You are on page 1of 6

El Petroleo venezolano: mitos y realidades

Se hará lo que se pueda hacer y no lo que se quiera hacer.


El fin del Petroestado y el arribo del NarcoEstado,

Alexander Guerrero E

Antes de empezar la discusión sobre las alternativas en el petroleo, tenemos que hacer algunas
precisiones, la opinión publica confunde quizás por propaganda de los gobiernos desde desde los tiempos
de la nacionalización a PDVSA con la industria petrolera todo, de la cual PDVSA es parte,
específicamente las instalaciones industriales en términos de infraestructura industrial que abarca, desde
la exploración hasta el transporte. El resto se corresponde con la propiedad del recurso en el subsuelo, una
parte en termino de reservas en produccion, y recurso -fuera de produccion cuya dimensiones y
volúmenes es discusión diaria entre expertos petroleros.

Como economistas aclaramos que el petroleo en recurso no tiene valor intrínseco, es decir, su precio es
cero por barril, podremos contar como capital el petroleo en reserva bajo produccion, siempre y cuando
exista en un contrato y balance puestos en el mercado, en este sentido hay que considerar hay algunas
consideraciones importantes en relación a contratos privados y contrato del Estado, en este caso, el
contrato no circula en los mercados toma la forma de ingreso fiscal, es el segundo paso del mecanismo de
captura de renta, y es lo que define en poder del Estado derechos de propiedad difusos, del Estado y no de
la operadores que es del Estado.

Así podemos separar el todo y debido a esa partición identificar donde está el problema. PDVSA es solo
una operadora del Estado encargada de extraer el petróleo y llevarlo los mercados, no es dueña del
petroleo, Bajo esta separación del recurso de la industria, se pueden identificar propiamente el y los
problemas que hoy han colocado a la industria petrolera en un competidor marginal, e identificar
probables soluciones, tanto en el marco del mercado como bajo monopolio del Estado, que es por donde
la industria ha entrado en los hemos llamado el colapso de la industria petrolero.

El colapso se nos presenta fenoménicamente como una fuerte caída de competitividad, acotando que la
naturaleza actual del mercado petrolero internacional empujado por los sales americanos constituyen aun
un shock de oferta, por lo general esos shocks de oferta tienen una duración larga,, bajo ese shock de
oferta llevamos unos cinco años, La caída de la conectividad la muestra PDVSA por desinversión, lo cual
no es nada extraños, ya lo discutíamos en 1999 cuando se conoció el proyecto de Constitución de Chavez,
donde se rediseñaba en términos fiscales -absolutos- el mecanismo de captura de renta. En se fenómeno
de caída de la competitividad de los petróleos venezolanos acotamos una serie de factores
interrelacionadas, la mayoría de ellos en el lado de la oferta -costos de produccion y costos de
transacción- y unos pocos causado por la política, en el lado de la demanda.

La promesa observación, y no guardo ningún esquema temporal correlacionado seriamente, sino que
iremos identificando según el modelo institucional que implico la constitucionalización del petroleo, una
frase que cubre un periodo de cambios institucionales dirigidos a destruir el grado del rule of law
existente, hasta la aprobación de la Constitución. La primera observación nos dice que nuestro petroleo ha
dejado de ser vita para el mercado internacional, es decir, su impacto marginal es debilitados
precisamente por el impacto de los costos en produccion y exportación, un ciclo económico altamente
recesivo, que problemón podría o ha causado damos y grandes importantes yacimientos, donde al parecer,
El Flurrial es el marcador de lo expresamos arriba y en la discusión que continua. Así marcamos que la
caída encadenada de la produccion de petroelo venezolano abarca unos 12 años, quiere decir que nuestro
petróleo no es “vital” para el mercado internacional, hasta hoy se han producido se producen 2.300.000
BD menos, y como la oferta en el mercado es infinita” los precios no sintieron el colapso petrolero
venezolano. Interesante reportar que en ese mismo tiempo de colapso de la produccion y exportación de
petroleo un acuerdo entre la OPEP y Rusia fue impuesto para evitar la caída de los precios, o
alternativamente hacerlos subir, los resultados son no concluyentes, lo que es natural, en momentos de un
shock de oferta, al final inclusive cayendo las exportaciones de petroleo los precios seguían cayendo
descontando el efecto del colapso petrolero nacional Leyendo esta secuencia lógica del mercado
petrolero, la conclusión -ceteris paribus- económica tiene que ver con la observación indicada arriba y
explica la pérdida de competitividad del negocio petrolero en territorio venezolano y en poder del Estado.
Como lo sabemos por evidencia empírica y por teoría económica, los esquemas de asociación, llamados
ventures entre PDVSA y sus socios no se definen por la naturaleza fraudulenta de como definen los
derechos de propiedad en esas sociedades, particularmente porque el modelo de empresas mixtas, crean
una figura de derechos de propiedad contractuales débiles dado que no se permite expresar en los
balances, por el lado de las privadas, y por el lado las empresas extranjeras estatales, el fenómeno no se
expresa con claridad en torno a la repercusión de sus efectos.

