You are on page 1of 2

Eucaristía Dominical 3 Aleluya (C)

Dios está aquí, Tan cierto (23 C) C – Am – F – G


///Aleluya, gloria, aleluya///
Dios está aquí, Reconoced que Dios es bueno, que Él nos
Tan cierto como el aire que respiro, quiere y nos ama mucho, porque somos
Tan cierto como la mañana se levanta el un pueblo suyo, y ovejas, ovejas de sus
sol, tan cierto que cuando le hablo él me prados.
puede oír.
Dios está aquí, Ofrecemos nuestra vida (F 179)
y él se goza en la alabanza de su pueblo,
pues sé que nos está hablando y En la mesa de la vida te ofrecemos,
transformando hoy, nos manda su nuestro esfuerzo y nuestro diario convivir.
mensaje de amor. te ofrecemos las angustias,
Dios está aquí, te ofrecemos la pobreza,
se siente fuerte su presencia entre una copa de ilusiones y un pan para
nosotros, más fuerte y más brillante que compartir…
la luz del sol, por medio de su espíritu de
amor. / Cada pan es la certeza
de avanzar en comunión,
Señor ten piedad (Am 75*) cada copa de agua y vino
es un símbolo de amor/
/Ten piedad señor, ten piedad
Soy pecador, ten piedad/ Si en la mesa se presenta cada llanto,
/y de mi cristo apiádate. ofrecemos la alegría como pan, si en la
Contra ti, yo pequé/ mesa se presenta el dolor de cada día,
/Ten piedad señor, ten piedad ofrezcamos nuestro vino, nuestra paz.
Soy pecador, ten piedad/
Santo de la creación (F) 225
Gloria a Dios (E)
Toda la creación, alza hoy su voz,
/Gloria a Dios, en las alturas y paz en la Dando gracias a su creador y alabando a
tierra a los hombres de buena Dios.
voluntad/. El coro angelical, une al hombre en su
Te alabamos, te bendecimos, te adoramos voz, ellos cantan tu gloria, y nosotros tu
y glorificamos. amor.
Te damos gracias, por tu inmensa gloria, /Hosanna, hosanna.
Señor, Dios Padre, todopoderoso. Gloria al que viene, en nombre del
Tú eres el cordero que quitas el pecado. señor/
Señor Jesucristo, ten piedad de
nosotros. Cordero Santo de Dios (D)283
Sólo Tú eres santo; sólo tú altísimo, con
/Cordero santo de Dios, tú que has venido
el Santo Espíritu en la gloria de
a salvar, mira nuestra humillación, y ten
Dios Padre.
piedad/

1|S.J.B.
Cordero santo de Dios, tú que has venido
a salvar, mira nuestra humillación, y
danos la paz
Salida: María de nuestra alegría (C) 606
Yo creo en las promesas (C) 385
María, Tú que velas junto a mí,
Yo creo en las promesas de Dios y ves el fuego de mi inquietud.
Yo creo en las promesas de Dios María, Madre, enséñame a vivir
Yo creo en las promesas de mi Señor con ritmo alegre de juventud.

Si soy fiel en lo poco Ven, Señora a nuestra soledad,


El me confiará más ven a nuestro corazón,
Si soy fiel en lo poco, a tantas esperanzas que se han muerto,
él mis pasos guiará. a nuestro caminar sin ilusión.

Yo creo en la misericordia de Dios Ven, y danos la alegría


Yo creo en el amor de Dios que nace de la fe y del amor,
En torno al pan (Em) 355 el gozo de las almas que confían
en medio del esfuerzo y el dolor.
Las fuerzas se rehacen en la mesa,
Se olvidan los silencios sin razón.
Se escucha una nueva palabra,
Con la mirada en torno al pan,
En torno a él.

Una mesa que no tenga horarios,


mesas amplias con mucho lugar.
Platos llenos de gran confianza,
compartiendo el calor del hogar.

Que la mesa reúna ilusiones,


y detalles de un mismo vivir.
El sabor del encuentro y la fiesta,
crecerá como masa de pan.

Las fuerzas…

En la mesa vivamos sin prisa


cada gesto de hermano y su fe,
que la mesa serene las penas,
fortalezca los cuerpos y el dar.

En la mesa busquemos descanso


y un resquicio de tiempo y un tú,
de aquel tiempo gratuito que empuja
a llevar a los hombres la paz.

2|S.J.B.