You are on page 1of 5

RESEÑA DEL TEXTO: LA ANTROPOLOGÍA COMO CIENCIA DEL

HOMBRE

SAMAEL JAVIER AMADO HERNANDEZ

UNERSIDAD ABIERTA Y A DISTANCIA (UNAD)

INGENIERÍA EN TELECOMUNICACIONES

ANTROPOLOGIA 100007_27

TUTOR DE CURSO: JANEH CECILIA UMAÑA

SINCELEJO-SUCRE
06-09-2017
RESEÑA DEL TEXTO: LA ANTROPOLOGÍA COMO CIENCIA DEL HOMBRE

Autor: Suardía Pedro.

Reseñador: Samael Javier Amado Hernández.

Palabras claves: Antropología, método, ciencia, evolución, hombre, sociedad, cultura.

La antropología puede definirse como la ciencia que se encarga del estudio del hombre en

todas sus dimensiones, ya sea en lo social como en lo biológico o natural. Esta se divide en

antropología física que se encarga de la evolución del individuo en el reino animal y la cultural,

que lo estudia en su interacción social, por ello, puede considerarse como una ciencia natural y

social.

Teniendo en cuenta su objeto de estudio y las posturas desde que se concibe, esta ciencia

se basa en el método analítico-descriptivo y el histórico, pues busca describir, explicar, clasificar

y formular leyes a partir del estudio riguroso de fenómenos repetidos que dan paso a las

conclusiones y generalizaciones. Estos métodos son utilizados por su relación histórica en sus

dimensiones natural y social manifestados tanto en el presente como en el pasado.

Con el paso del tiempo la antropología ha sufrido variaciones acorde a los contextos

sociales, teorías o concepciones filosóficas de autores que aparecen con el fin de estudiar al

hombre y su evolución. De allí que, al inicio estaba fuertemente influenciada por la teoría

evolucionista, tratando de describir y comparar aspectos generales de la sociedad o grupo de

estudio, para elaborar conclusiones. Sin embargo, con el paso del tiempo ésta se fue tornando

más hacia métodos que emplean la labor de campo, un contacto más directo con el objeto de

estudio. Es de anotar que en los métodos empleados se ha tendido últimamente hacia los
empleados en las ciencias naturales y los etnográficos, con el fin recolectar el mayor número de

datos que den validez y rigurosidad a los fenómenos estudiados.

Este hecho ha generado gran controversia, debido a que no se pueden llegar a

generalizaciones, pues cada cultura posee sus propias particularidades y no puede ser derivada de

otra cultura con la que no puede coincidir. A raíz de ello, el investigador, en su accionar ha

tenido que recurrir a inmiscuirse en profundidad en los grupos humanos que estudia, para poder

emitir juicios o sacar deducciones. No obstante, otros consideran que esto puede obstaculizar el

objetivo de estas investigaciones que giran en torno al establecimiento de leyes generales que

puedan ser aplicables universalmente.

Para culminar con los métodos empleados en la antropología, es preciso mencionar la

tendencia actual que es el de la ecología cultural, aludiendo a que el medio ambiente es un factor

determinante en el tipo de cultura que determina a una sociedad.

Por otra parte, se puede decir que las ciencias poseen un carácter interdisciplinar, en la

medida en que los aportes u objetos de estudio de una se pueden emplear o serle útil a otras,

tornándose como ciencias auxiliares para poder llegar a la complejidad y la comprensión global

del objeto de estudio. De allí que, la antropología se vale de ciencias auxiliares como la genética,

que se enmarca en la herencia biológica, la zoología, situando al hombre en su escala social; la

fisiología y la anatomía estableciendo la estructura de los organismos y sus clasificaciones; la

geología y la paleontología, para reconocer el devenir histórico del individuo, su cronología y

ubicación en la historia humana.

En cuanto a los efectos sociales, se puede apoyar de ciencias como la sicología,

determinando la relación cultura-personalidad, la lingüística, la botánica, al proporcionar


conocimientos sobre la medicina local. En fin, diversas ciencias que desde sus particularidades

permiten comprender el sujeto y sus relaciones con el medio.

En este orden, un área de interés para la antropología es la arqueología, pues ésta le

suministra información que no aparece tangible, es decir, existente, debido a que no hay registros

escritos y se debe recurrir a la búsqueda y reconstrucción de información bajo tierra para tratar

de explicar y reconstruir el pasado oculto y legendario de una determinada comunidad. Así, se

divide en arqueología prehistórica, que trata de reconstruir el pasado mediante objetos

desenterrados y la arqueología clásica que interpreta las inscripciones y material obtenido en las

excavaciones, cuyo material es sometido a un tratamiento riguroso de limpieza, reconstrucción

para su posterior análisis en los laboratorios.

Otras áreas de interés son la lingüística, pues es un elemento básico de una cultura, pues

permite la expresión de las ideas, sentimientos, emociones para satisfacer sus necesidades, por lo

que se vale de diferentes herramientas en aras de comunicarse. Así mismo, la religión es

determinante en cada cultura, dado que son las manifestaciones de sus creencias y cómo éstas

inciden en una determinada colectividad, al tratar con éstas de explicar lo que encuentran

inexplicable. También se suman a ello, las artes visuales, encausadas en las manifestaciones

artísticas y los fines con que son elaboradas, que van más allá de un simple trazo, pues aluden al

imaginario o la realidad que se concibe desde un determinado grupo humano.

En cuanto a la parte corporal y sus expresiones, se puede mencionar el folklore, al

mostrar a través de leyendas, tradiciones orales, bailes, canciones y otras creencias la incidencia

que tienen en la vida de una comunidad, pues recurren a éstas expresiones para manifestar sus

emociones y la concepción de mundo que poseen. Finalmente, se alude a la música como


complemento del folklore, dado que cada pueblo está caracterizado por una expresión musical y

cómo ésta tiene un nexo con los comportamientos, rituales y lenguaje de cada pueblo.

A raíz de lo anteriormente expuesto y de los planteamientos del autor, se puede decir que

la antropología como ciencia permite la comprensión del hombre en todas sus dimensiones y

cómo a través de sus diferentes ciencias auxiliares se trata de dar respuesta, explicar o interpretar

los procesos evolutivos del ser humano, su incidencia en las transformaciones sociales y los

métodos de los cuales nos debemos valer para poder llegar al conocimiento, a la búsqueda de la

verdad y a comprender las relaciones que se dan entre los individuos, su sociedad, su ambiente

natural y los procesos biológicos que determinan su devenir histórico.

En este orden, comprender cómo es concebido el hombre, su estudio y los elementos que

debemos tener en cuenta, nos llevan a repensar el hecho de que somos más que un simple

resultado de la evolución, pues para llegar hasta lo que somos hoy han debido pasar años de

estudio, de transformaciones y de concepciones epistemológicas, filosóficas, deducciones y

comprobaciones, así como de los métodos que se deben emplear para poder entender la

complejidad del ser humano.

En síntesis, los métodos de investigación han girado en torno a la comprensión del

hombre como un ser social, dinámico, cambiante que mueve las estructuras sociales y las

delimita a un contexto de su devenir histórico. Así pues, ya no se trata de interpretar las

realidades de manera cuantitativa, con cifras que determinen qué y cómo actúa un sujeto, sino

que se trata de describir, interpretar los contextos en que se mueve y las situaciones que

subyacen en él y cómo a través de la reflexión, el contacto con el sujeto estudiado puede

encausar un proceso investigativo, explicativo y llegar a concebir la realidad del ser humano y

todo lo que gira en torno a él.