You are on page 1of 25

Orígenes y Expresiones

de una ideología Liberal

Gustavo De Roux

* Profesor del Departamento de Sociología e investigador del CIDSE


ORÍGENES DE UNA IDEOLOGÍA LIBERAL

aparición en el escenario político de nuevos


1. Bases Históricas de la Ads- sectores, preocupaba a los hacendados quienes
cripción al Partido Liberal tan sólo veían esperanzas en la Iglesia y el
La población negra nortecaucana no clero para mantenerlas bajo control.
construyó un proyecto político propio a pesar La defensa de la tradición, seguridad, res-
de que, hacia finales de la decada pasada, tenía peto al ordenamiento social existente, propie-
capacidad para ejercer control sobre toda la dad, principios cristianos, todo ello resumido
región. El bandidismo social, constituyó la en la defensa del poder de la Iglesia y su
principal forma de expresión política de los capacidad de ejercer controles ideológicos al
negros por lo menos hasta la Guerra de los Mil desbordamiento popular, constituían el basa-
Dias. De las incontables guerras civiles del mento de la ideología conservadora. Para los
siglo pasado se derivaron bandas de salteado- liberales, las posibilidades de modernización
res que asolaron permanentemente las hacien- del país estaban fuertemente limitadas por el
das y que, articuladas a movimientos rebeldes, poder temporal de la Iglesia y por su interven-
llegaron inclusive a tomarse poblados como ción directa en la vida política. El problema
Cali, ocupada en diciembre de 1876. Bajo el
mando del mulato Pablo, negros liberales asal-
taron y saquearon la ciudad en una acción sin
precedentes, que atemorizó a las clases domi- El bandidismo social
nantes y las hizo concientes del conflicto so- constituyó la principal
cial que podría generalizarse por la acción de
pardos y negros. forma de expresión
El cimarronismo, propio de la época es- política de los negros
clavista, sentó las bases de un ideario libertario por lo menos
que se expresaba simplemente en el derecho a
la libertad. Este, se enriqueció con la gesta
hasta la Guerra de
emancipatoria donde, el llegar a ser libres del los Mil Dias.
poder colonial tan pregonado por los gestores
de la Independencia era interpretado por los
negros, en el terreno de lo concreto, como religioso, que matizó todas las guerras civiles
ruptura de vínculos que los ataban al poder de del siglo XIX, estuvo en la base de todas las
hacendados impidiéndoles desarrollar su vida discrepancias partidistas.
social y económica al margen de los controles La llegada de los liberales al poder en
de las haciendas. En ese sentido las guerras, 1849, con José Hilario López, significó la po-
para los negros, constituyeron la oportunidad sibilidad de efectuar reformas que afectaron
de alinearse con quienes les ofrecían posibili- severamente los intereses de la Iglesia y de los
dades de romper ataduras con esquemas de hacendados esclavistas. Se abolieron los diez-
sujeción forzoza. mos, se declaró la libertad de prensa, se auto-
Hacia mediados del siglo pasado las ha- rizó la redención de censos en el Tesoro Públi-
ciendas nortecaucanas estaban en poder de co, y se expulsó a los jesuítas. Además, se
conservadores payaneses, defensores de la es- abolió el fuero eclesiástico y se autorizó a los
clavitud y de los privilegios de la Iglesia. Para cabildos de los pueblos para nombrar los curas
ellos, los levantamientos de los negros, incita- de las parroquias. Por la manera como protes-
dos por caudillos liberales en su afán por de- taron contra dichas leyes, el gobierno autorizó
rrocar al gobierno, podían provocar un colapso la expulsión del Arzobispo de Bogotá y de los
social. La liberación de fuerzas sociales y la Obispos de Pamplona y Cartagena. La "revo-

3
E
BOLETÍN SOCIOECONÓMICO N 22 JULIO DE 1991

to para legitimar la oposición a los hacendados


El anticlericalismo de los mediante acciones que, para los negros, se
negros y su concepción de compadecían con la defensa de la libertad.
La ideología religiosa de los negros nor-
libertad, resumida en la tecaucanos, subordinada al ideario cristiano,
defensa del derecho se enriqueció con elementos mitíco-mágicos y
con concepciones derivadas del interés por la
a establecerse sin vasallaje
libertad. Para los negros el culto católico orto-
en un espacio propio, doxo perdió su significación original, tanto así
se vio alimentada por la que Sergio Arboleda, hermano de Julio, llegó
a negarse en 1857 a pagar honorarios a los
ideología radical que
curas para oficiar en sus haciendas alegando
agenciaban las sociedades
democráticas

lución anticolonial" del medio siglo, marcó


límites precisos a la intervención de la Iglesia
en los asuntos del Estado.
Paralelamente a las leyes secularizantes
se aprobó la demolición de los resguardos y la
abolición de la esclavitud, en un intento por
liberar factores de producción y ponerlos a
concurrir en el mercado. La abolición, que
afectaba severamente los intereses de los ha-
cendados en el Cauca, provocó el alzamiento
de Julio Arboleda contra el gobierno central.
La reacción de los negros fue violenta. Al decir
del general Posada Gutiérrez (1881:327), "re-
sistiendo volver a la esclavitud, incendiaban
las haciendas, se mantenían alzados en los
campos, perseguían y amenazaban a sus amos,
no queriendo trabajar protegidos por las leyes, que las misas eran innecesarias porque los
sino vivir del pillaje, sin freno y sin ley". negros no acudían a ellas y que las fiestas
Para los negros, liberalismo llego a ser religiosas se convertían en motivo de diver-
sinónimo de libertad y conservatismo de escla- sión "en detrimento de la moral y del trabajo"
vitud. Aún hoy en día se escucha decir a los (Hyland, 1983:77).
viejos, en el norte del Cauca, que un triunfo del El anticlericalismo de los negros y su
partido conservador significaría, "regresar a la concepción de libertad, resumida en la defensa
época de las cadenas y la marca". El bandidis- del derecho a establecerse sin vasallaje en un
mo social, protagonizado por los negros du- espacio propio, se vio alimentada por la ideo-
rante la segunda mitad del siglo anterior, se logía radical que agenciaban las sociedades
nutrió del anticlericalismo liberal. El enfrenta- democráticas. Estas, que habían surgido en
miento de liberales y conservadores que rei- 1848, se convirtieron en puntal de apoyo del
vindicaban la defensa de la Iglesia, de sus gobierno de José Hilario López. En ellas, se
prerrogativas y principios, sirvió de basamen- incubaron principios de igualdad y llegaron en

4
ORÍGENES DE UNA IDEOLOGÍA LIBERAL

algunos casos a llamarse socialistas, "como luego, que "la predicación socialista [había]
resumen de su fé política y religiosa" (Posada producido sus efectos pues la semilla [había]
Gutiérrez, 1881:356). caído en buen terreno" (ACC).
En el valle del río Cauca, las sociedades En realidad la lectura que hicieron los
democráticas se convirtieron en foros de agi- negros de las enseñanzas "comunistas" en las
tación de pardos y negros. Allí, se fustigaba al sociedades democráticas, fué la del derecho a
conservatismo y a la clase dominante. Afirma territorializarse en un espacio propio. Su pro-
Posada Gutiérrez (1881:326) que las peroratas yecto político no fué más allá de la defensa a
pronunciadas en ellas sobre libertad y demo- asentarse en pequeñas parcelas con la garantía
cracia exaltaban fuertemente los ánimos de de no ser expulsados de ellas. Más que una
"un pobre pueblo inocente, tan fácil de ser ideología, la oposición al conservatismo, al
engañado por quienes explotan su candor". poder payanes y a los controles de los curas,
Según el historiador Gustavo Arboleda se tradujo en un sentimiento profundo de de-
(1930:282), en las reuniones de la sociedad fensa de un espacio y una identidad propias.
democrática de Cali en 1851, se oyeron expre- Los dirigentes liberales se preocuparon por
siones como esta: "...porque yo he sido y soy estimular la identificación de conservatismo
mas liberal que ninguno y no me quieren estos con esclavitud, en procura de fortalecer el
blancos picaros oligarcas por negro". Afirma, sentimiento anticonservador de los negros y
así mismo, que "algunos sujetos de influjo ganarlos para su propia causa. Alfonso Arbo-
empezaron a predicar las doctrinas comunistas leda, escribió a su padre Sergio que, en la
de Proudhon y de Luis Blanc, y en breve hubo reunión de la democrática habida en Santander
gentes que negaban el derecho a la propiedad de Quilichao el 21 de agosto de 1881, se les
y aborrecían a cuantos tenían algo. El comu- había dicho a los negros que el objeto de los
nismo, particularmente el territorial, se predi- conservadores era hacer una revolución para
caba en las democráticas con frenesí aterra- volverlos a esclavizar; que los conservadores
dor". Alfonso Arboleda, administrador de la decían: "o la esclavitud o el degüello para
hacienda de Quintero, escribía a su padre Ser- todos los negros" (ACC).
gio que los negros del Palo se habían levanta- Un anciano negro, muy conocedor de las
do, incitados por los liberales quienes "se han tradiciones orales de la región, hizo esta narra-
pasado su vida en exaltar a estos salvajes para ción que ilustra la retención de esos conceptos
aterrar a los hombres honrados"; y, añadía en la memoria colectiva:
Los liberales pelearon por la ley
de la abolición total de la esclavitud y
todos los conservadores, al unísono, se
En realidad opusieron. Julio Arboleda decía que nin-
la lectura gún negro tenía por que ser conservador,
que ser conservador era un honor y que
que hicieron los negros
los únicos que tenían derecho a él eran los
de las enseñanzas blancos. Y al negro que por adulación
"comunistas" en las decía que era conservador, lo mandaba a
azotar diciéndole: 'Ustedes tienen que ser
sociedades democráticas,
liberales; los negros no tienen por que ser
fué la del derecho a conservadores.' Cuando este esclavista
territorializarse en un decía que los negros debían ser liberales
porque esa era la causa de la libertad y
espacio propio.
que solo los blancos tenían derecho a ser

