You are on page 1of 16

Paul Streeten. Crecimiento Equilibrado Versus Crecimiento Desequilibrado.

Desarrollo Económico.

CRECIMIENTO EQUILIBRADO VERSUS


CRECIMIENTO
DESEQUILIBRADO *

PAUL STREETEN **

En este artículo trataremos de demostrar que los problemas plan-


teados por la controversia crecimiento equilibrado versus crecimiento
desequilibrado no han resultado muy útiles, aun cuando cada teoría
contiene algunos elementos valiosos. Antes de entrar a considerar los
méritos y las imperfecciones de las teorías del crecimiento equilibrado
(CE) y del crecimiento desequilibrado (CD) , es necesario que aclare-
mos dos interrogantes que no han recibido respuestas concretas y
satisfactorias de parte de los participantes en este debate. El primero
de ellos, que resulta muy pertinente dado el contexto en que se de-
sarrolla nuestra exposición, se refiere a la función del planeamiento;
el segundo trata de las limitaciones e inelasticidades de la oferta.

LA FUNCION DEL PLANEAMIENTO

En el debate que nos ocupa no se ha definido claramente la fun-


ción del planeamiento estatal (o también privado). En particu1ar, no
siempre está claro si el punto en consideración se refiere al planea-
miento o a una tentativa de explicación del desarrollo que tiene lugar
sin planeamiento, o con solamente un impulso inicial de planeamiento
en forma de un proyecto de inversión, permitiendo luego que los he-
chos sigan un curso propio, a la vez que las fuerzas del mercado res-
ponden a. la oferta y la demanda.
Según Nurkse, el CE es especialmente pertinente para una econo-
mía de libre empresa, ya que la inversión privada necesita el aliciente
del mercado. De acuerdo con su teoría, la elección entre inversión
privada o pública y entre control directo o mecanismo de mercado no
pasa de ser primordialmente una cuestión de conveniencia adminis-
trativa.1 Pero Nurkse no parece estar en lo cierto en este punto. Las

* Versión castellana de Beatriz Valeiras.


** Balliol College, Oxford University.

Este documento ha sido descargado de 1


http://www.educ.ar
Paul Streeten. Crecimiento equilibrado versus crecimiento desequilibrado.
Desarrollo Económico.

indivisibilidades supuestas en el CE implican la necesidad de coordi-


nación, esto es, de planeamiento, aunque en principio esta coordina-
ción podría ser pública o privada.
El CD propuesto por Hirschman es compatible con el planeamiento
inicial y continuado, si bien no lo requiere especialmente. Sus coordi-
nadores estatales deben -o deberían- estar sujetos al mismo tipo de
presiones que los empresarios privados. El papel del estado es tanto
inducir como reparar desequilibrios. De este modo, la acción del go-
bierno se convierte en una variable dependiente como así también
independiente.2 Pero si examinamos el problema más detenidamente
parecería que el CD, para ser realmente efectivo, requiere planea-
miento y en especial planeamiento estatal, ya que ninguna empresa
privada querría o podría cargar con el excedente de capacidad pro-
ductiva o las pérdidas corrientes y porque el punto de vista del sector
privado es demasiado estrecho.

COMPLEMENTARIEDADES E INDIVISIBILIDADES

No debería sorprender el hecho de que ambos, el CE y el CD debe-


rían presuponer cada uno de ellos un tipo diferente de planeamiento
para ser más efectivos, ya que ambos están ligados a inversiones en
bloque y complementariedades. La coordinación es necesaria tanto
para no descuidar ningún aspecto como para sacar provecho de las
ventajas de las complementariedades. Las fuerzas del mercado jue-
gan mejor luego de que se han hecho ciertos ajustes que solamente
pueden materializarse en etapas infinitesimales. De ahí que el con-
cepto "marginal" desempeñe un papel tan importante en la teoría
económica neoclásica occidental. Constituye también una de las di-
ferencias más importantes entre países desarrollados y subdesarro-
llados. En los primeros, un nuevo proyecto de inversión ventajoso es
normalmente pequeño en comparación con el volumen de bienes de
capital existente (como quiera que se lo estime), con relación a las
nuevas inversiones y al hinterland de instalaciones de que pueda ser-
virse. En los países subdesarrollados, las indivisibilidades son más
importantes y los ajustes marginales menos frecuentes debido por lo
menos a cuatro razones:
1
R. Nurkse, Equilibrium and Growth in the World Economy, pp 249-250 y p.
280.

Este documento ha sido descargado de 2


http://www.educ.ar
Paul Streeten. Crecimiento Equilibrado Versus Crecimiento Desequilibrado.
Desarrollo Económico.

