You are on page 1of 12
ion de Salud y Ambiente oh Organizacion Mundial de ta Salud ‘Organizacién Panamericana de Ia Salud E 2 i g 2 3 5 : i § z 3 i HOJAS DE DIVULGACION TECNICA ISSN: 1018-5119 Auspicia: GTZ Gladys Monge Ingeniera Ambiental, CEPIS | Un centro de atencién de salud es un hospital, sanatorio, clinica, policlinico, centro médico, mater- nidad, sala de primeros auxilios y todo establecimiento donde se practique cualquiera de los niveles de alencién de salud humana o ani- mal, con fines de prevencién, diagnéstico, tratamiento y rehabil- tacién, asi coma de investigacién. Los centros de atencién de salud son los encargados de reducit y prevenit los problemas de salud de la poblacién. Estos establecimientos generan residuos que presentan riesgos potenciales de peligrosidad y cuyo inadecuado manejo puede tenor serias consecuencias para la salud de la comunidad hospitalaria, del personal encargado del manejo extetno de los residuos y de la poblacién en general El inadecuado manejo de los residuos sélidos hospitalarios tiene impactos ambientales negativos que se evidencian en la segregacién, almacenamiento, tratamiento, reco- leccién, transporte y disposicién final. Las consecuencias de estos impactos no sélo afectan la salud humana sino también a la almos~ fera, el suelo y las aguas superfi- ciales y subtetraneas; a lo cual se suma el deterioro estético del paisaje natural y de los centros urbanos. Debido a que tradicional- mente la prioridad de un centro de salud ha sido la atencién al paciente, se ha restado importancia a los problemas ambientales que podria causar, creandose en muchos casos un circulo vicioso de enferme- dades derivadas del mal manejo de los residuos, La cantitad y las caracteristicas de los desechos generados en los establecimientos de atencién de salud varian segin los servicios proporcionados. La cantidad de resi- ‘duos se encuentra en el rango de 2,6 a 38 kg/camaldia. Un estudio llevado a cabo en México respalda tun indicador de 3 kg/cama/dia, Se estima que de 10 a 40% de estos desechos pueden ser clasificados ‘como peligrosos debido a su natura- eza patégena (OPS, 1981), mien- tras que el resto puede ser conside- rado como residuos domésticos. Al poner en practica una politica de gastién ambiental, los estableci- mientos de atencién de salud evita- rian las consecuencias adversas que podrian causar sus residuos sobre la salud y el ambiente. Sin embargo, se debe evitar alarmar al pablico 0 exagerar los riesgos ante Un problema inexistente. 2.1Clasificacién propuesta por el CEPIS en la “Guia para el ma- ejo interno de residuos soll- dos en los centros de atencién de salud” Esta guia, desarrollada por el CEPIS, tiene como objetivo orientar la implantacién de un sistema de ‘gestion de residuos sétidos dentro de los hospitales, con la finalidad de controlar y teducir los riesgos para la salud relacionados con el manejo de los residuos peligrosos. La guia propone un sistema de clasificacion simpiticado que considera: Residuos infocclosos Los residuos infecciosos se generan en las diferentes etapas de la atencién de salud (diagndstico, tratamiento, inmunizacién, invest gacién, ete.) y contienen patégenos en cantidad 0 concentracién suli- ciente para contaminar a la persona expuesta a ellos, Estos residuos pueden ser, entre otros, materiales provenientes de salas de aisiamien- to de pacientes, materiales biolégi- cos, sangre humana y productos derivados, residuos anatémicos patolégicos y quirirgicas, residuos punzocortantes y residuos de animates. Residuos especiales Los residuas especiales se generan principalmente en los servi- cios auxiliares de diagnostico y tratamiento y usualmente no han entrado en contacto con los pa- lentes ni con los agentes infeccio- 0s. Constituyen un peligro para la salud por sus caracteristicas agre- sivas tales como corrosividad, reac- tividad, explosivicad, toxicidad, infla mabilidad 0 radiactividad. Pueden ser, entre otros, residuos quimicos y peligrosos, residuos farmacéu- ticos y residuos radiactivos. Residuos comunes Los residuos comunes son aque- los generados por las actividades administrativas, auxiliares y gene- rales, no considerados en las cate- gorias anteriores. No representan peligro para la salud y sus carac- teristicas son similares a las de los residuos domesticos comunes. Se incluye en esta categona a los pape- les, cartones, cajas. plasticos, restos de la preparacién de alimer tos y desechos de la limpieza de patios y jardines, entre otros, HDT-CEPISW. 69-70, Ago.