You are on page 1of 2

RAYO DE LUNA SOBRE LA TRECE

Los veinticinco años de Casa13 importan menos por su numeración redonda que por lo que nos
dicen sobre el arte cordobés. Si hasta finales de los '80 la tradición moderna había hegemonizado
la ciudad (con algunos espasmos de vanguardismo como la Antibienal del '66 o las fiestas de
Plataforma), los '90 alumbraron su condición contemporánea. En 1992, en una sala concedida a
regañadientes por la escuela "Figueroa Alcorta", nace el Centro de Comunicación y Producción-
ARTE; doce meses después sus fundadores toman la casa nº13 del Paseo de las Artes (PLA): en los
años siguientes se desarrollan allí muestras, cursos y conferencias en torno al arte contemporáneo
que tenían poco lugar en otros espacios de la ciudad; las "Mundo Mix" en el CAC suman electró-
nica y tecnología al goce sensorial; y en 1999, cuatro profesores de treintipocos años cercanes a la
Casa fundan el espacio de reflexión y pensamiento "Cielo Teórico" que formaría a les jóvenes
artistas más prometedores del siglo XXI. El arte contemporáneo cordobés ya camina sin andador.
Retomando. La sala de exposiciones del CCyP-ARTE se inaugura recién a fines de 1995;
antes habían realizado las muestras de los seminarios en el CC General Paz (1993) y en la Casona
Municipal (1994). Con la sala en funcionamiento comienzan a alojar Trabajos Finales de licencia-
tura de la Escuela de Artes de la UNC: al "Album bref" de Marta Fuentes (1996) le siguen los de
Lila Pagola (1998), Sofía García Vieyra (2001), Guido Yannitto (2005) y Cecilia Orso (2006), por
nombrar solo algunos. En los círculos artísticos se corre la voz de que existe un espacio –que
alrededor de 1997 pasa a llamarse simplemente Casa13– ávido de primeras muestras, de poéticas
personalísimas: así llegan Música de Leticia Obeid (1999) y Probarme tus miedos. Nadar en tu
existencia de Marisol San Jorge (2002). La inclasificable propuesta de Fabhio di Camozzi en
Come (2004), con su temprano afán historizante, analítico y proyectual, también ilustra este
sediento panorama.
En los años del cambio de milenio comienza a generarse una escena federal de espacios
autogestionados, aceitada por Trama, la Fundación Antorchas y, más tarde, el Fondo Nacional de
las Artes. Córdoba, clama Santiago García Navarro desde La Nación (2001), es "clave en la
Argentina alternativa"; en Ámbito Financiero (2003), Eva Grinstein añade el pluralismo que
desde Buenos Aires impulsan la revista ramona y Venus, conectando iniciativas como Vox de
Bahía Blanca o La Baulera de Tucumán. Entre los hitos de esta época están la muestra de Casa13
en Juana de Arco (Buenos Aires, 1999) que incluye Un hombre caminando de Marta Fuentes; la
de Belleza y Felicidad en Casa13 (2003), para la cual Fernanda Laguna trajo La bomba de Leandro
Tartaglia; y la presencia de la Casa en las ferias porteñas Expotrastiendas (2004 y 2005) y
Periférica (2005), así como su intento truncado de llegar a arteBA (2005).
Más allá del PLA, el festival "noviembre 03" constituye la primera producción con vistas a
un público masivo de varies integrantes de la Casa, entre ellas las performances de Carmen
Cachín. En 2004 empiezan los "cruces" de artistas para producir muestras conjuntas, como el que
la reúne con Claudia Aguilera en Sobreanálisis (para la locura no hay remedio); en 2008 se
extenderían a las ciudades: Córdoba fue visitada por Rosario, Mar del Plata, General Roca,
Buenos Aires -así llegaría el One Hit Wonder en CD-R de Martín Legón.
A fines de los 2000, junto con un recambio de gestión que lleva al frente a jóvenes
