You are on page 1of 7

De Luca Villafañe, Andrea Stephania.

C.I: 24.037.949.

Topografía II.

Investigación.

Los movimientos de la Tierra.

La tierra es un planeta dinámico y manifiesta cinco tipos de movimientos:


Rotación, Traslación, Precesión, Nutación y Bamboleo de Chandler que se
explicarán a continuación:

Rotación: La rotación es el movimiento que realiza la tierra girando con respecto


a su propio eje (el cual pasa a través
del polo norte y polo sur como se
muestra en la figura “a”), la dirección
de la rotación es de oeste a este o
sentido contrario a las manecillas del
reloj, el efecto inmediato de este
movimiento es el día y la noche, el
planeta en dar una vuelta completa
sobre su propio eje se demora 23 horas
con 56 minutos y 41 segundos o
aproximadamente 24 horas lo que
nosotros conocemos como un día.

Traslación: La tierra (al igual que todos los planetas del sistema solar) realiza un
movimiento de translación a través de una órbita elíptica –Movimiento que
describe una Elipse– que tiene en uno de sus focos al sol la única estrella del
sistema solar. Esta órbita elíptica mide unos 930 millones de kilómetros y en
recorrerla completa, la tierra se demora 365 días 5 horas y 57 minutos lo que
conocemos cómo un año terrestre. Otra consecuencia o efecto del movimiento de
traslación son las estaciones del año las cuales son determinadas por la posición
de la esfera terrestre con respecto al sol, la tierra se desplaza alrededor del sol a
una rapidez de unos 107.000 km/h.
B

En la figura “B” se puede apreciar cómo el movimiento de traslación de forma


elíptica que determina las estaciones del año, se establecen los solsticios que
corresponden a cuando la tierra está en posiciones extremas de la elipse, como el
solsticio de verano y solsticio de invierno y los equinoccios que corresponden a
las estaciones que suceden cuando la tierra está en las posiciones centrales de la
elipse como el equinoccio de otoño y el equinoccio de primavera.

Específicamente, en cada punto ocurre lo siguiente:

-Punto A: Solsticio de Verano (21 de junio).

-Punto B: Equinoccio de Otoño (23 de septiembre).

-Punto C: Solsticio de Invierno (22 de diciembre).

-Punto D: Equinoccio de Primavera (21 de marzo).

También podemos observar la distancia entre el punto A y el Sol (A – Sol) y la


distancia entre el Sol y el punto C (Sol – C), estas distancias se denominan
Perihelio y Afelio respectivamente, se definen de la siguiente forma:

Perihelio: Es el punto en el cual un objeto celeste (En este caso el Planeta Tierra)
que gira alrededor del sol se encuentra a la mínima distancia de él. Por ejemplo, la
tierra llega al perihelio todos los años a principios de enero: la distancia desde el
sol es de 147.090.000 km aproximadamente mientras que el Afelio se trata del
punto más distante de la órbita de un determinado planeta respecto al Sol. En el
caso del planeta Tierra, el afelio se produce a comienzos del mes de julio. En
dicha instancia, la Tierra se ubica a 152,1 millones de kilómetros de distancia del
Sol.
Precesión y Nutación: El movimiento de precesión corresponde a un cambio
lento y gradual en el eje de rotación de la tierra y el movimiento de nutación lo
que hace es generar oscilaciones haciendo que el eje de la tierra se incline un poco
más o un poco menos respecto a la circunferencia que describe el movimiento de
precesión. Para entenderlo puede realizarse una analogía con un “Trompo”, que
cuando pierde velocidad se va inclinando con cierto ángulo y la nutación es un
leve balanceo posee el movimiento de precesión debido a la acción de la atracción
gravitacional de la luna, una vuelta de precesión se realiza entre 25700 y 25900
(periodo que se denomina año platónico) en ella se realizan aproximadamente
1385 bucles, a continuación en la siguiente imagen se pueden apreciar ambos
movimientos nutación y precesión:

Bamboleo de Chandler: Descubierto por un científico norteamericano llamado


Seth Carlo Chandler en el año 1891, y consiste en una pequeña variación u
oscilación del eje de rotación de la tierra, lo que implica una variación de 0.7
segundos añadidos al arco en un periodo de 433 días ,en otras palabras es uno de
los menos populares o conocidos movimientos de la tierra pues su implicancia no
tiene mayores alcances. La causa real de la existencia de este movimiento aún no
ha sido averiguada a día de hoy, aunque ha habido varias teorías al respecto, desde
que podría estar causado por los cambios climáticos hasta que la causa real podría
ser las variaciones de concentración salina en el mar. El máximo rango registrado
por esta oscilación ocurrió en el año 1910, y por razones que aún se desconocen,
este movimiento desapareció durante seis semanas en el año 2006. La
representación gráfica de este movimiento es la siguiente:

Movimiento de Precesión de los Equinoccios: es el que describe el inclinado eje


de la tierra de forma circular. Más concretamente, es el movimiento que hace el
polo norte terrestre respecto al punto central de la elipse que describe la Tierra en
el movimiento de translación. Este movimiento fue descrito y calculado por
primera vez en la antigua Grecia por Hiparco de Nicea. La causa física
fundamental de la existencia de este movimiento es el momento de fuerza que
ejerce el Sol sobre la Tierra, aunque este movimiento también se ve fuertemente
afectado por el movimiento de las placas tectónicas, por lo cual su periodicidad no
es tan precisa como en el caso de los movimientos de rotación y translación. Aun
así, su duración estimada es de 25 780 años, lo que también es conocido como año
platónico.

