You are on page 1of 2

El Renacimiento

El Renacimiento fue fruto de la difusión de las ideas del Humanismo, que


determinaron una nueva concepción del hombre y del mundo.

El nombre renacimiento se utilizó porque este movimiento retomaba ciertos


elementos de las cultura clásica, griega y romana. El término se aplicó originariamente
como una vuelta a los valores de la cultura grecolatina y a la contemplación libre de la
naturaleza tras siglos de predominio de un tipo de mentalidad más rígida y dogmática
establecida en la Europa de la Edad Media.

Esta nueva etapa planteó una nueva forma de ver el mundo y al ser humano, con
nuevos enfoques en los campos de las artes, la política, la filosofía y las ciencias,
sustituyendo el teocentrismo medieval por cierto antropocentrismo.

Desde una perspectiva de la evolución artística general de Europa, el Renacimiento


significó una ruptura con la unidad estilística que hasta ese momento había sido
supranacional. Sobre el significado del concepto de Renacimiento y sobre su cronología se
ha discutido mucho; generalmente, con el término humanismo se indica el proceso
innovador, inspirado en la Antigüedad clásica y en la consolidación de la importancia del
hombre en la organización de las realidades histórica y natural que se aplicó en los siglos
XV y XVI.

Tras la caída de Roma, Italia se sumergió en un profundo letargo, del que no se


recuperó hasta el siglo XI, cuando emergió de la terrible peste negra y aportó la renovación
y la modernidad desde el interior de las recientes ciudades-estado, además de contribuir a
la implantación del nuevo pensamiento humanista característico del Renacimiento. Fueron
los años de explosión de las grandes ideas en ingeniería y arquitectura: la era de los
arquitectos que demostró que nada era imposible.

El Sacro Imperio Romano perdió su influencia sobre Italia y empezaron a surgir


ciudades-estado independientes. Estas pequeñas repúblicas, aunque asoladas por la peste
negra, empezaron a revitalizar sus ciudades y a realizar construcciones a una escala que no
se conocía desde la época romana.

A finales de los siglos XV y XVI, una serie de alianzas tuvieron lugar entre varias
ciudades-estado mientras las potencias extranjeras intentaban sacar provecho de Italia.
Francia, España y el Sacro Imperio Romano libraron sus batallas en suelo italiano, al
tiempo que la amenaza turca se cernía sobre las costas de Venecia. Los grandes artistas y
arquitectos del Renacimiento fueron también los grandes ingenieros civiles y militares de la
época.
Algunas de las grandes obras de este periodo son: la creación de un extenso sistema
de Acueductos subterráneos en Siena; la construcción de La Catedral De Florencia
Conocida Como Il Duomo realizada por Brunelleschi, construida entre 1420 y 1461 , con
mármol , piedra y ladrillo.

Los grandes artistas y arquitectos de Renacimiento fueron también los grandes


ingenieros civiles y militares de la época.