You are on page 1of 16

Guía de apoyo ciudadano a la mujer embarazada

POR UN ECUADOR
SIN MUERTES MATERNAS
Av. República de El Salvador 36-64 y Suecia
Código Postal: 170515/ Quito - Ecuador
Teléfono: 593-2 381 - 4400
¿Qué
puedo
hacer
para
combatir
la
muerte
materna
como

ciudadano
(mujer,
pareja,
esposo,
familia,
amigo,
vecino
o

miembro
de
la
comunidad)?

Brinda información a las mujeres embarazadas sobre cuidados y


riesgos durante el embarazo. Consulta esta guía para informarte.

Ayuda a identificar mujeres embarazadas que no estén acudien-


do a sus controles de salud prenatales desde el principio del
embarazo, y comunícalo al centro de salud más cercano, para
que profesionales de salud se acerquen a ellas a brindarles la
atención del caso.

Ayuda a la mujer embarazada a comunicarse con la línea de


emergencias 911, o a trasladarse a un centro de salud u hospital
en caso de que presente señales de peligro. La comunidad debe
ponerse a las órdenes de la mujer embarazada, que debe ser
protegida por todos.

Si tú eres una mujer embarazada, infórmate y ayuda a informar a


otras embarazadas.

Presentación

Esta guía está dirigida a la ciudadanía en general.


Pretende convertirse en un instrumento de apoyo y
asesoría, para que los ciudadanos conozcan los riesgos
durante el embarazo. Además, busca que se puedan
identificar tempranamente las señales de alerta, con el fin
de reducir las muertes maternas en Ecuador.
Justificación

Las vidas de una madre y de su bebé no tienen precio.


Por eso, toda la ciudadanía debe estar preparada para
hacer del embarazo, parto y posparto etapas seguras,
de esperanza y de una culminación exitosa.

Una muerte materna constituye una afectación de gran


impacto individual, familiar, social y económico.
La mayoría de complicaciones en el embarazo pueden
ser evitadas si la mujer, su pareja, su familia y la comuni-
dad en general conocen las señales de peligro y buscan
ayuda en un servicio de salud, para que la embarazada
reciba atención calificada y oportuna.

Controles prenatales

El parto es un proceso fisiológico normal y la mayoría de


veces no presenta problemas. Sin embargo, en algunas
ocasiones puede complicarse. Para evitar estas complica-
ciones, es importante acudir a los controles prenatales,
para que los profesionales de la salud puedan preparar el
nacimiento del bebé.

Se debe acudir al menos cinco veces al control durante


el embarazo, por lo menos una vez en el primer trimestre.

Los controles prenatales permiten identificar


a tiempo algunas posibles complicaciones
del embarazo y del parto.
Guía de apoyo ciudadano a la mujer embarazada
POR UN ECUADOR SIN MUERTES MATERNAS

1. Observa y actúa frente a las señales de peligro

Control de la presión arterial

Si la mujer embarazada siente intenso


dolor de cabeza, siente zumbidos o
ruido en los oídos, siente mareos, ve
lucecitas o tiene visión borrosa
repentina, tiene dolor en la boca del
estómago, y se le hinchan pies,
manos o cara, significa que la presión
arterial está subiendo y que ella y el
bebé pueden estar en peligro.
Estas molestias pueden presentarse
durante el embarazo, el parto o
después del parto. En los controles prenatales es
importante que siempre se
midan y conozcan los valores
de la presión arterial.

Convulsiones

Las convulsiones pueden presentar-


se como una complicación de la
presión alta en el embarazo, y son
muy peligrosas para la embarazada
y para el bebé. Si hay antecedentes
de convulsiones, la embarazada
debe comentárselo al doctor y
pedirle un control continuo de la
presión arterial.
Con estos antecedentes, es importan-
te que se planifique el siguiente
embarazo.
¡Toda convulsión en el embarazo
es una emergencia!

Ministerio de Salud Pública


5
Guía de apoyo ciudadano a la mujer embarazada
POR UN ECUADOR SIN MUERTES MATERNAS

Los movimientos del bebé

Los movimientos del bebé se sienten


a partir del quinto mes de embarazo,
si es el primer bebé; y a partir del
cuarto mes en aquellas mujeres que
ya han tenido un embarazo.
Los movimientos del bebé se vuelven
más frecuentes conforme crece y
disminuyen cerca de la fecha de
parto, por el poco espacio que tiene.
Los movimientos del bebé están
relacionados con la alimentación de
la madre. La falta de movimientos del Si se detecta que el bebé no
bebé puede ser una señal de peligro. se mueve o disminuye la
frecuencia de sus movimien-
tos, se debe buscar atención
médica de inmediato.

