You are on page 1of 7

EVOLUCIÓN DE LA LÍRICA MEDIEVAL 

MEDIEVAL 
La lirica medieval ha experimentado diferentes cambios en la literatura española a
través del tiempo. A continuación señalaremos algunas connotaciones importantes
acerca de la evolución de esta poesía.

1. Descubrimiento de las Jarchas 


Jarchas 

Así pues, hasta antes del año 1948, se señalaba que la literatura española tenía
un inicio de carácter épico; esta aseveración se debía al hecho que toda
manifestación literaria en España comenzó a partir del año 1140, con la aparición
del Poema del Cid. Sin embargo, a partir de los años 1946 a 1948, gracias a las
aportaciones de algunos estudiosos de la literatura hispánica, entre los que se
cuentan fundamentalmente Stern y García Gómez, se ha llegado la conclusión de
que la literatura española no tuvo un inicio épico como se veía indicando, sino que
sus comienzos debemos ubicarlos aproximadamente cien años antes de la
aparición del poema del Cid, vale decir, hacia el año 1040.

Las aportaciones realizadas por los estudiosos antes citados determinaron la


aparición de un tipo de composición lírica denominado ​jarchas​​, las cuales
integraban algunas composiciones árabes conocidas con el nombre de
Muwassahas (muguasajas). Las jarchas árabes y su descubrimiento (realizado a
partir del año 1946) y su confirmación definitiva dos años más tarde van a cambiar
totalmente el panorama de los orígenes de la literatura castellana. De allí,
entonces, que sea importante señalar brevemente algunas características y
rasgos esenciales de este tipo de composición.

Las muguasajas eran composiciones árabes o hebreas de mayor extensión, al


final de las cuales se encontraba una especie de estribillo de duración breve,
escritas en lengua romance mozárabe, y que se intercalaban en esos poemas
cultos que eran las muguasajas. Cada estrofa de estas composiciones terminaba
a modo de estribillo con la repetición de las jarchas, que precisamente se llamaron
así debido a la voz árabe ​jaryas​, que significaba ​terminación​, ​epílogo​. De acuerdo
con la descripción anterior, se puede concluir entonces que las jarchas aparecen
en las obras bilingües, ya sea de tipo hebreo o judío, con aportaciones de ciertas
impresiones romances, como en el caso de las jarchas.

Refiriéndose a este tipo de composición breve, García Gómez destaca las


siguientes características:

(1) ​Su línea es siempre femenina​; vale decir, la copia está puesta comúnmente en
boca de una doncella, la cual le habla a su enamorado, o a otro interlocutor que le
sirve de confidente.

(2) Habitualmente ​el tema de las jarchas es de tipo erótico o amoroso (aunque
también se conocen algunos casos en las cuales se las incluyó en poemas de
condolencia o de otro tipo).

(3) Su métrica es variable, pero corrientemente tienen una duración breve: no más
de cuatro versos y éstos son cortos.

A continuación, veremos algunos ejemplos de Jarchas:

“Vayse meu corachón de míb,


ya Rib, ¿si se me tornarád?
¡Tan mal meu doler li-l-habid!
Enfermo yed, ¿cuándo senarad?
(Mi corazón se me va de mí. Oh Dios, ¿acaso se me tornará? ¡Tan fuerte de mi
dolor por el amado! Enfermo está, ¿Cuándo sanará?).

¿Qué faré yo o qué serád de mibi?


¡Habibi,
non te tolgas de mibi!

(Amigo, ¡no te apartes de mi!, ¿Qué haré, qué será de mí tu me dejas?).

¿Qué faré, mamma?


Meu-l-habib est’ ad yana

(Qué haré madre? Mi amigo está a la puerta)”.


