 1 s, se consideran pulsos aislados.
P: pulso; R: reposo.

impulsos cuadrangulares o de subida progre- Práctica experimental


siva; Fig. 2-12).
•  Tome dos electrodos medianos o pequeños.
Los pulsos aislados se emplean para explo-
Fíjelos sobre su propio brazo o pierna en
ración, estudios electrofisiológicos, búsqueda aplicación bipolar sobre una masa muscu-
de puntos motores y tratamientos de paráli- lar. Encienda el equipo, entre en la corriente
sis periférica. farádica, ajústela en corriente monofásica

2 [+] proximal y [–] distal.


•  Dentro del tren, ajuste el tiempo de pulso
Trenes a 1 ms, el reposo a 20 ms y la forma de
pulso a triangular. Ajuste el tiempo de tren
Se trata de impulsos agrupados en ráfagas a 8 s y la pausa a 10 s, y la rampa de su-
(faradización; Fig. 2-13). bida y de bajada a 1 s. Active el sonido,
Los trenes se destinan al trabajo muscular de eleve la intensidad durante el tiempo que
fibra sana o poco afectada por enfermedad. Du- se escuche el sonido hasta conseguir una
rante unos segundos trabaja el músculo seguido respuesta motora sobre los músculos
(contracción sin la participación activa de
de descansos de varios segundos (v. cap. 11). En
uno mismo).
electroterapia se aplican trenes de farádicas, de
•  Se ha ajustado la corriente farádica están-
alto voltaje y de media frecuencia (corriente dar (sobre todo, respecto a 1-20) y se ha fa-
de Kots). La expresión «faradizar un músculo» radizado un grupo muscular.
indica que se realiza lo explicado.

Tren o ráfaga
Aplicación mantenida
de 1 a 30 s Pausa entre trenes
de 1 a 60 s Se trata de impulsos con sensación de re-
petición (siempre con la misma frecuencia).
También suele emplearse la expresión de fre-
R I cuencia fija (Fig. 2-14). No debe emplearse la
I de 0,1 a 10 ms
nomenclatura de corriente constante, pues se
R de 5 a 100 ms reserva para otro concepto.
(Típico 1-20) Por lo general se utiliza para analgesia por
estímulo sensitivo o para provocar cambios
Figura 2-13.  Corriente farádica cuadrangular
formada por trenes de varios segundos e impul-
electroquímicos por su componente galvá-
sos dentro de los trenes de varios milisegundos. nico. Se evitarán las respuestas motoras salvo
I: impulso; R: reposo. que su frecuencia oscile entre 1 y 6 Hz.

44 Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana.

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 44 26/11/13 14:51


Capítulo 2 • Corrientes más utilizadas en electroterapia

Figura 2-14.  Corriente


con su frecuencia y otros
parámetros ajustados y
aplicados durante toda
la sesión.

Barridos de frecuencia Intensidad de pico


Se trata de impulsos entre reposos que cam- En este punto se necesita una aclaración re-
bian de duración de forma constante y según ferente a la intensidad y su forma de medición
una cadencia determinada (moduladas en fre- con sistemas analógicos (miliamperímetros de
cuencia [MF] o aperiódicas de Adams cuando aguja) y con sistemas digitales.
los pulsos son cuadrangulares y polarizados; Los equipos de baja frecuencia y media fre-
Fig. 2-6). cuencia (aplicable también al ultrasonido) indi-
can la intensidad de pico o, lo que es lo mismo,
Vibración muscular la intensidad que se produce en el momento

Si se realiza una aplicación mantenida o


de máxima altura del pulso. Dependiendo del
tiempo del pulso y del tiempo de reposo, se ob-
2
con frecuencia fija, que esté comprendida en- tendría una intensidad eficaz que los equipos de
tre 1 y 6 Hz, se provocará poco estímulo sen- electroterapia no reflejan. Sin embargo, es muy
sitivo, pero una respuesta motriz vibrante que necesaria para evitar quemaduras en los pacientes.
provoca relajación muscular. Por ello, estas Cuando se aplica corriente galvánica, puede
frecuencias se aplican para vibración muscu- observarse que la aguja sube y se mantiene sin
lar tanto en frecuencia fija como en barridos ninguna oscilación. Sin embargo, si medimos
de frecuencia (Fig. 2-15). una corriente galvánica interrumpida, puede lle-
Las vibraciones conseguidas con media gar a observarse que la aguja del sistema oscila,
frecuencia son más tolerables y agrada- ya que durante el reposo mediría 0 y cuando va
bles. camino de 0 (antes de llegar) tiene que indicar

4 Hz

250 ms

Impulsos de 1 ms entre reposos variables,


modulando la frecuencia (FM) entre 7 y 14 Hz

Figura 2-15. Para con-


seguir frecuencias en-
tre 1 y 6 Hz, el período
tiene que oscilar entre
1.000 y 165 ms.

Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana. 45

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 45 26/11/13 14:51


Electroterapia en fisioterapia

de nuevo la medida del siguiente impulso; con eficaz de medida, ya que se utilizarán determi-
todo, antes de conseguir su objetivo, el impulso nados impulsos para la exploración y en donde
ha desaparecido y la aguja vuelve atrás de nuevo, uno de los parámetros fundamentales será la in-
y este proceso se repite durante el tiempo de me- tensidad real aplicada en cada impulso. Se ne-
dición, circunstancia que origina que la aguja se cesitan sistemas capaces de reflejar la intensidad
mantenga oscilando en una zona intermedia en- de pico (intensidad en cada pulso).
tre 0 y el punto máximo o de medida real.
Corrientes variables con polaridad
Vídeos 2-7 y 2-8. Intensidad eficaz de la y sin polaridad
galvánica e Intensidad eficaz
Antes de continuar avanzando, debe aclararse
Esto indica que la medida de la intensidad una cuestión interesante: las corrientes conside-
está alterada por varios factores: radas galvánicas interrumpidas que se han des-
• Durante el tiempo del pulso hay paso de
crito consiguen que los electrones se desplacen
energía. en un solo sentido, es decir, entran en el conduc-
• Durante el tiempo de reposo no hay intensidad.
tor orgánico (cuerpo del paciente) por el cátodo
• La inercia de la aguja (histéresis del medi-
y salen del organismo al ánodo a mayor o menor
dor) no permite la rapidez suficiente para velocidad (dependiendo de la intensidad y de la
2 indicar la intensidad del impulso. diferencia de potencial) en flujo interrumpido.
Desde el momento en que se lleven a cabo
• Cuanto más cortos son los impulsos, aun-
que vayan aislados, menor será la eficacia cambios en la polaridad, los electrones no se
de medida. desplazarán en un único sentido, sino que du-
rante la onda positiva lo harán en un sentido
Con el uso de medidores digitales desapa- y durante el tiempo que dure la onda negativa
rece este fenómeno y se puede ajustar para que lo harán en el sentido contrario (Fig. 2-16).
mida la intensidad de pico o la eficaz. Lo expuesto lleva a afirmar que los efec-
tos sobre la materia viva que produce el gal-
Vídeo 2-9. Intensidad eficaz al 50 vanismo, al alterar los iones y su química, con
las corrientes alternas se eliminan y, en conse-
Más adelante se hace hincapié en el hecho de cuencia, las consideraciones sobre la coloca-
que es importantísimo disponer de un sistema ción de los electrodos y su polaridad pierden

Figura 2-16. Los iones


están sometidos a un
vaivén sin llegar a con-
centrarse por electro-
foresis (v. cap. 1. Elec-
troforesis).