1°) Tanto el stock de equipo existente como los agregados que se


le hagan resultan pequeños en comparación con los de países avan-
zados con una población similar. Considerando que la planta y el
equipo tienen que ser a menudo de dimensiones mínimas por razones
técnicas, la adición de una planta o de una máquina constituye una
diferencia proporcionalmente mayor tanto con relación al stock de
capital como a la inversión total.

2°) El desarrollo económico generalmente está enderezado a des-


plazar gente de la agricultura a la industria, lo que normalmente trae
aparejado un incremento en el número de unidades indivisibles.

3°) El capital social básico necesario y la estructura básica de la


industria (energía, acero, transporte, vivienda, edificios públicos) se
componen de grandes unidades indivisibles.

4º) Es probable que las complementariedades entre las empresas


y actividades sean más importantes en las magras economías de los
países no desarrollados, de manera que una inversión determinada
esté más sujeta a requerir inversiones complementarias y suplemen-
tarias. Tanto el CE como el CD dan origen a economías externas. Si A
incurre en un gasto le está dando a B la oportunidad de obtener ga-
nancias. Si de inmediato se toman medidas para aprovechar esta
oportunidad sin demora y en un solo tipo de secuencia (CE), los re-
sultados serán diferentes que si se trata de sacar ventaja de ella
posteriormente y en otro tipo de secuencia (CD). Pero no se puede
asegurar que A será inducido por las fuerzas del mercado a incurrir
en esos gastos, en realidad es de suponer que no lo será.

LAS LIMITACIONES DE LA OFERTA

Nuestro próximo paso será ocuparnos de las limitaciones a in-


elasticidades de la oferta. Nurkse limitó explícitamente su análisis al
lado de la demanda. Suponía que las ofertas estaban disponibles y se
preguntaba cómo deberían ser las inversiones que las justificaran.
Expresaba que:

2
A. O. Hirschman, The Strategy of Economic Development, pp. 65, 202.

Este documento ha sido descargado de 3


http://www.educ.ar
Paul Streeten. Crecimiento equilibrado versus crecimiento desequilibrado.
Desarrollo Económico.

"No hay aquí razones para creer que, cuidando solamente el as-
pecto de la demanda, un país pueda, en la situación en que se en-
cuentre, levantarse por los cordones de sus zapatos. Hemos
considerado una faceta en particular de nuestro problema. Las difi-
cultades más fundamentales que surgen del lado de la oferta han sido
dejadas de lado momentáneamente para que la exposición resulte
más ordenada".3

Sin embargo, el lugar que este capítulo ocupa en el libro de Nurkse


y el énfasis que se le ha dado han conducido a interpretaciones erró-
neas. Los partidarios del CE sostienen que la estrechez del mercado
constituye el principal inconveniente para el crecimiento. Por otra
parte Hirschman en su versión del CD, pone énfasis en la capacidad
para tomar decisiones. Lo que Hirschman quiere decir es que las
ofertas surgirán con relativa facilidad siempre que pueda superarse el
problema de las decisiones. Esto merece ser tenido especialmente en
cuenta, ya que implica dar mayor importancia a una actitud que ge-
neralmente se supone constante o de ajuste automático al nivel re-
querido. Se ha acusado a Hirschman de preocuparse demasiado de
las decisiones de inversión.4 En realidad, gran parte de su libro está
dedicada a este problema, pero resulta claro que su concepto es más
amplio, como lo demuestra el uso que hizo de los términos "decisio-
nes de desarrollo" y "actividades dirigidas al desarrollo".5

USO DESCUIDADO DE CONCEPTOS OCCIDENTALES

En la medida en que el CE se preocupa por la creación de mer-


cados a través de proyectos de inversión complementarios y con in-

3
Problems of Capital Formation in Underdeveloped Countries, pp. 30-31.
4
"Hirschman, por otra parte, puede encontrar más difícil de defender su tesis acer-
ca de que la estrategia del desarrollo debería estar dirigida a las decisiones de ma-
ximización de la inversión (que iguala al desarrollo), como resultado de la expe-
riencia en Birmania. La aptitud para tomar decisiones constituyó en efecto un factor
crítico en esta experiencia. Pero las decisiones más necesarias y más escasa no
eran las de inversión sino las administrativas, gerenciales y de política". Louis J.
Walinsky, Economic Development in Burma 1951-1960, A. Twentieth Century
Fund Study, New York 1962, p. 593.
5
Strategy, p. 25

Este documento ha sido descargado de 4


http://www.educ.ar
Paul Streeten. Crecimiento Equilibrado Versus Crecimiento Desequilibrado.
Desarrollo Económico.