veinteañeros que la habían habitado siendo estudiantes, nacen proyectos que insuflarían de un
nuevo vigor a la ya establecida Casa13. Los mencionados cruces de ciudades; la revista Un Peque-
ño Deseo (2008); el proyecto "Residencias", que comienza con el objetivo paralelo de constituir
formalmente un "Archivo" (2009); y la revitalización de los programas de radio (2010) ya no en la
UTN sino desde el living, con el empuje de les residentes Eva Ana Finquelstein, Diego Piñeros y
Elisa O'Farrell, con su proyecto Cómo es tu radio iniciado en Buenos Aires.
El prestigio de Casa13 entre los espacios culturales argentinos y latinoamericanos crece
progresivamente: en 2008 tienen su primera muestra en un museo, el "Dámaso Arce" de Olava-
rría; participan de encuentros en el país (Santa Fe, 2007; San Juan, 2012; Rincón, 2015) y el exte-
rior (Villa Alegre, 2011; Lima, 2011; San Pablo, 2008, 2013 y 2015); y reciben a colectivos amigos
como la Oficina Proyectista (Buenos Aires, 2010) y Sub-Escuela (Rosario, 2014).
Es también en la última década que se consolidan instancias de formación, por las que
pasarían varies artistas contemporánees (!) cordobeses que en 1993 apenas gateaban: con el
antecedente de las clínicas "Lectura de obra" (2005-2006) se suceden la "Sparring Tour" (2009) y
tres ediciones de "Puesta en órbita" (2011-2013), que en 2013 itinera por el país (General Roca,
Santa Rosa). En su edición 2012, Sofía Watson re-elabora sus fulgurantes tejidos. Tras dos años
de escritura creativa con Pablo Natale, en 2011 Malen Otaño incursiona en la fotografía.
Ya sin una programación regular de muestras, Casa13 se centroculturaliza y cede su lugar
como semillero de proyectos avanzados de arte contemporáneo a una oferta cada vez más recep-
tiva de gestiones públicas y privadas entre las que podríamos mencionar: el proyecto MuMu
(2012-2015), que aloja a gran parte de les artistas que, una década antes, habrían recurrido a la
Casa (e incluso a algunes de sus integrantes); los programas Estar, La Sala Que Habito y Obrar,
que brindan formación profesional y canalizan otro tipo de proyectos, procesuales y colectivos; la
feria MAC (desde 2013), con seis ediciones en su haber; y un cambiante panorama de galerías
(Bluma, El Gran Vidrio, Espacio Tres Cuartos), convertido en alternativa posible para artistas
jóvenes que no tienen los recelos hacia el mercado que expresaban sus profesores.
La supervivencia de Casa13 puede deberse tanto a su peculiar modo de tenencia de la
tierra (en 2003 una periodista porteña la presentaba como "una sala de exposiciones con sede en
un espacio oficial") como a su capacidad de regeneración y dinámica asamblearia. Hace ya varios
años, el lugar dado al arte contemporáneo se limita a instancias azarosas, liminares (como la
presentación de Que aparezca Maresca de Nina Kovensky en el cierre de los talleres 2017)
antes que programáticas. El año de su vigésimoquinto aniversario trajo reinterpretaciones
(algunas públicas, otras a puertas cerradas) de mojones de esta historia y una muestra homenaje
en el Museo de Bellas Artes "Genaro Pérez", vislumbrando quizás un nuevo cambio de rumbo.

________________________________________________________________
Infinita madurez inalcanzable. Una retrospectiva de Casa13 (1993-2018)
Carmen Cachín, Fabhio di Camozzi, Marta Fuentes, Nina Kovensky, Martín Legón, Leticia Obeid,
Elisa O'Farrell, Malen Otaño, Marisol San Jorge, Leandro Tartaglia, Sofía Watson, Guido Yannitto
Curador: Julio César Estravis Barcala

5, 11 y 13 de diciembre de 2018
Revolución CC. Av. Revolución de Mayo 1524. Crisol Sur, Córdoba.