You are on page 1of 1

Capítulo II

Marcelo logra ver cómo las armas pueden hundir a un país

Paso un tiempo y Marcelo no dejaba de pensar en la economía militar y en cómo está podría hacer
qué, y en algunos casos, se hunda completamente la economía de un país, también ¿por qué el
socialismo se fracasó, en ese sentido y el capitalismo no? Entendía que el socialismo era un sistema
decadente pero no entendía porque había países que aplicaron este modelo y hoy en día son países
sobresalientes, tal como el caso de Rusia y China. Mandó un correo electrónico a su abuelo
preguntándole, el cual lo felicito por avanzar tanto en el tema y le ayudo a seguir investigando. Leyó
sobre los factores, como sus recursos naturales, que permitieron a países que adoptaron al
socialismo, sobrevivir, asimismo, que los países que menos invierten en armas, llevan ventaja en su
economía civil. Aprendió sobre como EUA junto con Europa se organizaron en la Organización del
Tratado Atlántico Norte, tal como los soviéticos estaban en el Pacto de Varsovia, entendió que a
estos últimos les costaba invertir en la defesa más que a EU y que alrededor de 1980 el PIB de la
Unión Soviética se estimaba entre un tercio y la mitad del de los Estados Unidos. Entre 1975 y 1980,
la Unión Soviética gastaba en materia de defensa la quinta parte de su PIB, esto afecto bastante al
entrar de lleno a la carrera armamentista, esto llevó a su derrumbe. Y después, vio como empezó a
carecer de lógica esta carrera al amenazar con destruir a la humanidad, por tanto, gasto
improductivo, el bienestar de la población se vio afectado grandemente. Aprendió sobre la
Perestroika que llevo al levante de la economía de estos países, el cual necesita una mayor
descentralización, llevando consigo mayor grado de autonomía y democratización para los
soviéticos, pero que inesperadamente llevó a conflictos internos que fueron simbolizados con la
Cuba del Muro de Berlín. Rusia, a su vez, dejaba huérfanos a proyectos socialistas en países como
Cuba, los dejaba sin dirección ni apoyo, esto se celebro en Occidente. Marcelo pensó en la
posibilidad que esto podría ser lo que pasaría con EU. Terminó la Guerra Fría, muchos países
guardaron sus armas, pero no EU que vio en las armas, un negocio, ya que necesitaba algo para
financiar su complejo industrial y miliar. Buscaron entonces el modo de originar una nueva guerra
prolongada, la cual les permitiera transferir el gasto militar a otras naciones. Por eso, en 1991,
empezó la guerra del Golfo Pérsico, esto llevo a que EU pueda influir en el precio del petróleo. En
este contexto los europeos firmaron en 1992 el Tratado de la Unión Europea, o el llamado Tratado
de Maastricht. Buscarán constituir su propio complejo industrial-militar para evitarían supeditarse
a la economía estadounidense. Entendió entonces que los países de primer mundo son los que
cofinancian la guerra y son donde más muerte hay. Terminó Marcelo con la idea conclusiva de “¡Este
mundo es un asco!”