46 Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana.

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 46 26/11/13 14:51


Capítulo 2 • Corrientes más utilizadas en electroterapia

su importancia. En caso de aparecer efectos programadas y cadenciales durante unos tiem-


sobre la electrólisis, lo será como mecanismo pos determinados. La modulación de la figura
secundario, pero no directo e inmediato. 2-17 B es de amplitud porque aparece un conti-
nuo aumento y disminución de su altura desde
Modulaciones una intensidad 0 hasta el máximo de intensi-
Se hace referencia a modulación cuando las dad. Si la frecuencia de modulación (bastante
corrientes están sometidas a cambios en sus más baja que la frecuencia de portadora) es un
parámetros, como altura, anchura de pulsos, valor fijo, únicamente se produce modulación
frecuencias o varias combinadas. en amplitud (AM). Si la frecuencia de modula-
Se dispone de una corriente alterna de ción fuera aumentando y disminuyendo (p. ej.,
4.000 Hz, característica de las interferencia- en cadencias de 10 s), no sólo cambiaría la am-
les, primero sin modular (Fig. 2-17 A) y des- plitud, sino que también lo haría la frecuencia y
pués modulada en amplitud (Fig. 2-17 B). en este caso recibiría el nombre de modulación
en amplitud y frecuencia (AMF; Fig. 2-18).
Vídeos 2-5 A y B y 2-6. Modulación
Aunque el dibujo típico de las modulacio-
en amplitud y Modulación en frecuencia
nes de media frecuencia se muestra en la fi-
Así pues, la modulación consiste en someter gura 2-18, realmente sería como aparece en la
a una corriente o portadora a modificaciones figura 2-17 B.
2
Formas de las modulaciones
A en media frecuencia
Las modulaciones típicas de las corrientes
interferenciales tetrapolares se muestran en la
figura 2-17 B. En la corriente de Kots, las mo-
dulaciones pueden ser cuadradas, triangulares
o sinusoidales, pero con reposo entre modula-
ción y modulación (Fig. 2-19).

Vídeo 2-4. Forma de modulación



B Las corrientes de Kots poseen las modula-
ciones cuadradas porque consiguen mejor res-

Figura 2-17. A) Se presenta la portadora sin mo- Figura 2-18.  La figura superior modula única-
dular con una única frecuencia. B) Se presenta la mente la amplitud (AM), mientras que la inferior
misma portadora modulada con dos frecuencias, modula la amplitud y la frecuencia de forma si-
la de portadora y la de modulación. multánea (AMF).

Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana. 47

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 47 26/11/13 14:51


Electroterapia en fisioterapia

puesta motora y sensitiva, e incluyen un tiempo


A de reposo entre modulaciones para respetar el
período refractario de la membrana celular (v.
caps. 10 y 11. «Período refractario»). Las mo-
dulaciones sinusoidales sin reposo interpulsos
(típicas de las interferenciales) no son las más
idóneas para respuestas motoras ni sensitivas.

Modulaciones en baja frecuencia


En baja frecuencia no existe la portadora
(salvo los burst del TENS), de manera que se
B puede modular la amplitud, la frecuencia y la
anchura de pulso (Fig. 2-20).
Cuando se modula la frecuencia, es nece-
sario indicar los límites menor y mayor de la
frecuencia. Cuando es en anchura de pulso, se
ajustan el valor menor y el mayor. Cuando
2 se combinan varias modulaciones, lógica-
mente se ajustará cada modulación por sepa-
rado. Las modulaciones en los TENS suelen
estar programadas.
Otra forma de modular son los burst típi-
cos de los TENS (Fig. 2-21) donde se marcan
C dos frecuencias: la contenida en cada ráfaga
o burst y la frecuencia de ráfagas. La frecuen-
cia de dentro del tren (F1) o portadora puede
estar alrededor de 100 Hz. La frecuencia de
ráfagas (F2) es ajustable entre 1 y 10 Hz. El
tiempo de duración de la ráfaga suele ser de
unos 80 a 100 ms.
Las modulaciones de baja frecuencia pueden
aplicarse a pulsos monofásicos o a bifásicos.

Influencia de la carga en la forma


Figura 2-19.  A) Modulaciones cuadrangulares. de onda
B) Modulaciones sinusoidales separadas por un
reposo. C) Modulaciones triangulares. En un circuito eléctrico recibe el nombre de
carga el elemento que soporta la energía aplicada.
En este caso será el paciente con sus resistencias
Práctica 2-3
(óhmica y capacitativa), es decir, la impedancia
¿Se puede presentar una modulación cua- (Z). Asimismo, a los equipos de electroterapia se
drada en las corrientes interferenciales clási- les puede aplicar resistencias artificiales que si-
cas tetrapolares?
mulen al paciente con valores concretos y con
componentes inductivos o capacitativos.

48 Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana.

