You are on page 1of 2

FUNDACIÓN DE QUITO

San Francisco de Quito fue fundada por Diego de Almagro el 28 de agosto de 1534, sin
embargo cada año se conmemora sus fiestas mayores el 6 de diciembre, fecha en la que
Sebastián de Benalcázar trajo el acta de fundación a su actual ubicación.

A continuación su historia:

Cuando llegaron los españoles al Tahuantinsuyo, el imperio inca estaba sumergido en una
guerra civil provocada por la pugna de poder entre Atahualpa y su hermano Huáscar. El
primero defendía su hegemonía desde Quito, el segundo desde Cuzco. Huáscar, indignado por
la derrota, acepto la muerte. Pero en el año de 1533, luego de pacificar el imperio, Atahualpa
aceptó una reunión con Francisco Pizarro, en la cual fue capturado y días después asesinado
por orden del español.

La conquista de los Andes septentrionales fue motivada principalmente por el rumor de que en
Quito se encontraba el tesoro de Atahualpa. Se formaron dos expediciones, la de Pedro de
Alvarado, desde Guatemala, y la de Sebastián de Benalcázar procedente del sur. Fue éste
último el que consiguió llegar primero. Es así que el 6 de diciembre de 1534, se fundó la ciudad
de San Francisco de Quito en las faldas orientales del volcán Pichincha.

Cabe mencionar que según el historiador ecuatoriano Dr. Ricardo Descalzi del Castillodice, la
verdadera fundación de San Francisco de Quito fue el 28 de agosto de 1534, en las cercanías de
la laguna del Colta en la provincia de Chimborazo, no por Sebastián de Benalcázar, sino por
Diego de Almagro. Siendo el 6 de diciembre el día en que se trajo el acta de fundación a la
actual ubicación de Quito, donde se inscribieron los civiles y los soldados para asentarse en la
nueva villa.

La ciudad se encontraba sobre cenizas, ya que días antes había sido incendiada por el general
inca Rumiñahui con el objeto de que los españoles no encontraran nada al llegar.

Inmediatamente se señalaron los límites, se estableció el cabildo, se repartieron solares y se


delimitaron áreas comunales. La fundación de la ciudad en este sitio parece haber respondido
más que nada a razones estratégicas. En el ámbito arquitectónico, empezaron a construirse los
primeros monumentos de la villa, destacándose el inicio de la construcción de la iglesia de San
Francisco, en 1536.

En la memoria colectiva, la fundación de Quito se remonta a los tiempos legendarios de


Quitumbe y sus primeros habitantes los Quitus, que más tarde se fusionaron con los Caras. La
historia de Quito no empieza ni termina con la llegada de los conquistadores españoles, cuya
presencia, a no dudarlo, constituye un importante hito en el curso de la milenaria trayectoria
vivida por nuestro pueblo.

San Francisco de Quito, es la ciudad capital de Ecuador y también de la provincia de Pichincha,


es la segunda ciudad más grande y poblada del Ecuador. Además es cabecera cantonal o
distrital del Distrito Metropolitano de Quito. Está ubicada sobre la hoya de Guayllabamba en
las laderas orientales del estratovolcán activo Pichincha, en la parte occidental de los Andes. La
ciudad está dividida en 32 parroquias, las cuales se subdividen en barrios.

VIVA QUITO!!
CONDUCTA

La conducta humana es la manifestación del comportamiento, es decir, lo que hacemos.


Nuestra conducta puede analizarse desde una óptica psicológica, desde la reflexión ética o en
un sentido específico (por ejemplo, la conducta de los consumidores). Por otra parte, el
concepto de conducta es también aplicable a los animales y la etología es la disciplina que se
ocupa de esta cuestión.

Conducta y psicología

La psicología intenta conocer los mecanismos que influyen en nuestra conducta.


Tradicionalmente la psicología se ha ocupado de los aspectos mentales que determinan
nuestras acciones. Sin embargo, la corriente del conductismo ha cambiado esta tendencia.
Como su mismo nombre indica, los psicólogos conductistas se centran en la conducta, es decir,
en lo que realizamos y no en los procesos internos que nos impulsan a la acción. Según el
planteamiento del conductismo existen unas leyes de la conducta (concretamente unas leyes
del aprendizaje) combinadas con mecanismos de condicionamiento (por ejemplo, cuando una
acción particular la asociamos con algo que deseamos).

El conductismo como planteamiento terapéutico sostiene que es posible modificar las


conductas no deseables. En este sentido, los psicólogos de esta corriente utilizan técnicas para
dejar de fumar empleando estrategias de modificación del comportamiento del fumador.

Si bien el conductismo es la corriente que más subraya el papel del comportamiento, la


psicología en general se ocupa de la conducta humana, especialmente de aquellas que son
anómalas (las enfermedades mentales, las fobias o las adicciones).

Conducta y ética

La mayoría de nuestras conductas no son neutras, ya que las podemos clasificar entre buenas y
malas desde un planteamiento ético. En principio, podría parecer fácil establecer una distinción
entre conductas correctas e incorrectas estableciendo criterios generales (por ejemplo, es
bueno ayudar a los demás y es malo ser egoístas). Sin embargo, ciertas conductas conllevan un
debate ético asociado, es decir, un dilema sobre lo que es correcto hacer, tal y como sucede en
temas como el aborto, la eutanasia o la legalización de las drogas.