You are on page 1of 18

UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA

CENTRO UNIVERSITARIO DE SUROCCIDENTE


Refrigeracion
Ing. Victor Manuel Najera Toledo

Transferencia de calor

Nombres:
Víctor Ricardo Maldonado Rodríguez
Giuliano Stefano Chocano Attili
Carlos Iván Chávez Canel
Maia del Rosario Obregón López

Mazatenango, 13 de Marzo del 2019


Introducción

La transferencia de calor se refiere a la propagación del calor por distintos medios,


existen diferentes tipos de transferencias de calor entre ellas podemos mencionar: por
convección, conducción y radiación.

La transferencia de calor por conducción se da cuando el calor pasa a través de un


medio o un objeto, haciendo llegar el calor hacia el destino, por ejemplo: una candela calienta
un tubo y por medio de este transfiere su calor.

Por convección se da por medio de un movimiento de una masa de fluido de una


región a otra un ejemplo claro es calentar agua en una cafetera, el agua que esta hasta abajo
(en la base) está más caliente que la que esta en la parte superior.

Por último, tenemos la transferencia por radiación se puede dar por medio de rayos
ultravioleta, ondas electromagnéticas e infrarrojo, un ejemplo claro es cuando el cuerpo se
expone a la radiación solar.

El calor, aunque para muchos sea muy tedioso dependiendo de la zona, su


transferencia nos ayuda en distintos procesos cotidianos, industriales, de locomoción y
procesos en la industria de alimentos, un ejemplo muy claro son los ingenios ya que ellos
utilizan altas temperaturas en todo el proceso y se manejan los distintos tipos de
transferencias, otro ejemplo es en el hogar en el área de cocina como lo son las estufas y
refrigeradoras.
Objetivos

General
Diferenciar los tipos de transferencia de calor.

Específicos
 Conocer las aplicaciones de la transferencia de calor en la industria.

 Identificar cual es el tipo de transferencia que se utiliza con frecuencia en los procesos
industriales.
Transferencia de calor

La transferencia de calor es el proceso de propagación del calor en distintos medios. La parte


de la física que estudia estos procesos se llama a su vez Transferencia de calor o Transmisión
de calor. La transferencia de calor se produce siempre que existe un gradiente térmico o
cuando dos sistemas con diferentes temperaturas se ponen en contacto. El proceso persiste
hasta alcanzar el equilibrio térmico, es decir, hasta que se igualan las temperaturas. Cuando
existe una diferencia de temperatura entre dos objetos o regiones lo suficientemente
próximas, la transferencia de calor no puede ser detenida, solo puede hacerse más lenta.

Transferencia de calor y termodinámica

La termodinámica es la ciencia que estudia la relación entre el calor y otras formas de


energía. El calor es energía en tránsito. Siempre que existe un gradiente de temperatura en
un sistema o se ponen en contacto dos sistemas a diferente temperatura, se transfiere energía
entre ellos. Sabemos de esta transferencia, no porque la veamos, sino por los cambios que se
producen en el o los sistemas. La Termodinámica, basándose en los estados de cada sistema
desde un punto de vista macroscópico, es decir, en función de atributos tales como la presión,
la temperatura y el volumen, que se pueden medir, determina si ha habido cambios en
la energía interna de los mismos. En cumplimiento del Primer principio y descartada la
interacción de trabajo con el exterior, la variación de energía interna solo puede ser debida
a calor, es decir, a transferencia de energía de un sistema al otro.

Pero los parámetros macroscópicos solo se pueden medir, o tiene valor su medida, si es
homogénea en todo el sistema, lo que solo ocurre si están en equilibrio. La termodinámica,
por tanto, se ocupa de los estados de equilibrio y en función de sus diferencias determina la
cantidad de energía transferida de un estado al otro, pero sin considerar el mecanismo de
flujo de calor ni la velocidad a la que se ha realizado la transferencia. En un análisis
termodinámico se sabe la cantidad de energía necesaria para pasar de un estado al otro, pero
no se conoce cuánto tiempo ha requerido la transferencia, porque el tiempo no se incluye
como variable en el análisis.1 Esto es objetivo de otra rama de la ciencia que se conoce
como transferencia de calor.
Modos de transferencia

Imagen tomada de una computación de convección en el manto terrestre, los colores rojizos
representan áreas más calientes y los más azules las más frías.