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 48 26/11/13 14:51


Capítulo 2 • Corrientes más utilizadas en electroterapia

Figura 2-20.  A) Modu-


laciones en frecuencia. A
B) Modulaciones en an-
chura de pulso. C) Mo-
dulaciones en amplitud
y en frecuencia de ma-
nera simultánea.

hasta su desaparición. Se trata de las denomi- 2


Documento 2-1. Medida de impedancia nadas ondas amortiguadas, típicas del trabajo
en un osciloscopio sin carga en muchos equipos (con los electro-
dos al aire) y en voltaje constante (VC). En B
Una resistencia artificial (el típico com- puede observarse una forma prácticamente cua-
ponente electrónico denominado resistencia) drada, lo cual indica que 110 W serían una re-
posee únicamente resistencia óhmica, pero sistencia muy adecuada para mantener la forma
un paciente ofrece resistencia óhmica con un diseñada en su circuito electrónico. En C puede
importante componente capacitativo. observarse como con 500 W se inicia la apari-
Por ello, las formas de las ondas o pulsos ción de una onda negativa en forma de pico
aplicados cambian sus parámetros en cuanto a que se amplía todavía más en D. En D y en C,
altura y contornos. con 1.000 W de resistencia se aumenta la altura
Si se analiza a continuación la figura 2-22 y del pulso, se deforma más el contorno cuadrado
lo ocurrido en las diferentes pantallas del osci- y aumenta la denominada bifásica asimétrica.
loscopio, puede observarse como en A lo que Puede observarse otro ejemplo de deforma-
en teoría es una forma cuadrada se convierte en ción de la onda en la figura 2-23, de forma
una onda compleja formada por el pulso cua- que en A aparece una forma cuadrada perfecta
drado seguido de ondas alternas decrecientes con resistencia óhmica pura de 500 W, pero la

Figura 2-21. La aplica-


ción del TENS en la mo-
dalidad de ráfagas cortas
o burst implica que se F1 = 100 Hz
conjuguen dos frecuen-
cias: (F1) la contenida
dentro de la ráfaga y (F2) F2 = de 1 a 10 Hz De 80 a 100 ms
el número de ráfagas por
segundo.

Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana. 49

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 49 26/11/13 14:51


Electroterapia en fisioterapia

Figura 2-22.  Observa-


ción en el osciloscopio 
de  una  forma  de  onda 
con  diferentes  cargas. 
A) Aparato en vacío (sin 
carga). B) Con carga de 
110 W de resistencia óh-
mica pura. C) Con resis-
tencia  óhmica  pura  de 
500 W. D) Con resistencia 
A B óhmica pura de 1.000 W.

2 C D

misma onda o los pulsos aplicados sobre un ello si se dispone de un osciloscopio asequible
paciente se transforman en la imagen de B. y de fácil manejo con la ayuda de un ordena-
Según esto, ¿importa mucho la forma de la dor (Fig. 2-24).
onda?, ¿son reales muchas formas de onda a
las que se hace referencia?, ¿cómo se han me- Vídeo 2-10. Medidor de electrodos
dido y analizado?
Una cosa es la onda generada y otra la onda Por estas y otras razones, es importante que
o pulso sometido a la impedancia de la carga. los electrodos no contribuyan a deformar y al-
Es importante que los profesores de elec- terar las formas de los pulsos. Deben contro-
troterapia enseñen a los alumnos a medir y a larse la calidad y la resistencia óptima de los
observar las diferentes formas de pulsos, así electrodos, así como las gamuzas adecuada-
como los factores que influyen en ellos, todo mente empapadas para facilitar la conductivi-

Figura 2-23. A) Los pul-
sos son cuadrados per-
fectos porque la carga es 
óhmica pura. B) Los mis-
mos pulsos se deforman 
por el componente capa-
A B citativo  que  presentan 
los tejidos vivos.

50 Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana.

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 50 26/11/13 14:51


Capítulo 2 • Corrientes más utilizadas en electroterapia

Otras corrientes: corrientes bifásicas


de alto voltaje
Se tendrá especial cuidado con no confun-
dir la expresión bifásica con la modalidad de
diadinámicas denominada difásica fija (DF).
Los modernos equipos portátiles y de baterías
recargables, con el fin de conseguir ondas con un
fuerte efecto motor o sensitivo además de poco
consumo energético, acuden al recurso técnico
de aplicar una doble onda consecutiva una tras
otra (hacia positivo y hacia negativo).
Figura 2-24. Se observan, de izquierda a derecha,  El sobrenombre de alto voltaje indica que
una caja que contiene resistencias de 500 W, co- están formadas por pulsos muy cortos y re-
nectores de entrada y de salida e interruptores  quieren mayor altura o voltaje para conseguir
para desviar la corriente a las resistencias o al 
paciente. Inmediatamente a su derecha se apre-
el mismo efecto que los más anchos de ± 1 ms.
cia el equipo informático del osciloscopio propia- Además, las casas fabricantes las ofrecen
mente dicho con dos canales y una salida genera- como «corrientes sin efecto galvánico para evi-
dora de ondas. Por último se observa el ordenador 
con el programa que representa las ondas.
tar la quemadura». Se usan distintas combina-
ciones de onda. Las más frecuentes se mues-
2
tran en la figura 2-26.
dad. Una buena práctica requiere un continuo
control de los electrodos con los materiales di- Vídeo 2-11. Bifásica asimétrica
señados para tal función (Fig. 2-25).
No obstante, si el equipo detecta mala Las formas descritas se consiguen o se mo-
conducción en el circuito o excesiva resisten- dulan en distintas frecuencias, en barridos de
cia, salta la alarma de fallo en los electrodos frecuencia, en trenes, etc. Este grupo también
(siempre que el equipo trabaje en CC, pero podría clasificarse dentro de las alternas o al-
no en VC). ternas interrumpidas. Las bifásicas desfasadas
normalmente provocan mayor estímulo sensi-
tivo y motor que las consecutivas.
A B

Figura 2-25. Probador y/o medidor de electrodos. 
A) Se ilumina el piloto verde para indicar el buen 
estado del electrodo en prueba. B) Se ilumina el pi- Figura 2-26. En la parte superior se representan 
loto rojo que indica alarma por el mal estado en la  las ondas bifásicas consecutivas y, en la inferior, las 
conducción eléctrica del electrodo en prueba. ondas bifásicas desfasadas.

Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana. 51

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 51 26/11/13 14:51


Electroterapia en fisioterapia

En la bibliografía se explican más formas,


pero muchas de ellas no son reales debido a
las deformaciones de la impedancia corporal;
en concreto, las bifásicas asimétricas en mu-
chas ocasiones no son tales porque dependen
de la carga sobre la cual trabajan (como se ha
descrito con anterioridad) y de la impedan- Figura 2-28. Pulsos exponenciales en la subida y
cia de salida para la cual está diseñado el es- en la bajada. En la actualidad, casi no se utilizan,
timulador. salvo alguna aplicación muy concreta para esti-
mular la fibra muscular lisa.