centivos para la inversión por medio de mercados complementarios


para productos finales, acentúa un problema. que rara vez es grave
en los países de la región. A menudo los mercados de bienes finales
pueden crearse fácilmente sin recurrir al CE, por medio de restriccio-
nes en el régimen de importaciones o también, aunque menos fácil-
mente, por medio de la expansión de las exportaciones.
Por otra parte, aunque los partidarios del CD tienen razón en se-
ñalar la escasez de capacidad para la decisión que existe en algunos
países,6 este hecho no debería ser contrapuesto sino combinado con
un incremento de la oferta. El contraste puesto de manifiesto por el
CD entre la escasez de recursos físicos y la capacidad de decisión
puede resultar engañoso. Los que conceden mayor importancia a la
existencia de recursos sostienen que las decisiones se tomarán tan
pronto como se disponga de los recursos necesarios; los que desta-
can la importancia de la adopción de decisiones afirman que los re-
cursos, surgirán fácilmente si se logra inducir adecuadamente las
decisiones. El primer grupo de expertos sale en misiones y aboga por
impuestos elevados a fin de "liberar recursos" y el último recomienda
impuestos bajos para "alentar el espíritu de empresa".
Ambos puntos de vista reflejan agregación inapropiada y ais-
lamiento injustificado, dos tipos de deformación nacidos del uso ne-
gligente de conceptos y modelos occidentales. Ninguna fórmula ge-
neral servirá, a este propósito, ya que a menudo la división correcta
atraviesa estas dos categorías. El problema radica en qué combina-
ción de política de recursos, reforma de actitudes (incluyendo los "in-
centivos") y de instituciones legales, sociales y culturales es necesaria
en una situación particular.

PROBLEMAS TOTALMENTE DIFERENTES

Además, la tendencia existente en ambos enfoques del creci-


miento, el CE y el CD, de subestimar las limitaciones de la oferta,
desvía la atención del hecho de que el planeamiento debe estar diri-
gido tanto a restringir la oferta en ciertas direcciones como a expan-
dirla en otras. El conjunto de medidas de política económica
presupone una elección en la asignación de los suministros de dis-
ponibilidad limitada, a saber, los suministros que crecen a una tasa

6
Aunque no en todos: hay demasiado espíritu de empresa, por ejemplo, en Malaya.

Este documento ha sido descargado de 5


http://www.educ.ar
Paul Streeten. Crecimiento equilibrado versus crecimiento desequilibrado.
Desarrollo Económico.

limitada y en respuesta a ciertos estímulos, a los usos más im-


portantes, combinada con incentivos para decisiones de todo tipo (no
solamente decisiones de inversión). Estas limitaciones de oferta son
considerablemente menos importantes en los países ya altamente
industrializados y fueron menos importantes en la primera etapa del
desarrollo de muchos de los países actualmente avanzados como
Suecia o las regiones de reciente colonización. Estos países tenían un
acceso casi ilimitado a capitales de bajo interés, una reserva de mano
de obra especializada y abundantes recursos naturales. Más aún,
ciertas regiones subdesarrolladas de países avanzados (Italia Meri-
dional, el Sur de los Estados Unidos) pueden obtener recursos pero
carecen de la aptitud para tomar decisiones de desarrollo.
Los modelos desarrollados en la controversia sobre el CE y el CD
parecen haberse apoyado en este tipo de experiencia proveniente de
las "economías sin techo" que es pertinente para América del Sur
pero no para Asia Meridional, dada la naturaleza totalmente diferente
de sus problemas. Las dos diferencias importantes entre, por una
parte, los países desarrollados y los que se encuentran en proceso de
desarrollo y, por la otra, los países subdesarrollados del sur de Asia
son:

1) que en los países avanzados las inversiones pueden ser tratadas


más frecuentemente como marginales que en los países sub-
desarrollados, y

2) que los países desarrollados cuentan y contaban con una oferta


altamente elástica y sus reacciones a instituciones ya se han adapta-
do al proceso de crecimiento económico.