Concentración de calor radiado del sol, por procedimientos ópticos.

En general, se reconocen tres modos distintos de transferencia de


calor: conducción, convección y radiación, aunque en rigor, solo la conducción y radiación
debieran considerarse formas de transmisión de calor, porque solo ellas dependen
exclusivamente de un desequilibrio térmico para producirse. Para que se produzca
convección, tiene que haber un transporte mecánico de masa además de una diferencia de
temperatura, sin embargo, teniendo en cuenta que la convección también transfiere energía
de zonas con mayor temperatura a zonas con menor temperatura, normalmente se admite el
modo transferencia de calor por convección.
Conducción
En el nivel atómico, los átomos de las regiones más calientes tienen más energía cinética, en
promedio, que sus vecinos más fríos, así que empujan a sus vecinos, transfiriéndoles algo de
su energía. Los vecinos empujan a otros vecinos, continuando así a través del material. Los
átomos en sí no se mueven de una región del material a otra, pero su energía sí.
Sólo hay transferencia de calor entre regiones que están a diferente temperatura, y la
dirección de flujo siempre es de la temperatura más alta a la más baja. La figura de la
izquierda muestra una varilla de material conductor con área transversal A y longitud L. El
extremo izquierdo de la varilla se mantiene a una temperatura TH, y el derecho, a una
temperatura menor TC, así que fluye calor de izquierda a derecha. Los costados de la varilla
están cubiertos con un aislante ideal, así que no hay transferencia de calor por los lados.
Si se transfiere una cantidad de calor dQ por la varilla en un tiempo dt, la tasa de flujo de
calor es dQ/dt. Llamamos a ésta la corriente de calor, denotada por H. Es decir, H = dQ/dt.
Se observa experimentalmente que la corriente de calor es proporcional al área
transversal A de la varilla y a la diferencia de temperatura (TH-TC), e inversamente
proporcional a la longitud de la varilla L. Introduciendo una constante de
proporcionalidad kllamada conductividad térmica del material, tenemos:

H= Corriente de calor en conducción


Q = Calor
t = Tiempo
L = Largo
TH = Temperatura mayor
TC = Temperatura menor
k = Conductividad térmica
A = Área
La cantidad (TH-TC)/L es la diferencia de temperatura por unidad de longitud, llamada
gradiente de temperatura. El valor numérico de k depende del material de la varilla. Los
materiales con k grande son buenos conductores del calor; aquellos con k pequeña son
conductores o aislantes deficientes. La ecuación también da la corriente de calor que pasa a
través de una plancha, o por cualquier cuerpo homogéneo con área transversal A uniforme y
perpendicular a la dirección de flujo; L es la longitud de la trayectoria de flujo del calor. Las
unidades de corriente de calor H son unidades de energía por tiempo, es decir, potencia; la
unidad SI de corriente de calor es el watt (1 W = 1 J/s). Podemos determinar las unidades
de kdespejándola de la ecuación. Verifique que las unidades sean W/m · K. En la tabla se
dan algunos valores de k.
Convección
La convección es transferencia de calor por movimiento de una masa de fluido de una región
del espacio a otra. Como ejemplos conocidos tenemos los sistemas de calefacción domésticos
de aire caliente y de agua caliente, el sistema de enfriamiento de un motor de combustión y
el flujo de sangre en el cuerpo. Si el fluido circula impulsado por un ventilador o bomba, el
proceso se llama convección forzada; si el flujo se debe a diferencias de densidad causadas
por expansión térmica, como el ascenso de aire caliente, el proceso se llama convección
natural o convección libre. La convección libre en la atmósfera desempeña un papel
dominante en la determinación del estado del tiempo, y la convección en los océanos es un
mecanismo importante de transferencia global de calor. En una escala menor, los halcones
que planean y los pilotos de planeadores, aprovechan las corrientes térmicas que suben del
suelo caliente. El mecanismo de transferencia de calor más importante dentro del cuerpo
humano (necesario para mantener una temperatura casi constante en diversos entornos) es la
convección forzada de sangre, bombeada por el corazón. La transferencia de calor convectiva
es un proceso muy complejo, y no puede des- cribirse con una ecuación simple. Veamos
algunos hechos experimentales:

 La corriente de calor causada por convección es directamente proporcional al área


superficial. Esto explica las áreas superficiales grandes de los radiadores y las aletas
de enfriamiento.
 La viscosidad de los fluidos frena la convección natural cerca de una superficie
estacionaria, formando una película superficial que, en una superficie vertical, suele
tener el mismo valor aislante que tiene 1,3 cm de madera terciada (valor R = 0,7). La
convección forzada reduce el espesor de esta película, aumentando la tasa de
transferencia de calor. Esto explica el “factor de congelación”: nos enfriamos más
rápidamente en un viento frío que en aire tranquilo a la misma temperatura.
 La corriente de calor causada por convección es aproximadamente proporcional a la
potencia 5 de la diferencia de temperatura entre la superficie y el cuerpo 4 principal
del fluido.
Ley de enfriamiento de Newton
La ley del enfriamiento de Newton o enfriamiento newtoniano establece que la tasa de
pérdida de calor de un cuerpo es proporcional a la diferencia de temperatura entre el cuerpo
y sus alrededores. Fue determinado experimentalmente por Isaac Newton analizando el
proceso de enfriamiento y para él la velocidad de enfriamiento de un cuerpo cálido en un
ambiente más frío Tm, cuya temperatura es T, es proporcional a la diferencia entre la
temperatura instantánea del cuerpo y la del ambiente. Cuando la diferencia de temperaturas
entre un cuerpo y su medio ambiente no es demasiado grande, el calor transferido en la unidad
de tiempo hacia el cuerpo o desde el cuerpo por conducción, convección y radiación es
aproximadamente proporcional a la diferencia de temperatura entre el cuerpo y el medio
externo.

A = Área del cuerpo


α = Coeficiente de intercambio de calor,
depende de la forma geométrica del
cuerpo.
T = Temperatura del cuerpo en un
tiempo t
Ta = Temperatura ambiente
Q = Calor transferido
m = Masa
Ce = Calor específico
t = Tiempo
T0 = Temperatura inicial del cuerpo
Radiación

La radiación es la transferencia de calor por ondas electromagnéticas como la luz visible, el


infrarrojo y la radiación ultravioleta. Todos hemos sentido el calor de la radiación solar y el
intenso calor de un asador de carbón, o las brasas de una chimenea. Casi todo el calor de
estos cuerpos tan calientes no nos llega por conducción ni por convección en el aire
intermedio, sino por radiación. Habría esta transferencia de calor aunque sólo hubiera vacío
entre nosotros y la fuente de calor.
Todo cuerpo, aun a temperaturas ordinarias, emite energía en forma de radiación
electromagnética. A temperaturas ordinarias, digamos 20 °C, casi toda la energía se
transporta en ondas de infrarrojo con longitudes de onda mucho mayores que las de la luz
visible. Al aumentar la temperatura, las longitudes de onda se desplazan hacia valores mucho
menores. A 800 °C, un cuerpo emite suficiente radiación visible para convertirse en objeto
luminoso “al rojo vivo”, aunque aun a esta temperatura la mayoría de la energía se transporta
en ondas de infrarrojo. A 3000 °C, la temperatura de un filamento de bombilla incandescente,
la radiación contiene suficiente luz visible para que el cuerpo se vea “al rojo blanco”.
La tasa de radiación de energía de una superficie es proporcional a su área superficial A, y
aumenta rápidamente con la temperatura, según la cuarta potencia de la temperatura absoluta
(Kelvin). La tasa también depende de la naturaleza de la superficie; esta dependencia se
describe con una cantidad e llamada emisividad: un número adimensional entre 0 y 1 que
representa la relación entre la tasa de radiación de una superficie dada y la de un área igual
de una superficie radiante ideal a la misma temperatura. La emisividad también depende un
poco de la temperatura. Así, la corriente de calor H= dQ/dt debida a radiación de un área
superficial A con emisividad e a la temperatura absoluta T se puede expresar como
(Zemasky, 2016):