De todos modos, en uno y otro caso los derechos de propiedad de los socios aparecen debilitados y
arruinados por la Estatal PDVSA. Estas consecuencias aparecen de inmediato por la perversión de los
balances de sus socios, que impiden la creación de figura de reforzamiento de los derechos de propiedad;
recordemos que esos derechos de propiedad se diluyen en el camino del petroleo al fisco y de allí a
PDVSA y sus socios es decir, el paso por un filtro fiscal, lo cual ha debilitado los derechos de propiedad,
razón por las cuales el sistema de empresas mixtas tambien ha colapsado, la produccion ha caído, y ello
ha ocurrido con particular énfasis en los ventures entre PDVSA y sus socios petroleros en poder de
estados similares a la relación PDVSA con el Estado venezolano en la produccion de petroleo
extrapesados.

Las causales de este fenómeno son ampliamente conocidas, aunque el debate en la opinión pública se ha
centrado en lo político, queda claro que, tecnología, finanzas y desinversión, corrupción, perdida de
mercados rentables, superveniencia fiscal extendida a sobre los socios y que se ha expresado en la caída
de la inversión de ellos, por incumplimiento de PDVSA en sus obligaciones financieras, como socio
mayoritario en esos ventures; generado en el cambio constitucional impuesto por la ANC según la cual la
Constitución de 1999, reubicaba el mecanismo de captura de renta en el Gobierno de manera directa, el
síndrome de yacimientos petroleros fiscales.

Ese ha sido el circuito fiscal que se colapsa porque el ingreso petrolero es fiscal en primera instancia y
luego en poder fiscal, por allí comienza y por ahí mismo termina, al caer el ingreso fiscal por caída de la
produccion, el cual es nuestro caso, colapsa la balanza de pagos y desde ella repercute en la industria
petrolera, coadyuvando costos al alza, caída de produccion y pérdida de competitividad. Acotemos que
los acuerdos políticos entre Venezuela, China, Rusia, Petrocaribe, India Alba, han sido obligaciones
político económica del gobierno Venezolano, en la creación de un mercado que sustituyera el americano,
abandonado por razones pecuniarias de corrupción y políticas, nada explica haber dejado el mayor cliente,
donde habían millón y tanto de barriles diarios de crudos a procesar, para crear una alianza de países con
los cuales Venezuela pagó los costos de transacción de la política “antimperialista”, de elevado costo, que
consolidamos en 225.000 millones de dólares en un periodo de diez años.

Hasta acá los aspecto institucionales, políticos y económicos interrelacionados en el pivote fiscal, todo lo
cual condicionan la presión fiscal sobre el negocio petrolero todo, A estos factores económicos políticos e
institucionales causante de ese proceso de agotamiento, hay que agregar las razones geológicas que
accionaron un comportamiento perverso en la industria -caso El Flurrial- donde mal manejo y bajo la
tensión y presión fiscal, pero crucialmente depredado por la tercerai nacionalización del petroleo, la ley de
actividades conexas que también afectó considerablemente la produccion de petroleo en las riberas del
lago de Maracaibo; además por lo que llamamos ingreso petrolero ex ante, la geología pareciera estar
perjudicada por la brusca caída de la produccion por efecto de la desinversión y presión fiscal.
El impacto total trajo como consecuencia la caída de la inversión y en agregado el alza de costos
marginales que ha amenazado seriamente la competitividad de la industria petrolera venezolana, y que ha
colocado al petroleo venezolano pesado y extrapesado con niveles de costos apenas marginalmente
menores – en el margen- que el promedio de costos de los shale americanos. Un estudio realizado por
Rystad analiza esa aglomeración de costos en el mercado internacional, creando un escenario de elevada
peligrosidad en un tobogán de caída de la produccion que no se detiene, por el lado de la demanda y un
proceso de cierre, descontinuados, etc.

