You are on page 1of 6

e dice que el hombre más astuto es aquel que puede ponerse en el

lugar del mayor número de personas y no le falta razón.


Hoy no se trata expresamente de profundizar en ponernos en el
lugar de otro, sino de un paso previo, ser capaces de cambiar
nuestra propia perspectiva.

Hoy es día de juegos y vamos a hablar del Juego de los Sombreros.


“Seis sombreros para pensar” (“Six Thinking Hats”) es un famoso
libro escrito por Edward De Bono, centrado sobre todo en
establecer una metodología para el pensamiento creativo y de las
decisiones en grupo. Es conocido como el método de los seis
sombreros.
Pues bien, a pesar de que es una metodología grupal hoy vamos a
hablar sobre ello porque nos va a ayudar a darnos cuenta de lo
importante que es ver las cosas desde diferentes ángulos. Nuestra
capacidad analítica y sintética podrán adaptarse mucho mejor a
cualquier circunstancia si entrenamos nuestra mente.
¿Cuál es el método?
Os voy a comentar un poco cómo funciona, aunque es un método
que prefiero adaptar a las necesidades de cada uno y a mí me gusta
seleccionar lo que sea más útil.
Al ser una actividad participativa, alguien será el que dirige al grupo,
indicando qué sombrero deben ponerse en cada momento y los
participantes que se lo “colocan” un sombrero van a ejercer su papel
en el debate siguiendo los criterios que le marca el sombrero que
lleva puesto en ese momento.
El objetivo del método es que el participante vaya pensando paso a
paso, con un solo criterio cada vez, de manera que al final llegue a
un conjunto.
Sigue una línea establecida y planificada, respetando un orden para
conseguir sacar el máximo beneficio de la actividad.
Cada sombrero proporciona un rol de pensamiento, nos convierte
en actores y quien lo lleva solo tiene que meterse en ese rol y en
ninguno más.
El método de los seis sombreros nos servirá para afrontar cualquier
tema:
- Explorar el problema
- Desarrollar las posibilidades
- Seleccionar una solución

¿Qué rol desempeña cada sombrero?

Sombrero Blanco: El blanco es neutro y objetivo. El sombrero


blanco se ocupa de hechos objetivos y de cifras.
Sombrero Rojo: El rojo sugiere ira, furia y emociones. El sombrero
rojo da el punto de vista emocional.
Sombrero Negro: El negro es triste y negativo. El sombrero negro
cubre los aspectos negativos — por qué algo no se puede hacer.
Sombrero Amarillo: El amarillo es alegre y positivo. El sombrero
amarillo es optimista y cubre la esperanza y el pensamiento positivo.
Sombrero Verde: El verde es césped, vegetación y crecimiento fértil,
abundante. El sombrero verde indica creatividad e ideas nuevas.
Sombrero Azul: El azul es frío, y es también el color del cielo, que
está por encima de todo. El sombrero azul se ocupa del control y la
organización del proceso del pensamiento. También del uso de los
otros sombreros.

Sus ventajas
- Representar un papel: cuando pensamos acerca de algo siempre
estamos condicionados por nosotros mismos. Aunque suene
extraño, el hecho de ser actores nos libera de nosotros y nos hace
disfrazarnos para poder decir o hacer cosas que de otro modo no
haríamos.
- Centrar el tema: tendemos a dispersarnos, por lo que con el
método pensaremos de manera organizada una cosa después de
otra, poniendo todo nuestro esfuerzo y atención en un tema a la vez.
- Potenciar la Empatía: al entrar en el juego todos los participantes
hacen un ejercicio de cambio de forma de pensar, alguien negativo
deberá ser optimista por ejemplo.
- Seguir un mapa: el hecho de trabajar de un modo muy organizado
siguiendo la ruta como si de un mapa se tratara, hace que la
persona se deje guiar y participe sin presiones.
El Juego
La persona que guía al grupo explica las reglas del juego y el
significado de los colores para cada sombrero. A partir de ese
momento sólo se refiere a los sombreros por colores. Tiene que ir
marcando qué sombrero lleva quién en cada momento.
Por ejemplo:
El grupo comenzaría con el sombrero blanco, para hacer una puesta
en situación del tema a tratar y como punto de partida. Cada
persona puede hacer una exposición.
Después, cada sombrero se va usando sólo unos minutos, excepto
el sombrero rojo, que está limitado a treinta segundos para
asegurarse de que la reacción es realmente instintiva.
...Quiero que te quites el sombrero negro.
...Pongámonos todos, el sombrero rojo por un rato.
...Eso está bien para el sombrero amarillo. Ahora pongámonos el
blanco.
Los tiempos son importantes en este método.
Al hablar solo de colores, es más fácil decirle a alguien que cambie
de color, a que cambie de modo de pensar.