H = Tasa de radiación
A = Área
e = Coeficiente de emisividad
T = Temperatura del cuerpo
Ts = Temperatura ambiente
Hnet= Tasa neta de radiación
σ = Constante de Stefan-Boltzmann

Constante de Stefan-Boltzmann

Aislamiento y barreras de radiación

Como se ha visto, no se puede impedir la transferencia de calor, pero se puede actuar sobre
la velocidad en que se produce. Todos los materiales son, en mayor o menor grado,
conductores del calor, su disposición para este fin se califica mediante el coeficiente de
conductividad. Los materiales cuyo coeficiente de conductividad es muy bajo, se denominan
aislantes. Los metales son buenos conductores de calor. En contraposición, la baja
conductividad es inherente a los gases.

Los aislantes térmicos son materiales específicamente diseñados para reducir el flujo de calor
limitando la conducción, convección o ambos. En la mayoría de los casos, esto se logra
atrapando un gas en el interior de pequeñas oquedades practicadas en un sólido. Sin embargo,
como los gases son fluidos, el calor también se transfiere por convección en el interior de los
huecos y por radiación entre sus paredes, con lo que la conductividad conseguida, ya no es
una propiedad del material, sino que es el resultado de la combinación de mecanismos de
flujo y se la podría denominar conductividad efectiva, la cual no solo cambia con la
temperatura, sino que lo hace también con la presión y con las condiciones ambientales como
la humedad.

La conductividad de una sustancia depende de su estado y de la temperatura. Se expresa en

el S.I. de unidades en Según la ecuación de Fourier:


se llama resistencia térmica por unidad de superficie y es un coeficiente característico de los
materiales aislantes, inverso de la conductancia.

La fibra de vidrio rígida, un material aislante usado comúnmente, tiene un valor R de 4 por
pulgada, mientras que el cemento, un buen conductor, tiene un valor de 0.08 por pulgada.3

Las barreras de radiación, son materiales que reflejan la radiación, reduciendo así el flujo de
calor de fuentes de radiación térmica. Los buenos aislantes no son necesariamente buenas
barreras de radiación, y viceversa. Los metales, por ejemplo, son excelentes reflectores pero
muy malos aislantes.

La efectividad de una barrera de radiación está indicado por su reflectividad, la cual es una
fracción de la radiación reflejada. Un material con una alta reflectividad (en una longitud de
onda) tiene una baja absortividad, y por consiguiente una baja emisividad. Un reflector ideal
tiene un coeficiente de reflectividad igual a 1, lo que significa que refleja el 100% de la
radiación entrante. Por otro lado, en el caso de un cuerpo negro, el cual tiene una excelente
absortividad y emitividad de la radiación térmica, su coeficiente de reflectividad es casi 0.
Las barreras de radiación tiene una gran aplicación en ingeniería aeroespacial; la gran
mayoría de los satélites usan varias capas aislantes aluminizadas que reflejan la luz solar, lo
que permite reducir la transferencia de calor y controlar la temperatura del satélite.
Diferencia entre Conduccioon Conveccion y radiacion
Conclusiones

 La transferencia de calor por conducción se da cuando el calor pasa a través de un


medio o un objeto, haciendo llegar el calor hacia el destino, por convección se da por
medio de un movimiento de una masa de fluido de una región a otra, la transferencia
por radiación se puede dar por medio de rayos ultravioleta, ondas electromagnéticas
e infrarrojo, un ejemplo claro es cuando el cuerpo se expone a la radiación solar.

 La transferencia de calor se aplica en todos los procesos industriales y alimenticios


ya que como se sabe, en la mayoría de las plantas de alimentos e industrias se utilizan
temperaturas elevadas y fluidos a través de tuberías para llevar a cabo la
transformación de materias primas y/o la producción de distintos productos a nivel
industrial.

 El tipo de transferencia que más suele utilizarse en los procesos industriales y


alimenticios es por conducción y por convección.
Fuentes de Información

 Radiación, convección y conducción; NERGIZA; obtenido de:

https://nergiza.com/radiacion-conduccion-y-conveccion-tres-formas-de-transferencia-de-
calor

 Transferencia de calor; ECURED; obtenido de:

https://www.ecured.cu/Transferencia_de_calor