Las corrientes bifásicas de alto voltaje (con pul-


sos que no superan los 0,5 ms o los 500 µs) se nos autores denominaron a los nuevos trenes
consideran corrientes de neuroestimulación. de impulsos cuadrangulares corrientes neofa-
rádicas u homofarádicas.
Tal vez sea más prudente no contribuir a la
Viejas formas de onda  confusión y a falsos misterios de nuevos «in-
ventos» y, aunque sólo sea «por apoyarse en la
La tecnología de los circuitos electrónicos fisiología», se continuarán denominando fará-
2 en los viejos equipos de baja frecuencia no
permite la consecución de muchas de las on-
dicas, como siempre.
Los viejos y «duros» equipos también ofre-
das y corrientes que en la actualidad se usan. cían corrientes que tienden a desaparecer, for-
Se sabe que las ondas más adecuadas para madas por impulsos de subida exponencial,
obtener respuestas óptimas de sensibilidad y que trataban de emular impulsos de subida
motricidad son las de subida rápida y, en unas progresiva lineal (triangulares; Fig. 2-28).
ocasiones, monofásicas y, en otras, bifásicas. Para este fin, se descargaban condensadores
Sin embargo, «aquellos rancios aparatos de previamente cargados, pero las ondas de carga
lámparas de vacío» no lo conseguían y, en su y descarga de éstos no eran lineales, circuns-
lugar, ofrecían la vieja corriente de Faraday, tancia corregida en la actualidad con los mo-
que consistía en unos picos triangulares con dernos equipos (Fig. 2-29).
cierto componente en la fase negativa que se Además, con cierta frecuencia hay estimu-
agrupaban en trenes o secuencias (Fig. 2-27). ladores que generan ondas poco perfectas,
Cuando la técnica permitió disponer de im- pero tratan de cumplir con su cometido de es-
pulsos cuadrangulares cortos y perfectos, éstos timulación sensitiva o motora aunque no sean
fueron sustituyendo a los triangulares de las cuadrangulares ni triangulares perfectas (no
corrientes farádicas originarias y por ello algu- conviene olvidar que los impulsos generados

Figura 2-27. Pulsos triangulares de la antigua co- Figura 2-29. Pulsos triangulares para explorar el
rriente farádica. En la actualidad se aplican trian- fenómeno de acomodación y para el tratamiento
gulares o cuadrangulares sin la onda negativa. de parálisis periféricas.

52 Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana.

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 52 26/11/13 14:51


Capítulo 2 • Corrientes más utilizadas en electroterapia

por el propio sistema nervioso tampoco son Debe recordarse que el parámetro que en rea­
cuadrangulares): lidad genera un trabajo es la potencia en va-
tios (W) y que es el producto del voltaje por
• Cuando las impedancias de salida no se la intensidad.
adaptan de manera adecuada. Pueden estar aplicándose impulsos cuya
• Cuando los aparatos disponen de transfor- forma sea de gran amplitud en voltaje, pero la
madores con bobina en la salida. intensidad (por razones de diseño electrónico
• Cuando los circuitos electrónicos no son o de altos valores de impedancias) puede ser
demasiado depurados. muy poca, con lo que los resultados a la hora
• Cuando se mide la señal en condiciones falsas. de generar un trabajo serán mínimos. Tam-
• Otras circunstancias. bién puede haber situaciones donde la inten-
sidad es alta y el voltaje bajo, circunstancia en
Pueden obtenerse multitud de formas que se que tampoco se generará el trabajo deseado.
alejan de las más clásicas y teóricamente pre- Por lo general, el voltaje suele estar en pro-
fijadas. Algunas se presentan en la figura 2-30 porción directa con la intensidad a no ser que
(v. también «Influencia de la carga en la forma las situaciones del circuito alteren el adecuado
de onda»). sincronismo entre ambos parámetros.
Ambas ondas pueden reflejarse en los osci-
Nota aclaratoria acerca

loscopios de manera simultánea y apreciar que
siempre existen desfases y formas distintas en-
2
de las formas de onda
tre las dos, con lo cual la resultante en poten-
Cuando se practican técnicas de electrote- cia siempre estará afectada, de forma que si
rapia en baja frecuencia y media frecuencia, se la potencia refleja otra onda producto de las
suele utilizar la intensidad (mA) como pará- dos primeras, más amplia en altura y anchura,
metro indicador de la energía aplicada, pero, pueden garantizarse buenos resultados, pero si
al dibujar las ondas, se parte de lo reflejado la onda de potencia es poco amplia en anchura
en las pantallas de los osciloscopios, donde o en altura (o ambas proporciones a la vez)
en realidad se representan las ondas del vol- puede asegurarse que los resultados serán po-
taje (V), las cuales pueden ser muy distintas bres (Fig. 2-31).
en forma y coincidencia en el tiempo respecto En un circuito de intensidad constante
a las de intensidad, pues debido a la impedan- (CC) puede presentarse la circunstancia de
cia se puede retrasar o adelantar una (de in- que, si los electrodos se hallan en cortocir-
tensidad) con relación a la otra (de voltaje), cuito por un puenteo metálico, el miliampe-
o viceversa. rímetro indique el paso de intensidad que se

Figura 2-30.  Diversas


formas de pulsos que,
en realidad, suelen pro-
ceder de deformaciones
de otros (por lo general,
cuadrados) modificados
por la impedancia de
los tejidos o por traba-
jar al vacío, como en la
quinta y última forma.

Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana. 53

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 53 26/11/13 14:51


Electroterapia en fisioterapia

Figura 2-31. Las ondas


superpuestas e inferio-
res son las de intensi-
dad y de voltaje. La onda
de trazado superior es
la de potencia (W) y re-
presenta el producto de
V por I.

ajustó, pero el voltaje baje prácticamente a 0, computarizados, la evolución y los cambios en


por lo que la onda de potencia será casi nula. las formas de corrientes han sido importantes.
Al practicar el referido puenteo metálico, si el En los primeros sistemas era muy complejo y
estimulador se ha diseñado como circuito de caro conseguir formas de ondas perfectas (so-
2 intensidad constante, el voltaje bajará a 0 y no
existirá riesgo de avería, pero si el diseño elec-
bre todo, en tiempos de pulsos cortos), cues-
tión bien resuelta en la actualidad.
trónico se realizó en tensión constante (VC), En los viejos equipos de lámparas o tran-
el puente de cortocircuito puede provocar se- sistores era muy difícil eliminar las ondas ne-
rias averías. gativas que seguían a la positiva y fundamen-
Cuando se lleve a cabo una investigación o se tal; dicha onda negativa estaba causada por la
intenten comprender determinados fenómenos autoinducción en el transformador de salida,
referentes a impulsos cortos o largos, poca o así como en la deformación de la onda funda-
mucha intensidad, nunca deben olvidarse es- mental con pico en la subida y bajada amor-
tas circunstancias y siempre hay que pensar en tiguada por el mismo transformador de salida
la potencia aplicada para mayor precisión. (Fig. 2-32). Estos equipos se basan en la des-
carga de un condensador (muy habitual en los
SISTEMAS ELECTRÓNICOS TENS y faradizadores musculares).
PARA ELECTROESTIMULADORES Un buen sistema debe basarse en un gene-
DE BAJA Y MEDIA FRECUENCIA  rador suficientemente potente en la salida (sin

Los modernos equipos para electroestimula-


ción deben basarse en la electrónica computa-
rizada, donde los microprocesadores consiguen
controlar con gran precisión multitud de pará-
metros de forma rápida y eficaz. Además, se eli-
minarán los sistemas de amplificación de ener-
gía con transformadores, pues éstos deforman
las ondas (salvo que sean alternas sinusoidales).
Desde los equipos basados en lámpara de Figura 2-32. Cuando los circuitos amplifican las
incandescencia, pasando por los transistori- ondas mediante transformadores, las formas se
zados, hasta la última generación de equipos alteran considerablemente.