5
2
BOLETÍN SOCIOECONÓMICO N 22 JULIO DE 1991

conservadores, estaba dando una defini- esclavos, no solamente pertenecían por su ori-
ción muy clara} gen social a las clases inferiores de la sociedad,
El núcleo central de los cambios que re- sino que además eran negros. Nótese cómo
clamaba la emancipación y la liberación de casi todas las observaciones realizadas por
fuerzas sociales, era la democratización de la viajeros de la época, escritores, hacendados e
sociedad. Esta, exigía el rompimiento de los historiadores de la región, tienen un tinte mar-
diques institucionales sostenidos por la Iglesia cadamente racista. El estereotipo del negro
que construyó la sociedad, como un factor
justificatorio de la dominación, lo presentaba
como haragán, incapaz de cualquier arte, útil
El liberalismo sólo como herramienta de trabajo. La sociedad
nortecaucano mostró, le negaba al negro toda posibilidad de ascenso
y promoción y lo discriminaba a participar en
hasta mediados de este siglo, ella únicamente como fuerza bruta.
una tendencia doble: Las luchas por la tierra, especialmente
de adhesión a los dirigentes durante las primeras décadas del presente si-
glo, contribuyeron a distanciar a los negros
nacionales y de
nortecaucanos de los centros de influencia del
enfrentamiento con la poder regional. En primer lugar, porque signi-
dirigencia departamental ficaron enfrentamiento directo con intereses
terratenientes fuertemente representados en la
del partido.
administración provincial; luego, porque la
estructura piramidal de la sociedad excluía la
posibilidad de intervención de los negros en
y por los hacendados. Los liberales radicales decisiones políticas del nivel departamental.
estaban convencidos de que, el atraso y la Las posibilidades de sobrevivencia de los ne-
inmovilidad del país, tenía sus orígenes en la gros estuvieron fuertemente afincadas en su
concentración de la propiedad territorial, la capacidad de permanecer relativamente aisla-
legislación colonial, y la intervención de la dos, lo que de paso permitió el desarrollo de
Iglesia en la vida pública. El anticlericalismo una cultura identificatoria propia y afianzó un
radical era más de tipo social que religioso y sentimiento de rechazo a la influencia payane-
se inspiraba en una visión democrática de la sa en la política local.
sociedad, sin interés por desconocer el dogma. El liberalismo nortecaucano mostró, has-
Algunos jefes radicales como Ramón Merca- ta mediados de este siglo una tendencia doble:
do, quien fuera gobernador de la Provincia del de adhesión a los dirigentes nacionales y de
Cauca, consideraban que la Iglesia se había enfrentamiento con la dirigencia departamen-
desviado de su verdadero espíritu cristiano al tal del partido. Las entrevistas realizadas así lo
querer inculcarle al pueblo un respeto desme- reflejan. Un dirigente campesino se expresó en
dido hacia las clases dominantes y amenazar, esta forma:
con condenación eterna, a quienes cuestiona- En el pasado tuvimos un tipo de
ban su hegemonía (Taussig, 1979:89). liderazgo político del que queda muy po-
Otro elemento que jugó un papel impor- co. Sinecio Mina, Natanael Diaz, Alejan-
tante en la conformación de un sentimiento de dro Peña, Gonzalo herma, fueron
oposición a la casta dominante payanesa, y que dirigentes políticos que buscaban el me-
tuvo importancia en el accionar político pos- 1 Entrevista No. 5A, Puerto Tejada, septiembre 10 de
terior, fue el elemento racial. Los antiguos 1988.

6
ORÍGENES DE UNA IDEOLOGÍA LIBERAL

joramiento de la clase campesina y que le vez con autonomía. Eran negros que ha-
daban mucha importancia a la cuestión cían parte de una generación solidaria,
racial? porque los negros de entonces eran soli-
Por su parte un concejal, señaló: darios. Vino después una generación que
En Puerto Tejada, los repre- retomó ese sentido libertario y lo expresó
sentantes a la Cámara ha sido fundamen- en un terreno intelectual. Fue la genera-
talmente negros: NatanaelDiaz, Gonzalo ción de Natanael Díaz, Marino Viveros y
herma, Marino Viveros, Rafael Cortez Alejandro Peña. 4

Vargas, Miguel Gómez. Todos estos rep- Un dirigente regional, ex-maestro de es-
resentantes llegaron al parlamento con la cuela, concejal en el Municipio de Santander,
consigna de reivindicar los intereses de la indicó lo siguiente:
étnia...Hace varios años los dircursos y Los dirigentes negros de otra épo-
escritos de los políticos e intelectuales ca estaban muy ligados a la filosofía del
negros reflejaban su lucha por reivindica- partido liberal, como encarnación de la
ciones de los negros especialmente frente libertad de los esclavos. Aunque tenían
al poder regional. Miguel Gómez, por una disciplina de partido, exigían el dere-
ejemplo, fué enconado enemigo de Víctor cho a nombrar sus propios repre-
Mosquera Chaux, y utilizó inicialmente sentantes. Se hacía la lucha en contra de
planteamientos que le hacían sentido a los la hegemonía de los payaneses, que repre-
negros para su lanzamiento a la política? sentaban el recuerdo de la esclavitud.
Un viejo conocedor de la región, ex-al- Era en Popayán donde moraban
calde de Puerto Tejada, se refirió al problema los más grandes esclavistas del Cauca,
en los siguientes términos: como Julio Arboleda.
Nuestros abuelos educaron a sus Entonces ellos [los dirigentes ne-
hijos en principios de independencia y gros], con ese sentimiento de raza, esa
autonomía, y antigobiernistas frente al aspiración de libertad, reclamaban el de-
poder departamental. Esto porque el po- recho a elegir quien representara a los
der estaba representado por personajes negros, pero siempre alrededor de las
que miraban al negro como un objeto. El ideas del partido liberal?
negro de ese tiempo, en su afán de liber- El período de La Violencia, en el norte
tad, tenía una conciencia de señorío. Era del Cauca, contribuyó decididamente a forta-
un hombre digno, que combinaba la alti- lecer el sentimiento liberal de una población
que veía amenazados tanto sus logros en el
la dirigencia negra terreno de los económico, como su autodeter-
minación política. Aunque el conflicto no al-
nortecaucana, celosa de su canzó niveles altos de virulencia, dada la esca-
autonomía, negoció sa población conservadora residente en la
con la dirigencia región, permitió el fortalecimiento de líderes
negros a nivel local y la afirmación de la
departamental y nacional población negra como liberal. La información
del partido una forma recolectada a través de entrevistas permite evi-
de adscripción sobre
la base al respeto del 2 Entrevista No. 7, Vereda Juan Ignacio, Santander de
Quilichao, mayo 14 de 1990. p. 2.
liderazgo local 3 Entrevista No.4, Puerto Tejada, abril 25 de 1990. p. 9.
4 Entrevista No. 6, Puerto Tejada, abril 25 de 1990, p.2.
5 Entrevista No. 4, Puerto Tejada, abril 18 de 1990. p.9.

7
5
BOLETÍN SOCIOECONÓMICO N 22

denciar que la dirigencia negra nortecaucana,


celosa de su autonomía, negoció con la diri-
gencia departamental y nacional del partido
una forma de adscripción sobre la base al
respeto del liderazgo local, como interlocutor
natural. Así mismo, que los líderes negros
nortecaucanos se apoyaron en la exaltación de
la negritud, dándole un contenido de reivindi-
caciones étnicas a su actuar político, para for-
talecer su posición y cohesionar sus bases.