Cabe destacar que las cuatro estaciones están determinadas por cuatro posiciones
principales en la órbita terrestre en su giro alrededor del Sol (plano de la
eclíptica), que reciben el nombre de solsticios y equinoccios: solsticio de invierno
(punto Capricornio, 22 de diciembre), equinoccio de primavera (punto Aries, en
torno al 21-22 de marzo), solsticio de verano (punto Cáncer, 21 de junio) y
equinoccio de otoño (punto Libra, en torno al 22-23 de septiembre).
En los equinoccios, el eje de rotación de la Tierra es perpendicular a los rayos del
Sol, que caen verticalmente sobre el ecuador. En los solsticios, el eje se encuentra
inclinado 23,5º, por lo que los rayos solares caen verticalmente sobre el trópico de
Cáncer (verano en el hemisferio norte) o de Capricornio (verano en el hemisferio
sur).

A causa de la excentricidad de la órbita terrestre, las estaciones no tienen la misma


duración, ya que la Tierra recorre su trayectoria con velocidad variable. Va más
deprisa cuanto más cerca está del Sol (perihelio) y más despacio cuanto más
alejada (afelio), también a causa de perturbaciones que experimenta la Tierra
mientras gira en torno al Sol, no pasa por los solsticios y equinoccios con
exactitud, lo que motiva que las diferentes estaciones no comiencen siempre en el
mismo preciso momento.

Movimientos de los Planetas Inferiores.

Son los cuatro planetas más cercanos al sol, es decir Mercurio, Venus, tierra y
Marte. Son pequeños formados principalmente por materiales rocoso
y metálicos con una estructura interna bien diferenciada y un tamaño similar.

El movimiento aparente de los Planetas Inferiores es oscilando bajo la luz del sol,
cuando al amanecer se observa aparecer el Sol antes de que aparezca el planeta,
Mercurio o Venus, esto nos indica que está más al este, y, ese mismo día, a la
puesta del Sol, se observará que el planeta se oculta después de ocultarse el Sol.
Se dice, en este caso, que el planeta tiene elongación oriental. Cuando al
amanecer, por el contrario, se observa aparecer el planeta antes de que salga el
Sol, esto nos indica que el planeta se encuentra más al oeste, y al atardecer de ese
día se ocultará antes de que se oculte el Sol. Se dice que el planeta tiene
elongación occidental.

La elongación máxima a alcanzar por cada uno de los dos planetas interiores es
diferente, debido a que están físicamente a distancias diferentes del Sol. Para un
observador desde la Tierra, las elongaciones máximas que se observan son:
Elongación máxima de Mercurio 18º a 28º y Elongación máxima de Venus 45º a
48º.

La pregunta clave es: ¿Por qué razón el planeta está unas veces al este del Sol y
otras veces al Oeste? ¿Cómo explicar esto desde las características orbitales del
planeta?
Cuando observamos un planeta interior, P, sabemos que está ocupando un lugar
en su desplazamiento orbital alrededor del Sol, y en toda la órbita existen, para un
observador terrestre, cuatro puntos básicos: punto en el que el planeta alcanza la
elongación máxima oriental (EMOR), punto en el que el planeta alcanza la
conjunción inferior (CINF), punto en el que el planeta alcanza la elongación
máxima occidental (EMOC), y, finalmente, el punto en el que el planeta alcanza
la conjunción superior (CSUP).

Si observamos el planeta en la elongación máxima occidental (aparece al


amanecer antes que el Sol a una distancia angular de 18º-28º si es Mercurio, o de
45º-48º si es Venus), a partir de ese punto va desplazándose en días sucesivos
disminuyendo la elongación occidental hasta desaparecer tras el Sol, hacia el
punto de la conjunción superior, en donde tanto el planeta como el sol tendrían la
misma longitud eclíptica. En ese punto deja de ser observado por estar detrás del
Sol. Mas tarde vuelve a aparecer el planeta en elongación oriental hasta obtener la
máxima elongación oriental (aparece al amanecer en ese punto después de la
salida del Sol, a 18º-28º si se trata de Mercurio, o de 45º-48º si fuera Venus),
disminuyendo en los días siguientes esa elongación al dirigirse el planeta hacia el
punto de conjunción inferior, pasando entre la Tierra y el Sol, zona en la que
desaparece a la observación, pues los rayos solares impiden una adecuada visión
del astro. También en ese punto el Sol y el planeta tienen la misma longitud
eclíptica. Aparece más tarde en elongación occidental, amaneciendo cada día
antes que el Sol, hasta alcanzar la máxima elongación occidental, repitiéndose de
nuevo el proceso.