You are on page 1of 4

RESUMEN

5.3 MECANISMO DE FALLA POR FATIGA

La fatiga es la falla de un material sometido a cargas variables, después de cierto número de


ciclos de carga. La falla por fatiga en los ejes, como los de los carros de ferrocarril, y los
árboles. Normalmente, estos elementos giran sometidos a flexión, que es el mismo tipo de
carga al cual se someten, la fatiga por flexión giratoria: las fibras pasan de tracción a
compresión y de compresión a tracción en cada revolución del elemento y muchas veces
bastan menos de unos pocos días para que el número de ciclos de carga alcance un millón.
El árbol de transmisión de potencia en el cual las fuerzas involucradas generan torsión,
cortante directo y flexión; las dos últimas generan esfuerzos variables. Si las cargas variables
sobre un elemento, como el árbol tienen una magnitud suficiente como para producir fluencia
en ciertos puntos, es posible que después de cierto tiempo aparezca una grieta microscópica.
La falla por fatiga se puede dividir en tres etapas. La etapa de iniciación de grietas, en la cual
el esfuerzo variable sobre algún punto genera una grieta después de cierto tiempo. La etapa
de propagación de grietas, que consiste en el crecimiento gradual de la grieta. Finalmente, la
etapa de fractura súbita, que ocurre por el crecimiento inestable de la grieta.

Figura 1 Eje giratorio


sometido a flexión
Figura 2 Cualquier punto en
la periferia soporta un Ilustración 1 Formación de una
esfuerzo que varía desde el sección de un árbol que ha fallado por
máximo (en atracción) hasta fatiga
el mínimo (en compresión) y
viceversa

5.4 MODELOS DE FALLA POR FATIGA


Actualmente existen tres modelos de falla por fatiga: el procedimiento de vida-esfuerzo, el
de vida-deformación y el de mecánica de fractura elástica lineal (LEFM); cada uno de ellos
tiene sus ventajas y desventajas y tiene cabida en cierta aplicación.

La vida-esfuerzo, es el modelo más adecuado para el diseño de piezas en el régimen de alto


ciclaje (HCF) en las cuales la variación de los esfuerzos sea conocida y consistente, como
ocurre generalmente en las máquinas rotativas. Como se verá, este modelo consiste en limitar
los esfuerzos a valores menores que los críticos.

El método de vida-deformación, se basa en las deformaciones del elemento. Es más


aplicable a situaciones de bajo ciclaje (LCF) para predecir la iniciación de grietas,

El modelo de mecánica de fractura elástica lineal (LEFM), es mejor para el estudio de la


etapa de propagación de grietas; por lo tanto, es útil para predecir la vida de bajo ciclaje
(LCF) de piezas ya agrietadas.

5.5 LÍMITE DE FATIGA Y RESISTENCIA A LA FATIGA

El límite de fatiga, es el esfuerzo máximo invertido que puede ser repetido un número
indefinido de veces sobre una probeta normalizada y pulimentada girando sometida a flexión,
sin que se produzca falla o rotura. La forma típica de una probeta para el ensayo de fatiga, la
cual es de sección circular con diámetro d en la parte más delgada. Esta probeta se somete a
un momento flector constante M y se pone a girar a n revoluciones por minuto. En el instante
𝑴𝒄
mostrado, el punto más crítico (punto A) soporta un esfuerzo normal dado por: 𝑺 = =
𝑰
𝟑𝟐𝑴
𝝅𝒅𝟑
Probeta típica para el ensayo de fatiga. la
selección critica es circular

Resistencia a la fatiga para vida finita, los materiales que no poseen límite de fatiga no se
pueden diseñar para vida infinita, sino que deben diseñarse para una duración determinada.
Entonces, podemos hablar de una “resistencia a la fatiga” para vida finita.

un diagrama 𝑆 − 𝑛𝑐 o de Wohler, típico de algunos materiales que no poseen límite de fatiga