2. Clientelismo y Pérdida de la
Perspectiva Étnica
El Frente Nacional, con sus pactos y
alianzas, constituyó el espacio temporal en el
que el clientelismo político adquirió su máxi-
ma expresión. La contraprestación de favores,
los votos cautivos, las prebendas burocráticas,
se convirtieron en los mecanismos determi-
nantes del accionar político. Aprisionar una
clientela se volvió una necesidad imperativa
para garantizar el control y manejo de recursos volviéndonos dependientes de los políti-
públicos; dicho monopolio se convirtió a su cos. Con los auxilios la gente empezó a
vez en la manera de asegurar el mantenimiento cambiar su mentalidad, a entregarse. Los
y control de un electorado propio. auxilios se volvieronfuente de recaudo de
Son los mismos nortecaucanos quienes votos y sirvieron para comprar la menta-
explican como se dio ese proceso en la región. lidad de la gente. Anteriormente eso no
Un dirigente campesino lo hizo así: sucedía. Hoy en día la gente piensa que
Los líderes de antes estaban más hay que votar por determinado parlamen-
compenetrados con la problemática del tario porque es él que les va a sacar la
campesinado, del mismo pueblo. Los líde- partida para la escuela, para el puente,
res de ahora no lo están. Yo creo que allí para el arreglo del camino?
empezó a operar mucho la cuestión eco- Un dirigente político independiente ex-
nómica y que, a través de éso, vino el plicó así el surgimiento del clientelismo en la
paternalismo. Anteriormente la gente no región:
pensaba en que tenían que regalarle una La economía decide sobre la ma-
camiseta o darle una partida para reali- nera como se hace la política. Anterior-
zar algo. Si había que construir una es- mente, por ejemplo, no había necesidad
cuela, por ejemplo, nosotros nos de estar haciendo ofrecimientos a la gente
juntábamos, aportábamos y la hacíamos. pues la gente no se vendía, no vendía su
Cuando se empieza a crear el fenómeno voto, el voto no era negociable. Pero con
de las dádivas, dé los auxilios, y no enten- el monocultivo de la caña, el monsiruo
demos que esos auxilios son salidos del verde como la llamábamos en una época,
trabajo de nosotros mismos, terminamos los señores de la agroindustria fueron
6 Entrevista No. 7, vereda Juan Ignacio, Santander de absorbiendo las tierras de los campesinos
Quüichao, mayo 14 de 1990. pp. 3 y 4. y vino así el empobrecimiento, y la gente

8
ORÍGENES DE UNA IDEOLOGÍA LIBERAL

empezó a ver el voto como una posibilidad los esquemas de representación propios de una
de sacar algo que le mejorara un poco su democracia formal. Por otra parte, la extensión
situación? de mecanismos de control de votantes exigía
La relación entre clientelismo y empo- consolidar una red con alcances a la periferia
brecimiento es indiscutible. Sin embargo, el hecho que, en el norte del Cauca, tenía que
deterioro de las condiciones materiales no seguir un proceso particular toda vez que se
constituye explicación única al desarrollo y trataba de cautivar un electorado esquivo y
fortalecimiento del clientelismo. Existen tam- desconfiado de los manejos políticos agencia-
bién razones de carácter político, ligadas a dos desde la capital departamental.
tradiciones históricas de manejo del poder y a De acuerdo a lo dicho por varios de los
entrevistados, la dirigencia departamental del
la dirigencia departamental liberalismo cooptó dirigentes negros con as-
cendencia entre sus co-raciales, que le sirvie-
del liberalismo cooptó ran de punta de lanza para penetrar y conquis-
dirigentes negros con tar un electorado reacio a ser manejado desde
ascendencia entre sus Popayán. Como lo señaló un concejal de Puer-
to Tejada,
co-raciales, que le Don Miguel Gómez, nuestro
sirvieran de punta de lanza representante negro a la Cámara y que
para penetrar y conquistar manejó la política de Puerto Tejada por
más de diez años, fue inicialmente enemi-
uñ electorado go enconado de Víctor Mosquera Chaúx
reacio a ser manejado y utilizaba planteamientos que le hacían
desde Popayán sentido a los negros, para su lanzamiento
a la política. Posteriormente abandonó
esos preceptos por necesidad de apoyo
del poder regional pues los votos de Puer-
to Tejada no le alcanzaban para ir a la
Cámara. Solamente asi podía ampliar sus
posibilidades políticas y beneficiarse del
potencial electoral de Mosquera Chaux.
Miguel Gómez surgió en un principio rei-
vindicando la lucha de los negros, pero
luego cambia de enfoque. Sin embargo, la
gente siguió votando por él porque era
negro, pero no porque defendiera sus de-
rechos étnicos; como una reacción in-
consciente a toda esa historia de
explotación que el blanco ha ejercido so-
bre el negro.
Otros, como un anciano dirigente del
Puerto, señaló que muchos líderes negros ha-
bían entregado la región a la dirigencia paya-

7 Entrevista No. 6A, corregimiento de Villarrica, Santan-


der de Quüichao, marzo 8 de 1990.
8 Entrevista No. 4, Puerto Tejada, abril 18 de 1990. p. 9.

9
e
BOLETÍN SOCIOECONÓMICO N 22 JULIO DE 1991

norte del Cauca] con el respaldo y ayuda


de los blancos [mientras] los negros radi-
calizaban en contra... .Por eso [ es paradó-
jico] oir hablar de renglón negro y ver la
actitud que tomaron mis co-raciales en la
convención [regional]. Una cosa que da
vergüenza, y en todas las convenciones ha
sido así, que los que más me apoyaban y
votaban por mi [para candidato] eran los
0
blancos.
Por su parte, el alcalde actual, elegido
popularmente por una convergencia que rom-
pió con la hegemonía del "miguelismo" en
Puerto Tejada, señaló lo siguiente:
Aquí el miguelismo manejó el sen-
timiento de los negros al hacerles creer
nesa para alcanzar beneficios políticos y per- que él, un negro, era el líder del norte del
sonales. Refiriéndose a Don Miguel Gómez Cauca. Hacia adentro, es decir, hacia
expresó: Puerto Tejada don Miguel manejaba un
En Popayán lo apoyaron para di- discurso comprometido con los negros.
vidir, porque él no [tenía] conciencia de Pero hacia afuera, o sea hacia Popayán,
raza; para ponerlo como martillo para manejaba otro discurso diferente que
que golpeara a los otros negros. La gente mostraba la adhesión de la población ne-
que vota por alguien porque es negro, gra a los gamonales blancos de Popayán.
muchas veces lo hace por razones senti- Esa estrategia de doble discurso le permi-
mentales y no necesariamente porque el tía obtener respaldo a la vez de la base
candidato refleje conciencia en torno a lo negra nortecaucana y de la cúpula blanca
1
negro. Votan sentimentalmente y eso pasó payanesa}
con Don Miguel. Personas como él sirvie- La política local, especialmente en los
ron para entregarle el electorado negro
nortecaucano a los caciques payaneses?
Independientemente, de las razones para
apoyarlo, lo cierto es que el mismo Don Mi- "..hacia Puerto Tejada,
guel, en una entrevista otorgada poco antes de don Miguel manejaba un
su muerte, señaló que con mucha frecuencia el
había recibido más apoyo de los blancos de
discurso comprometido con
Popayán que de los negros nortecaucanos: los negros. Pero hacia afuera,
Hay contradicciones dentro de o sea hacia Popayán,
nuestra raza. Por dos veces saqué airosa
en convenciones [departamentales del
manejaba otro discurso
partido liberal] la representación [del diferente que mostraba la
adhesión de la población
9 Entrevista No. 6, Puerto Tejada, abril 25 de 1990. p.4.
10-Entrevista No.8, Puerto Tejada, mayo 22 de 1990.
negra a los gamonales
p. 10.
11 Entrevista No. 3, Puerto Tejada abril 18 de 1990.
blancos de Popayán."
pp 1 y 2.

10
ORIGENES DE UNA IDEOLOGÍA LIBERAL

municipios nortecaucanos donde predomina- encia económica, significó también pérdida de


ba la población afrocolombiana, fue subordi- dominio sobre sus propias decisiones. Ade-
nándose progresivamente a la estructura pira- más, el desempleo convirtió el ejercicio de la
midal del poder político y haciéndose política en bolsa de empleo, haciendo gravitar
paulatinamente más dependiente del liderazgo expectativas laborales alrededor de la reco-
departamental. Como se anotó, ese fenómeno mendación política. A esto hay que sumar que
coincide con el Frente Nacional, pero también el empobrecimiento de las comunidades, deri-
coincide con el auge azucarero y con el forta- vado en buena medida de pérdida de la tierra
lecimiento del poder económico de los inge- por efecto de la expansión de plantaciones
nios en la región. azucareras, facilitó su aprisionamiento entre
Es sin embargo poco probable que los engranajes de clientela. Acceder a servicios
ingenios, como tales, ejerciesen un papel di- públicos, a una escuela, un puente, o un cami-
recto en la articulación del electorado norte- no, dejó de ser un derecho para convertirse en
caucano a la dirección política agenciada des- favor de políticos locales, pero sobre todo de
de Popayán. Esto, porque los capitales
azucareros tienen como epicentro a Cali, ciu-
dad desde la cual los dirigentes del dulce ejer-
La expansión azucarera
cen su influencia y poder. Es obvio que la transformó a los poblados
ubicación del polo de dominio económico en nortecaucanos de
un departamento diferente al Cauca, neutraliza
el ejercicio de dominio político como deriva-
mercados de productos en
ción del poder económico, toda vez que la campamentos de trabajadores,
política tiene escenarios marcadamente regio- con evidencias de
nales. No obstante, existen dos consecuencias
de carácter político fuertemente inspiradas en
empbrecimiento para los
el peso específico que tienen los ingenios den- habitantes de la región
tro de la estructura de poder local.
En primer lugar, la descomposición del dirigentes blancos del nivel departamental. Un
campesinado y laproletarización subsecuente ex-maestro de escuela expresó lo siguiente:
se vio acompañada de una dependencia cre- Con cincuenta millones de pesos
ciente de empleos generados por la industria que consiguió como auxilio parlamenta-
azucarera. Existen indicios de que la economía rio se amortizó la deuda que varias comu-
de plantación, que llegó a ser predominante en nidades tenían con la Caja Agraria para
la región, generó menos empleo del que disol- electrificación rural y por gratitud de ha-
vió. Es decir, que la nueva oferta de empleo ber pagado ese dinero muchos campesi-
generada fue menor que la oportunidad de nos lo han seguido hasta ahora. Y muchos
empleo que ofrecían las fincas campesinas campesinos negros empezaron a no creer
aunque en éstas los niveles de retribución al en sus co-raciales, creyendo que el doctor
trabajo eran menores. La expansión azucarera Peláez era el verdadero salvador de los
transformó a los poblados nortecaucanos de negros en el norte del Cauca, y empezaron
mercados de productos en campamentos de a subestimar a su co-raciales como diri-
trabajadores, con evidencias de empobreci- gentes políticos, asi tuvieran los títulos
2
miento para los habitantes de la región (CIM- que tuvieran}
DER, 1975; Foro Nortecaucano, 1981).
La pérdida de autonomía de los campesi- 12 Entrevista No. 6A, Corregimiento de Villarrica, San-
nos y su reubicación en esquemas de depend- tander de Quilichao, Marzo 8 de 1990.

