You are on page 1of 3

2/3/2019 Doctrina

Coleccion: Gaceta Civil - Tomo 60 - Numero 12 - Mes-Ano: 6_2018

No procede la resolución por intimación si el deudor paga


dentro de los quince días otorgados
[-]
SUMILLA

Se encuentra acreditado en autos que la parte demandada ha dado cumplimiento al pago del saldo deudor antes de
la interposición de la demanda de resolución del contrato. Asimismo, no obra en autos carta notarial requiriendo a la
demandada que pague el saldo deudor en un plazo de quince días, bajo apercibimiento de procederse a resolver el
contrato, de conformidad con los artículos 1428 y 1429 del Código Civil.

JURISPRUDENCIA

Casación Nº 426-2016-Piura

Lima, tres de julio de dos mil diecisiete

LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA; Vista la causa


número tres mil cuatrocientos cinco - dos mil quince; luego de verificada la votación con arreglo a ley, emite la
siguiente sentencia.

I. MATERIA DEL RECURSO DE CASACIÓN

Se trata del recurso de casación interpuesto por Juana Luisa Coz Seguil a fojas trescientos cuarenta y cuatro, contra
la sentencia de vista de fojas trescientos treinta y seis, de fecha diecinueve de mayo de dos mil quince, emitida por la
Primera Sala Mixta de Huancayo de la Corte Superior de Justicia de Junín, que confirma la sentencia apelada de fojas
trescientos ocho, de fecha quince de diciembre de dos mil catorce, que declara infundada la demanda interpuesta
sobre resolución de contrato y otro.

II. FUNDAMENTOS DEL RECURSO DE CASACIÓN

El recurso de casación fue declarado procedente por resolución de fecha diecinueve de diciembre de dos mil
dieciséis, obrante a fojas cincuenta y uno del cuadernillo formado en este Supremo Tribunal por la causal prevista en
el artículo 386 del Código Procesal Civil, por la cual se denuncia:

a) La infracción normativa procesal del inciso 5 del artículo 139 de la Constitución Política del Perú, alegando que la
Sala Superior al emitir su sentencia de vista ha afectado el debido proceso, debido a que la demandante ha enviado
dos cartas notariales a la demandada requiriéndole que cumpla con la prestación bajo apercibimiento de ser resuelto
el contrato que suscribieron, hecho que ha admitido la demandada al contestar su demanda, realizando su posterior
cumplimiento de manera tardía (seis meses después de notificado con la carta notarial), no teniendo en cuenta de
este hecho los magistrados; agregando que la sentencia impugnada es muy escueta, no encontrándose debidamente
motivada.

b) La infracción normativa material de los artículos 1428 y 1429 del Código Civil, alegando que la Sala Superior
interpreta en forma contraria estas normas, pues en el caso de autos se encuentra acreditado que la recurrente ha
enviado dos cartas notariales a la demandada, requiriéndole a fin de que cumpla con la prestación y bajo
apercibimiento de ser resuelto el contrato que suscribieron, hecho que ha aceptado la demandada tanto al absolver la
demanda como al prestar la declaración de parte; sin embargo, no ha cumplido con el requerimiento, muy por el
contrario ha esperado la citación a la conciliación previa a la presente demanda, para que recién consigne, lo que hizo
de manera tardía después de más de seis meses de requerida con las cartas notariales.

III. ANTECEDENTES

- Del examen de los autos se advierte que mediante escrito de fecha dieciocho de julio de dos mil doce, obrante a
fojas diecinueve, Juana Luisa Coz Seguil solicita la resolución del contrato denominado compraventa de acciones
inmobiliarias, de fecha veintitrés de setiembre de dos mil once, celebrado por la demandante (vendedora) y la
demandada (compradora), respecto del 10.07 % - cuatrocientos cincuenta metros cuadrados (450 m2) del inmueble
ubicado en la calle Real del Barrio Azapampa, distrito de Chilca, provincia de Huancayo; y la restitución del citado bien
inmueble en proporción al 10.07 % de sus derechos y acciones que se encuentra en posesión de la demandada en el
área de trescientos ochenta y siete punto ochenta metros cuadrados (387.80 m2). Fundamentos de hecho: Mediante
escritura pública de fecha veintitrés de setiembre de dos mil once, he suscrito con la demandada un contrato de
compraventa de acciones inmobiliarias del inmueble antes señalado, por el precio de cincuenta mil dólares
americanos (US$ 50,000.00), habiendo pagado en efectivo veinte mil dólares americanos (US$ 20,000.00) y el saldo
de treinta mil dólares americanos (US$ 30,000.00) deberían haber sido pagados en una cuota el veintitrés de