LOS PROBLEMAS PLANTEADOS

Ambas doctrinas presentan ciertas deficiencias. El problema al


abogar por el CD radica en que para los países que se encuentran en
proceso de desarrollo, el desequilibrio es inevitable, lo quieran o no, y
los gobiernos y los planificadores no necesitan de las admoniciones
de los teóricos. En este tipo de economías de bajas elasticidades toda
inversión ocasiona desequilibrios a causa de las rigideces, indivisibili-
dades y lentitud de reacción tanto de la oferta como de la demanda,

Este documento ha sido descargado de 6


http://www.educ.ar
Paul Streeten. Crecimiento Equilibrado Versus Crecimiento Desequilibrado.
Desarrollo Económico.

como también a causa de errores en los cálculos.7 De todas maneras


habrá gran cantidad de dificultades para satisfacer muchos de los re-
querimientos más urgentes, ya sea dé trabajadores, técnicos, geren-
tes, maquinaria, bienes intermedios, materias primas, energía y
transporte, y para encontrar mercados que permitan asegurar una
utilización plena del equipo. Las fuerzas del mercado serán demasia-
do débiles o impotentes para lograr los reajustes necesarios y a me-
nos que el planeamiento coordinado que se efectúe abarque mucho
más que la inversión, los proyectos de inversión resultarán antieco-
nómicos y serán. por lo tanto abandonados.

Si el desequilibrio logra inducir realmente las actitudes deseables,


la cuestión crucial no es si se crea el desequilibrio, sino cuál es el
grado óptimo de desequilibrio; dónde se lo debe provocar y en qué
medida para acelerar el crecimiento; cuáles son los "puntos de creci-
miento", dónde deberían romperse las primeras lanzas, qué inclina-
ción debe tener la pendiente que convierta bolas de nieve en
avalanchas? Aunque nadie haya dicho justamente que deba crearse
cualquier tipo de desequilibrio, no se ha prestado suficiente atención
a su composición precisa, dirección y distribución en el tiempo."8
El segundo punto débil de la teoría del CD es que se concentra so-
bre los estímulos a la expansión y tiende a descuidar o minimizar las

7
Por cierto existe el peligro de que los planificadores conviertan la necesidad en
una virtud como se desprende del siguiente pasaje eufemístico del Segundo Plan
Quinquenal de la India:
"No puede existir un equilibrio perfecto entre las actividades de cada plan quin-
quenal; hasta cierto punto, un determinado grado de desequilibrio -aparente ex-
pansión excesiva en algunos sectores y en otros una expansión insuficiente- puede
facilitar un desarrollo más rápido y equilibrado durante un tiempo. Consideraciones
de este tipo conciernen especialmente a sectores tales como el desarrollo de la
energía, transporte a industrias básicas en las que las inversiones deben realizarse
en bloque". Second Five Year Plan, 1956, Planning Commission, Government of
India, p. 17.
8
Esto explica afirmaciones como la siguiente:
"Para aquellos que no se dejan atraer de inmediato por lo paradójico, la estra-
tegia de Hirschman puede parecerles similar a este tipo de argumentos: 'El modo
más eficiente de caminar sobre una cuerda floja es el de avanzar, balanceándose
peligrosamente primero hacia un lado y luego al otro' o 'La mejor manera de ense-
ñar a un niño evitar el peligro que significa cruzar una calle muy transitada, es la de
hacerle atravesar Times Square sin respetar las señales de los semáforos" - Louis J.
Walinsky, Economic Development in Burma 1951-1960, A Twentieth Century
Fund Study, New York 1962, p. 594.

Este documento ha sido descargado de 7


http://www.educ.ar
Paul Streeten. Crecimiento equilibrado versus crecimiento desequilibrado.
Desarrollo Económico.

resistencias que se originan en el proceso de CD. Los partidarios del


CD sostienen que los sectores activos arrastran a los otros consigo,
mientras que los defensores del CE afirman que los sectores pasivos
retienen a los activos. Mientras que la primera afirmación es perti-
nente con relación a América del Sur, la segunda lo es para Asia Me-
ridional. No hay duda de que habría sido mejor, como le habría
agradado a Nurkse, que todos los sectores fueran activos, y este de-
seo pudo haber sido el origen del pensamiento último subyacente en
estos modelos. El problema es cómo activarlos. Las medidas ten-
dientes a lograr su activación deben asumir la forma tanto de induc-
ciones positivas como de resistencias a resistencias.