En este aparte hay que agregar el severo impacto de los costos de transacción que trae el diseño
institucional e de los ventures por debilidad de los derechos de propiedad y que trajo la desinversión de
PDVSA en esos ventures, y su impacto en la caída de la produccion y el deterioro del flujo de caja de sus
asociados, AL final en 2013, el gobierno firmo acuerdos de endeudamiento por 27500 millones de dólares
con sus socios para recibir de ellos préstamos para que PDVSA invirtiera su aporte en esos proyectos.
Esos acuerdos colapsaron casi todos, PDVSA tenía que pagar con especies barriles de petroleo y así la
produccion que caía estaba comprometida, no se logró ni una cosa n la otra, más deuda, menos
produccion y caída del ingreso y el colapso general de la economía y la industria petrolera.

El socialismo petrolero llegaba al sus finales con una deuda colosal de 145 mil millones de orales y una
caída de la produccion de 2.3 millones de BD, una hiperinflación para el venezolano es el resultado y un
empobrecimiento inédito, cinco millones y medios de migrantes venezolanos al mundo y un Estado
Fallido, La renta del petroleo habia legado a niveles negativos pagada por la hiperinflación, el impuesto
inflacionario pagado al Gobierno por los fondo no generados por via fiscal del petroleo/ De allí al infinito
y más allá, la renta del petroleo será infinita, una predicción particular a la cual llegó en un modelo de
producción que evaluó trimestralmente.

Es importantes agregar como referencia a lo que se han llamado mitos, las mentiras y falsas creencias que
hoy para hacerlo no tan fuerte son como leyendas urbanas…y una de ellas no se nombra en las
conversaciones y allí en los escasos espacios donde cuando no hay "bombeo y auto bombeos", la cual
tiene que ver con la creada parecer de un lado cuando uno piensa que detrás de caída de la producción, el
más largo tiempo de caída de la producción, en un país sin conflicto bélico, se encuentran otros factores
además de un mal manejo económico de esa industria, lo cual, no es monopolio de estos 20 años son que
trae un back leg de más o menos 50 años.

Así caía la ideología “petrolera” impuesta por J.P. Perez Alfonzo terminaría como el socialismo petrolero,
Perez Alfonso dejo un legado perverso, no producir por razones fiscales -mayor renta fiscal petrolera- y
menor produccion y caída el efecto multiplicador del PIB petrolero que cae en la medida que el precio del
petroleo subía. Expliquemos algunos detalles. La industria ha impuesto sus ventures la Política y la
política benevolente que conserva el petróleo en el subsuelo para que los precios subieran y disminuir la
inversión para que el ingreso fiscal petrolero creciera y no cayera con relación al crecimiento económico.
Esa regla política y no económica se ha mantenido en lo que ha sido un suicidio cometido por toda la
clase política de ayer y hoy, así llego la OPEP, la nacionalización, la Apertura fue un by pass fiscal con la
historia falsa que con el empuje en inversión y producción en los petróleos extrapesado el fisco tendría
mayores ingresos. En esos dos decíamos que el supuesto era falso porque sus economias no existían. Así
ocurrió.

Pese al colapso y hacia el futuro, las cosas lucen esta vez más sencillas, solo se podrá hacer, por las
buenas o las malas, lo que se pueda hacer, las opciones son escasas, y en términos de costo beneficio, las
opciones que convergerán en una en esta oportunidad no estará directamente en nuestro dominio. En otras
palabras, para recuperar la industria se requieren considerables recursos financieros, los cuales el Estado
ni PDVSA lo poseen, muere otro de los mitos, recuperar es un esfuerzo que pudiera convertirse en un
misallocation de fondos y mala inversión, afortunadamente el Estado no posee fondos, y curiosamente
esos fondos podrían producirse en los campos, pero el peso del Estado como propietarios y productor no
dejara que un dime salga del subsuelo.

Resta eliminarle monopolito estatal y subastar el petroleo -si se dispone- para que inversionistas
extranjeros los exploten ceteris paribus, con costos en los niveles de los petróleos no convencionales en el
mercado internacional, el espacio para el Estado es prácticamente ninguno, en otras palabras los
inversionistas pedirán incentivos fiscales -ninguna renta para la política- y el bien se iría potencialmente
al mercado internacional y un pais empobrecido no podrá pagar el combustible a precios internacionales,
el enclave que nos trajo el socialismo.

