You are on page 1of 4

Ponle un fin a esto

Se te nota en la mirada que es tu pánico quien habla, se te nota en la mirada que estás mal,
que tienes miedo, miedo a que te vean por la calle, miedo a ir solo/a, miedo a salir de casa, les
tienes miedo a ellos/as.
Pero esto puede acabar cuando tú lo decidas.
Porque yo no aguanto más ver que te hagan sufrir y que el miedo se apodere de mí, no
aguanto que se rían de ti, que te insulten, que te miren con odio y menos que te quedes
parado.
Sé que, si esto está siendo difícil para mí, no me puedo imaginar cómo estará siendo para ti.
Pero quiero que sepas que estoy a tu lado y no voy a dejarte solo.
Eres valiente, créeme, muy valiente, porque si tienes fuerzas para levantarte de la cama y
empezar otro monótono día, es porque no te rindes, porque luchas para seguir adelante y
porque eres el primero que quieres que esto tenga un punto y final.
Tienes que saber que tienes una voz que nunca nadie, nadie podrá callar, pero eres tú quien
decide si quieres que te escuchen o que te ignoren.
Estoy aquí para apoyarte, porque no me parece bien que un grupito de personas que buscan
llamar la atención te arruine la vida.
Todos les tenemos miedo, y yo soy la primera, pero también queremos todos que te dejen en
paz.
Así que, si decides hablarlo con un adulto, ya sean tus padres, el director/a o incluso la
policía, avísame, que quiero estar ahí para apoyarte.

No lo pienses más.
Acaba con esto.
Acaba con ellos.

Celia Carrillo 3º ESO A


Tú decides.
Hablemos de bullying, porque me hierve la sangre cada vez que intento buscar qué le incita a
la gente a escupir tanto odio y sinsentidos.

Quizás te suene este sufrimiento porque lo estás sufriendo en tus propias carnes, o es tu boca
la que está vomitando tanto odio.
Esos insultos acaban en llantos a escondidas, en pesadillas protagonizadas por las mismas
personas, o quizás acabe en un “adiós” que no se puede parar con un “lo siento” antes de
tiempo.

Puede que tú, si tú, la persona que está leyendo esto, puede que lo estés sufriendo, y no hablo
de un simple insulto o de un comentario sin más, hablo del no querer ir a clase por el “tengo
miedo” o incluso de recibir mensajes llenos de insultos. Puede que esto de nada te sirva, pero
quiero hacerte ver aquí y ahora que a tu alrededor hay gente que te apoya, que te quiere y que
tu compañía les alegra los días, o tal vez sonrías al ver que vales más de lo que tú crees.

Ahora a ti, acosador, no sé cómo será tu vida para que te pueda alegrar el sufrimiento ajeno,
pero voy a decirte una cosa: detrás de esta gran persona hay una familia, una ilusión, unas
metas y tú no eres nadie para arrebatarle eso, y, recuerda, la vida devuelve los golpes que das,
así que, por favor, vive y deja vivir.

Y, por último, tú, “Cómplice”, esa persona que no sabe nada o mejor dicho no quiere saber,
esa persona que por miedo no da la cara ante su amigo o compañero, ahora ponte en la piel
del acosado, piensa que te están insultando todos los días ¿Cómo te sentirías? Mal
supongo, pues así se siente esa persona a la que no le está ayudando nadie, así que por qué no
abrimos todos los ojos y les plantamos cara.

Pensad que en algún momento hemos sido acosados, acosadores sin darnos cuenta y también
cómplices si callamos.

Rosa Montesinos 3º ESO B


¡ATRÉVETE!

Me parece vergonzoso que haya personas que se diviertan con el sufrimiento de otras. Que
haya personas que tengan que ser valientes, en vez de poder ser libres y ellos mismos, y por
ser acosado/a viva con miedo, me parece inadmisible, que haya personas que por ser el
guay del grupo maltraten a otras, por dios ¡BASTA DE BULLYING! La persona
maltratadora no es mejor, y el acosado/a no es ni un objeto ni un siervo que se debe a su
señor/a. ¡BASTA DE BULLYING! Tú eres un maltratador/a si te crees mejor que él/ella,
no pienses que lo que haces o dices no le deja marca. La persona maltratadora no es una
persona, para mí es una rata.
Creo que este tipo de cosas ya deberían haber acabado, es más este tipo de cosas nunca
tenían que haber empezado.
A los que saben qué se siente, no os quedéis callados, tanto como si lo estás pasando o lo
pasaste. Si lo estás pasando, por favor, cuéntalo, habla con alguien, quien sea, quedarte
callado solo te hace hundirte un poco más en tu sufrimiento, y alimentarás el ego de tu
maltratador. Y si eres de esas personas que lo has pasado en algún momento de tu vida, por
favor, no te calles, cuéntalo al mundo, todo lo que hiciste, cómo te sentías por ser diferente.
No creas que, porque esa etapa de tu vida ya haya acabado, no sirva de nada sacarlo a la
luz, porque hay personas que te pueden escuchar y justo tus palabras sean las que necesiten
para poder darle cara a todo, sus sufrimientos y al acosador/a. Porque tú puedes ser el
ejemplo para que todos y todas resistan.
Si conoces a alguien que está en esta situación, no te quedes callado/a, eso te convierte en
cómplice, estoy segura de que no sabes lo que se siente cuando llegas a ese punto en el que
ya no sientes, porque te has acostumbrado a ese dolor. Los maltratadores/as no tienen ni
pizca de idea de todo lo que puedes llegar a perder por su culpa. Así que, por favor, no te
calles, porque tu sonrisa vale más de lo que ellos (quienes maltratan) puedan llegar a tener.
Así que, hazme un favor, solo grita, corre, llora, que llorar no te hace débil.
Siempre habrá un mañana, pero no lo conocerás, si te apartas y te centras en los ayer y en
los quizás. Que nadie te pare, por muy mal que lo estés pasando. Pero tranquilo/a, confía en
mí.
Y es que el mundo ya de por sí es demasiado frío, así que dale tu calor, tu valor y tu
sentido.

Débora Ribera 3º ESO B