You are on page 1of 2

GENERADORES DE ENERGIA

Un generador de energía es, como su nombre lo indica, un dispositivo capaz de generar energía.
Éste, es responsable de convertir cualquier tipo de energía (por ejemplo, química, mecánica,
etc.) en energía eléctrica.

La energía es un recurso fundamental y en los días de hoy, estamos completamente


dependientes de ésta para conseguir hacer las tareas más comunes del día a día, para conseguir
trabajar, para mantener los equipos en funcionamiento, en fin, para hacer "girar el mundo".

Con el fin de colmar las deficiencias energéticas, una vez que los sistemas eléctricos son
falibles, se recurre a los generadores para minimizar esos fallos. De esta forma, se asegura un
continuo suministro de energía para satisfacer las necesidades.

¿Y dónde se utiliza habitualmente el generador de energía?

Es muy común encontrarlo en:

 Hospitales

 Hoteles

 Grandes Industrias / Empresas

 Eventos

 En algunas casas

¿Cómo funciona un generador de energía?

Para entrar en funcionamiento, el generador de corriente continua está dependiente de la


inducción electromagnética, capaz de transformar / convertir en energía eléctrica. El dínamo es
uno de los tipos de generadores de energía más conocidos y convierte la energía mecánica
existente en la rotación del eje. Esto hace que la intensidad del campo magnético oscile,
llevando a la inducción de la tensión en las terminales que posee. Así, cuando están sujetos a
cargas lleva a la circulación de la energía.

Hay disponibles diversos tipos de generadores de energía, pudiendo encontrar diferentes


modelos y diferentes potencias, para poder ajustar a su realidad.

Para convertir energía mecánica en energía eléctrica, puede optar entre estos tipos de
generadores, en particular::

 Generadores asíncronos (o de inducción)

 Generadores Síncronos
 Generadores de corriente continua

De destacar que los motores eléctricos son similares a los generadores, sin embargo, convierten
la energía eléctrica en energía mecánica. Hay también formas de convertir energía química en
energía eléctrica, por ejemplo, a través de pilas. En cuanto a la conversión de energía solar en
energía eléctrica, se logra recurriendo a la utilización de generadores fotovoltaicos.