You are on page 1of 6

SENTENCIA N° 587-2016

EXPEDIENTE : 04871-2016-0-1601- JR-LA-01


DEMANDANTE : REBECA DEL PILAR FRANCO SANCHEZ
DEMANDADO : GOBIERNO REGIONAL DE LA LIBERTAD
MATERIA : PROCESO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO
JUEZ : MARIA ISABEL ANGULO VILLAJULCA
SECRETARIA : MARIA ROSSANA BERRU VARGAS

RESOLUCIÓN NÚMERO: CUATRO


Trujillo, dieciocho de abril del año dos mil diecisiete.-

VISTOS los autos; la señora Jueza del Primer Juzgado Laboral, que
suscribe, emite la siguiente sentencia:

I.- PARTE EXPOSITIVA

1. Por escrito de folios 43 a 52 don MAURO RICHAR TAMAYO


ESTEBAN, interpone demanda contenciosa administrativa
contra el Gobierno Regional La Libertad y la Procuraduría
Publica Ad Hoc del Gobierno Regional La Libertad, a fin de
que se declare la nulidad del Oficio N° 743-2015 GRLL-
GGR/GRSE de fecha 24 de Junio de 2015 y la Resolución
Gerencial Regional N°03494-2016-GRLL-GGR/GRSE, de
fecha de 02 de Febrero de 2016, que declara infundado el
recurso de apelación sobre reintegro del incremento del 10%
del haber mensual , dispuesto por el Decreto Ley N°25981,
percibido a partir del 1° de Enero de 1993 hasta la actualidad,
esto es, hasta abril de 2016 ; y en consecuencia solicita se
disponga hacerse efectivas las sumas devengadas dejadas de
percibir desde aquella fecha e intereses legales; fundamenta y
ofrece medios probatorios.

2. Se admite a trámite la demanda en la vía del proceso especial y se


confiere el traslado por el plazo de diez días a la demandada
Gobierno Regional de La Libertad, mediante Resolución
número UNO de folios 53 a 54.

3. La demandada por intermedio del Procurador Público del


Gobierno Regional la Libertad, por escrito de folios 62 a 66,
absuelve el traslado de la demanda, solicitando se declare
infundada, señalando que el Decreto Ley N°25981, fue
derogado por la Ley N°26233, que en su última disposición
final establece que los trabajadores que por aplicación del
artículo 2 del Decreto Ley 25981 obtuvieron un incremento de
remuneraciones a partir del 1 de enero de 1993, continuarán
percibiendo dicho aumento siempre y cuando hayan percibido
este beneficio en algún momento; corroborándose de las
boletas de pago de remuneraciones del demandante que el
beneficio reclamado, no ha sido percibido, ya que nunca le fue
dado, no habiendo acreditado el demandante que alguna vez
haya obtenido tal incremento en sus remuneraciones para que
en la actualidad se le continúe otorgando.

4. Mediante Resolución numero DOS de folios 67 a 68 se tiene por


apersonado AL PROCURADOR PUBLICO AD HOC DEL
GOBIERNO REGIONAL LA LIBERTAD, por contestada la
demanda, en los términos que se expresan, saneado el proceso,
en consecuencia de ello la existencia de una relación jurídica
procesal válida, se fijan los puntos controvertidos, se admiten
los medios probatorios de las partes, se prescinde de la
audiencia de pruebas, se actúan los medios probatorios y se
dispone la remisión de los actuados al Ministerio Público a fin
de que emita el dictamen que corresponda.

5. A folios 71 a 74, obra el Dictamen Fiscal N° 201-2017 que opina


se declare infundada la demanda, y siendo el estado del
proceso el de emitir sentencia, se pasa a expedir la que
corresponde.

II. PARTE CONSIDERATIVA

PRIMERO.- El proceso contencioso administrativo tiene como finalidad


ejercer el control jurídico de las actuaciones de la administración pública
sujetas al derecho administrativo y hacer efectiva la tutela de los derechos e
intereses de los administrados; es decir, su objeto no se limita [como antes] a
declarar la nulidad de la actuación administrativa cuestionada por el
administrado, sino [ahora] principalmente a otorgar plena tutela a los
justiciables en cuanto a la satisfacción de sus derechos e intereses, esto de
acuerdo a lo previsto en el artículo 148 de la Constitución y artículo 1º del
TUO del Proceso Contencioso Administrativo, aprobado por el D.S. Nº 013-
2008-JUS.