54 Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana.

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 54 26/11/13 14:51


Capítulo 2 • Corrientes más utilizadas en electroterapia

El microprocesador controlará las formas y


los tiempos de ondas monofásicas o bifásicas,
así como los tiempos de reposo, modulacio-
nes, agrupaciones en trenes, etcétera.
No debe olvidarse que las formas de ondas con
frecuencia son diferentes si los equipos trabajan en
vacío que cuando lo hacen con carga (Fig. 2-34),
es decir, es distinto representar las ondas si no se ha
aplicado el estimulador al paciente que cuando se
Figura 2-33. Cuando se utilizan sistemas digita- le ha aplicado. Si la corriente procede de equipos
les, las formas de los pulsos son precisas y de- con transformadores, los picos añadidos por au-
puradas. toinducción tienden a eliminarse, pero en aque-
llos en que se interrumpe una corriente galvánica
transformadores) para que suministre sin pro- no debe deformarse salvo cuando se pretenden su-
blemas unos 180 V y 80 mA sobre una carga perar las características de diseño y se le exige más
de 500 W (Fig. 2-33). potencia de la posible.
Los equipos de baja frecuencia y media fre- Las formas de onda más lógicas y fundamen-
cuencia basan su sistema de trabajo en dispo- tales para conseguir la despolarización de la mem-
ner de un generador de corriente galvánica en
estado de corte por el transistor, el cual sólo
brana nerviosa y muscular serán (Fig. 2-35):
2
permite el paso durante el instante que lo ac- • De subida progresiva y bajada brusca.
tiva el sistema del microprocesador y así se • Ondas triangulares.
crea el pulso correspondiente. Esto es posi- • Ondas cuadrangulares.
ble con una fase [+] o con ambas (+/–) para • Cualquiera de ellas bifásicas (pero las bifási-
los pulsos bifásicos. El sistema podrá trabajar cas de subida progresiva desfasadas).
tanto en corriente constante (CC) como en
tensión constante (VC). Las más eficaces serán las cuadrangulares, se-
guidas de las triangulares y de las de subida pro-
gresiva. Todas las demás formas son añadidos que
pueden servir si no se dispone de otras mejores.
Sin carga Las formas de onda de subida progresiva
son necesarias para los tratamientos en que

Con carga

Figura 2-35.  En la parte superior se presentan


Figura 2-34.  El mismo circuito, con carga o sin los pulsos monofásicos más usados y, en la parte
carga, genera pulsos diferentes. inferior, los pulsos bifásicos más frecuentes.

Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana. 55

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 55 26/11/13 14:51


Electroterapia en fisioterapia

Figura 2-36. A) Las áreas 
A B ocupadas  por  el  pulso 
monofásico y por el pul-
so bifásico son las mis-
mas. B) El área del pulso 
bifásico es el doble que 
la del pulso monofásico. 
El paciente sentirá mu-
cho más intenso el pul-
so bifásico de B.

2 se altera el mecanismo de acomodación de la


membrana. Las triangulares son muy fáciles de Práctica experimental
conseguir, a nivel electrónico, y se toleran me- De acuerdo con la figura 2-37, en la opción A 
jor que las cuadrangulares. Las cuadrangulares ambos pulsos se comportan como uno único. 
aportan la mayor energía y despolarizan mejor En la opción B, cada uno consigue su propio 
la membrana. En cuanto a las bifásicas, los fa- trabajo  y,  frente  a  dicho  trabajo  motor,  uno 
provoca mayor nivel de respuesta que el otro 
bricantes deben coordinarse para homogenei-
de manera alternativa. Para observarlo en la 
zar los sistemas de tratamiento, pues es dife- práctica, debería llevarse a cabo el siguiente 
rente la bifásica de la figura 2-36 A que la de experimento:
la figura 2-36 B. Se aplican dos electrodos iguales, en cuanto 
La opción A es la más lógica, pues la energía a tamaño, de forma homolateral, sobre un 
aplicada es la misma. Sin embargo, disminuye músculo o grupo muscular de los brazos o 
el efecto despolarizador. Otros fabricantes (so- de las piernas (en el mismo lugar de ambos 
lados). Se seleccionan en el equipo pulsos 
bre todo, con pulsos menores a 1 ms) aplican bifásicos desfasados (B) de 2 ms y reposos 
la opción B y consiguen un aumento de la res- de 300 ms. Se eleva de forma lenta la inten-
puesta de despolarización, pero aunque se ad- sidad hasta obtener una respuesta motora 
ministre el doble de energía, es más soportable apreciable y vibratoria. Si se observa bien, 
para el paciente (a nivel sensitivo). se apreciará que, de manera alternativa en-
tre pares e impares, un lado responde mejor 
Los fabricantes también deben homogenei-
que el otro de forma alternativa, pero, si se 
zar sus diseños en cuanto a las bifásicas con- cambia a bifásicos consecutivos (A), todos 
secutivas (A) y a las bifásicas desfasadas (B) de los pulsos alcanzan la misma contracción en 
la figura 2-37. ambos lados.
Las bifásicas desfasadas (Fig. 2-37 B) son Si hubiera diferencias entre ambos lados, se 
muy interesantes cuando se emplean como debería al peor entrenamiento de un lado so-
pulsos aislados para el tratamiento de las pará- bre el otro, falta de coincidencia de puntos 
motores, diferente tamaño y/o humedad de 
lisis periféricas o denervaciones. Su interés ra- los electrodos.
dica en la doble onda positiva y negativa que

56 Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana.