El modelo de CD según lo presenta Hirschman tiene el gran mérito,


en comparación con muchos otros modelos, de incluir actitudes e ins-
tituciones, y en particular alicientes para la inversión, los que nor-
malmente se supone que responden a las necesidades, asi como
también tiene la ventaja de convertirlos de variables independientes o
constantes en variables dependientes. La exposición de Hirschman
sobre eslabonamiento hacia atrás y adelante es particularmente es-
timulante y fructífera. Pone en evidencia los efectos anteriormente
descuidados de una inversión sobre otra en etapas primitivas o avan-
zadas de la producción. Pero esta teoría subestima los obstáculos y
resistencias (también en las actitudes) originados por el desequili-
brio.9 Como consecuencia de la escasez nacen los intereses creados,
que a su vez hacen posibles las ganancias de los monopolios; la
gente puede quemarse los dedos con inversiones fallidas, así como
puede asustarse por el aumento de la competencia. Las actitudes a
instituciones que evolucionan al mismo tiempo que el desarrollo pro-
vocan hostilidad y oposición. Algunas de estas resistencias podrán
superarse únicamente por medio de la intervención estatal, pero los
gobiernos que se oponen a este tipo de medidas no se muestran dis-
puestos a utilizar la fuerza o la amenaza del uso de la fuerza. Nue-
vamente, la ausencia de este tipo de reacción en los modelos
propuestos es a la vez apropiada para los países occidentales y
oportuna para los planificadores del sur de Asia, pero también intro-
duce deformaciones sistemáticas y descuida algunos de los aspectos
más importantes.

9
También mi exposición anterior participaba de estos defectos. Cf. Economic In-
tegration, Chapter 5.

Este documento ha sido descargado de 8


http://www.educ.ar
Paul Streeten. Crecimiento Equilibrado Versus Crecimiento Desequilibrado.
Desarrollo Económico.

LA FALTA DE MERCADOS NO ES EL OBSTACULO PRINCIPAL

Volviendo ahora al CE, hemos visto que su principal debilidad la


constituye el hecho de que está ligado a la creación de mercados do-
mésticos complementarios para alentar la inversión, siendo así que
los mercados del área de los países considerados generalmente pue-
den crearse por medio de restricciones en las importaciones y, en ca-
so de ser posible, por medio de una expansión de las exportaciones.
Esto es aplicable a los productos acabados y principalmente a los bie-
nes de consumo. Con respecto a los mercados de bienes intermedios,
Nurkse se declaró a favor del CD (desequilibrio vertical) en su segun-
da conferencia de Estambul.10 Las inversiones en capital social fijo
dan lugar a las condiciones a incentivos necesarios para que se origi-
nen las consiguientes inversiones productivas directas. En cuanto al
equilibrio horizontal, opinaba que el argumento a su favor "radica en
la necesidad de una dieta balanceada".11 Pero posteriormente trazó
una distinción entre el CE como método y como resultado u objeti-
vo.12 Lo que resta de esta teoría es el énfasis que pone en la com-
plementariedad de los mercados para bienes finales como objetivo
último para los alicientes de inversión. Pero normalmente la falta de
mercados no sólo no es un obstáculo importante para el desarrollo,
sino aun en los casos en que constituye un inconveniente serio no es,
con todo, el obstáculo principal. De todos modos, el crecimiento equi-
librado no siempre logra obviarlo.

10
R. Nurkse, Equilibrium and Growth in the World Economy, pp. 259-278.
11
"La dificultad causada por la estrechez del mercado se relaciona con los incen-
tivos individuales para invertir en cualquier sector aislado de la producción. Por lo
menos en principio, la dificultad desaparece en el caso de una aplicación más o me-
nos sincronizada del capital a una gama amplia de industrias diferentes. Aquí tene-
mos una forma de superar el estancamiento; el resultado es una expansión general
del mercado. Las gentes que trabajan con más y mejores herramientas en un nú-
mero de proyectos complementarios se convierten en clientes entre ellos mismos.
La mayoría de las industrias que abastecen el consumo de masas son complemen-
tarias en el sentido de que crean mercados para ellas mismas y así se apoyan unas
a otras. En último análisis esta complementariedad básica surge de la diversidad de
las necesidades humanas. El argumento a favor del 'crecimiento equilibrado' radica
en la necesidad de una 'dieta balanceada'". Problems of Capital Formation in
Underdeveloped Countries, pp. 11. s.s.
12
Op. cit., p. 279.

Este documento ha sido descargado de 9


http://www.educ.ar
Paul Streeten. Crecimiento equilibrado versus crecimiento desequilibrado.
Desarrollo Económico.

El CE está acertado en su énfasis sobre la cartera de inversiones,


la necesidad de coordinación y la estructura de un complejo de inver-
siones. Pero la inversión no es el único componente de este conjunto:
se insiste demasiado en la complementariedad de los mercados de
demanda final. Sería necesario un conjunto de medidas de política
económica que incluya:

a) inversiones complementarias;

b) acción tendiente a reformar actitudes e instituciones, que hagan


al deseo de invertir, como también a la capacidad y voluntad de tra-
bajar (lo que puede involucrar un aumento del consumo) de organizar
y, en particular, de administrar políticamente;

c) tabulación cronológica cuidadosamente elaborada que muestre


la secuencia de las distintas medidas que serían determinadas por
factores técnicos, políticos y sociológicos;

d) controles que restrinjan inversiones indeseables o poco desea-


bles; y

e) políticas destinadas a debilitar o eliminar los obstáculos e inhibi-


ciones para el desarrollo, que abarquen las resistencias provocadas
por las medidas (a) a (d) .

