You are on page 1of 2

San juan nuestro de cada día

Fe y tradición
Camino de fe y cultura
Desde el año de 1620 es fundado el pueblo que bajo la advocación litúrgica
llevo por nombre san juan bautista de los valles de Duaca, junto a el nacieron
san juan bautista de urachiche, san Antonio de berrio, santo tomás de la
calera, santa catalina de cuara, san jerónimo de cocorote y san josé de guama;
todos fundados por el capitan general francisco de la hoz berrios y oruña,
gobernador de la provincia de caracas para entonces.
Desde 1671 cuando fray miguel de la madrid recien llegado de la ciudad de el
tocuyo con la misión y encomienda de reducir los grupos indigenas a pueblo
funda una capilla con unas cuantas imágenes, entre ellas un retrato de san
juan bautista. Un 24 de junio de 1773 declara la fundacion dotrinaria, según el
santoral romano bajo la advocación de san juan bautista de duaca.
Gracias a la colaboracion de los frailes artesanos nace la primera estatuilla
traida al pueblo que descansa en su templo luego de la construccion definitiva
del mismo entre 1871 y 1924, obra iniciada por el padre virgilio díaz entre
1871 y 1879, (tres naves), continuada por el padre felix quintana, (ampliación
a cinco naves y cúpulas) y culminada con la construcción del piso de mosaico
en 1924.
Luego del largo proceso de evangelizacion y resistencia de sus pobladores
originarios, san juan bautista se queda entre nosotros…
Contrariamente con otros santos, a san juan se le celebra la natividad todo el
occidente el 24 de junio. Coincidiendo con solsticio, cualquiera de los dos puntos
de la eclíptica en los que el sol está en el punto más alejado del ecuador celeste.
Propuesto así para eliminar las festividades paganas para tal fin

Existe una leyenda popular, en la cual andando una señora a los retiros del
pueblo, se le aparece un niño portando sombrero, un traje de piel ,un libro y
un cordero, el cual quiso agarrar por creerlo perdido, a lo que este se le
escabulle de forma sorprendente; esta, luego de venir al pueblo por ayuda,
regresar y se encuentran con una pequeña estatua del niño; la misma que nos
acompaña en las procesiones y velorios durante todo el año por toda la
geografia crespense.
A difencia del resto de las 150 celebraciones llevadas a cabo en todo el pais en
honor a nuestro patron, el san juan bautista de los valles de duaca, sus
honores son de carácter mas religiosos, sin vailes de tambor; por el contrario,
su rito se basa en la paga de promesas por favores concedidos en velorios,
donde el santo ocupa un lugar de honor en un altar improvisado y bien
ornamentado con flores y a la luz de las velas; con oraciones y cantos de
plegarias a traves de las salves, los tonos y las decimas.
La celebracion mas grande comiensa en la vispera al 24 de junio con las
fiestas patronales un su honor, es aquí donde el duaqueño de los campos , el
pueblo y los que hacen vida en otras latitudes, se abrazan en una fiesta
enmarcada en actos civicos y religiosos. Desde tiempos antaños a las seis de
la mañana se reunía este bullicioso grupo frente a la plaza bolívar y
encabezados por el conjunto de retretas capitaneados por el buey y su
trombón, ejecutando alegres pasodobles.
Repique de campanas llamando a los feligreses a las siete de la mañana,
reencuentro religioso bajo las añosas tejas de la iglesia del pueblo. A las diez
de la mañana el pueblo se reunía en la plaza bolívar para la segunda misa del
día, es decir la misa mayor. Después de misa: bautizos, confirmaciones y otros
actos religiosos referentes a los santos sacramentos. A la par de estos oficios
en la plaza bolívar se instalaba el concejo municipal para realizar la sesión
especial para celebrar el día de la fundación del pueblo.

Las fiestas de duaca están íntimamente están íntimamente ligadas al culto a


san juan bautista, personaje bíblico que según los cuatro evangelios fue el
precursor de jesucristo. Predicó penitencia en los alrededores del río jordán
ante la inminente llegada del mesías. Bautizó a los penitentes con agua como
símbolo de purificación. Con el bautismo de jesús vio cumplido su objetivo
como precursor del mesías, y terminó su ministerio poco después.

Juan el bautista fue un predicador judío, considerado como profetas por las tres
religiones principales: cristianismo, islam y la fe bahá’í. Considerado mesías
por el mandeísmo. Desde el principio su nacimiento estuvo dotado de cierto
carácter milagroso y para el pueblo de duaca un icono cultural y religioso que no
solo lleva consigo en sus símbolos patrios y gentilicio, sino también en sus
corazones como templos a su santo patrón.