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 56 26/11/13 14:51


Capítulo 2 • Corrientes más utilizadas en electroterapia

A 300 ms 300 ms

B 300 ms

300 ms

Figura 2-37.  Dos formas diferentes de producir


vibración muscular. A) Con bifásica consecutiva.
B) Con bifásica desfasada. Figura 2-38.  En la parte superior pueden apre-
ciarse corrientes monofásicas triangulares; en el
centro, monofásicas cuadrangulares y, en la parte
evita el efecto de polaridad galvánica y la posi- inferior, bifásicas al dividir el pulso en dos y su-
ble quemadura en el paciente. mar un pulso igual al ya existente.

Influencia de la forma de onda • Se aplican como:


2
en la respuesta motora y sensitiva
– Pulsos monofásicos.
Para conseguir las mejores respuestas mo- – Pulsos bifásicos (desfasados o consecutivos).
toras y sensitivas mediante la aplicación de – En burst.
corrientes pulsadas, es importante elegir la – En modulaciones de frecuencia.
forma de onda, pues con parámetros iguales – En frecuencia fija.
en tiempo de pulso y frecuencia, los pulsos
triangulares requieren mayor intensidad que La corriente galvánica también se aplica
los cuadrangulares (v. cap. 10). Los cuadran- como microcorriente de forma que su intensi-
gulares bifásicos (Fig. 2-38) dependen de que dad máxima nunca sobrepasa 1 o 1,2 mA por
el fabricante logre que la suma del [+] y del [–] todo el electrodo (Fig. 2-39).
sea igual que el monofásico o que añada otro
pulso [–] al [+], sumando el tiempo de ambos.
En este segundo caso será mucho más eficaz.

Microcorrientes
Son corrientes que se caracterizan porque:

• La intensidad de pico máxima alcanzada es


de 1 mA o 1.000 µA (característica que les
proporciona su nombre).
• Están formadas por pulsos de muy corta
duración (menos de 500 µs). Figura 2-39. Pantalla de un equipo con microco-
• La frecuencia oscila entre 1 y 300 Hz (según rrientes, donde se aprecia que la intensidad se
el fabricante, pero nunca pasa de 1.000 Hz). mide en microamperios.

Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana. 57

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 57 26/11/13 14:51


Electroterapia en fisioterapia

Son corrientes que no provocan estímulo


sensitivo ni motor directo sobre el paciente. Si A
se aplican sobre zonas con terminaciones ner-
viosas hipersensibles, después de algunos mi-
nutos generan picor muy localizado y super-
ficial (debido al efecto de galvanopalpación).
Con cierta frecuencia se las denomina co-
rrientes «de estimulación sensitiva y muscular»
de muy baja intensidad, pero nunca llegan a
producir respuesta sensitiva directa y mucho
menos muscular.
Estas corrientes se aplican para regenera-
B
ción tisular, regeneración del colágeno y estí-
mulo de la actividad biológica.

MEDIDA DE LOS PULSOS


Y ONDAS EN EL OSCILOSCOPIO 
2 El osciloscopio representa (Figs. 2-24 y
2-40) las formas de las ondas (información
más relevante), su altura (voltaje) y su anchura
(tiempo de duración).
Si se parte de estas premisas, en la pantalla
dividida en cuadrículas, a las cuales se les atri-
Figura 2-40. A) En esta imagen se aprecia el pro-
buye un valor (vertical en voltios y horizontal grama de un osciloscopio para ordenador perso-
en tiempo), se dibujan las ondas que deben me- nal. B) La pantalla de los dos canales mide de ma-
dirse y se les proporciona unos parámetros se- nera  simultánea:  uno  con  ondas  tendentes  a 
gún el número de cuadrículas ocupadas, con lo cuadradas y el otro con ondas sinusoidales.
cual pueden establecerse valores con precisión.
Básicamente mide los dos parámetros descri- Valor RMS
tos con anterioridad de forma directa. De ma-
nera indirecta también se pueden medir intensi- En cuanto a la información de la ordenada
dades (con sondas de amperaje), resistencia (en (vertical), los modernos osciloscopios apor-
ohmios), frecuencias, impedancias, etcétera. tan sobre la pantalla (también en modo de
La frecuencia (parámetro fundamental en fisio- texto) los valores en voltaje, pero de diferen-
terapia) se calcula a partir del período o tiempo en- tes formas: voltaje pico–pico, voltaje máximo
tre el inicio de un pulso y el siguiente (Fig. 2-41; v. o pico, voltaje eficaz o RMS (del inglés root
«Frecuencia», en el cap. 1). Los osciloscopios mo- mean square) y voltaje medio
dernos están acompañados por información en Estos valores son importantes porque des-
modo texto que indican la frecuencia o/y el período. pués serán útiles para calcular intensidades, po-
Las máquinas productoras de ondas suelen tencias y trabajos eficaces, medios, de pico, etc.
generar una frecuencia fundamental y otras (v. «Resistencia» sobre corrientes con compo-
que son múltiplos o armónicos de la funda- nente galvánico y «Potencia eficaz», en el cap. 5).
mental. El espectrómetro o espectrógrafo in- La nomenclatura en este sentido es confusa
dica este comportamiento (Fig. 2-42 A y B). porque en unos textos se habla de intensida-

58 Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana.

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 58 26/11/13 14:51


Capítulo 2 • Corrientes más utilizadas en electroterapia

Figura 2-41. Se muestra 
la pantalla del oscilos-
Lectura Refresco de pantalla Entrada Línea de tierra
copio  con  su  informa- de 1.000/s de señal a0V
ción gráfica y de texto.  señal
El canal A muestra una 
onda  sinusoidal  per- Vertical
en
fecta de 50 Hz. El texto  voltios Cursor A1
informa de los paráme- (0,2 V)
Trazado
tros en las divisiones de  de la onda
las cuadrículas (en este  Tiempo
ejemplo) y de los valores  en ms
(5 ms) Línea de 0
alcanzados en voltaje. o masa
Período
(20 ms)
Cursor A2
Frecuencia
50 Hz
(1/P) Hasta
10.000 Hz/s
Valores Cursor A1
canal A +356 mV Tiempo por división
A1 + A2 = Cursor A2 Voltaje por división horizontal = 5 ms
712 mV -356 mV vertical en canal
A = 0,2 V

2
des o potencias RMS, eficaces, medias, etc. El
A concepto de RMS y valor eficaz es lo mismo.
El valor RMS o eficaz de una magnitud se
define como el rendimiento eléctrico de una
corriente alterna o pulsada equivalente a otra
en corriente continua (o corriente directa, en
inglés). Matemáticamente hay varias formas
de calcularlo y depende de que las ondas po-
sean unos parámetros u otros. Para las ondas
B sinusoidales perfectas, las equivalencias (en
voltaje) se presentan en la tabla 2-3.
En la tabla 2-4 se encuentran formas de cálculo
entre valores. Es más práctica porque, a la hora
de medir ondas, puede partirse del valor pico-pico
(Vpp) o de otros. Si se desean hallar algunos valo-
res, se multiplica o se divide según las siguientes