ASPECTOS RELACIONADOS

El debate entre CE y CD está ligado a un dilema más amplio y de


carácter fundamental, que es el siguiente: Si se estipula la realización
de varias cosas a la vez (por ej.: una serie de proyectos de inversión
interdependientes, dispersión en una región amplia, estímulo a la
empresa en pequeña escala) puede que cada una de ellas sea tan
pequeña por sí misma y sus efectos tan insignificantes, que el resul-
tado total sea despreciable o que no se haga prácticamente nada. Por
otra. parte, si se concentran los esfuerzos en un sector "dominante",
en una región en crecimiento o en un proyecto en gran escala, la au-

Este documento ha sido descargado de 10


http://www.educ.ar
Paul Streeten. Crecimiento Equilibrado Versus Crecimiento Desequilibrado.
Desarrollo Económico.

sencia de otros proyectos que lo apoyen puede significar un derroche


o, en el mejor de los casos, la expansión ulterior de un enclave.13

DISPERSION VERSUS CONCENTRACION

¿Es más conveniente no lograr nada porque los esfuerzos están


demasiado dispersos o porque la concentración presupone el sacrificio
de las medidas complementarias? ¿Debe esparcirse la manteca en
una capa tan fina que no se pueda gustar o debe concentrársela en
un punto a riesgo de que se caiga del pan? ¿Deben colocarse todos
13
J. K. Galbraith en una nota mimeografiada y sin fecha sobre el Proyecto del Se-
gundo Plan Quinquenal de Pakistán, pp. 17 ss., se manifiesta contrario a "la inclu-
sión de todas las cosas buenas en el Plan" y da un ejemplo de la utilidad de la
concentración:
"A fines del siglo XVIII y principios del XIX, la zona agrícola accesible a los Esta-
dos Unidos -la que se extiende entre la meseta de los Apalaches y el mar- era rela-
tivamente pequeña y ocasionalmente escaseaba en ella la comida, en el sentido de
que el grano tenía que importarse de Europa. Este inconveniente se solucionaba
con la apertura de un canal para facilitar el acceso a las ricas y abundantes tierras
del valle de Ohio. Ningún otro modo de incrementar la producción era tan impor-
tante; obviamente valía la pena concentrarse solamente en ello. En efecto, fué esto
lo que se hizo. Una vez que se abrió el Canal Erie alrededor de 1820 los alimentos
fueron abundantes y baratos a lo largo de la costa oriental. Si a principios del siglo
XIX esta región hubiera sido visitada por una misión moderna que tuviera como
meta aumentar la producción de alimentos, de acuerdo con las técnicas modernas,
habría recomendado la instalación de estaciones experimentales, juntamente con
otras medidas tendientes a lograr un servicio de extensión, adopción de nuevas
variedades de grano, control de créditos, mayor atención a los servicios de comer-
cialización y, con toda seguridad habría aprovechado la oportunidad para destacar
la importancia de comenzar la tarea a nivel de la economía doméstica, administra-
ción de granjas, sanidad rural y sociología rural. El canal habría sido solamente uno
de los muchos buenos proyectos y probablemente no se habría abierto. Y como
todo el resto sería de mucho menor efecto inmediato, las importaciones de alimen-
tos habrían continuado. En una etapa más avanzada de desarrollo y en un país co-
mo los Estados Unidos, valdría la pena dedicarse al estudio de los medios mediante
los cuales se podría aumentar la producción. Pero esto puede hacerse luego de que
se han explotado las oportunidades principales. No es un patrón cuya aplicación sea
conveniente en países donde la concentración en lo esencial constituye aún la nece-
sidad más urgente".
La conclusión que podemos extraer de Galbraith puede no ser aplicable al sur de
Asia. Aun cuando se acometieran grandes proyectos similares, sus efectos de dis-
persión no serían los mismos que históricamente se produjeron en los Estados Uni-
dos, donde el gobierno, al mismo tiempo, llevaba a cabo otros proyectos,
incluyendo algunos de los mencionados por Galbraith.

