You are on page 1of 3

¿Cómo funciona el cerebro adolescente?

PUBLICADO POR:ISABEL VALENZUELA

DON
BAYLEY/ISTOCK/THINKSTOCK

El cerebro es el órgano que más cambia durante toda nuestra vida y, a medida que se
desarrolla, nuestra forma de pensar, actuar y relacionarse va evolucionando, siendo quizá la
etapa adolescente en que es más evidente. Malhumorados, rebeldes, sin miedo a correr
riesgos, los adolescentes son el dolor de cabeza de los adultos, con un cuerpo y cerebro que
todavía está madurando. Hoy, queremos hablarte de las particularidades del cerebro
adolescente.

Desarrollo del cerebro en la adolescencia


Durante la infancia, el crecimiento del cerebro es más bien equilibrado, pero hay un punto
en que además de ganar materia gris comienzan a desarrollarse conexiones a toda
velocidad. A partir de los 10 años, en niñas, y 11 años, en niños, las conexiones existentes
en el cerebro humano empiezan un proceso en que se desechan las no utilizadas y, aquellas
que quedan se vuelven eficientes e integradas.
ANDREW OSTROVSKY/ISTOCK/THINKSTOCK

A través de la mielinización, estas nuevas conexiones sinápticas se vuelven más eficientes


en recibir y transmitir información entre las diferentes zonas del cerebro. Así, los
adolescentes se van haciendo capaces de realizar acciones más maduras y empezar a
controlar impulsos, desarrollar habilidades y mostrar consistencia en sus acciones.

PUBLICIDAD
00:00
00:00

Otro cambio importante en el cerebro es la de las conexiones neuronales entre la amígdala


y la corteza pre-frontal, las que se hacen más densas. La amígdala es la encargada de
procesar sensaciones como el deseo, miedo, angustia y agresión, mientras que la corteza
pre-frontal se vincula con la personalidad y regulación de acciones mediante el juicio y
autocontrol. La mejora de la conexión entre ambas zonas da paso a la llamada madurez
emocional. Veamos esta exposición de Sarah-Jayne Blakemore al respecto:

Cambios en el cerebro durante la adolescencia y riesgos


Si bien durante la adolescencia se producen varios procesos de maduración en el cerebro,
estos van a destiempo y de allí sale la conducta algo errática que caracteriza a los
adolescentes. Si a eso le sumamos el aumento de dopamina en el cerebro y de hormonas
como la testosterona, tenemos un cóctel peligroso. La dopamina es un
neurotransmisor relacionado con la obtención de necesidades, satisfacciones y deseos.

En un cerebro que no está completamente desarrollado, el exceso de dopamina puede llevar


a la realización de actividades riesgosas y conductas peligrosas, ya que busca formas de
obtener recompensas para sentirse satisfecho, sin un buen control de impulsos.

YAMANSTOCK/ISTOCK/THINKSTOCK

El adolescente estará propenso a tomar decisiones cuando las emociones están muy
presentes y llegan rápido a la corteza pre-frontal, sin tiempo suficiente para que el control
de impulsos detenga la búsqueda de la satisfacción inmediata.

Con los años, los adolescentes se van haciendo más “lógicos” a medida que se iguala el
desarrollo de los diferentes circuitos cerebrales, mientras tratan de sobrevivir durante varios
años con el peligro de un cerebro “en construcción”.

Estas particularidades sobre cómo funciona el cerebro en la adolescencia explica en


parte por qué los adolescentes no suelen aceptar otros puntos de vista, ¿no crees?

https://www.vix.com/es/btg/curiosidades/5142/como-funciona-el-cerebro-adolescente