SEGUNDO.- En el caso materia de análisis, al amparo del catálogo de


pretensiones reconocidas en el artículo 5º del citado D.S. Nº 013-2008-JUS, la
parte recurrente, en su demanda, pretende : 1) Determinar, si procede
declarar la invalidez o ineficacia del Oficio N° 743-2015-GRLL-GGR/GRSE
de fecha 24 de Junio de 2015 , sobre denegatoria de su pedido de reintegro
de incremento del 10% de su haber mensual, desde enero del año 1993 a la
actualidad esto es al mes agosto del año 2016, dispuesto por el Decreto Ley
N°25981, mas los intereses legales que corresponden ; 2) Determinar, si
procede declarar la invalidez o ineficacia de la Resolución Gerencial
Regional N° 003494-2016 de fecha 02 de Junio de 2016 que declara infundado
su recurso de apelación ; y 3) Determinar si como consecuencia de lo
primero es procedente ordenar a la entidad demandada emita resolución de
reintegro del incremento del 10% de su haber mensual, desde enero del año
1993 a la actualidad , esto es, al mes de agosto del año 2016, dispuesto por el
Decreto Ley N° 25981, mas los intereses legales que corresponden.

TERCERO.- Al respecto, el artículo 2 del Decreto Ley 25981, del 23 de


diciembre de 1992, estableció que los trabajadores dependientes cuyas
remuneraciones están afectas a la contribución al FONAVI, con contrato de
trabajo vigente al 31 de diciembre de 1992, tendrán derecho a percibir un
incremento de remuneraciones a partir del 01 de enero de 1993, equivalente
al 10% de la parte de su haber mensual del mes de enero de 1993 que esté
afecto a la contribución al FONAVI.

CUARTO.- Al respecto debe tenerse en cuenta, que el Decreto Ley 22591,


crea en el Banco de Vivienda del Perú, el Fondo Nacional de Vivienda
-FONAVI-, con la finalidad de satisfacer las necesidades de vivienda de los
trabajadores, posteriormente ampliado a cubrir otras necesidades de
infraestructura y acondicionamiento de obras comunales e incluso viales. Tal
fondo se constituía entre otros con los aportes obligatorios de los
trabajadores de cualquier régimen laboral (privado o público),
estableciéndose en su artículo 3 de la norma en mención que la contribución
obligatoria del trabajador es del 1% de su remuneración, sin que exceda su
base de cálculo de cinco sueldos o salarios mínimos vitales; posteriormente
el Decreto Legislativo N° 497, en su artículo 1° modifica la contribución
referida en cuanto a su base de cálculo, señalando que “La Contribución a que
se refiere el inciso a) del artículo 2 del Decreto Ley 22591 es del 1% de la
remuneración de trabajador, sin que la base del cálculo exceda de ocho Unidades
Impositivas Tributarias.” Posteriormente el Decreto Ley 25981, en su artículo
1° incrementa el aporte obligatorio de los trabajadores al 9% de su
remuneración1, lo que significaba un descuento mayor en sus
remuneraciones, razón por la cual en el artículo 2 del Decreto Ley en
mención se estableció un incremento del 10% en las remuneraciones de los
trabajadores, con el propósito de compensar el mayor descuento efectuado
por contribución al FONAVI.

QUINTO.- Lo señalado precedentemente, se encuentra debidamente


precisado con el Decreto Supremo Extraordinario Nº 043-PCM-93, en donde
claramente se señala los alcances del Decreto Ley 25981, cuyo cumplimiento
se peticiona en esta demanda, al señalar en su artículo 2: “Precisase que lo
dispuesto por el Decreto Ley No. 25981, no comprende a los Organismos del Sector
Público que financian sus planillas con cargo a la fuente del Tesoro Público”.
(resaltado agregado) Esto quiere decir que a los trabajadores del sector público,
1
Artículo 1.- A partir del 1 de enero de 1993, la tasa a que se refieren los Artículos 1
y 2 del Decreto Legislativo N° 497 será de 9%.
cuyas remuneraciones se financian por el tesoro público, no se le incrementó
el descuento obligatorio del 9% de sus remuneraciones, dispuesto en el
artículo 1° del Decreto Ley N° 25981, por lo cual tampoco les correspondía el
incremento dispuesto en su artículo 2.

SEXTO.- En tal sentido, queda claro que a la parte demandante no se le


otorgó el incremento dispuesto por el Decreto Ley 25981, no por una
omisión u error, de la administración, sino por mandato de una norma
expresa que excluía a los trabajadores estatales, de dicho incremento tanto
en lo que se refiere al nuevo monto a descontar de las remuneraciones, como
en lo que se refiere al incremento remunerativo, por cuanto su pago se
financia por planillas con cargo a la fuente del Tesoro Público; así también el
artículo 2 de la Ley 262332, ley que aprueba una nueva estructura de
contribuciones al FONAVI, y que deroga el Decreto Ley 25981, mantiene la
exclusión del incremento de la contribución por parte de los organismos del
sector Público que financian sus planillas con cargo a la fuente del Tesoro
Público, al señalar que hasta el 31 de diciembre de 1993, siguen aportando
los porcentajes establecidos para el FONAVI por los artículos 1 y 3 del
Decreto Legislativo N° 497, es decir para el caso del aporte obligatorio de los
trabajadores estatales, como es el caso del actor, en el 1% del monto de sus
remuneraciones, pues con la Ley 26233, nuevamente se modifica el monto de
aportaciones obligatorios, que para los trabajadores pasó a ser el 3%, hasta
su derogación por el artículo 3 de la Ley 26504, publicada el 18 de julio de
1995, que elimina la contribución obligatoria de los trabajadores
dependientes al FONAVI.