(aleaciones de aluminio, cobre, etc.). Si, por ejemplo, se quiere diseñar para una duración
finita de 108 ciclos, la resistencia a usar es 𝑆𝑓 ´ 1 ∗ 108 , que corresponde a un nivel de
esfuerzo que idealmente produciría una vida de 𝑛𝑐 = 108 . En general, denotamos 𝑆𝑓 ´ a la
resistencia a la fatiga para vida finita.
5.6 LÍMITES Y RESISTENCIAS A LA FATIGA
Aceros, la zona de sombreado oscuro corresponde a la tendencia que sigue la mayoría de los
aceros, de acuerdo con los datos experimentales; se observa que para valores de esfuerzo
último menores de aproximadamente 1380 𝑀𝑃𝑎, entre mayor es el 𝑆𝑢 del acero, mayor es su
límite de fatiga.

Para valores de esfuerzo último por encima de 1380 𝑀𝑃𝑎, el límite de fatiga parece ser
independiente de Su. Incluso, para aceros con 𝑆𝑢 muy por encima de este valor, la resistencia
a la fatiga puede ser inferior a la de un acero con Su = 1380 𝑀𝑃𝑎. Esto nos indica que, si de
resistencia a la fatiga se trata, no parece ser conveniente utilizar un acero con 𝑆𝑢 > 𝑀𝑃𝑎.

Figura. Relación entre el


límite de fatiga y el esfuerzo
último de los aceros

Podemos concluir que, para la mayoría de los aceros de bajo carbono, aleados, inoxidables:

𝑆𝑒´ ≈ 0.5 𝑆𝑢 , 𝑠𝑖 𝑆𝑢 < 13800 𝑀𝑃𝑎 (200 𝐾𝑠𝑖).


𝑆𝑒´ ≈ 690 𝑀𝑃𝑎 = 100 𝐾𝑠𝑖, 𝑠𝑖 𝑆𝑢 ≥ 13800 𝑀𝑃𝑎 (200𝐾𝑠𝑖).

Otros materiales
de fatiga aproximados de algunos ferrosos fundidos y las resistencias a la fatiga de las
aleaciones de aluminio y de cobre, para una duración de 5 ∗ 108 ciclos.
Aleación de aluminio

𝑆𝑓´ 𝑎5 ∗ 108 ≈ 0.4𝑆𝑢 , 𝑝𝑎𝑟𝑎 𝑆𝑢 < 330 𝑀𝑃𝑎 (48𝐾𝑠𝑖).

𝑆𝑓´ 𝑎5 ∗ 108 ≈ 132𝑀𝑃𝑎 = 19𝐾𝑠𝑖 𝑝𝑎𝑟𝑎 𝑆𝑢 < 330 𝑀𝑃𝑎 (48𝐾𝑠𝑖).

Aleación de cobre

𝑆𝑓´ 𝑎5 ∗ 108 ≈ 0.4𝑆𝑢 , 𝑝𝑎𝑟𝑎 𝑆𝑢 < 276 𝑀𝑃𝑎 (40𝐾𝑠𝑖).


𝑆𝑓´ 𝑎5 ∗ 108 ≈ 96𝑀𝑃𝑎 = 14𝐾𝑠𝑖 𝑝𝑎𝑟𝑎 𝑆𝑢 ≥ 276 𝑀𝑃𝑎 (40𝐾𝑠𝑖).

Algunos materiales ferrosos fundidos


Acero fundido 𝑺𝒆´ ≈ 𝟎. 𝟒 𝑺𝒖´

Hierro fundido gris 𝑺𝒆´ ≈ 𝟎. 𝟑𝟓𝑺𝒖´

Hierro fundido nodular normalizado 𝑺𝒆´ ≈ 𝟎. 𝟑𝟑 𝑺𝒖´


Los límites de fatiga o las resistencias a la fatiga son bastante menores que el esfuerzo último.
La relación entre el límite de fatiga o la resistencia a la fatiga para 5 ∗ 108 ciclos y el
esfuerzo último para los materiales mencionados varía entre 0.25 (o menos) y 0.6
aproximadamente. Además, si se tiene en cuenta que existen varios factores que reducen la
resistencia a las cargas variables, las resistencias a la fatiga de las piezas de máquinas serán
aún mucho menores.