La importancia que posee este tipo de composición lírica, de carácter popular y
anónimo, que aparece a partir de la segunda mitad del siglo XI, se puede resumir
en cuatro puntos esenciales:

(1) Van a modificar la cronología y evolución literaria de los países europeos del
Medioevo, al demostrar que existe una corriente lírica sin interrupción a partir del
siglo XI (Y quizás mucho antes).
(2) Las jarchas afirman también el carácter popular que tuvo la lírica desde sus
inicios.
(3) Demuestran cómo el género lírico ofreció desde sus primeras manifestaciones
algunas características que serán comunes a todas las composiciones líricas de
un desarrollo posterior.
(4) Robustece la idea de que entre españoles y árabes-judíos no solamente hubo
formas de oposición sino también largos períodos de convivencia pacífica, por lo
menos en algunas zonas.

Con respecto a lo anterior, Leo Spitzer señala que estos breves poemas están
compuestos en una variante del español, el Mozárabe-Andaluz (que era un
dialecto hablado por crisitianos y judíos bajo el dominio musulmán), el cual estaba
adornado con una gran cantidad de elementos árabes fuertemente arcaicos. De
esta manera, la trascripción fonética y dinámica de estas composiciones breves
resultaban bastante difíciles de realizar debido a esta mezcla de elementos
señalados a través de los indicado por Spitzer; e, incluso, muchas expresiones en
el mozárabe arcaico eran copiadas sin que realmente ni los mismos amanuenses
entendieron aquello.

Este descubrimiento de las jarchas viene a echar por tierra las distintas teorías
que se sustentaban acerca de los orígenes de la primitiva lírica española; sin
embargo, a modo de conocimiento, será necesario revisar dichas posiciones.

2. Teorías sobre el origen de la lirica primitiva: 


primitiva: 

Antes del año 1948, fecha en la cual el romanista Stern realiza el descubrimiento
de las jarchas, se sustentaban tres teorías que trataban de expresar, de una u otra
manera, los orígenes de la lírica primitiva en España. Dichas teorías son las
siguientes:

a) La que señala una ​procedencia latina de aquellas manifestaciones líricas


producidas en la Edad Media, debido fundamentalmente a la presencia de
ciertos temas ya utilizados antiguamente por escritores latinos.
b) La teoría arábiga​: Esta posición es sustentada por el estudioso de las
literaturas arábigas Julián Ribera, el cual también establece una influencia
árabe en los poemas. Según Ribera, esta poesía árabe fue creada en el
siglo XI y estaba dirigida al vulgo. En sus creaciones utilizaba un lenguaje
popular y trataba temas de corte amoroso que, incluso, muchas veces
estaban expresados en forma graciosa. Se trataba de temas que apuntaban
a un sentido sensual y erótico e innumerables veces dichos temas caían en
lo obsceno.
c) La teoría provenzal​: Esta última teoría es la que ha poseído los mayores
defensores, debido fundamentalmente a la estrecha relación que ha
existido siempre entre la literatura francesa y la española. La poesía
provenzal se origina en el sur de Francia, con mayor precisión en la región
del Mediodía, y se inicia a partir del siglo XII, y en la cual se puede advertir
–ya en la segunda mitad de dicho siglo-un tipo de poesía cortesana y culta,
vale decir, una poesía creada por los juglares o trovadores que se
desempañaban en las cortes de los señores o de los reyes. Existen también
algunas circunstancias histórico-geográficas que hacen suponer que las
primeras manifestaciones líricas en España sean de origen provenzal.

Según la opinión de algunos estudiosos, la poesía provenzal se relaciona en forma


directa o indirecta con las creaciones líricas españolas. La vinculación directa
entre ambas literaturas fue propiciada por las relaciones históricas-culturales que
existieron en las regiones del sur de Francia y la región de Cataluña en España.
En cambio, la influencia indirecta se ocasionó por un hecho de connotación social
y religiosa, como lo fue el tránsito de juglares y trovadores provenzales hacia la
región de España; con mayor precisión, se dirigían en romería a Santiago de
Compostela (Galicia) utilizando de esta manera lo que se ha denominado “EL
CAMINO DE SANTIAGO”.

