You are on page 1of 2

No 6708/ Santiago, 22 de febrero de 2018

COMUNICADO INTERNO
En relación a los últimos acontecimientos dados a conocer a través de los medios de
comunicación, respecto de los procesos judiciales a ex miembros del mando
institucional, el Ejército informa a sus integrantes, lo siguiente:

1. La institución, conociendo los antecedentes difundidos, se encuentra


analizándolos y a la espera de disponer de la información oficial, a fin de poder
emitir un pronunciamiento público, basado en las resoluciones que se adopten en
cada tribunal competente, manteniendo el respeto y apego a las decisiones del
poder judicial, como corresponde a su deber constitucional.

2. No obstante a lo señalado previamente, la institución cree en el deber que le


asiste a cualquier persona que ostente un cargo, de responder por su gestión,
política o judicialmente según sea el caso, lo que es propio al ejercicio de sus
funciones. De esta responsabilidad, no están exentas las personas que han
ejercido el cargo de Comandante en Jefe, por lo tanto, ante un cuestionamiento
judicial, corresponde a dicha autoridad asumir siempre sus responsabilidades
sobre el período en que ejerció su cargo.

3. Es del caso precisar que los recursos asignados para gastos reservados, están
destinados para el cumplimiento de las tareas públicas relativas a seguridad y en
el caso particular de la Institución, en actividades de inteligencia,
contrainteligencia y seguridad militar, siendo de responsabilidad de cada
Comandante en Jefe en ejercicio, disponer del uso de éstos conforme a lo que
establece la Ley N° 19.863.

4. En relación a lo anterior y en lo que compete a la responsabilidad del uso de los


recursos de gastos reservados del actual Comandante en Jefe, se debe señalar
que el empleo de estos fondos públicos asignados, han sido exclusivamente
utilizados para los fines que están destinados, cuyo administrador es el Director
de Inteligencia del Ejército (DINE).

5. Finalmente, el Comandante en Jefe del Ejército, reafirma su compromiso al


cumplimiento de las misiones constitucionales que le asisten y manifiesta su
rechazo, a cualquier acto que contradiga el cumplimiento a las normativas y leyes
vigentes, como también a cualquier comportamiento reñido a los principios que
deben regir el ejercicio de la profesión militar.