Infecciones en vías urinarias

Las infecciones de vías urinarias y de


genitales son muy comunes durante
la vida de una mujer. En el embarazo,
estas infecciones pueden presentar-
se con síntomas como dolor y ardor
al orinar, mal olor en la orina y secre-
ciones vaginales, o sin ningún
síntoma. Las infecciones de vías
urinarias o de genitales pueden
producir disminución en el crecimien- Las infecciones de vías urinarias
to del bebé y también que el parto se pueden desencadenar compli-
caciones que ponen en riesgo
dé antes de tiempo. a la embarazada y al bebé. Se
debe acudir a controles
prenatales, observar síntomas
y comunicárselos al doctor.

Ministerio de Salud Pública


6
Guía de apoyo ciudadano a la mujer embarazada
POR UN ECUADOR SIN MUERTES MATERNAS

Fiebre

La fiebre es con frecuencia un signo


de que algo anda mal. Puede ser
evidencia de un proceso infeccioso.
En áreas geográficas donde existe
dengue, chikungunya y paludismo,
es importante que las mujeres
embarazadas utilicen toldos para
dormir. Se deben eliminar lugares
donde se acumula agua y que
puedan facilitar la cría del mosquito
que transmite estas enfermedades. Si la embarazada presenta
En una mujer embarazada, en el fiebre, no debe automedicarse.
parto y después del parto la fiebre Es necesario que se acerque a
siempre debe preocuparnos, por ser un establecimiento de salud
una señal de peligro. para recibir atención y
tratamiento adecuados.

Salida de líquido amniótico

La salida de líquido amniótico o


“agua de fuente” puede ser normal
cuando empieza la labor de parto.
Entonces, es importante acudir al
centro de salud u hospital para recibir
atención. Pero si la salida de líquido
se da antes de las 38 semanas de
gestación, puede complicar la vida
de la embarazada y del bebé. No
deben introducirse medicinas natura-
les u objetos en la vagina de la
embarazada, mucho menos si hay
salida de líquido, esto aumenta el
riesgo de infecciones. Tampoco se Si existiera salida de líquido
amniótico, debe buscarse atención
debe permitir un exceso de tactos médica de forma urgente.
vaginales (más de uno en cuatro horas).

Ministerio de Salud Pública


7
Guía de apoyo ciudadano a la mujer embarazada
POR UN ECUADOR SIN MUERTES MATERNAS

Si la mujer embarazada presenta un intenso dolor en el


abdomen o vientre o alguno de los signos o síntomas señala-
dos, se debe acudir de inmediato al servicio de emergencias
más cercano o llamar al 911. Las vidas de la madre y del
bebé pueden estar en peligro.

2. Condiciones preexistentes que pueden complicar


un embarazo

Adolescencia

La adolescencia es una condición de


la mujer que implica riesgo por la
inmadurez del sistema reproductor en
general. Está expuesta a enfermeda-
des como preeclampsia y eclampsia,
disminución del crecimiento del bebé,
violencia física, psicológica y afectiva,
además de las consecuencias sociales
y económicas posteriores.

Ministerio de Salud Pública


8
Guía de apoyo ciudadano a la mujer embarazada
POR UN ECUADOR SIN MUERTES MATERNAS

Embarazos a edad tardía

Un embarazo a edades tardías, es


decir, sobre los 35 años, expone a la
mujer a mayores riesgos durante el
embarazo y el parto. Muchas veces
estas mujeres presentan además
enfermedades crónicas que pueden
agravar aún más el embarazo.

Planificar los embarazos es


parte de los derechos y las
responsabilidades de los
ciudadanos.

Número de partos previos

Un número elevado de partos previos


(cuatro o más) puede aumentar al
doble el riesgo de complicaciones en
una mujer, por lo cual es importante
que planifique los embarazos.
En caso de que una mujer esté
embarazada y haya tenido más de
cuatro embarazos previos, deberá
extremar el cuidado, especialmente
en el parto y el posparto.