3. Diversas manifestaciones líricas en la España Medieval: 


Medieval: 

A partir del siglo XIII comienza a manifestarse en España una poesía que se
desarrolla fundamentalmente en la región de Galicia, la cual recibe el nombre de la
lírica galaicoportuguesa​​. Este tipo de poesía lírica recibe según R. Menéndez
Pidal una doble influencia: por un lado, una influencia provenzal que da origen a
una corriente culta y cortesana, y otra corriente de corte netamente popular, cuya
procedencia se encuentra fundamentalmente en la tradición oral. De este modo,
resulta importante revisar antes que nada, algunas características de la lírica
provenzal que fue la que permitió, por una parte, el nacimiento de esta lírica
galaico-portuguesa.

a) La  lírica  Provenzal: Según Guillermo Díaz Plaja, está comprobado que a
fines del siglo XI se desarrolla al sur de Francia, en las pequeñas cortes
feudales, una especie de poesía escrita en la lengua romance provenzal.
Agrega Díaz Plaja que esta poesía se origina gracias al ambiente que se
desarrolla, y que, no es otro que un ambiente de refinamiento, de
galantería, que mueve a los juglares y trovadores a cantar delicadamente el
amor espiritual hacia una dama, cuya devoción, fidelidad y sacrificio
expresan a través de un tipo de poesía muy especial.

Dentro de las características que posee esta poesía provenzal destacaremos los
siguientes rasgos:
● Se trata de una poesía que canta el amor a la mujer, a la cual se
identifica y se rinde un verdadero culto. A través de las creaciones
poéticas, el poeta expresa el sufrimiento que le ocasiona el amor
hacia su dama, expresando también a la vez una especie de gozo y
regocijo, puesto que comprende que le espera una recompensa por
parte de ella, la cual compensará los dolores y padecimientos que él
ha de sufrir. De esta manera, el poeta ve en la amada a su señora, a
la que quiere con ahínco y a la que desea servir con lealtad y
fidelidad.
● Como consecuencia de este canto a la amada, surge un segundo
rasgo: en la poesía provenzal se exaltan los valores de la
femineidad, derivándose con ello el que la mujer adquiera una
consideración bastante importante a partir de este momento.
● Se trata, entonces de una poesía refinada y artificiosa, con lo cual
habría que señalar que la poesía provenzal es una poesía de tipo
cultural y amanerado, en la cual existe una artificiosidad de
sentimientos y una complicación en la construcción métrica.

Entre las distintas manifestaciones encontrables en este tipo de poesía lírica, se


pueden advertir los siguientes tipo de creaciones:

1. La Cansó​: De tema amoroso, corresponde a lo que algunos


autores han denominado “PASTORELLA”
2. La Tensó​: Tipo de creación basada en una discusión poética,
sobre variados temas; se la conoce también con el nombre de
“DEBATE”.
3. El sirventés​: Es una creación de carácter satírico; da origen
posteriormente a los “cantos de escarnio”.

Angel del río destaca que las dos manifestaciones más importantes de la lírica
provenzal son la PASTORELLA y del DEBATE, y entrega las siguientes
definiciones acerca de ellas: “Se designa con el nombre de ​debate a una ficción
poética en la cual el autor presenta una discusión o pugna entre dos personajes
que dialogan, como por ejemplo acerca de la mayor virtud del hombre o la mujer.
Casi siempre interviene un personaje de mayor jerarquía o una dama para dirimir
la cuestión. La ​Pastorella​, en tanto, también es una especie de debate, pero en la
cual los interlocutores son esencialmente un caballero y una pastora. El caballero
es el mismo poeta, el cual describe su encuentro con una pastora a la que
requiere de amores”.