11
BOLETÍN SOCIOECONÓMICO N 22 a
JULIO DE 1991

sido variados. El alcalde de un municipio nor-


Las dos últimas tecaucano los describió así:
En época de elecciones y de cam-
décadas
pañas políticas los ingenios brindan apo-
constituyeron espacios yo a los candidatos que consideran más
temporales en los que opcionados.
En esa forma le quitan autoridad
distintos grupos sociales
moral al alcalde que resulte electo, para
realizaron hacer algún tipo de reclamación en favor
esfuerzos significativos de la comunidad. Una vez posesionado el
alcalde comienzan las dádivas, le mandan
para negociar con el gran
el bulto de azúcar a la casa, para quitarles
capital y con el Estado así capacidad de exigencia ante ellos co-
mejores condiciones mo empresa. Esta es una práctica que ha
ocasionado atraso en el municipio. Ha
de bienestar
habido casos en que los ingenios nego-
cian con los alcaldes o con los dirigentes
Pero además, los ingenios empezaron a políticos soluciónesete no benefician re-
jugar un papel importante en el fortalecimien- almente a la gente.
to de los caciques locales. Ante todo, por con- Un concejal del municipio de Miranda
veniencia económica; manejar al alcalde y a señaló:
los concejales de un municipio representaba, Las industrias nunca le han cotiza-
por ejemplo, la posibilidad de mantener los do a los municipios los impuestos que
impuestos prediales y de industria y comercio realmente deben pagar, precisamente por
a niveles traducibles en ahorros sustanciales. las alianzas que ha habido siempre entre
El monopolio de recursos de los ingenios los los concejales pelaístas para negociar
situaba en una posición ventajosa de negocia- con las industrias.
ción frente a municipios empobrecidos. Lue- A éso se debe el atraso tan berraco
go, por conveniencia política: fortalecer los que tiene el norte del Cauca. Por eso
partidos tradicionales representaba la mejor ahora que el pelaismo perdió las eleccio-
posibilidad para disolver o dirimir favorable- nes en Miranda el ingenio del Cauca esta
mente el conflicto social: "el municipio como muy preocupado por la posición que tene-
entidad político-administrativa carece casi por mos nosotros.
completo de recursos. Tal fenómeno se debe A él [nuevo alcalde], el ingenio lo
en buena parte a una política complaciente llamó para ponerse a su servicio y ofreció
para con los complejos agroindustriales a maquinaria y una serie de cosas. El inge-
puesto que en el Norte del Cauca los ingenios nio ve con preocupación que vayamos a
azucareros están prácticamente exentos de im- aplicarle la ley para hacer que realmente
puestos directos a los municipios" (Velasco, paguen lo justo. 14

1982:8) Por su parte, un campesino se expresó al


Los mecanismos utilizados por los inge- respecto, de la siguiente manera:
nios para influenciar a los políticos locales han Los funcionarios municipales lle-
van los carros del municipio al ingenio
13 Entrevista No.3, Puerto Tejada, abril 18 de 1990. p. 5. para que le den combustible...Todos los
14 Foro de Candidatos a las Alcaldías de los Municipios políticos nortecaucanos han pasado por
de la Región Nortecaucana, Puerto Tejada, Marzo 3 de
1990. p. 22. ese tipo de diálogo con los ingenios. Nun-

12
ORÍGENES DE UNA IDEOLOGÍA LIBERAL

ca negocian con ellos soluciones re-


ales ¿ellos van al ingenio es por el cheque
ypor los bultos de azúcar. Es por eso que
los mismos políticos permiten que los in-
genios se apropien de los ejidos y de las
madreviejas}
El quehacer de políticos locales en los
municipios nortecaucanos, por razones diver-
sas, vino a quedar entonces condicionado por
dos tipos de fuerzas. De carácter económico,
muy relacionadas con el poder de los ingenios
y su capacidad para influir las administracio-
nes municipales; y de carácter político, con la
pérdida de autonomía frente a la dirigencia
política payanesa. El papel del político local,
ante estas dos fuerzas, se vio reducido al de
intermediario entre una clientela cautiva y
agentes extra-regionales, determinantes de su
presente y su destino.

En el norte del Cauca


el sindicalismo alcanzó un período en el cual se efectuaron intentos por
desarrollo pobre romper hegemonías clientelistas y ganar espa-
cios políticos propios. A continuación se des-
y se mantuvo cautivo de
criben los procesos más significativos genera-
orientaciones patonales. dos desde formas organizativas autónomas,
Su enfoque los que constituyeron expresiones de un movi-
miento social de carácter regional.
fue predominantemente
Es importante señalar que en el norte del
salarial, con muy poca Cauca el proletariado azucarero durante la dé-
proyección sobre la vida cada del 70 era de reciente formación, deriva-
do de la descomposición acelerada de la eco-
de las comunidades.
nomía parcelaria cacaotera. Por tal razón , su
experiencia organizativa era escasa, compara-
da con los trabajadores de la caña del centro y
3. Organizaciones populares, norte del valle geográfico del río Cauca. Estos,
movimientos sociales, e inten- en los años 60, habían logrado fortalecer el
tos por reconquistar autono- movimiento sindical y obtener reivindicacio-
mía. nes ventajosas en el terreno de lo económico,
Las dos últimas décadas constituyeron con cuestionamientos importantes del orden
espacios temporales en que, distintos grupos social.
sociales realizaron esfuerzos significativos pa- En el norte del Cauca el sindicalismo
ra negociar con el gran capital y con el Estado
15 Foro de Candidatos a las Alcaldías de los Municipios
mejores condiciones de bienestar. También, el de la Región Nortecaucana, Puerto Tejada, marzo 3 de
1990. p. 48.

13
e
BOLETÍN SOCIOECONÓMICO N 22 JULIO DE 1991

alcanzó un desarrollo pobre y se mantuvo cau- relación laboral con las plantaciones inferior a
tivo de orientaciones patronales. Su enfoque los tres años. Además, que los contratistas
fue predominantemente salarial, con muy po- realizaban un trabajo ideológico orientado a
ca proyección sobre la vida de las comunida- desmotivar cualquier intento de organización
des. En una investigación realizada por Paz sindical.
(1977) se encontró, por ejemplo, bajo nivel de Hacia 1975 surgieron en la región, espe-
formación política entre los dirigentes sindica- cialmente en el municipio de Puerto Tejada,
les de la región y prácticamente ningún inten- algunas "asociaciones de trabajadores agríco-
to, desde los sindicatos, para vincular el movi- las". Estas constituyeron esfuerzos organizati-
miento obrero a luchas orientadas a mejorar la vos de corte espacial, con un referente comu-
situación global de las comunidades. La debi- nitario concreto. En términos generales
lidad del sindicalismo en la región se explica pretendieron consolidarse en comunidades y
también por experiencias negativas frente a las no sobre el eje laboral, para articular una base
perspectivas de sindicalización y por la forta- social que no se viera amenazada con despidos
leza de sistemas indirectos de contratación de y que por lo tanto tuviera más posibilidades de
trabajadores. estabilidad. Además, intentaron actuar sobre
La existencia de un semiproletariado, ori- intereses amplios, buscando la convergencia
ginado en la incapacidad de fincas en crisis de diferentes sectores. Este proceso, sin em-
para maximizar la utilización de la fuerza de bargo, no fue exitoso y tuvo poca influencia
trabajo familiar, permitió la prevalencia de sobre la dinámica social.
enganches a través de contratistas. Los traba- Por esa época se vivió en la región una
jadores indirectos, compartían un origen social situación de amplia agitación social. En 1975,
campesino y muchos mantenían una estrecha por ejemplo, se registró un paro cívico impor-
relación con las parcelas. María de Restrepo tante en la cabecera municipal de Santander,
(1982) encontró, en una investigación realiza- ligado a problemas en los principales centros
da en el área de Guachené, que el 56% de los educativos, pero que logró movilizar a una
trabajadores vinculados a los ingenios a través buena proporción de la población. Por primera
de contratistas tenían parcela y que alrededor vez la comunidad quilichaueña exigió cabildo
de la mitad de ellos tenía, por esa fecha, una abierto y denunció, en ese foro, irregularida-
des en la administración municipal. Posterior-
A finales de los años 60 mente, en 1981, la población rechazó masiva-
mente el asesinato de un joven por la policía
la población obligó a los convirtiendo el sepelio en un acto público de
ciclistas que cumplían protesta. De allí surgieron denuncias al ejerci-
una etapa de la cio de la autoridad a nivel local, al papel de los
políticos tradicionales y a las limitaciones de
"vuelta a Colombia" a pasar la democracia, y también exigencias más de
por Puerto Tejada y recorrer tipo político que económicas (Velasco, 1990),
el tramo hasta Cali por agenciadas por intermedio de un Comité de
Acción Cívica.
carretera destapada.
Puerto Tejada, por su parte, fué escenario
Esta fué una de las formas de de luchas sociales protaganizadas a través de
presión que culminó con la movimientos cívicos dirigidos al logro de rei-
pavimentación de vindicaciones concretas. A finales de los años
60, por ejemplo, la población obligó a los
ese trayecto. ciclistas que cumplían una etapa de la "vuelta