Cómo representar cada rol


Sombrero Blanco – Hechos
Los participantes tienen que hacer exposiciones de información, de
conocimientos reales y demostrables que son útiles para el
problema que se discute.
Ejemplos de declaraciones de sombrero blanco son:
Para organizar nuestra fiesta necesitamos: platos, cucharas, vasos,
etc.
Hay que buscar un lugar de celebración
Tendremos que invitar a todos nuestros amigos.
Sombrero Rojo - Emociones
Los participantes plantean sus emociones y sus instintos.
La reacción a este sombrero debe ser rápida para que no se pueda
interiorizar y sea totalmente espontánea.
Ayuda a crear listas de ideas, brainstorming puro, para luego entre
todos votar por las que sean mejores o más útiles.
Por ejemplo:
Para organizar nuestra fiesta, ¿qué comida
llevaremos?: empanadas, huevos, pasteles, ensalada…
Y luego al lado de cada idea votar entre todos para ver la
aceptación.

Sombrero negro - juicio negativo (constructivo)


En este caso equivale a identificar todos los inconvenientes
posibles, riesgos o cualquier cosa negativa.
Es el pensamiento crítico, buscar los problemas y desacuerdos.
Es fácil adoptar este rol puesto que todos sabemos muy bien criticar
y buscar problemas a todo. Pero lo difícil es hacerlo cuando te
corresponde por llevar el sombrero y no en otro momento. No se
puede criticar otro argumento que sale de otro sombrero si no tienes
el negro. Se tiene que mantener en orden para no perjudicar la
actividad de todos.
Por ejemplo:
Organizar la fiesta es muy caro.
Vamos a necesitar mucha ayuda para preparar la comida.
¿Cómo llevamos todo hasta allí?

Sombrero amarillo - juicio positivo


El opuesto al negro, hay que ver todos los beneficios y ventajas
posibles de nuestro tema.
No es solo ser positivo, sino hacerlo de un modo analítico,
valorando qué es lo realmente bueno de lo que tenemos.
Por ejemplo:
La fiesta va a ser muy divertida
Podremos ver a amigos que hace tiempo que no vemos.

Sombrero verde - alternativas y creatividad


La parte más creativa. Buscar alternativas con nuevas vías de
pensamiento, ver si tenemos posibilidades nuevas o cualquier idea
mejor.
Por ejemplo:
Mandemos la invitación por email
¿Y si invitamos al periódico del barrio para que nos haga unas fotos
de la fiesta?

Sombrero azul - proceso de control (pensar sobre el pensar)


Este sombrero es el que controla y pone orden.
El que guía el grupo normalmente porta este sombrero y luego cada
participante se lo puede poner a lo largo del juego para valorar el
trabajo conjunto realizado.
Hace como una puesta en situación, resumen de los objetivos, de lo
que se ha logrado, de hacia dónde debemos ir…
Siempre deberá haber un coordinador para asegurar que no haya
dispersión y que se cumplan las tareas.
Por ejemplo:
Nos vamos a mover al sombrero amarillo.
Ahora solo dos dejais el sombrero amarillo y cogeis el rojo
inmediatamente.
Vamos a parar un momento y usar el azul para hacer un estatus.
Séptimo sombrero
Además, en algunas versiones posteriores se habló de incluir un
nuevo sombrero rosa y verde con topos azules, que aplicaría la
experiencia.
Por ejemplo:
¿cómo organizamos la última fiesta?
¿qué llevamos?
¿qué compramos?

Pues bien, ¿qué os parece este juego?, espero que estéis
dispuestos a probarlo porque es realmente interesante ver los
resultados.

Fuentes:
de Bono, Edward (1985). Six Thinking Hats: An Essential Approach
to Business Management. Little, Brown, & Company. ISBN
0316177911.
Wikipedia
Imágenes de Wikimedia Commons, the free media repository