SETIMO.- En tal sentido, si bien es cierto la parte demandante con las


constancias de haberes de folios 19 a 21 , y copia de Resolución Directoral N°
3027 de fs.03, acredita que tuvo contrato vigente al 31 de diciembre de 1992,
y que sus remuneraciones fueron afectadas con la contribución al FONAVI;
condiciones que han sido analizadas por la Primera Sala de Derecho
Constitucional Transitoria de la Corte Suprema en la Casación 3815-2013-
Arequipa y Casación 17484-2013-La Libertad, como requisitos para percibir
el beneficio; señalando que al tratarse de una norma auto aplicativa, con la
sola entrada en vigencia debía producir sus efectos jurídicos; no obstante
respecto a tal incremento, la Juzgadora, discrepa respetuosamente con la
conclusión arribada por el ilustre colegiado Supremo en las casaciones antes
mencionadas, teniendo en cuenta que para el otorgamiento del incremento
dispuesto por el artículo 2 del Decreto Ley 25981, debe interpretarse de
manera sistemática con el artículo 1 y en armonía con la intención
normativa, que se ha señalado en los considerandos precedentes, es decir el
incremento de las remuneraciones de los trabajadores, para compensar el

2
Artículo 2.-Hasta el 31 de diciembre de 1993, los organismos del Sector Público
que financian sus planillas con cargo a la fuente del Tesoro Público, aportarán los
porcentajes establecidos para el FONAVI por los Artículos 1 y 3 del Decreto
Legislativo N° 497.
mayor descuento al que iba ser sometido, que en el caso de los servidores
estatales no se produjo.

OCTAVO .- Por otro lado, a mayor abundamiento, cabe resaltar que el


Decreto Ley N.° 25981, bajo estudio, como lo hemos señalado, fue derogado
por la Ley N.° 26233, y si bien la única disposición final de esta última ley
establecía que los trabajadores que por aplicación del artículo 2° del Decreto
Ley N.° 25981, obtuvieron un incremento de sus remuneraciones a partir del
1 de enero de 1993, continuarían percibiendo dicho aumento; esto último, en
base a lo antes anotado, evidentemente era posible para aquellos
trabajadores, cuyas planillas no estaban financiadas con cargo al Tesoro
Público, que no era el caso del demandante; de ahí que se acoge lo resuelto
por el Tribunal Constitucional en la sentencia recaída en el expediente Nº
3529-2003-AC/TC, que en un caso similar señala:
“El Decreto Ley N.° 25981 cuyo cumplimiento pretende el recurrente, fue
derogado por la Ley N.° 26233, y si bien la única disposición final de la esta última
ley establecía que los trabajadores que por aplicación del artículo 2° del Decreto Ley
N.° 25981, obtuvieron un incremento de sus remuneraciones partir del 1 de enero
de 1993, continuarían percibiendo dicho aumento, el recurrente no ha acreditado
que alguna vez haya obtenido tal incremento en su remuneración”.

NOVENO.- En el caso de autos, se tiene que el actor no ha sufrido el


descuento del 9% por contribución al FONAVI, como lo establecía el
derogado Decreto Ley 25981, tal como se advierte de las constancias de
haberes y descuentos de folios 19 a 21, pues el mismo importe descontado
en diciembre de 1992 (S/. 0.61) lo fue en enero de 1993 (S/. 0.61) , y mucho
menos se advierte que haya recibido incremento alguno que deba continuar
percibiéndolo, esto como se repite en razón a la aplicación de las normas
señaladas.

DECIMO.- Siendo así, de concluye, que las resoluciones administrativas


que deniegan el pedido del actor de incremento del 10% dispuesto por el
Decreto Ley 25981, a partir del 1º de enero de 1993, no se encuentran
incursas en causal de nulidad previstas en el artículo 10 de la Ley 27444,
debiéndose desestimar la demanda, así como sus pretensiones accesorias,
por seguir la suerte de la principal, como son devengados e intereses
legales.

III. PARTE RESOLUTIVA:


Por estas consideraciones y de conformidad con lo dispuesto en los artículos
138° y 141° de la Constitución Política del Estado, artículo 51º de la Ley
Orgánica del Poder Judicial, y artículo 41º del Decreto Supremo Nº 013-2008-
JUS, impartiendo justicia a nombre de la Nación.

Resuelvo DECLARAR INFUNDADA la demanda, interpuesta por doña


REBECA DEL PILAR FRANCO SANCHEZ, contra el GOBIERNO
REGIONAL DE LA LIBERTAD, sobre Proceso Contencioso
Administrativo; en consecuencia Consentida o ejecutoriada que sea la
presente Archívese los de la materia en el modo y forma de ley.-
Interviniendo la secretaria judicial que da cuenta, por disposición superior.-
Notifíquese.-