Ministerio de Salud Pública


9
Guía de apoyo ciudadano a la mujer embarazada
POR UN ECUADOR SIN MUERTES MATERNAS

Anemia

La anemia (falta de ciertos nutrientes


específicos en la sangre) es una
complicación muy frecuente en el
embarazo, que interfiere en el adecua-
do crecimiento y desarrollo del bebé.
Además, la anemia puede complicar
la salud y la vida de la mujer en el
parto, si pierde gran cantidad de
sangre.

Existen componentes nutricionales


como el ácido fólico, de vital impor-
tancia en el desarrollo del sistema
neurológico del bebé durante las
primeras 12 semanas, y el hierro,
mineral necesario para la elaboración
de glóbulos rojos, que son indispen-
sables para un embarazo sano.
Por esto es importante que el primer
control prenatal sea lo más tempra- Mientras más temprana sea
no posible, para que diagnostique la identificada la anemia, menos
anemia e inicie el tratamiento oportu- complicaciones se presenta-
rán para la embarazada y
no, a fin de prevenir complicaciones para el bebé.
futuras.

Violencia de género

La violencia de género es una gran amenaza para la salud de la mujer


embarazada. Las mujeres embarazadas que son objeto de agresiones
físicas o psicológicas de sus parejas, de otros familiares o incluso de
personas ajenas al ámbito familiar tienen tres veces más riesgo de que su
bebé tenga bajo peso al nacer.

Ministerio de Salud Pública


10
Guía de apoyo ciudadano a la mujer embarazada
POR UN ECUADOR SIN MUERTES MATERNAS

Discapacidades y problemas de salud mental

Las mujeres con discapacidad física o discapacidad psicosocial y proble-


mas de salud mental están más expuestas a situaciones de violencia,
maltrato, abuso y dificultad en el acceso a los servicios de salud. Un
embarazo en estas condiciones puede ser de mayor riesgo.

Por otra parte, el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas representa un


riesgo para la salud de la mujer y su bebé.

Obesidad y desnutrición

Los estados malnutricionales


extremos, como la desnutrición y
obesidad, exponen a mayores
riesgos durante un embarazo. La
diabetes suele ser una enfermedad
asociada a la malnutrición, que
además incrementa los riesgos en un
embarazo.

Si la mujer conoce que tiene diabe-


tes, debe consultar con su médico
antes de quedar embarazada o
apenas sepa de su embarazo.

Es importante que la mujer inicie su


embarazo con un peso adecuado y
se informe mediante los controles
prenatales de cuánto peso debe
ganar durante el embarazo.
La buena alimentación no se
refiere a la cantidad de comida,
sino a la calidad de esta.
Infórmate.

Ministerio de Salud Pública


11
Guía de apoyo ciudadano a la mujer embarazada
POR UN ECUADOR SIN MUERTES MATERNAS

3. Enfermedades preexistentes que pueden


complicar un embarazo

Enfermedades del corazón e


hipertensión arterial

Existen algunos cambios en las


condiciones que el corazón debe
afrontar en un embarazo, aun siendo
normal. En las mujeres cuyo corazón
funciona perfectamente no suele
haber complicaciones; pero un
embarazo puede complicar una
enfermedad cardíaca previa. Los
síntomas asociados a estas enferme-
dades suelen ser: poca tolerancia al
esfuerzo físico, importante hinchazón
de piernas, palpitaciones, mareos,
desmayos súbitos o tos persistente.
Debe consultarse al cardiólogo o al médico internista antes de quedar
embarazada o planificar el embarazo para evitar riesgos.

Enfermedades venosas

Con el embarazo muchas enfermedades de las venas, como várices,


trombosis venosa o hemorroides, pueden agravarse. La embarazada debe
comentar a su médico si padece de estas enfermedades apenas sepa del
embarazo, para evitar complicaciones.

Enfermedades de los riñones o del hígado

Algunas mujeres tienen diagnóstico de enfermedades de los riñones o del


hígado, bajo control de médicos especialistas. Si la embarazada supiera
que padece alguna de estas condiciones, debe consultar al especialista la

Ministerio de Salud Pública


12
Guía de apoyo ciudadano a la mujer embarazada
POR UN ECUADOR SIN MUERTES MATERNAS

conveniencia o no de embarazarse, además de planificar y realizarse los


controles prenatales tempranamente. La embarazada con estas condicio-
nes podría ser derivada a un especialista.