14
ORÍGENES DE UNA IDEOLOGÍA LIBERAL

a Colombia" a pasar por Puerto Tejada y reco-


rrer el tramo hasta Cali por carretera destapa-
da. Esta fué una de las formas de presión que
culminó con la pavimentación de ese trayecto.
En los años 70, se realizaron varias jornadas
cívicas, promovidas por un comité de amplia
representación, para buscar solución a proble-
mas de servicios públicos, especialmente de
acueducto y energía. Estos movimientos, aun-
que coyunturales, tuvieron por efecto la con-
gregación de fuerzas sociales de distinto tipo
y su articulación en función de metas especí-
ficas.
Una de las luchas más importantes, por
su significación para los habitantes de Puerto
Tejada y por los resultados obtenidos, estuvo
dirigida a solucionar problemas de vivienda.
Este municipio fué uno de los más afectados
por la expansión de la caña de azúcar al punto
que su cabecera quedo prácticamente encerra- ticas de hacinamiento, con efectos visibles
da por cañaduzales que llegaban hasta las ca- sobre el estado de salud general de la pobla-
lles del pueblo. Entre 1955 y 1980 el perímetro ción de por sí afectado por la carencia de agua
urbano se extendió en una proporción mínima, potable.
que no se compadecía con el crecimiento de- El surgimiento de la Asociación de Des-
mográfico de la población. Esto, agudizó el techados catalizó la movilización social am-
problema de vivienda, creando situaciones crí- plia alrededor de un problema habitacional
que sólo podía ser resuelto adquiriendo terre-
nos poseídos por los ingenios. El análisis co-
lectivo del problema, en asambleas abiertas,
El análisis colectivo llevó a la comunidad a construir pruebas de su
del problema, derecho. En esos espacios, la población cono-
ció negociados de administraciones municipa-
en asambleas abiertas, les que habían enajenado propiedades públicas
llevó a la comunidad a en favor de particulares. Además, allegó testi-
construir pruebas de su monios de antiguos campesinos que se habían
visto presionados a vender sus fincas a empre-
derecho. En esos espacios, sas azucareras. En síntesis, desplegó una gran
la población conoció actividad orientada a probar la justeza de sus
negociados de aspiraciones y a fundamentar razones que afir-
maran el derecho de los habitantes ante inge-
administraciones municipales nios y gobierno (Velasco, 1982).
que habían enajenado El 21 de marzo de 1981, cerca de 1500
propiedades públicas familias que representaban alrededor del 20%
de la población total de Puerto Tejada, inva-'
en favor de particulares dieron un lote de terreno de propiedad del
ingenio La Cabana, resistiendo los intentos de

15
S
BOLETÍN SOCIOECONÓMICO N 22 JULIO DE 1991

desalojo dirigidos por la fuerza pública. La Las condiciones de pobreza y las espe-
Asociación de Destechados, liderada por diri- ranzas de empleo hicieron que los pobladores
gentes populares no influidos por los partidos vieran inicialmente con buenos ojos la instala-
tradicionales, logró afirmar su papel en la ne- ción de la fábrica en el lugar. Sin embargo, al
gociación a pesar de que tanto la empresa descubrir que se trataba de la misma empresa
como el gobierno municipal insistían en no desterrada de Cali, surgieron inquietudes so-
negociar con organizaciones que estuvieran bre las posibles consecuencias que podría traer
"al margen de la ley". Este hecho logró resaltar la fabricación de ácido sulfúrico en la región.
el papel del liderazgo "cívico" frente al de Asesorados por grupos ecológicos de munici-
dirigentes liberales locales, por lo menos en lo pios vecinos, los pobladores empezaron a to-
que respecta a la animación y conducción de mar conciencia sobre la situación de deterioro
luchas en el terreno de lo social. ambiental que de allí podría derivarse, y a
Otra de las movilizaciones importantes organizarse para obstaculizar su montaje en la
ocurridas en la región a comienzos de la déca- localidad.
da de los años 80 estuvo relacionada con la San Nicolás, y las veredas vecinas, eran
oposición de los campesinos del municipio de comunidades donde prevalecía la pequeña
Calote al proyecto de construcción de una propiedad. Las posibilidades de que las lluvias
fábrica de ácido sulfúrico en la vereda de San acidas generadas en el proceso industrial con-
dujeran a la acidificación del suelo afectando
Otra de las movilizaciones su productividad, constituyó uno de los ele-
mentos centrales para radicalizar a los campe-
importantes ocurridas sinos contra la instalación de la fábrica. Un
en la región a comienzos primer paso consistió en' la organización del
de la década de los Comité Pro Defensa delMedio Ambiente, con
participación de representantes de varias co-
años 80 munidades: San Nicolás, Guali, Caloto, Arro-
estuvo relacionada bleda, La Quebrada, San Rafael, Santa Rosa,
con la oposición de los El Guásimo, LLano de Tabla, Ciénaga Honda,
Obando, Villarrica, Caicedo y Santander.
campesinos del municipio En la medida que fué posible extender el
de Caloto al proyecto problema a comunidades circunvecinas, la ini-
de construcción de ciativa trascendió el perímetro local y alcanzó
dimensiones de acción regional. Como en
una fábrica de otros movimientos cívicos surgidos en la re-
ácido sulfúrico en la gión, el liderazgo reposó en dirigentes popula-
vereda
de San Nicolás

Nicolás. Esta fábrica había funcionado en Ca-


li, donde hubo de ser desmantelada por efecto
de la presión de vecinos profundamente afec-
tados por la contaminación atmosférica. La
empresa cambió de razón social y ensayó, sin
éxito, acomodarse en la comunidad de Muíalo.

16
ORÍGENES DE UNA IDEOLOGÍA LIBERAL

res independientes y, también en este caso, los Por una parte, muchas veredas interesadas en
dirigentes tradicionales actuaron en contravía la electrificación incurrieron en deudas con la
de los intereses defendidos por la gente. Eso Caja de Crédito Agrario para tendido de redes
hizo que se cuestionara la estructura de poder e instalación de transformadores. Estas, com-
local y se entrara en pugna con el monopolio prometían a campesinos que debían asumir
clientelista del municipio de Calote. una cuota parte, con el compromiso de ampa-
La presión social sobre alcalde, conceja- rarla con sus bienes. La imposibilidad de las
les y gobernador, comprometidos con la em- comunidades para cargar sobre sus hombros el
presa, obligó a los políticos locales a aceptar financiamiento de la electrificación rural in-
cabildo abierto. Reiteradas promesas se hicie- centivó la creación de un comité interveredal
ron en el sentido de que no autorizarían la Pro Electrificación, que se responsabilizó de
instalación de la fábrica, mientras a puerta movilizar a la población para rechazar el pago
cerrada se negociaba su construcción (Rodri- de deuda e intereses y para presionar al Estado
a que asumiera esa responsabilidad. En los
primeros años de la década de los anos 80 el
Comité logró con el concurso de juntas comu-
nales que un Senador del Departamento desti-
En Villarrica, nara auxilios parlamentarios para el cubri-
miento de la deuda.
comunidad del
Los problemas de energía se agudizaron,
municipio de Santander, al comienzo de la década, además por otras
la gente organizó un razones. La crisis económica relacionada con
Comité de Usuarios de el endeudamiento externo presionó a las insti-
tuciones del Estado, especialmente a las del
Servicios Públicos sector energético, a reajustar tarifas para satis-
y pronto hubo comités facer obligaciones. Las comunidades de bajos
ingresos se vieron severamente afectadas, no
similares por lo
solamente por incrementos tarifarios sino por
menos en irregularidades en la prestación del servicio.
15 comunidades más. La gente empezó a observar, por ejemplo, que
los recibos presentaban mes a mes consumos
ascendentes; que se cobraba diferente precio
al kilovatio a consumos similares; y que, en
junio y diciembre, las tarifas se disparaban
guez y Tello, 1984). La acción más importante irracionalmente.
emprendida por las comunidades la constituyó En Villarrica, comunidad del municipio
el bloqueo masivo de las vías de acceso al de Santander, la gente organizó un Comité de
terreno, como mecanismo de fuerza para obte- Usuarios de Servicios Públicos y pronto hubo
ner una definición clara por parte de las auto- comités similares por lo menos en 15 comuni-
ridades municipales. Sin embargo, a pesar de dades más.
las presiones populares, por razones que no es Estos comités promovieron diversas acti-
del caso analizar aquí, la fábrica de ácido vidades para movilizar a la población en torno
sulfúrico finalmente se construyó. al problema de la energía; organizaron eventos
Los problemas con el servicio de energía culturales, marchas y discusiones en asam-
constituyeron otro factor de organización y bleas comunitarias; promovieron la colecta de
movilización de los habitantes de la región. recibos en "ollas; y, con la colaboración de