Figura 2-42.  Se  representan  los  espectros  de 


Tabla 2-3. Equivalencias en voltaje de las
frecuencia correspondientes a la figura 2-40 B.  ondas sinusoidales perfectas
A) Se observa el espectro de las ondas sinusoi-
dales con una frecuencia única y fundamental de  Si el voltaje eficaz es igual a  1 V
50 Hz. B) Se presenta el espectro de las ondas 
El voltaje medio es igual a  0,9 V
tendentes  a  cuadradas,  donde  se  aprecia  una 
frecuencia fundamental de 71 Hz, una secunda- El voltaje de pico es igual a  1,414 V
ria de 141 Hz y otros picos de armónicos que van 
El voltaje pico-pico es igual a  2,828 V
decayendo en amplitud.

Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana. 59

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 59 26/11/13 14:51


Electroterapia en fisioterapia

Tabla 2-4. Formas de cálculo entre valores fórmulas: el valor medido por el factor indicado
y se obtendrán los resultados pretendidos. El refe-
Valoref o RMS partido 0,707 = Vp 1,414 = 2 rido factor (en este caso, de ondas sinusoidales) se
obtiene de la raíz cuadrada media de 2.
Valorp por 0,707 = Vef o RMS
Los electroestimuladores miden los miliam-
perios en valores de pico, pero se necesitan sa-
Valorpp por 0,315 = Vm
ber los valores eficaces para evitar quemadu-
Valorpp por 0,354 = Vef 0,707 = 2/
2 ras. Si un polímetro nos mide en la opción
CC (o DC según la nomenclatura) corrientes
Valorpp por 0,5 = Vp pulsadas monofásicas, por lo general indicará
valores eficaces salvo que puedan pedirse dife-
Valorpp por 1 = Vpp  rentes parámetros (Fig. 2-43 A-D).
RMS: valor eficaz o root mean square; Valoref: voltaje eficaz; 
Valorm: voltaje medio; Valorp: voltaje de pico; Valorpp: voltaje  Vídeo 2-12. Intensidad eficaz LP
pico-pico.

A B

C D

Figura 2-43. Medida de la misma señal eléctrica con sus cuatro valores típicos. A) Pueden observarse 
los voltios eficaces o RMS desde C2 (línea de 0) hasta C1 (en 100 mV). B) Pueden leerse los voltios medios 
desde C2 (en línea de 0) hasta C1 (en 90 mV). C) Pueden leerse los voltios de pico desde C2 (en línea de 
0) hasta C1 (en 141 mV). D) Se encuentran los voltios pico a pico desde C2 (en –141 mV) hasta C1 (en 
+141 mV); así pues, pico a pico tiene el valor de 282 mV.

60 Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana.

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 60 26/11/13 14:51


Capítulo 2 • Corrientes más utilizadas en electroterapia

Práctica experimental

Se necesita el siguiente material:


•  Un equipo de electroterapia que sea capaz de Portadora de media
generar la portadora de media frecuencia sin frecuencia
Estimulador
modulaciones (con un mínimo de calidad).
•  Un osciloscopio para observar y medir la
onda de la portadora (hay que centrarse en
los valores verticales).
•  Un polímetro eléctrico para medir el voltaje
(en CA) de la portadora. 1.000 W 22,5
•  Una resistencia de unos 1.000 W que so-
porte, al menos, 5 W, a modo de carga.
Las medidas se toman de manera simultánea
con ambos equipos de forma paralela según el
esquema de la figura 2-44.
En el osciloscopio pueden observarse los vol-
tajes que alcanzan las ondas en valor pico y en
Figura 2-44. Estimulador que emite la corriente
valor pico–pico, y con ellos pueden realizarse
portadora de media frecuencia sobre una carga
cálculos. Se comprobará que el polímetro rea-
lice una lectura muy aproximada al voltaje efi-
de unos 1.000 W. Un osciloscopio y un polímetro
miden de manera simultánea y en ambos puede
2
caz o RMS calculado con el osciloscopio.
observarse el voltaje.
En conclusión, los instrumentos de medida eléc-
trica (simples) miden valores eficaces o RMS.
Tal vez el osciloscopio informe de modo numé- dir qué onda se considera la adecuada de las
rico sobre diferentes valores de lectura, como obtenidas: la de voltaje, la de intensidad o la
frecuencia, voltaje de pico, voltaje pico-pico, sumatoria de ambas.
voltaje eficaz, voltaje medio, etc.; todo depende
Se ha estado afirmando hasta este punto
de la calidad y complejidad del instrumento.
que el osciloscopio es incapaz de represen-
tar la onda de intensidad; sólo lee voltajes. Es
cierto, pero se puede modificar el circuito de
Estas cuestiones son muy útiles para la in- forma que la intensidad se convierta en vol-
vestigación, para entender respuestas de las co- taje. Lo ideal es disponer de un osciloscopio
rrientes monofásicas pulsadas, para aplicarlas con doble trazo (dos canales) o dos oscilosco-
a la técnica de ultrasonidos, para la radiofre- pios diferentes.
cuencia y para el láser. En las aplicaciones de electroterapia de baja
y media frecuencia puede llevarse a cabo per-
Observación de las ondas fectamente, dado que la modificación que se
de voltaje y de intensidad requiere sobre el circuito (para convertir la in-
en el osciloscopio  tensidad en voltaje) prácticamente no influye
en los parámetros eléctricos de la aplicación
Es muy interesante observar los resultados y terapéutica.
comparar las formas de la misma onda repre- Consiste en intercalar en serie una simple re-
sentada como intensidad y como voltaje, pues sistencia en uno de los cables, resistencia cuyo
aparecen diferencias entre las presentadas en el valor oscile entre 1 y 10 W (en este caso de 8 W).
osciloscopio y la aplicada, diferencias que in- Esta resistencia provocará una diferencia de po-
dican que hay que unificar criterios para deci- tencial (voltaje) entre sus extremos, voltaje que

Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana. 61

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 61 26/11/13 14:51


Electroterapia en fisioterapia

Figura 2-45. Esquema en 
que se aplica la corriente 
O_Intensidad O_Voltaje de Trabert (en modo vol-
Paciente taje constante [VC]) de un 
Osciloscopios
   C1 generador de onda cua-
   C = 50 uF drada de 2 ms de pulso y 
5 ms de reposo a un cir-
+ Trabert
U = 20 V
cuito RC (paciente simu-
R1
– TH = 2 ms
R = 8 lado) con tomas para las 
TL = 5 ms
R2 medidas de los oscilos-
Toma de  R = 500 W copios, cuyos resultados 
Estimulador
medidas
(mediante simulación por 
software) se aprecian en la 
figura 2-46. RC: resisten-
cia y capacidad.