http://dataonline.gacetajuridica.com.pe/CLP/contenidos.dll/Gaceta_Civil_Tomos/1478554/1649610/1649650/1649675/1649676/1649677 1/3
2/3/2019 Doctrina

diciembre de dos mil once. Empero, es el caso que lejos de honrar su obligación, la demandada le solicitó desistirse
de la compraventa efectuada, procediendo la actora a devolverle la suma de veinte mil dólares americanos (US$
20,000.00) con fecha seis de diciembre de dos mil once. Y lejos de cumplirse con el compromiso verbal de anular o
resolver el referido contrato en mención, y requerirle mediante carta notarial, por la cual le manifiesta que el contrato
celebrado se había resuelto de pleno derecho por la devolución de la inicial entregada, la demandada se niega a
celebrarlo, razón por la cual y en mérito a la comunicación notarial de fecha veintiséis de mayo de dos mil doce, el
contrato se ha resuelto en forma automática.

- Mediante sentencia de primera instancia se declaró infundada la demanda, bajo los siguientes argumentos: Del
contrato de compraventa no se advierte la existencia de cláusula expresa que sancione el incumplimiento de pago, o
la devolución de la inicial como causal de resolución contractual para que se configure la resolución contractual de
pleno derecho. Tampoco se advierte que la parte demandante se encuentra perjudicada por el incumplimiento de la
demandada, por el cual le haya requerido mediante carta notarial para que satisfaga su prestación dentro de un plazo
no menor de quince días, y en caso no se cumpliera dentro de dicho plazo, recién el contrato hubiera quedado
resuelto, y no como mal entiende la parte actora. Se advierte que la demandante le cursó una carta notarial, empero
se desprende que ello fue para poner en conocimiento la devolución del monto de veinte mil dólares americanos (US$
20,000.00) –inicial–, así como la comunicación de una indebida resolución contractual de forma unilateral, sin que se
haya respetado los términos regulados por las normas sustantivas para la resolución de un contrato. Incluso la parte
demandada consignó el saldo deudor por el monto de treinta mil dólares americanos (US$ 30,000.00), mediante
depósito judicial, conforme se advierte del proceso acompañado (expediente número 1320-2012) e incluso antes del
vencimiento de los quince días exigidos por la norma sustantiva; agregando que la demandante pretende la resolución
por incumplimiento de pago conforme lo ha señalado en su demanda y no por la causal de inexistencia o nulidad de
contrato que debe hacerse valer en la vía legal pertinente.

- Apelada que fue la sentencia de primera instancia, mediante sentencia de vista de fojas trescientos treinta y siete, de
fecha diecinueve de mayo de dos mil quince, confirmó la apelada, amparándose en que el artículo 1428 del Código
Civil, prevé que cuando alguna de las partes falta al cumplimiento de su prestación, la parte puede solicitar al juez la
resolución judicial del contrato; empero, para que prospere dicha demanda debe encontrarse en estado de
incumplimiento contractual en la fecha de la citación con la demanda, a efectos de que se vea impedida de cumplirla,
tal como alude el párrafo final del artículo 1428 del Código Civil. La demandada cumplió con su obligación antes que
se le cite con la demanda, conforme es de verse de la fecha de ingreso de la solicitud de consignación judicial, que se
verificó el siete de junio de dos mil doce, la misma que fue declarada un pago válido y autorizado por el Tercer
Juzgado Civil de Huancayo mediante resolución número seis, recaída en el expediente número 1320-2012, la misma
que quedó consentida, y por ende, adquirió la autoridad de cosa juzgada, según resolución número ocho, emitida en
el mismo expediente. Por ende, si la demandada cumplió su obligación el siete de junio de dos mil doce, y la
demandante presentó su demanda el dieciocho de julio de dos mil doce, entonces, lo que se ha producido es el
cumplimiento tardío de la prestación, y no así su incumplimiento, como para pedir la resolución judicial del contrato.