b) La  Lírica  Galaico-Portugesa: La poesía provenzal planteó una notoria


influencia en la región de Galicia debido, fundamentalmente, al intercambio
que se producía entre los juglares y trovadores provenzales que iban
camino a santiago y los poetas del norte de España. Sin embargo, existe
otra circunstancia que favoreció notoriamente a que dicha influencia
provenzal prosperara en las regiones gallegas; dicha situación no es otra
que el profundo sentimentalismo que es posible encontrar en el pueblo
gallego. Esta aseveración resulta válida de aceptar si tomamos en cuenta
que las regiones de Castilla también tuvieron la posibilidad de relacionarse
con la lírica provenientes de la región de Provenza; sin embargo, es fácil
comprobar que tal influencia francesa en castilla no rindió frutos en la
medida como lo fue en la zona de Galicia, a causa, fundamentalmente, del
espíritu realista y tradicional que se encuentra en el pueblo castellano.
De esta manera, se puede determinar que en la zona de Galicia se da comienzo a
un tipo de lírica basada en aquélla creada por los juglares provenzales, originando
así lo que se conoce con el nombre de ​Lírica Galaico-Portuguesa.

A pesar de lo dicho anteriormente, también es posible determinar un influjo


proveniente de la tradición, vale decir, de aquel tipo de manifestación que se
transmitía oralmente y que todo el pueblo conocía. De este modo, Roque Esteban
Scarpa ha determinado una doble procedencia para la lírica Galaico-Portuguesa.
Expresa dicho autor: “Dos son las formas que adopta la poesía en esas
colecciones: una derivada de la lírica provenzal, cortesana, sometida a una
retórica y métrica determinada y complejas, que revela habilidad en la técnica de
la versificación y en el manejo de las ideas; otra, en tono popular, vaga y
ensoñadora en la expresión de los sentimientos, simple en los recursos que
emplea, adaptando a su sencillez la fuerza lírica y evocadora de la repetición. La
primera es fruto de la imitación de formas culturales extranjeras y está
representada en el cancionero de AJUDA; la segunda, es creación del espíritu y
de la cultura galaico-portuguesa y tiene su cabal representación en los
cancioneros de la Vaticana y Colocci-Brancuti”.

De este modo, es posible apreciar que en la región de Galicia se pueden encontrar


diversas manifestaciones líricas que se desarrollan durante todo el siglo XIII y que
mantienen una correspondencia, ya sea con un línea popular, o bien, con una de
tipo culto.

Así, muchas de las creaciones de la poesía provenzal serán adoptadas por la lírica
galaico-portuguesa, como se puede apreciar en el siguiente esquema:

Lírica Provenzal

Pastorella Debate Cantos de escarnio

(Tema amoroso) (Discusión Poética) (Carácter Satírico)

Lírica Galaico – Portuguesa

Cantigas de amor Cantigas de amigo Cantigas de escarnio

L
Í
R
I
C
A

P
O
P
U
L
A
R
En el gráfico anterior se puede observar los distintos tipos de creaciones
empleados por la lírica Galaico-Portuguesa. Al respecto, Roque Esteban Scarpa,
al igual que otros autores, al examinar los distintos asuntos que comprenden las
creaciones poéticas de la lírica Galaico-portuguesa va a clasificar ésta en tres
grupos:

“Cantigas de amor o de Ledino​, dirigidas a la amada, en que los caballeros


maldicen el dolor que los atormenta, bendiciendo a la señora que los causa; se
quejan de mil maneras de su dama, procuran aplacar sus rigores o se alejan de
ella para ir a la corte del rey.

“Cántigas de Amigo​, en las que se repite esta última palabra que, puesta en boca
de una doncella que lamenta ausencia, equivale a amante; ​Cántigas de Escarnio y
de maldecir​, que son violentas en su sátira y en lo intencionado de sus burlas y
que van dirigidas a personajes determinados.

c)  Otras
​Otras  manifestaciones: Además de esta clara influencia proveniente de la lírica
provenzal, es posible determinar también una influencia no encontrada, ni
registrada en texto alguno, ya que se trata de un tipo de manifestación popular
que el pueblo cantaba en determinadas ocasiones o circunstancias, (como es
el caso, por ejemplo, de algunas fiestas o períodos religiosos), en algún tipo
de poema propio del quehacer de cada uno (como, por ejemplo, las cántigas
del ciego), o bien en canciones relacionadas con determinadas oficios.