-Dic., 97 2.2Clasificacion de la Organiza- cién Mundial de la Salud Residuos generales Residues patoldgicos Residuos tadiactivos Residuos quimicos Residuos infecciosos Residuos punzocortantes Residuos tarmacéuticos. baagnaa 2.3Clasificacién alemana Residuos generales Residuos patoldgicos Residuos radiactivos Residuos quimicos Residvos infecciosos Residuos punzocortantes Residuos farmacéuticos sessaae 2.4Clasificacién de la Agencia de Proteccion Ambiental de los Estados Unidos (EPA) > Cultivos y muesiras almace- nadas Residuos patolégicos Residuos de sangre humana y productos derivados Residuos punzocortantes Residuos de animales Residuos de aislamiento Residuos punzocortantes no usades as bess 3. PELIGROS Y 3IESGOS EN EL MANEJO DE LOS RESIDUOS SOLIDOS HOSPITALARIOS El grupo mas expuesto al riesgo que presentan los residuos infeccio- S05 de los hospitales som los trabaja- Gores de los establecimientos de salud, especialmente los enferme- ros y el personal de limpieza, segui- do de los trabajadores que mani pulan los desechos fuera del hospi fal. En los vaciaderos 0 rellenos don- de se recuperan matetiales diver- 505 para su venta, el riesgo es muy serio. Sin embargo, no existen datos sobre la incidencia de lesiones e infecciones en esas situaciones. Es ‘excepcional que las victimas sean pacientes 0 el publico en general. Los trabajadores que se lesiorian con mas frecuencia son los auxilia- res de enfermeria, las enfermeras tituladas, el personal de limpieza y mantenimiento y el de cocina. Los indices anuales de lesiones en estas ocupaciones oscilan entre 10 y 20 por 1.000 trabajadores. De los ttabajadores que estan en contacto con desechos médicos, los de saneamiente (los recolectores de basura) son los que tienen el indice mas elevado de lesiones laborales, aproximaadamente 180 por 1.000 tra: bajadores al afio, es decir, mas del dobie que en toda la fuerza laboral ‘ccmbinada de los Estados Unidos. Los problemas identificados en ‘América Latina y el Caribe respecto al manejo de residuos de hospitales son (J. Monreal, 1991): "Las lesiones infecoiosas provo- ‘cadas por objetos punzocortan: tes del personal hospitalario de limpieza y del personal que ‘maneja los residuos solidos. = Los riesgos de infeccién fuera de los hospitales para el personal que maneja los residuos sdlidos, fos que recuperan materiales de la basura y el piblico en general = Las infecciones de los pacientes hospitalizados debido al manejo deficiente de desechos, Entre los problemas tecnicos se puede mencionar la: separacién inadecuada de los dasechos peli- {grosos en el punto de origen debido a la poce formacién del personal encargado. Esto hace que los resi- duos peligrosos representen 10 a 40% del total de residuos, en lugar de ser inferior de 10%. Ademas, no se almacena adecuadamente los objetos punzocortantes, lo que ex plica las numerosas lesiones del personal que manipula los dese chos. Con mucha frecuencia los rasi- duos hospitalarios se arrojan a los vaciaderos © rellenos sanitarios junto con los residuos municipales, con excepcién de las partes corpo- rales humanas que se entierran separadamente por razones cultu- rales. Un gran porcentaje (57 a 92%) de los incineradores que utilizan algunos hospitales no funcionan de manera satistactoria y aumentan los riesgos a la salud y al ambiente, 4. ETAPAS EN EL MANEJO DE LOS RESIDUOS DE HOSPITALES 4.1 Segregacion La segregacién de residuos es la clave del mansjo debido @ que en esta etapa se separan los desechos yuna clasificaciOn incotrecta puede ocasionar problemas posteriores. Durante esta etapa interviene perso- nal que en su mayoria esta encar- gado de la atencién dal paciente, ‘muchas veces en condiciones de ur- gencia y bajo presidn. A menos que haya recibido una buena capaci= tacién, dicho personal podria con- siderar el manejo de los desechos come un asunto de poca impor- tancia, pues desconoce lo que HDT-CEPISN®, 69-70, Ago.-Dic., 97 ‘ocurre con ellos una vez retirados dal pabellén 0 quirdfano. La separacién de los desechos se centra en cantidades relativa- mente pequefias que necesitan ser separadas. Una separacion inade- cuada representa un riesgo al perso- nal y al pdblico y también eleva considerablemente los costes de! manejo de residuos porque se re- queritfa dar tratamiento especial a grandes cantidades cuando solo una pequefia cantidad debiera recibirlo, Cada uno de los residuos const derados en la clasiticacién adoptada por el hospital debe contar'con un recipiente apropiado claramente identificado (fig. 1), En esta etapa 9 usa tanto bolsas plasticas de color (fig. 2) como recipientes espe- ciales para los residuos punzo cortantes (fig, 3), El personal del hospital debe ser capacitado para que asocie los colores de las bolsas con el tipo de residue que debe ser dispuesto en ellas. Las bolsas pueden susgenderse dentro de una ‘estructura con tapa 0 bien colocarse en un recipiente rigido; el extremo de la bolsa se dobiara sobre at rebarde del recipiente que debe tener una tapa, El tamnafo y ntimero de os reci- pientes debe ser adecuado a la cantidad prevista de desechos que se generaran en la sala. El reci- piente no debera ser demasiado pesado cuando esté lleno; una sola persona debera ser capaz de rant pularlo cémodamente. En todos los cuartos, salvo los pabeliones de aislamiento, deberd haber un rec piente para desechos comunes, a fin de que el personal no incremente innecesariamente la cantidad de desechos que requieren tratamiento especial Es importante identificar clara- mente los recipientes y bolsas para cada tipo de residuos, lo cual también tiene un efecto preventivo ya que todos los empleados del hospital se sentiran mas respon- sables de lo que depositan en la bolsa 42Manipulacién y almacena- miento Las boisas y recipientes de dese- cchos deberén ser selladas y lleva- das a un lugar especial de almace- namiento donde s@ colocaran en pilas separadas de acuerdo al color de las bolsas, dos veces al dia 0 Gy a Fig. 1 Simbolos de Riesgo Raoiactivo y Riesgo Biolégico