17
fi
BOLETÍN SOCIOECONÓMICO N 22 JULIODE1991

estudiantes, efectuaron un análisis de las ten- nes y formas futuras de operación y de relación
dencias tarifarias, problemas en el cobro, lec- entre comunidad y empresa.
tura de contadores y trato a los usuarios. El resultado mayor de este proceso fué su
En diciembre de 1985 se llevó a cabo en contribución al fortalecimiento de la sociedad
Villarrica, con 250 delegados de 20 comu- civil y la ampliación de la democracia de base
nidades, un foro sobre los problemas de la (de Roux, 1989). El proceso estimuló el surgi-
energía eléctrica en la región. Las comu- miento y desarrollo de organizaciones popula-
nidades presentaron allí evidencias de irre- res y su reticulación en la Red de Organizacio-
gularidades serias que estaban afectando los nes de Base. La Red había surgido a principios
presupuestos familiares. Se informó, por de 1984 por iniciativa de grupos de diversas
ejemplo, de casos en que los consumos prome- comunidades que veían la necesidad de coor-
dios de energía habían fluctuado de un mes a dinarse para el logro de reivindicaciones de
otro en más del ciento por ciento, lo que signi- interés general: servicios públicos, educación
ficaba que los contadores no se leían o que la y salud, tierra, créditos. En realidad el espíritu
lectura no se hacía correctamente. También de "red" se venía acrisolando desde tiempo
que los incrementos graduales aplicados por atrás. En muchos de los movimientos ocurri-
CEDELCA al valor del kilovatio/hora se ha- dos en la región la solidaridad intercomunita-
cían en proporciones superiores a los aumen- ria e intergrupal había constituido una nota
tos del costo de la vida y a aquellos autorizados destacada y ya se venían coordinando grupos,
por el gobierno nacional. Los delegados al foro autónomamente, para el desarrollo de accio-
nes específicas.
A principios de 1985 los grupos de base,
gestores de la Red, habían aclarado que ésta no
Se había discutido, era un partido político sino el basamento de un
por ejemplo, movimiento social. Se había discutido, por
ejemplo, que un movimiento social dejaría de
que un movimiento social ser coyuntural solamente cuando se apuntalara
dejaría de ser coyuntural sobre grupos federados que no perdieran vi-
solamente cuando se gencia al obtener un logro concreto. Un cam-
pesino entrevistado expresó de esta manera su
apuntalara sobre grupos definición de la Red:
federados que no perdieran Cada uno de los grupos debe ser
vigencia al obtener un nudo de una gran red. Pero no se puede
pensar que estos nudos estén sueltos. Se
un logro concreto necesitan hilos que los unan para que
pueda ser una red. Esos hilos son la co-
elaboraron un pliego de exigencias reclaman- municación, la solidaridad y el trabajar
do amnistías, controles, y mejoramiento del juntos entre los grupos. Entonces lo que
alumbrado público. hace que una red exista son los nudos, los
Sin embargo, fué la amenaza de no seguir hilos, y los huecos que existen entre los
pagando por el servicio y de realizar un paro nudos.
cívico regional lo que motivó a la empresa de Los huecos significan que cada
energía a negociar con los usuarios. La firma grupo es independiente, es decir, que ca-
del acuerdo se efectuó en Villarrica con pre- da grupo es autónomo} 6

sencia del gerente, del alcalde y de políticos


16 Entrevista 1 A, vereda La Balsa, Buenos Aires, ootubre
prominentes. En ese acto se pactaron solucio- 5 de 1986.

18
ORÍGENES DE UNA IDEOLOGÍA LIBERAL

A partir de ese esquema simple, la Red


definió que cualquier grupo, inde- Estos esquemas
pendientemente de su objetivo, podía hacer de relación entre
parte de ella siempre y cuando -además de
procurar el logro de sus metas grupales- se comunidades y grupos
articulara a la solución de problemas comunes, sociales constituyeron
respetando la autodeterminación de las demás un factor importante para
organizaciones asociadas. Hacia mediados de
1985 hacían parte de la Red unos 25 grupos de presionar arreglos
15 comunidades: grupos culturales, cívicos, de favorables a los intereses
prensa, educativos, de producción, deportivos. de los habitantes
Estos esquemas de relación entre comu-
nidades y grupos sociales constituyeron un de la región
factor importante, para presionar arreglos fa-
vorables a los intereses de los habitantes de la
región. Algunos ejemplos fueron ya descritos. sigan siendo de la comunidad y no monop-
Otros, como el caso de Las Brisas, Yarumales, olio de los ingenios cuando bajan al valle.
La Unión y Guengue, merecen también desta- Nos parece que la CVC debe proteger
carse. Estas comunidades se habían visto afec- lagunas, ríos y madreviejas como bienes
tadas por la construcción de un jarillón reali- públicos e impedir su aprovechamiento
zado por un ingenio sobre uno de los márgenes exclusivo por unos pocos. Finalmente, es-
del río La Paila, para proteger sus canales de tamos convencidos de que es injusto que
las inundaciones. Evidentemente esa solución, la CVC permita adecuaciones parciales
beneficiosa para el ingenio, ocasionaba des- de los cauces, como en el caso del río La
bordamiento del río en época de crecientes, Paila, dejando a las comunidades campe-
por el margen opuesto, hacia las fincas cam- sinas a merced de los caprichos de la
pesinas. Los habitantes de estas veredas se naturaleza y de la voluntad de los inge-
habían dirigido en repetidas ocasiones a la nios."
CVC, reclamando su intervención. Sin embar- Como éstos, hubo varios casos de solida-
go, fué por presión solidaria de centenares de ridad intercomunitaria: apoyo a damnificados
firmas de integrantes de grupos de varias co- por la construcción de la represa La Salvajina,
munidades, en carta dirigida al Presidente de a las luchas indígenas, a reivindicaciones de
la República fechada Octubre 15 de 1985, como comunidades específicas. Muchos de estos es-
la CVC se decidió a concertar con el ingenio fuerzos se dieron dentro del marco de esque-
y las comunidades una solución favorable. Por mas congregativos de carácter amplio, como
considerarlo muy ilustrativo de ese logro, se las Asociaciones de Trabajadores Agrícolas, la
reproduce a continuación un extracto de dicha Red de Organizaciones de Base, o el Movi-
misiva: miento de Integración de La Balsa; o se dieron
"Pensamos que es hora que la dentro del contexto de modelos gremiales o
CVC deje deser un instrumento de gre- cooperativos, como en el caso de la ANUC, el
mios poderosos y actúe imparcialmente Comité Regional de Educación Campesina
en beneficio de toda la colectividad. Cree- (CREC), la ANDRI, o la Cooperativa Veredas
mos que es tiempo de que si la CVC exige Unidas, para citar solamente unos pocos ejem-
a los campesinos de las cabeceras de los plos.
ríos que no corten los árboles porque las La ANUC, por ejemplo, a través de sus
aguas son de la comunidad, que éstas comités municipales y veredales ha seguido

19
s
BOLETÍN SOCIOECONÓMICO N 22 JULIO DE 1991

insistiendo sobre la necesidad de reforma de los campesinos". Está conformado por cer-
agraria que entregue tierras a los campesinos. ca de 4.200 miembros de 6 municipios, casi
Como lo señaló un dirigente entrevistado, todos cametizados. En Corinto, la gran mayo-
"en la parte plana del municipio ría pertenece al Comité de Campesinos Sin
de Santander hay unos 1.300 campesinos Tierra que funciona en estrecha vinculación
que necesitan tierra. En Villarrica sobre- con la ANUC (Paz, 1990:36). El CREC señala
viven unos 700 campesinos de los cuales, entre sus principales logros la consecución de
unos 200 tienen su tierrita alquilada" , 17
38 millones de pesos del PNR para las "casas
Otro, expresó lo siguiente: campesinas"; la promesa de adquisición, por
La única solución posible es una parte del INCORA, de 1.500 has.; la aproba-
reforma agraria que hasta ahora no se ha ción del "plan operativo para la adecuación de
logrado. tierras en la zona norte del Departamento del
Por Ley 30 de 1988 se autorizó al Cauca", proyecto que tendrá apoyo del gobier-
INCORA para que adquiriera 500 hectá- no italiano; y, esfuerzos de concertación con
reas en el municipio de Santander y otras ASOCAÑA y la SAG.
tantas en Caloto, Corinto, Puerto Tejada La ANDRI es una organización cuya pre-
y Buenos Aires. En Santander, de las 500 sencia es muy débil en el norte del Cauca
hectáreas, 300 deben adquirirse en la puesto que la mayoría de los municipios de la
parte plana, pero allí hay más de 3.000 región no son municipios DRI. En Santander,
familias que necesitan tierra. Nosotros
consideramos que adjudicaciones tan li-
mitadas, si se llegan a hacer, solo sirven
para enfrentar a los mismos campesinosy En realidad
afectar o desintegrar su organización} las adquisiciones de tierra
El papel de la ANUC en la práctica, se ha
en 4 casos en
visto reducido al de mantenedora de una espe-
ranza. En realidad las adquisiciones de tierra que intervino INCORA
en 4 casos que intervino INCORA durante las durante ¡as dos
dos últimas décadas no llegan a 300 has. y
últimas décadas
beneficiaron solamente a 133 familias. Histó-
ricamente, han sido más significativas las ad- no llegan a 300 has.
quisiciones logradas mediante el uso de pre- y beneficiaron solamente
siones directa. Por medio de una alianza con
los indígenas, por ejemplo, campesinos negros
a 133 familias
de la región lograron obtener lugar en una
recuperación efectuada en López Adentro.
El CREC, por su parte, nació por inicia- que sí lo fue, tiene alguna presencia. Al respec-
tiva de jóvenes miembros de la ANUC preo- to el presidente de la ANDRI en ese municipio
cupados por la falta de autonomía de los comi- señalo:
tés y por su toma por políticos tradicionales. En un principio la ANDRI estaba
Decidieron entonces "recuperar la organiza- muy vinculada a las acciones del progra-
ción para que defienda realmente los intereses ma DRI, pero pensamos que la ANDRI es
una organización campesina antes que un
17 Entrevista No 7, vereda Juan Ignacio, Santander de programa; es una asociación de pequeños
Quilichao, mayo 14 de 1990. p. 13. y medianos productores campesinos que
18 Entrevista No. 7. Vereda Juan Ignacio, Santander de
Quilichao, mayo 14de 1990. p.12. se sigue reuniendo, sigue trabajando y