No sabemos si nuestro petróleo encuentra el camino a los mercados, las condiciones de hace 100 años o
inclusive las de hace 45 años no son las mismas, hay otros o más players del lado de la oferta que ayer,
del lado de la oferta ha habido cambios muy importantes, tecnología, modelos de negocios, colapsos
como el nuestro y el de Indonesia hace unas pocas décadas….tiene hoy un mayor impacto marginal en los
precios que ayer, particularmente en USA, donde parece que en esas condiciones hay como arroz picado,
y la perspectiva mundial, según lo acota Rystad es halagadora. El colapso venezolano no ha sido
realmente es un golpe fuerte a la oferta de petroleo -y con ello al precio- el impacto marginal es bajo,
calidad de crudos en recursos, descapitalización humana, deterior de la infraestructura, una enorme deuda
que pesa sobre el petróleo una tonelada, tanto que es una de las cargas que atentan contra eso que llaman
recuperación.

Por el lado de la demanda el juego ya no es como en los sesenta y setenta, la energía ya tiene muchos
nombres y la competencia entre ellas está dándole a la demanda otra cara…Ya no se habla del pico de la
oferta, lo cual se descubre con la realidad que era una falsa historia, similar a aquella de los límites de
crecimiento del Consejo de Roma, aquellos sabios malthusianos que decían que muchas cosas se
acabarían, Simon en su Ultimate Resource explica muchas cosas económicamente hablando -costo
beneficio- desde el ángulo económico, que finalmente asume el rol de predecir la demanda.

El impacto de la política sobre los precios del petroleo ha reducido su impacto marginal, lo que junto al
impacto tecnológico en la oferta muestran un escenario en lustros muy distinto. Ante ese escenario se
enfrenta Venezuela, con un Estado Fallido que de trozo el capital de pais confiable y llevo al nivel de
escasa competitividad de los petróleos que acá se producen, un pais con mala conducta y un Estado
Fallido no parecieran ser muy como atractivos. El conocido Survey sobre el petróleo y el mercado que
hace anualmente Fraser Instituto, coloca a Venezuela desde 2009 como el pais menos indicado para
muchos inversionistas. El IEA en un interesante trabajo encuentra que en el camino las dificultades son
tan serias que matemáticamente podría tardarse hasta 40 años para producir petroleo para los mercados
internacionales en volúmenes que se tenían en 2018.

El colapso petrolero, es en primer lugar el colapso del Estado como dueno y productor, y eso no es mala
noticia, pero la inercia estatista venezolana difícil de roer, piensa a lo ciego que no ha pasado nada, sale el
chavismo entran ellos y voila, todo será como antes. El paso de la política, la corrupción, el uso del
petroleo para lavar capitales del narcotráfico, las grandes oleadas migratorias, y el estado de
descapitalización de la industria petrolera como un todo, tiene un enorme peso para volver, el trabajo en
esos frentes es endemoniado y el capital cultural que el venezolano tiene no pareciera comprender las
news y las señales que dan precios y costos, precios como factor de ingreso y costos como factor de
oferta.

Alguien tendrá que auditar -como las empresas de seguros- los costos ocultos, y estos sabemos son
físicos, además de los políticos y económicos. Como se puede observar, el espacio es estrecho para que
todos los que ayer estaban quepan hoy, me explico Estado, socios, inversionistas, deuda, destrucción de la
infraestructura, todo apunta que el único camino aparentemente posible, bajo la contabilidad de costos de
esas restricciones que es el mirar hacia el enclave, y esto pareciera estar en la cultura del venezolano que
durante muchas décadas le dijeron que el petroleo era de ellos, lo cual era y es falso.

El rentismo se restriega contra el piso como los reptiles, no se da por derrotado, y ha vendido fantasías
estos años, las cuales han crecido en la medida que se “acerca” el momento en que el chavismo
desaparezca del mapa político, al menos por ahora. Todos inclusive gente muy seria y en cetros
académicos importantes está contando con el petroleo para recuperar toda la economía, pareciera no haber
modelado el impacto petrolero por varias décadas, digamos en los últimos 50 años, para ponerlo en un
número en mis estimaciones econométricas el impacto del petroleo en el crecimiento económico es
negativo, es decir, eso de motor o máquina del crecimiento es una mentira piadosa mencionada por gente
que no lo ha calibrado, o es un deseo, o simplemente una vieja leyenda urbana, otro mito…