IV. FUNDAMENTOS DE LA CORTE SUPREMA

Primero.- Que, existiendo denuncias por vicios in iudicando e in procedendo, corresponde verificar primero si se ha
configurado o no esta última causal, pues en caso de ser estimada, se dispondría el reenvío de la causa al estadío
procesal correspondiente, impidiendo que sea factible el análisis de las normas materiales en las que se sustenta o
debió sustentarse la resolución recurrida.

Segundo.- Que, a efectos de expedir una resolución con una mejor motivación cabe destacar que la exigencia de la
motivación de los fallos judiciales constituye un valor jurídico que rebasa el interés de los justiciables por cuanto se
fundamenta en principios de orden jurídico, pues la declaración del derecho en un caso concreto, es una facultad del
Juzgador que por imperio del artículo 138 de la Constitución Política del Perú, impone una exigencia social que la
comunidad sienta como un valor jurídico denominado fundamentación o motivación de la sentencia, consagrado en el
artículo 139 inciso 5 de la Constitución Política del Perú, concordante con el artículo 12 del Texto Único Ordenado de
la Ley Orgánica del Poder Judicial e incisos 3 y 4 del artículo 122 del Código Procesal Civil. En ese sentido, la
denominada motivación escrita de las resoluciones judiciales, constituye un principio y un derecho de la función
jurisdiccional, por cuanto, debe ser resultado del razonamiento jurídico que efectúa el Juzgador sobre la base de los
hechos acreditados en el proceso (los que forman convicción sobre la verdad de ellos) y la aplicación del derecho
objetivo.

Tercero.- Que, respecto al agravio consistente en que la recurrida no se encuentra debidamente motivada
argumentando que los magistrados de vista no han tomado en cuenta que la demandante ha enviado dos cartas
notariales requiriendo el cumplimiento de la prestación bajo apercibimiento de ser resuelto el contrato; y sin embargo,
se realizó el pago de manera tardía; es menester señalar por parte de este Colegiado Supremo, que la sentencia de
vista ha cumplido con el deber de motivación, se aprecia de autos que se han empleado en forma suficiente los
fundamentos de hecho y de derecho que le han servido de base para confirmar la apelada; que los argumentos de la
causal procesal denunciada son los mismos que han servido de base para la argumentación de la causal material
también denunciada, los mismos que no pueden analizarse a través de una causal in procedendo, consideraciones
por las cuales la causal de infracción normativa procesal resulta infundada.

Cuarto.- Que, respecto a la infracción normativa de carácter material, es necesario precisar que el artículo 1429 del
Código Civil, establece la resolución de pleno derecho, señalando que en el caso del artículo 1428 del precitado
Código, la parte que se perjudica con el incumplimiento de la otra puede requerirla mediante carta por vía notarial
http://dataonline.gacetajuridica.com.pe/CLP/contenidos.dll/Gaceta_Civil_Tomos/1478554/1649610/1649650/1649675/1649676/1649677 2/3
2/3/2019 Doctrina

para que satisfaga su prestación, dentro de un plazo no menor de quince días, bajo apercibimiento de que, en caso
contrario, el contrato queda resuelto.