Este documento ha sido descargado de 11


http://www.educ.ar
Paul Streeten. Crecimiento equilibrado versus crecimiento desequilibrado.
Desarrollo Económico.

los huevos en una canasta o es mejor distribuirlos en varias? ¿Es


mejor disipar por dispersión o descuidar por concentración? De modo
menos pesimista: ¿es prefrible malgastar esfuerzos diseminándolos
de manera que sus efectos sean muy leves o descuidar sectores im-
portantes en aras del desarrollo de una región ya más avanzada y
autosuficiente?
Se pueden hacer consideraciones "a priori" con respecto a cual-
quiera de estos puntos de vista. Por una parte, las economías de es-
cala, las indivisibilidades, la necesidad de un "gran impulso" y la
presencia de "umbrales" apuntan a la concentración. Por la otra, la
necesidad de introducir cambios en varias cosas a la vez y de coordi-
nar la acción en varios campos, indica la necesidad de atacar en un
frente amplio. En la práctica el problema se presenta del modo si-
guiente: ¿deben los hindúes diseminar sus esfuerzos para poner en
marcha el desarrollo de la comunidad y la extensión agropecuaria en
las 500.000 villas que claman por ellos, corriendo así el riesgo de no
cambiar nada. o deben concentrarlos en unas pocas poblaciones se-
leccionadas; debe confiarse en programas que eleven los rendimien-
tos, dejando de lado otros numerosos objetivos deseables o deberían
combinarse estas políticas con otras concernientes a la educación,
riego, obras públicas, etc., diezmando a cada una de ellas?
El dilema se vuelve más complejo porque contiene tres po-
sibilidades diferentes de elección: primero, el conflicto. entre la efi-
ciencia y otras metas tales como la equidad, la justicia, la estrategia
política, la preservación de las comunidades y de su modo de vida,
etc.; segundo, las selecciones impuestas por requisitos de eficiencia,
y tercero, la solución intertemporal de los conflictos entre la eficiencia
y otras metas. En consecuencia, es posible lograr una redistribución
mayor a largo plazo en favor de las regiones pobres o atrasadas si se
presta especial atención al factor eficiencia, al precio de sacrificar la
redistribución a corto plazo. La dispersión amplia de los esfuerzos
considerando solamente la igualdad inmediata o las presiones políti-
cas, puede significar menos igualdad a largo plazo, mientras que dar
a los que tienen puede ser el mejor modo de hacer progresar .a los
que no tienen.

Este documento ha sido descargado de 12


http://www.educ.ar
Paul Streeten. Crecimiento Equilibrado Versus Crecimiento Desequilibrado.
Desarrollo Económico.

NATURALEZA DE LOS EFECTOS DE DISTRIBUCION

La atención se concentra ahora en la naturaleza de los efectos de


distribución que pueden haber sido inducidos por el mercado o por
una medida de política. Se puede permitir que el centro crezca a ex-
pensas de la periferia, siempre que un régimen impositivo eficiente
permita la redistribución de algunos de los beneficios hacia la perife-
ria. Esta extensión de los beneficios puede ocurrir aun sin medidas
políticas especiales si el centro demanda factores o productos de la
periferia, o provee capital y capacidad empresarial. Pero no es muy
probable que se den las condiciones para una distribución automáti-
ca, a saber, un alto grado de movilidad, competencia y divisibilidad.
No solamente puede ocurrir que no se produzcan estos efectos de
distribución o que haya simplemente una polarización dentro de en-
claves. La presencia de ciertos efectos reactivos causaría verdadero
perjuicio a la periferia. El crecimiento de la misma podría verse retar-
dado por el crecimiento en el centro. Finalmente, los efectos de dis-
tribución podrían ser debilitados o anulados por efectos de
resistencia. Por estos últimos entendemos el crecimiento de fuerzas
contrarias al desarrollo provocadas por el proceso mismo de creci-
miento. El esfuerzo de desarrollo debe entonces estar acompañado
por una política de resistencia a los efectos de resistencia.
Una categorización tan abstracta no produce ninguna fórmula ge-
neral que resuelva el dilema entre la concentración y la dispersión. La
interdependencia circular de las condiciones pertinentes diferirá de
acuerdo a las circunstancias . No puede desplazarse hechos políticos
tales como la demanda de un servicio de extensión agrícola que
abarque la totalidad del agro, en el caso de la India.
Existe cierta afinidad entre la noción de un Plan Ideal que com-
prenda un conjunto de objetivos contrastados a un ámbito de políti-
cas, y la noción del Crecimiento Equilibrado. En ambos casos hay una
división estricta y permanente entre un conjunto de fines y un con-
junto de medios "neutrales"; se presta atención a la "eficiencia"
adaptando los medios de modo oportuno a los fines. Tanto uno como
otro método de resolver los problemas presuponen la existencia de
un sistema acabado y completo y un comportamiento racional adap-
tado a ese sistema. Pero, en realidad, tales sistemas no son nunca
completos. No pueden considerarse como "dados" ni los fines ni los
medios ni los "demás factores" que normalmente se suponen inde-