Eso ha llevado a que políticos hacinados en la AN hoy repitan, como hizo el Diputado Guerra la semana
pasada que no está de acuerdo con privatizar el petroleo, la gente que no conoce, incluyendo a esos
políticos, y muchos otros sin darse cuenta dicen “PDVSA no se privatizara”, pero estan equivocados,
PDVSA es una empresa colapsada por varias razones y de ellas un colosal descarado máquina de lavar
capitales (ex embajador en Venezuela Brownsfield lo dice a cada rato con un estudio debajo el brazo
donde se recaba la información de lavado de dinero)..Con ese estigma lo que mejor se puede hacer es
cerrarla y privatizar la infraestructura, y acá muchos se comen otro conundrum. Que sirve y para qué y
que no sirve y que se hace son eso. De manera que al final muchos se quedaran con los crespos hechos si
el mercado internacional no se interesa en Venezuela.

Que se tendría que hacer, diseñar rápidamente un rule of law petrolero, es decir, escribir reglas que
protejan derechos de propiedad, que se repiten los contratos y ello lleva por derogar la ley empresas
mixtas, y algo aún más importante, desconstitucionalizar el petroleo y en general todo el subsuelo y suelo
cargados de cualquier recurso, comenzado por la tierra que siembra. En este campo que hay que actualizar
velozmente y sin retardos por via legislativa, las resistencias serán fuertes, aun domina una especie de
inercia que les dice que con ellos en el mando las cosas serán distintas.

Un problema serio lo constituye el volumen de fondos requeridos para asegurar una produccion continua,
nuestra estimación en unos 38 mil millones de dolares al inicio – en unos tres años para producir 100.000
según barriles por día, no se tienen, ni se tendrán, el peso de la deuda es inmenso, el flujo de caja de una
industria produciendo por debajo del millón de barriles aun no paga el servicio de su deuda....antes de
cualquier cosa se paga a si misma para seguir produciendo, sin embargo este años, la caída nos pondrá en
una produccion de 700 mil barriles...son las expectativas del mercado...Y eso hay que hacerlo ya, pero acá
habrá resistencias políticas, dado el resabio inercial que ha configurado la clase política durante 75 años,
vivir del petroleo, sus resistencias son rentistas; el credo oficial de los Diputados en la AN pareciera ser
el mismo de siempre, la historia no pasa por sus predios y ellos junto con los recuperadores con sus
experimentos de ingeniería social, la caja negra de ideas, soluciones y resultados han vuelto por el
camino, creo que muchos se llevaran sus sorpresas…

Quizás sea más conveniente por ahora asegurar que el petroleo que se produce vaya a las necesidades
energéticas venezolanas y no al fisco como lo están pensando los recuperadores de oficio, los rentistas de
oficio, y algunos empujados por su propias ansias de coronar sus viejas ambiciones.…En ese orden de
solo se podrá hacer lo que se pueda y no lo que se quiera, significa no abrir la industria petrolera, está
abierta pero mal abierta, se trata simplemente de privatizar contratos y para ello un arduo trabajo que
podría comenzar con una Gran Subasta internacional.

El paso hacia el enclave, quizás no podemos aspirar a otra cosa más que eso. En otras palabras, todos los
que cambian ayer en el espacio petrolero no caben hoy sobran los políticos, falta capital humano, pero
eventuales inversionistas podrán traerlo, dependerá de necesidades microeconómica. Así tendríamos un
rule of law y una Gran Subasta Petrolera…dos tremendas señales, que el mercado puede maniobrar desde
luego concluyendo que lo que se espera es que el petroleo extrapesado abundante tenga capacidad
competitiva, y los que son menos pesados que hay menos, tenga ídem, y esta vez el Estado y el Fisco
sobrarían, tendrían impuestos, pero estos estarían en niveles que no afectarían la delicada posición
competitiva en los mercados.

Bájense la nube los que piensan y prometen fondos, si no se hicieron cuando éramos competitivos, no se
tendrán en las condiciones actuales, y esos actuales creo es una década de intensas inversiones donde el
fisco el gobierno recibirá sus impuestos acordados, y más nada. Y si estan pensado como realmente lo
estan decenas de diputados en la AN entonces la película es otra, asolo se podrá hacer lo que se pueda
hacer, ¡¡¡no lo que se quiera!!!

AlexGuerreroE

i
El primero la monopolización después de la reversión y creación del monopolio Estatal (1975), la segunda la Ley
de Empresas Mixtas (2005-2007) y la tercera la ley de actividades Conexos (2008)