20
ORÍGENES DE UNA IDEOLOGÍA LIBERAL

presentando proyectos y sigue en pie de res, Asociación de Bachilleres Agrícolas,


lucha. Precisamente una de las platafor- ASOPROA, Grupo de Integración Rural, Gru-
mas de lucha y trabajo es buscar la cofi- po de Producción Los Comuneros, Grupo Fe-
nanciación a través del DRl} 9
menino de Horticultoras, Grupo de Produc-
Por otro lado existen en la región decenas ción de Guachené, Grupo Piscícola
de grupos asociativos, muchos de ellos confor- Nortecaucano. Estos y muchos otros grupos
mados por jóvenes, quienes han venido agitan- asociativos de la región vienen insistiendo so-
do la consigna de retorno a la tierra. Algunos bre la necesidad de políticas agrarias claras y
han conseguido en alquiler una parcela; otros efectivas en cuanto a tierras, crédito, maquina-
están gestionando recursos para adelantar pro- ria y asistencia técnica principalmente. Ade-
yectos productivos. Para mencionar solamente más, vienen articulándose en la óptica de en-
algunos, están: ASOJTJN, Futuros Agriculto- riquecer el movimiento social en su
perspectiva productiva agraria.
Finalmente vale la pena mencionar que,
muchas de las formas organizativas menciona-
Practicamente todos los das han privilegiado el fortalecimiento de la
movimientos sociales cultura local y hecho uso de sus expresiones
para animar los movimientos sociales. Por el
surgidos en la zona plana accionar de estos procesos se han fortalecido,
del norte del Cauca por ejemplo, las fiestas tradicionales, dentro
durante las dos últimas de un sentido de región y de derechos étnicos.
Estas manifestaciones han servido además pa-
décadas han efectuado ra exaltar la conciencia en torno a los derechos
esfuerzos importantes para ciudadanos, a la importancia de la participa-
expresarse en el terreno ción y a la necesidad de abrir espacios que
permitan recuperar niveles perdidos de auto-
de la política electoral, determinación.
usualmente sin
4. Las expresiones políticas
mayores éxitos. del movimiento social.
Prácticamente todos los movimientos so-
ciales surgidos en la zona plana del norte del
Cauca durante las dos últimas décadas, han
efectuado esfuerzos importantes para expre-
sarse en el terreno de la política electoral,
usualmente sin mayores éxitos. El Movimien-
to Cívico Popular Nortecaucano (MCPN), por
ejemplo, apareció hacia 1981 como resultado
de la articulación de un conjunto de organiza-
ciones que habían logrado movilizar sectores
importantes de la población de distintos muni-
cipios hacia el logro de objetivos concretos. La
Asociación de Destechados de Puerto Tejada,

19 Entrevista No. 1, Santander de Quüichao, noviembre


16 de 1989. p. 20.

21
e
BOLETÍN SOCIOECONÓMICO N 22 JULIO DE 1991

el comité interveredal Pro Defensa del Medio El movimiento surgió bajo condiciones
Ambiente, el Comité Regional Pro Electrifica- muy favorables, cabalgando sobre fuerzas so-
ción, y comités cívicos de Santander, Villarri- ciales en flujo que -en todos los casos- habían
ca y el Puerto convergieron para dar impulso antagonizado con la hegemonía clientelista.
a un movimiento amplio, de carácter popular Emergió en un momento cuando las opciones
y regional, que fuese capaz de ganarse los "cívicas" parecían captar la atención popular.
concejos municipales para la gente. Se espera- Baste recordar que la década de los años 80
ba así romper con el manejo clientelista y el constituyó un período de continuos enfrenta-
monopolio del poder en las administraciones mientos a lo largo y ancho del país entre las
municipales, para que éstas destinaran recur- comunidades y el Estado. Los paros cívicos se
sos y esfuerzos en beneficio del desarrollo de constituyeron en un mecanismo de presión,
la región. utilizado por las comunidades para negociar
El MCPN constituía pues una expresión mejores condiciones de bienestar.
organizada, apuntalada sobre procesos socia- El MCPN no tuvo una plataforma política
les de magnitud importante. Mantener el ca- definida, sino que fué articulando un pensa-
rácter "cívico", consistía en basar el accionar miento con base en la historia y la cultura
político sobre la animaciónde la participación regionales, el rechazo al clientelismo, el forta-
lecimiento de la relación del hombre con el
territorio, la no discriminación, la reivindica-
ción de intereses populares y la solidaridad y
la democracia como valor y como práctica.
Estos elementos no constituyeron un cuerpo
doctrinario, sino que fueron apareciendo en el
transcurso de la dinámica social e incorporán-
dose a la conciencia y al quehacer de muchos
de los dirigentes del movimiento. Periódicos
populares de algunos municipios, se encarga-
ron de irle dando aristas a estos principios
orientadores.
El aspecto más significativo de los diri-
gentes del MPCN fué su capacidad para dina-
popular en diagnósticos de problemáticas y mizar procesos y luchas sociales. Sin embar-
búsquedas colectivas de soluciones concretas. go, al erigirse como políticos y actuar en el
Además, pretendía ser un movimiento amplio, terreno electoral, las bases no les otorgaban el
independiente de los partidos tradicionales, respaldo correspondiente. Paradójicamente,
que se expresara solo coyunturalmente en mientras los dirigentes cívicos se mostraban
elecciones sin convertir la práctica electoral en débiles para incentivar la participación electo-
la columna vertebral de su quehacer. En otras ral, los dirigentes políticos tradicionales eran
palabras, pretendía dinamizar procesos socia- inoperantes para animar y liderar movilizacio-
les en forma permanente incursionando en nes sociales.
elecciones de manera puntual. Pero además, Un dirigente de Santander señaló lo si-
pretendía ser un movimiento ajeno al sectaris- guiente:
mo propio de partidos de izquierda y tradicio- Los movimientos sociales son los
nales, ser pluralista, democrático y autónomo, que mueven, los que tienen capacidad de
y apuntalarse sobre un liderazgo local compro- convocatoria. Pero a la hora de la verdad
metido, desarrollado en la animación social. la gente no vota por ellos. Quizás porque

22
ORÍGENES DE UNA IDEOLOGÍA LIBERAL

sulfúrico en el municipio de Caloto y el apoyo


Se sostiene aquí como electoral recibido por el MCPN. Por una parte,
hipótesis, que el fracaso estarían la tendencia a señalizar ese tipo de
movimientos como subversivos, y los efectos
de los movimientos sociales que eso tiene sobre los participantes; por otra,
de corte cívico el hecho de que una reivindicación específica
constituya una matriz muy estrecha para pro-
para expresarse en el
mocionar un movimiento amplio; finalmente,
escenario de la política la heterogeneidad del movimiento social en
formal, está ligado términos de afiliaciones políticas de los parti-
cipantes, podría generar tensiones a su interior
a la fuerte adscripción
una vez que pretendiese transformarse en mo-
de la población nortecaucana vimiento político.
al partido liberal. Se sostiene aquí como hipótesis que, el
fracaso de los movimientos sociales de corte
la gente que movilizan los movimientos cívico para expresarse en el escenario de la
sociales esta comprometida políticamente política formal está ligado a la fuerte adscrip-
con los partidos tradicionales. La gente ción de la población nortecaucana al partido
recurre a los movimientos cívicos y a los liberal. El problema no radica en "lo político"
movimientos sociales para que exijan co- sino en la percepción de los nortecaucanos de
sas, vainas, y para que peleen por ellos. la distancia entre estos movimientos y su sen-
Pero en la vaina ya de votar, la gente no timiento de lealtad al liberalismo. Prueba de
confía en ellos, no cree en ellos. ello está en el hecho que, cuando algunos
La falta de correspondencia entre las ca- dirigentes cívicos de escasa votación han ubi-
pacidades de liderazgo político y social ha cado su quehacer dentro del contexto de mo-
recibido varias explicaciones. Velasco (1982) vimientos políticos de corte liberal, han obte-
señala, por ejemplo, el desgaste de la política nido importante apoyo electoral. El actual
tradicional como uno de los factores que ha- alcalde de Caloto, importante dirigente del
rían que la población no votara por sus dirigen- MCPN lo expresó de esta manera:
tes cívicos. Aduce que en Puerto Tejada, la En el trabajo tan denodado que
votación por el MCPN fue débil a pesar del nosotros hicimos en Caloto y Puerto Te-
papel de sus dirigentes en la invasión, porque jada como dirigentes cívicos, estuvieron
la gente asimiló la participación en elecciones en juego muchas cosas. Hasta el pellejo.
a la práctica del liberalismo clientelista, des- Reuníamos sin mucho mucho problema
prestigiado entre la población. Señala, ade- mil o más personas para una lucha con-
más, que la gente se mueve por lo cívico para creta. Para el año 82 optamos por parti-
lograr una meta concreta, como terrenos para cipar en elecciones y bautizamos ese
vivienda, pero que una vez adquiridos, necesi- movimiento con el nombre de Movimiento
tan del concurso de políticos tradicionales para Cívico Popular Nortecaucano. Nosotros
obtener recursos para servicios públicos. que habíamos logrado en la lucha con la
Meschkat (1983:66) por su parte, ofrece gente conseguir en Puerto Tejada 1.300
varias explicaciones a la falta de correspon- soluciones de vivienda que debían repre-
dencia entre la dinámica social generada para sentar por lo menos 2.600 votos, en las
evitar la instalación de la fábrica de ácido elecciones solo logramos sacar un conce-
jal por residuo, con 280 votos. En el 84
20 Entrevista No. 2, Caloto, abril 18 de 1990. p. 10. vuelvo y me presento y saqué 170 votos.