se tomará con la sonda del osciloscopio y éste re- en la figura 2-46 B, la onda de voltaje y en la
presentará la lectura de la onda de intensidad en figura 2-46 C, la onda sumatoria de intensi-
uno de sus dos canales. La señal de la onda de dad más voltaje.
voltaje se tomará, como siempre, por el otro ca- Si en el esquema o circuito de la figura 2-45,
2 nal. Las pinzas de prueba para la onda de inten-
sidad se insertan en ambos extremos de la resis-
en lugar de aplicar la corriente sobre un con-
densador y una resistencia, se hubiera aplicado
tencia, la cual será capaz de soportar unos 10 W sólo sobre una resistencia (Fig. 2-47), todas las
(Fig. 2-45). ondas obtenidas de la simulación serían cua-
Dado que el organismo posee un efecto dradas porque el componente resistivo no las
de reactancia capacitativa, las referidas ondas deforma. Sin embargo, la realidad práctica so-
se deforman respecto a la aplicada; sin em- bre un paciente se parece más a los resultados
bargo, el sumatorio de la onda de intensidad dibujados en la figura 2-46.
más la de voltaje suele recuperar la forma de Como la captura de la onda de intensidad
la onda que se aplicó. Así pues, se tenderá a es laboriosa e implica una intervención en el
que la onda de referencia sea la sumatoria en circuito, normalmente se representa la de vol-
tre ambas. taje. No obstante y dado que pueden sufrir de-
En la figura 2-46 se analiza la corriente de formaciones, se debe indicar de qué onda se
Trabert y, como se puede observar, en la fi- trata cuando se represente o se analice una co-
gura 2-46 A se dibuja la onda de intensidad, rriente en el osciloscopio.

A B C
20 20 20
O_Intensidad.Vt

O_Intensidad.Vt

Sumatorio

0 0 0

–20 0 0
0 0,002 0,004 0,006 0,008 0,01 0 0,002 0,004 0,006 0,008 0,01 0 0,002 0,004 0,006 0,008 0,01
Tiempo Tiempo Tiempo

Figura 2-46. Se representa la misma onda (corriente de Trabert). A) La onda es de intensidad deformada. 
B) La onda es la de voltaje también deformada. C) La onda es el sumatorio de las anteriores.

62 Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana.

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 62 26/11/13 14:51


Capítulo 2 • Corrientes más utilizadas en electroterapia

deterioro y lograr que mantengan la capaci-


dad de realizar mediciones fiables (Fig. 2-48).

Portadora de media
Representación gráfica
frecuencia Estimulador
del potencial de acción 
5W El estado de polarización celular nerviosa
y su despolarización se suele representar de
1.000 W forma gráfica. Al fisioterapeuta le interesa sa-
ber qué ocurre cuando aplica al medio bioló-
Sonda V
gico, en el cual se encuentra la célula en estu-
Sonda I
dio, un pulso eléctrico que interfiere de forma
tal que desencadena la despolarización y sus
consecuencias.
Figura 2-47. Osciloscopio con dos canales para La polarización de membrana y sus «alti-
medir la onda de voltaje y la de intensidad sobre bajos» se miden con dos microelectrodos en
una resistencia de carga óhmica pura. La sonda I forma de aguja, uno en el medio extracelular y
va a otra resistencia de 5 W que se intercala en el otro en el interior celular (Fig. 2-49).
2
serie.
Es interesante aclarar una cuestión que suele
conducir a discusión y a polémica sobre su re-
En la figura 2-47 se muestra un esquema presentación. Dado que en el interior celular la
de un osciloscopio con ambos canales conec- carga iónica es [–] y en el medio extracelular es
tados para ver ambas ondas de manera simul- [+], y que el electrodo del interior celular es el
tánea (siempre que el osciloscopio disponga, al activo y el electrodo del exterior es el de masa
menos, de dos canales). o de referencia (que va a la línea de 0 mV), el
Debe recordarse en este caso que las son- resultado del activo se dibuja por debajo de la
das del osciloscopio son elementos electróni- abscisa hacia valores negativos [–].
cos de precisión y requieren cuidado y buen Asimismo, se sabe que el electrodo que me-
trato cuando se manejan para evitar averías, jor consigue la despolarización más eficiente

P.L. PA P.Rp.
Umbral de
polarización
P.Rf.

0 mV
Impulso
-70 mV

Figura 2-48. Sonda de osciloscopio formada por


la punta de prueba activa, a la cual se puede
adaptar una pinza retráctil, y pinza de tipo coco- Figura 2-49. Período refractario y su representa-
drilo para masa. ción gráfica.

Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana. 63

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 63 26/11/13 14:51


Electroterapia en fisioterapia

es el [–] y, en consecuencia, se debería dibujar cuadrantes positivos aunque realmente sean ne-
como negativo según la figura 2-49. Ésta sería gativos. Puede compararse la figura 2-49 con la
la representación real. figura 11-12. Si se tiene en cuenta esta circuns-
Sin embargo, es frecuente representar los pul- tancia, se comprenderá con claridad lo expuesto
sos de electroterapia hacia el cuadrante positivo sobre este tema en los diversos textos aunque se di-
aunque refiriéndose haga referencia a pulsos de buje de forma real o de forma convencional.
polaridad [–]. Este hábito conduce a dibujar tam-
bién las ondas de potenciales de membrana en los Autoevaluación

Material complementario en el sitio web


• Autoevaluación
• Documentos:
–  2-1. Medida de impedancia en un osciloscopio
• Vídeos:

2
–  2-1. Galvánica
–  2-2. Interrumpidas galvánicas
–  2-3. Alternas y bifásicas
–  2-4. Forma de modulación
–  2-5 A y B. Modulación en amplitud
–  2-6. Modulación en frecuencia
–  2-7. Intensidad eficaz de la galvánica
–  2-8. Intensidad eficaz
–  2-9. Intensidad eficaz al 50
–  2-10. Medidor de electrodos
–  2-11. Bifásica asimétrica
–  2-12. Intensidad eficaz LP

64 Electroterapia en Fisioterapia. Rodríguez Martín. ©2014. Editorial Médica Panamericana.

01. Electroterapia (Caps. 1-3).indd 64 26/11/13 14:51