Esta doble línea de influencia recibida por la poesía española se puede advertir
claramente, si se analiza, por ejemplo, un tipo de creación tan particular como son
las ​Cántigas de Serranas​. En este tipo de composición se puede apreciar
nítidamente una línea de carácter popular expresada a través de las creaciones
realizadas por JuanRuiz sobre la descripción de algunas serranas y, por otra
parte, una línea de carácter mucho más culto y cortesano, como es el caso, por
ejemplo, de los ​Cantos de Serranillas​, empleadas por el Marqués de Santillana,
creaciones en las cuales no existe ese tono popular y directo empleado por el
Arcipreste; por el contrario, las creaciones del Marqués de Santillana, nos entrega
una tonalidad de algo artificioso y construido en base a ciertos arquetipos,
generalmente, provenientes de una influencia provenzal.

Resumiendo, entonces, se puede señalar que durante el siglo XIII, se nota un


claro predominio de una literatura gallega, cuya nota fundamental radica en un
dejo de sentimentalismo, que es propio de esa región. Es tan clara la influencia de
la poesía gallega que muchos autores, no escribieron sus creaciones poéticas en
lengua castellana, sino que lo hicieron en gallego, como en el caso de Alfonso X el
sabio.

Las dos únicas composiciones líricas encontrables y registradas en lengua


castellana son –hasta la fecha- “Razón de Amor” y los “Denuestos del Agua y del
vino”.

Posteriormente, en el siglo XIV, vamos a encontrar un mayor desarrollo de la


poesía castellana y en él es posible ubicar figuras tan importantes, como es el
caso del Arcipreste de Hita. Sin embargo, el mayor auge de la poesía española se
encuentra en el siglo XV, siglo que se ha considerado como un período de
transición, ya que en él se van a expresar las últimas manifestaciones y rasgos de
la época medieval, coexistiendo claramente con las innovaciones y cambios que
comienzan a producirse a raíz del advenimiento del Renacimiento.

De este modo, la poesía recibirá una notoria influencia proveniente de Italia, y sus
modelos máximos, ya no serán solamente los poetas franceses o provenzales sino
también los italianos y aquellos autores grecolatinos, redescubiertos y puestos de
moda por los humanistas.

La poesía del siglo XV comienza a ser hecha en base a lo creado por el Dante y
Petrarca, y así se podrá advertir a simple vista que cada vez más la poesía
española pierde su verdadero rasgo y connotación, haciéndose mucho más
artificiosa todavía, a pesar de que en esta época comienzan a aparecer los
llamados Romances, que van a traer consigo una nota más realista y popular.

Así pues, es posible encontrar en la poesía de esta época, una coexistencia de


tendencias: junto al Idealismo representado por las poesías de los cancioneros, se
encuentra el realismo de los romances, junto a lo culto, a lo cortesano, la nota
popular, prevaleciendo sin embargo, y en gran medida, la poesía cortesana de los
Cancioneros.

Los ​Cancioneros del siglo XIV, son recopilaciones realizadas por algunos autores
de poesías, escritas ya sea por autores famosos de la época o por personas que
participaron en algún tipo de concurso poético.

La poesía de las Cancioneros se verá reflejada en una poesía de tipo culto, ya que
la corriente popular va a estar a cargo de un tipo de creación poética, denominado
romance.

Dentro de las poesías de los cancioneros, vamos a encontrar una serie de


características que son propias del A​mor Cortés​.

1. Extracción del texto de ALONSO, DAMASO Y BLECUA, JOSE MANUEL:


“Antología de la poesía española” – Edit. Gredos – Segunda Edición Corregida –
Madrid – 1964 – págs. 3 – 4.

2. Citado por Alejo Roa en “Historia de la Literatura Española, Técnica Literaria y


Crestomatía” – Octava Edición – Santiago de Chile – 1960 – págs. 70.

3. SCARPA, ROQUE ESTEBAN: “Lecturas Medievales Españolas” Edit. Zig-Zag.


4ª. Edic. Stgo. de Chile, págs. 440 – 441.

4.​​ Idem, ant. Pág. 441.