Quinto.- Que, siendo ello así, es de advertirse por este Colegiado Supremo que, las partes han celebrado un contrato
denominado compraventa de acciones inmobiliarias de fecha veintitrés de setiembre de dos mil once, respecto del
10.07 % (cuatrocientos cincuenta metros de cuadrados) del inmueble ubicado en la calle Real del barrio Azapampa -
Chilca, provincia de Huancayo por la suma de cincuenta mil dólares americanos (US$ 50,000.00) abonándose la
suma de vente mil dólares americanos (US$ 20,000.00) en dicho acto, y el saldo de treinta mil dólares americanos
(US$ 30,000.00) serían pagados el veintitrés de diciembre de dos mil once; sin embargo, del aludido contrato no se
advierte la existencia de cláusula expresa que sancione el incumplimiento de pago, o la devolución de la inicial como
una causal para que opere la resolución del contrato.

Sexto.- Que, si bien la demandante le cursó dos cartas notariales, las cuales obran a fojas dos y tres, empero se
desprende que ello fue para poner de conocimiento la devolución del monto de veinte mil dólares americanos (US$
20,000.00) de inicial, así como la comunicación de una resolución contractual de forma unilateral, sin que se hayan
respetado los términos regulados por las normas sustantivas para la resolución de un contrato. Incluso la parte
demandada consignó el saldo deudor de treinta mil dólares americanos (US$ 30,000.00), mediante depósito judicial
(expediente número 1320-2012) y ello, antes del vencimiento de los quince días exigidos por la norma sustantiva;
siendo necesario precisar que lo que la demandante pretende es la resolución por incumplimiento de pago conforme
lo ha señalado en su demanda y no por la causal de inexistencia o nulidad de contrato que debe hacerse valer en la
vía legal pertinente.

Sétimo.- Que, la demandada cumplió con su obligación antes que se le cite con la demanda –siete de junio de dos mil
doce– conforme es de verse de la fecha de ingreso de la solicitud de consignación judicial, habiéndose declarado un
pago válido y autorizado por el Tercer Juzgado Civil de Huancayo mediante resolución número seis, recaída en el
expediente número 1320-2012, la misma que quedó consentida, y por ende, adquirió la autoridad de cosa juzgada,
entonces bien hace en señalar la Sala de Vista que, lo que se ha producido es el cumplimiento tardío de la prestación,
y no así su incumplimiento como para pedir la resolución judicial del contrato.

Octavo.- Que, finalmente es necesario señalar que se encuentra acreditado en autos que la parte demandada ha
dado cumplimiento al pago del saldo deudor antes de la interposición de la presente demanda, no obrando en autos
carta notarial requiriendo a la demandada que pague el saldo deudor en un plazo de quince días, bajo apercibimiento
de procederse a resolver el contrato, de conformidad con los artículos 1428 y 1429 del Código Civil; por lo que el
recurso de casación propuesto bajo las causales materiales denunciadas también deviene en infundado

V. DECISIÓN

Estando a las consideraciones expuestas y de conformidad con los artículos 12 del Texto Único Ordenado de la Ley
Orgánica del Poder Judicial y 397 del Código Procesal Civil, declararon: INFUNDADO el recurso de casación
interpuesto por Juana Luisa Coz Seguil a fojas trescientos cuarenta y cuatro; en consecuencia, NO CASARON la
sentencia de vista de fojas trescientos treinta y seis, de fecha diecinueve de mayo de dos mil quince, emitida por la
Primera Sala Mixta de Huancayo de la Corte Superior de Justicia de Junín; DISPUSIERON la publicación de la
presente resolución en el diario oficial El Peruano, bajo responsabilidad; en los seguidos por Juana Luisa Coz Seguil
contra Aliona Alionushka Coz Seguil, sobre Resolución de Contrato y otro; y los devolvieron.

Ponente Señora Céspedes Cabala, Jueza Suprema.

S.S. ROMERO DÍAZ, CABELLO MATAMALA, MIRANDA MOLINA, DE LA BARRA BARRERA, CÉSPEDES CABALA

Gaceta Jurídica- Servicio Integral de Información Jurídica


Contáctenos en: informatica@gacetajuridica.com.pe

http://dataonline.gacetajuridica.com.pe/CLP/contenidos.dll/Gaceta_Civil_Tomos/1478554/1649610/1649650/1649675/1649676/1649677 3/3