Enfermedades maternas transmisibles

Existen algunas enfermedades infecciosas que pueden complicar el embara-


zo y el parto, o pueden transmitirse al bebé. Durante los controles prenata-
les se identifican infecciones como hepatitis B, toxoplasmosis, citomegalovi-
rus, herpes, rubéola, sífilis, las cuales son detectadas en los exámenes de
rutina. También es importante que sea detectado a tiempo el contagio del
virus de inmunodeficiencia humana (VIH), que es el causante del síndrome
de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), para tomar medidas de cuidado
para la madre y, sobre todo, evitar la transmisión al bebé. Infecciones como
paludismo y dengue también pueden complicar el embarazo.

Cáncer

Una mujer en edad fértil que tiene diagnóstico de cáncer puede complicar
su situación de salud con un embarazo. Por esto es importante que al
recibir el diagnóstico de una enfermedad severa como el cáncer, la mujer
consulte con su médico sobre los riesgos que afrontaría con un embarazo.

Uso de medicamentos para enfermedades crónicas

Durante el embarazo, el uso de medicamentos debe evitarse a menos que


sea indispensable. El profesional de salud debe evaluar cuidadosamente el
riesgo para el bebé frente al beneficio materno de dicha medicación, por lo
cual es importante que si la embarazada toma medicación por enfermeda-
des crónicas se lo comunique al médico durante el control prenatal.

La embarazada debe acudir a los controles prenatales y


realizarse los exámenes que son importantes para tomar
decisiones y salvaguardar su vida y la del bebé.

Ministerio de Salud Pública


13
Guía de apoyo ciudadano a la mujer embarazada
POR UN ECUADOR SIN MUERTES MATERNAS

La comunidad debe proteger a la madre y al bebé brindando


apoyo, y denunciando la violencia de género, sea esta
intrafamiliar o no.

4. Planificación del parto


Toda mujer embarazada debe estar preparada para su parto o para una
emergencia obstétrica, que muchas veces se presenta sin aviso. Por eso
es necesario que se definan con anticipación, con la pareja, la familia y la
comunidad, algunos aspectos como los siguientes:

A. ¿Quién C. ¿Tiene la madre identi�cado el servicio de


acompañará a la emergencias más cercano para acudir en
madre y cómo caso de percibir riesgos? ¿Dónde queda?
va a ir al centro
de salud o al
hospital para el
parto?
D. ¿Tiene la madre preparado un plan
para transporte y sabe a quién llamar
en caso de emergencia?
B. ¿Quién cuidará (¿Podemos un vecino o yo
de los otros hijos proporcionarle el
de la madre y de transporte a la madre?)
sus cosas cuando
esté en el centro
de salud o en el
hospital?

La
madre
debe
tener
listo
para
llevar
al

centro
de
salud
u
hospital:
a. Ropa y útiles de aseo para la madre.
b. Ropa y útiles de aseo para el bebé.
c. Dinero para gastos de movilización
e imprevistos.

Comunidades, parroquias, cantones y comités locales de


salud deben brindar apoyo a las madres en temas de comuni-
caciones (teléfono o radio), transporte, información y otros.

Ministerio de Salud Pública


14
Las muertes maternas pueden
y deben ser evitadas

1de cada 4 muertes


maternas se registra
en el domicilio
Identifica las señales de peligro
Dolores fuertes de cabeza o de estómago
Presión alta
Fiebre

Falta de movimiento del bebé


Sangrados vaginales
Mal olor o dolor al orinar Salida del agua de fuente

La mujer embarazada debe realizarse


1 control prenatal durante el primer
! A la primera señal de estos síntomas
acude a emergencia o llama al 911
trimestre y 5 controles durante todo
el período de gestación.

Un embarazo se puede complicar por:


Enfermedades preexistentes Condiciones preexistentes
• Anemia • Adolescencia
• Obesidad y desnutrición • Embarazos a edad tardía
• Enfermedades del corazón • Violencia de género
• Hipertensión arterial • Discapacidades y problemas
• Enfermedades venosas de salud mental
• Enfermedades renales o hepáticas • Número de partos previos
• Enfermedades maternas transmisibles • Uso de medicamentos para
• Cáncer enfermedades crónicas
• VIH/ SIDA
Guía de apoyo ciudadano a la mujer embarazada
POR UN ECUADOR SIN MUERTES MATERNAS