You are on page 1of 2

HISTORIA Y SINGULARIDADES CRISTIANAS

Historia de la iglesia primitiva - Los ágapes del siglo I – El dinero

20 TESIS BÁSICAS SOBRE EL


PAGO DE LOS DIEZMOS
La ley que gobernaba el sacerdocio levita (humano/mortal/finito),
con sus especificaciones sobre la obligatoriedad de pagar el
diezmo para su sustento físico y material, ha quedado anulada por
ser inútil e ineficaz, ya que no logró perfeccionar/justificar al ser
humano, como sí lo logra el nuevo tipo de sacerdocio
melquisediano, fruto de un "pacto superior", uno que no obliga a
pagar nada a nadie.

Armando H. Toledo
Coordinador general de la UCLi
(launiversidadcristianalibre@gmail.com)

1: El diezmo (D) sí es un concepto y un mandato bíblico (Deuteronomio 14:22).

2: No todo concepto, práctica o mandato bíblico es necesariamente una práctica o concepto cristiano
(Romanos 2:14; 6:14).

3: El D. es una práctica y mandato judío (Malaquías 3:6,9).

4: El D. era obligatorio solo para los judíos (Malaquías 3:8).

5: Con el D. se pagaban los servicios religiosos de intermediación sacerdotal que realizaba la tribu
levita en favor del resto de la nación judía (Números 18:21).

6: Entre los judíos antiguos no había sólo un sacerdote, sino toda una clase sacerdotal dirigida por un
sumo sacerdote, elegido entre los hombres mortales para representar al pueblo judío ante Dios y
ofrecer dones y sacrificios por los pecados de su pueblo (Hebreos 5:1).

7: En el caso de los levitas, los diezmos los recibían hombres mortales y "débiles" (Hebreos 7:8, 28).

8: La religión cristiana ya no necesita del ejercicio sacerdotal de hombres mortales, pues ahora Jesús se
ha convertido en sumo sacerdote de su iglesia (Hebreos 3:1; 4:14, 15), y por ser inmortal pertenece a
una orden sacerdotal del tipo al que pertenece Melquisedec (Hebreos 7), es decir sacerdotes que aún
hoy 'viven y permanecen sacerdotes para siempre' (v. 3, 8). Estos sacerdotes no pertenecen a la orden
de sacerdotes mortales de Aarón (Hebreos 7:11).

9: Al cambiar la naturaleza del sacerdocio, cambia también la ley que rige el nuevo tipo de sacerdocio
(Hebreos 7:12).

10: A semejanza de Melquisedec, ha surgido otro "nuevo" tipo de sacerdocio que ha llegado a serlo, no
conforme a un requisito legal respecto a linaje humano, sino conforme a la naturaleza y poder de una
vida que no puede ser destruida (Hebreos 7:15-17).

1
11: Al llamar "nuevo" a este tipo de sacerdocio, Dios declaró obsoleto e inútil al anterior sacerdocio
levita de la orden de Aarón; y lo que se vuelve obsoleto y envejece, desparece (Hebreos 8:13).

12: La ley que gobernaba al anterior tipo de sacerdocio humano/mortal/finito, con sus especificaciones
sobre la obligatoriedad de pagar el diezmo para su sustento físico y material, ha quedado anulada por
ser inútil e ineficaz, ya que no logró perfeccionar/justificar al ser humano, como sí lo logra el nuevo
tipo de sacerdocio fruto de un "pacto superior" (Hebreos 7:18-22).

13: Los sacerdotes levitas del orden de Aarón eran mortales, y la muerte les impedía seguir ejerciendo
sus funciones; por eso hubo muchas generaciones de ellos (Hebreos 7:23). Jesús, sin embargo,
permanece para siempre por ser ahora inmortal y su sacerdocio, imperecedero (v. 24).

14: Al hacerse cristiano, el nuevo creyente acepta un tipo de sacerdocio no humano, con un único sumo
sacerdote y sin una clase sacerdotal de oficio. Por lo tanto, no solo no hay obligación de pagar el
diezmo, sino que ni siquiera hay a quién pagárselo.

15: Los sacerdotes católicos y los nuevos sacerdotes evangélicos (eufemísticamente llamados
"pastores"), al actuar como sacerdotes intermediarios entre la humanidad y la Divinidad y exigir al
parroquiano desinformado el pago del diezmo por los oficios que ejerce en su favor, niegan la
naturaleza del nuevo pacto y del nuevo sacerdocio, y anulan su eficacia.

16: Los líderes religiosos que exigen el diezmo judío a título de ministros “cristianos” por concepto del
pago por sus servicios religiosos/ministeriales, son vividores que "siguen los corrompidos deseos de la
naturaleza humana y desprecian la autoridad del Señor" (2ª Pedro 2:10), que no reconocen que "hay un
solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo" (1ª Timoteo 2:5), y que a diferencia de los
verdaderos ministros cristianos éstos "son de los que trafican con la palabra de Dios [...] pues no han
renunciado a todo lo vergonzoso que hacen a escondidas; además de que actúan con engaño torciendo
la palabra de Dios" (2ª Corintios 2:17).

17: Este tipo de falsos ministros son "reconocidos como dirigentes, pero en realidad son falsos
hermanos infiltrados entre los verdaderos creyentes con el propósito e intención de coartar la libertad
que los nacidos de nuevo tienen en Cristo Jesús, a fin de esclavizarlos otra vez a los viejos rudimentos.
Son reconocidos como personas importantes, aunque realmente no interesa lo que sean, pues Dios no
juzga por las apariencias" (Gálatas 2:2-6).

18: Estos ministros perversos y oportunistas que se adjudican el título de "siervos" que merecen
administrar los diezmos de la iglesia, "son de los que piensan que la religión es un medio de obtener
ganancias" (1ª Timoteo 6:5-6).

19. Los padres de familia irresponsables y religiosos, pero no espirituales, que no quieren hacerse
cargo del desarrollo espiritual de sus propias familias, prefieren pagar el diezmo judío para que algún
profesional a sueldo de la religión pastoree a los suyos a cambio de una remuneración como
especialistas en teología y cuestiones de fe.

20. El diezmo es una de las muchas maneras en que la religión establecida proporciona al creyente
promedio (consumidor de servicios religiosos) la falsa sensación de (1) ser parte de una comunidad
cooperativa, (2) de estar sin deudas y en paz con Dios al darle lo que Él exige, (3) de estar renunciando
a la naturaleza materialista del mundo actual, y (4) de estar participando de un proceso de salvación de
la gente mediante el crecimiento económico e infraestructural de su congregación.

“Por una fe inteligente…”

© 2018. La UCLi