23
e
BOLETÍN SOaOECONOMICO N 22 JULIO DE 1991

Pero en las elecciones para alcalde popu- autonomía del movimiento. En Villarrica, por
lar del año 88 me presenté como candida- ejemplo, consiguieron aportes parlamentarios
to de Poder Popular Liberal y saqué 1.164 de un senador para que la comunidad misma
votos. construyera el alcantarillado y, en contrapres-
Mientras hice un trabajo fuerte co- tación, le ofrecieron apoyo electoral coyuntu-
mo dirigente de luchas sociales cada vez ral. El Movimiento de Unidad Regional
que me presentaba a elecciones me iba (MUR), ha realizado esfuerzos similares de
peor. convergencia no ya a escala municipal, sino
Eso me hizo entender que la gente regional.
tiene una ligazón a unos patrones políti- Es importante señalar que las organiza-
cos. ciones campesinas de base y otros grupos cí-
Para las elecciones pasadas cons- vicos y culturales, muestran una tendencia cre-
tituimos un movimiento de Convergencia ciente a apoyar convergencias políticas que
Popular donde había 7 sectores políticos hagan rupturas con las hegemonías clientelis-
y logramos obtener 3.174 votos. Eso me tas. En Padilla el CREC por ejemplo apoyó, en
da a entender a mí que la gente busca las últimas elecciones para alcalde, una con-
soluciones políticas que no sean radicales vergencia que le hiciera contrapeso al oficia-
pero que signifiquen innovación frente a lismo liberal y conservador, "con miras a fa-
las prácticas políticas tradicionales?^ vorecer otra constelación de fuerzas que
Y, más adelante añadió, basado en su reconozca y respete el movimiento campesino
propia experiencia de dirigente cívico y polí- sin inhibirle su capacidad de acción, deponien-
tico: do pretensiones de manipulación política"
Para mí hay dos opciones en el (Paz, 1990:58). Un viejo dirigente regional de
norte [del Cauca] de crear movimientos la ANUC, expresó en la entrevista que,
amplios: a través del liberalismo popular, "ahora, con la descentralización
donde la gente pueda inclusive en un mo- administrativa, en la ANUC convinimos
mento dado desligarse de los gamonales que los dirigentes más avanzados nos me-
de Popayán; o a través de opciones de tiéramos para ver si podíamos escalar
izquierda que lo gren hacer alianza con algunos renglones en los concejos muni-
22
cipales, pero no a través de los partidos
(otros) sectores [liberales]. políticos [tradicionales] sino de conver-
La línea de las convergencias ha sido gencias populares" . 23

seguida con relativo éxito por grupos que otro-


ra animaron procesos cívicos. En Santander de
Quilichao, por ejemplo, la Alianza Democrá- Es importante señalar que
tica, ensayó hace dos años a romper la hege-
monía pelaista en el municipio aprovechando
las organizaciones
la apertura ofrecida por la reforma del régimen campesinas de base y otros
municipal, específicamente con la elección grupos cívicos y culturales
popular de alcaldes. Para tal efecto logró aglu-
tinar ocho grupos políticos pequeños, y em-
muestran una tendencia
prender negociaciones electorales con políti- creciente a apoyar
cos de Popayán, pero manteniendo la convergencias políticas que
21 Entrevista No. 2, Caloto, abril 18 de 1990. p. 10.
22 Entrevista No. 2, Caloto, abril 18 de 1990. p. 15.
hagan rupturas con las
23 Entrevista No. 7, vereda Juan Ignacio, Santander de
Quilichao, mayo 14 de 1990. p. 5.
hegemonías clientelistas

24
ORÍGENES DE UNA IDEOLOGÍA LIBERAL

mencionó en su discurso aquí a nosotros


La elección popular no nos convencen. A nosotros no nos con-
de alcaldes ha permitido vencen sino el general Solazar y el coro-
nel Mina.
que afloren nuevas Esa fué una lección que me enseñó
fuerzas y que las viejas que todo movimiento que se haga en esta
hegemonías clientelistas región por fuera del partido liberal, no
tiene asidero. La gente le sale a la bande-
empiecen a tener ra cívica cuando se trata de reclamar,
dificultades serias pero al ir a votar grita viva el partido
para mantenerse liberal. De modo que para poder surgir,
aunque no le guste a uno, tiene que adhe-
en el poder. rir al partido liberal o de lo contrario está
perdido. De eso hace casi cincuenta años
24
y la situación no ha cambiado en nada.
La elección popular de alcaldes ha permi-
De alguna manera la población nortecau- tido que afloren nuevas fuerzas y que las viejas
cana convive con dos sentimientos en pugna: hegemonías clientelistas empiecen a tener di-
de adhesión irrestricta al partido liberal y de ficultades serias para mantenerse en el poder.
rechazo profundo a las prácticas clientelistas. En varios municipios nortecaucanos los anti-
Un anciano de Puerto Tejada, viejo dirigente guos dirigentes tradicionales fueron remplaza-
cívico y político, se expresó así sobre la rai- dos por convergencias populares de organiza-
gambre liberal de los negros nortecaucanos: ciones vinculadas a movimientos sociales, que
En 1946 regresé aquí de Bogotá. se expresaron electoralmente dentro del con-
Yo era socialista, admirador de Antonio texto del liberalismo popular. Es importante
García, Diego Luis Córdoba, Mario Gar- que los programas estatales no aparezcan en
cía Herreros, Elisa Ai. Bueno. Recuerdo contravía de nuevos procesos que pretenden
que una vez me eché un discurso hablando ampliar la democracia y desarrollar una prác-
de las teorías de Nicolás Bujarín y de tica política acorde con la vieja esperanza de
otros socialistas. Después del discurso se participación y autonomía.
me acercaron unos viejos y me dijeron:
vea don Sabas, esos generales que Ud. 24 Entrevista No. 2A, Puerto Tejada, octubre 14 de 1987.
e
BOLETOf SOCIOECONÓMICO N 22 JULIO DE 1991

FUENTES SECUNDARIAS

sina, CREC. Cali: Universidad del Valle,


1. Bibliografía especializada Departamento de Trabajo Social, mimeo.
ACC. Archivo Central del Cauca; archivo Ar- RODRÍGUEZ, María L. y Tello, Inés C. 1984.
boleda (Popayán). "Evaluación de la Experiencia de Investi-
CIMDER. 1975. "Informes Pre-Concentra- gación Acción en una Comunidad Rural en
ción Popayán". Cali: mimeo. el Norte del Cauca". Cali: Universidad del
DE RESTREPO, María. 1982. "El Sistema de Valle, Tesis de Trabajo Social, mimeo.
Contratistas en el Norte del Cauca". Bogo- TAUSSIG, Michael. 1979. "Black Religión
tá: Universidad de los Andes, Tesis de Ma- and Resistance in Colombia: Three Centu-
gister (mimeo). ries ofSocial Struggle in the Cauca Valley".
FORO NORTECAUCANO. 1981. Documen- Marxist Perspectives, Vol. II, No. 2.
tos presentados al "Primer Foro Regional VELASCO, Alvaro. 1982. "Génesis de un Mo-
sobre la Problemática Nortecaucana", re- vimiento Social". Cali:EMCODES, mi-
alizado enPuerto Tejada en Abril de 1981. meo.
HYLAND, Richard. 1983. Sociedad y Econo- VELASCO, Ivan. 1990. "Movimientos Socia-
mía en el Valle del Cauca: El Crédito y la les y Régimen Municipal en Santander de
Economía. Cali: Coedición Banco Popular Quilichao". Cali: Universidad del Valle,
y Universidad del Valle. Tesis de Sociología, mimeo.
MESCHKAT, Klaus. 1983. "Destrucción Am-
biental y Resistencia". Boletín Socioeconó- Bibiliografía general.
mico No 10. Cali: Universidad del Valle, ARBOLEDA, Gustavo. 1928. Historia de Ca-
CIDSE. li, Tomo n, Cali: Imprenta Arboleda.
PAZ, Nery J. 1977. "Elproletariado Agrícola DE ROUX, Gustavo. 1989. "Together against
como Sector de Clase en el Valle Geográ- the Computer: PAR and the Struggle of
fico del Rio Cauca". Cali: EMCODES, mi- Afrocolombian for Public Services". En
meo. prensa, Nueva York: New Horizons.
PAZ, Nery J. 1990. "Movilización Gremial POSADA GUTIÉRREZ, Joaquín. 1881. Me-
Campesina en el Norte del Cauca: Aporte moriasHistórico-Políticas. Tomo II. Bogo-
del Comité Regional de Educación Campe- tá: Librería Americana.

26