Este documento ha sido descargado de 13


http://www.educ.ar
Paul Streeten. Crecimiento equilibrado versus crecimiento desequilibrado.
Desarrollo Económico.

pendientes y constantes. Las limitaciones de carácter psicológico, so-


ciológico, cultural e institucional y las valoraciones que originan son
tan reales como las limitaciones físicas, si bien ambas pueden supe-
rarse por medio de medidas políticas apropiadas.14

EL MITO DEL PLAN IDEAL

El punto en cuestión es que el sistema de valores y fines cambia


durante el proceso de desarrollo. No existe un Plan Ideal, sino una
visión que se va desplegando, en la que las valoraciones constituyen
inicialmente obstáculos. Empero, las políticas tendientes a superar
estos obstáculos cambian los valores. La discusión entre concentra-
ción y dispersión, que a menudo desatiende las presiones políticas y
las inhibiciones de los planificadores, se inspira en el mismo tipo de
modelo que el que se usa en economía del bienestar abstracto. A fin
de que este modelo proporcione una guía apropiada para la adopción
de decisiones, debería hacerse lo siguiente:

1) reunir informaciones demostrativas de consecuencias que pue-


den no estar disponibles o ser extremadamente costosas;

2) conocer los objetivos de la política a seguir y la solución de los


conflictos entre objetivos, lo que puede no conocerse y sólo ser so-
metido a estudio en base al tanteo;

3) reducir la complejidad de los objetivos a un índice simple, lo que


puede resultar imposible;

4) llegar a un acuerdo entre los distintos grupos sociales y regio-


nes acerca de los objetivos de la política a seguir, en tanto en la rea-
lidad habrá desacuerdos, compromisos, tentativas de persuasión o
luchas;

5) aislar una esfera de política "pura" que contenga solamente


medios neutrales, mientras que en la práctica secuencias completas
de medios y fines suelen llevar una carga valorativa, de manera que

14
Paul Streeten, "Programmes and Prognoses" en Gunnar Myrdal, Value in Social
Theory.

Este documento ha sido descargado de 14


http://www.educ.ar
Paul Streeten. Crecimiento Equilibrado Versus Crecimiento Desequilibrado.
Desarrollo Económico.

las decisiones a tomar son simplemente de la índole: ¡ haga ésto! o


¡ haga aquéllo!

Como no es probable que se pueda cumplir alguna de estas condi-


ciones, y de ningún modo todas ellas, no se puede tomar un modelo
general como base para decisiones, ni en principio ni mucho menos
para las instancias particulares. Cada decisión deberá tomarse en ba-
se a sus propias circunstancias. Por medio de un proceso de aprendi-
zaje se acumulará información, los fines se perfilarán más
claramente, la complejidad probablemnte se simplificará y las diver-
gericias sociales podrán reducirse. De este modo, de la masa inicial
de valoraciones omnipresentes se podrá ir definiendo una zona cre-
ciente de medios "neutrales".

RESUMEN

La controversia sobre equilibrio o desequilibrio para el crecimiento


es encarada considerando la incidencia del planeamiento, el compor-
tamiento de la oferta, el problema de la creación de mercados com-
plementarios, la asignación de las inversiones en forma concentrada
o dispersa, etc. El autor previene contra el uso descuidado de con-
ceptos occidentales que no toman en cuenta las características pecu-
liares de cada una de las regiones subdesarrolladas. Señala que el
desequilibrio es inevitable en un proceso de desarrollo y que lo im-
portante es determinar grado y localización óptimos del mismo. El
plan ideal es un mito. No es posible adoptar un modelo general como
base para tomar decisiones; cada una deberá surgir de las circuns-
tancias que le son propias.

SUMMARY

The controversy on balanced and unbalanced growth is tackled


considering the incidence of planning, the behaviour of supply, the
problem of creating complementary markets, the allocation of in-
vestments in a concentrated or dispersed manner, etc. The author
warns against the careless use of Western concepts which do not take
into account the particular features of each one of the underdevelo-
ped regions. He points out that unbalance is unavoidable in a develo-

Este documento ha sido descargado de 15


http://www.educ.ar
Paul Streeten. Crecimiento equilibrado versus crecimiento desequilibrado.
Desarrollo Económico.

pment process and that the main point at issue it to determine de-
gree and optimum location of same. The ideal plan is a myth. It is not
possible to adopt a general model as a basis for decision; each one
has to be taken according to the circumstances which are peculiar to
it.

Este documento ha sido descargado de 16


http://www.educ.ar