You are on page 1of 14

Sociedad Mexicana de Ingeniería Estructural

SOBRERRESISTENCIA DEL MATERIAL DE PERFILES IR DE ACERO A992 CON FINES DE


DISEÑO

Edgar Tapia Hernández1 y Gilberto Rangel Torres2

RESUMEN

En este artículo se discuten los resultados de un estudio estadístico sobre la sobrerresistencia del material en
perfiles de acero a partir de esfuerzos obtenidos en pruebas experimentales. El estudio centra su atención en las
pruebas de 273 probetas extraídas de almas y patines de perfiles IR fabricados en México, sometidos a esfuerzos
en tensión a temperatura ambiente. El estudio, que se basa en especímenes que cumplen la norma ASTM
E8/E8M-13 (2013), pretenden establecer la magnitud de la sobrerresistencia del material aplicable para los
casos y condiciones del mercado mexicano. Esta investigación pretende contribuir a la toma de decisiones
conservadores por parte del diseñador de estructuras de acero en México.

ABSTRACT

This paper discusses the results of a statistical study about the material overstrength of steel sections based on
experimental tests. The study focuses on the tests of 273 samples of web and flanges plates of W-beam sections
manufactured in Mexico, which were tested under tension stresses at room temperature. Specimens account the
test methods proposed at the ASTM E8/E8M-13 Standards (2013). Based on the results, a proposal to estimate
the material overstrength was developed for the cases and conditions available at Mexican market. This research
pretends to promote conservative decisions by the designers of steel structures in Mexico.

INTRODUCCIÓN

Los esfuerzos del acero en tensión y en la ruptura en la etapa de diseño tienen una influencia trascendente en la
respuesta global de las estructuras de acero. Por esta razón, algunas investigaciones (FEMA 355A 2000;
Bruneau et al. 2011; García y Tapia 2015) han dedicado esfuerzos a establecer la magnitud real de los esfuerzos
de perfiles de acero como una función de los esfuerzos teóricos del material. De hecho, algunas investigaciones
(Engelhardt y Husain 1993; Tapia y Tena 2014) han demostrado diferencias significativas en la respuesta global
de edificios cuando se considera el esfuerzo de fluencia teórico contra los modelos analizados con el esfuerzo
real mediante un factor de incremento de la capacidad denominado sobrerresistencia del material.

En pruebas experimentales, la determinación de los esfuerzos de los perfiles de acero depende de las
condiciones físicas en las que se efectúan las pruebas para la determinación de las propiedades mecánicas. Por
ejemplo, las condiciones de apoyo, temperatura y velocidad de la prueba, así como la composición química y
el proceso termo-mecánico del acero (FEMA 355A, 2000).

En particular, las pruebas mecánicas en tensión proveen información sobre la resistencia y la ductilidad de los
materiales sometidos a esfuerzos uniaxiales y pretenden contribuir a mejorar las aleaciones existentes, sirven
como control de calidad y en circunstancias muy específicas sirven con fines de diseño (ASTM E8/E8M 2013).

1
Profesor – investigador, Universidad Autónoma del Estado de México. Posgrado en Ingeniería. Ciudad
Universitaria, Estado de México; etapiah@uaemex.mx; etapiah@hotmail.com
2
Técnico Académico – Investigador, Universidad Autónoma Metropolitana - Azcapotzalco. Ciudad de
México; gtr@azc.uam.mx

1
XXI Congreso Nacional de Ingeniería Estructural Campeche, Campeche. 2018

De hecho, en México esos certificados de calidad, usualmente, son un requisito para la aceptación de los
embarques de acero laminado con fines estructurales.

Las empresas fabricantes de acero efectúan pruebas experimentales para obtener los certificados por lotes de
material que pretenden proveer confianza sobre la calidad de la colada completa y comprobar que el lote cumple
con las especificaciones normativas. Sin embargo, algunos estudios (FEMA 355A 2000; Bruneau et al. 2011)
han demostrado que existen fluctuaciones importantes en las propiedades de aceros producidos en la misma
colada y a la misma temperatura. Por esta razón, considerar el esfuerzo reportado en un certificado de calidad
en el proceso de análisis y diseño podría no ser una decisión conservadora, puesto que no asegura que el resto
del lote mantenga la capacidad supuesta.

Usualmente, las pruebas para determinar las propiedades mecánicas se realizan en probetas extraídas del alma
de los perfiles IR, debido a que es complicado obtener especímenes de ensaye con espesor constante de los
patines (FEMA 355A-2000). Sin embargo, en perfiles laminados, la determinación de las propiedades en
probetas de patines es una mejor referencia de la capacidad, puesto que el patín es la componente principal en
la resistencia a flexión.

En el diseño sísmico, el esfuerzo de fluencia real es tan importante como el esfuerzo de fluencia teórico. Por
esta razón, los reglamentos especializados (por ejemplo, AISC 341-16; NTC-DCEA-17) incluyen una
referencia de la sobrerresistencia del material obtenida en forma estadística; esto es, una medida estadística
entre el esfuerzo real medido en campo y el esfuerzo teórico disponible en la literatura.

Tabla 1. Magnitudes de Ry y Ru (adaptada de las NTC-DCEA-17)


Tipo de acero Ry Ru
Perfiles laminados y barras
NMX B-254 (ASTM A36) 1.5 1.2
(ASTM A1043 Gr. 36) 1.3 1.1
NMX B-284 Gr. 345, 380 (ASTM A572 Gr. 50, 55)
(ASTM A913 Gr. 50, 60, 65)
1.1 1.1
(ASTM A588)
(ASTM A992)
(ASTM A1043 Gr. 50) 1.2 1.1
NMX B-099 Gr. 345 (ASTM A529 Gr. 50) 1.2 1.2
NMX B-099 Gr. 380 (ASTM A529 Gr. 55) 1.1 1.2
Perfiles huecos (HSS)
NMX B-199 (ASTM A500 Gr. B, C)
NMX B-200 (ASTM A501) 1.4 1.3
(ASTM 1085)
Tubos
NMX B-177 (ASTM A53) 1.6 1.2
Placas
NMX B-254 (ASTM A36) 1.3 1.2
(ASTM A1043 Gr. 36) 1.3 1.1
NMX B-248 Gr. 380 (A1011 Gr. 55) 1.1 1.1
NMX B-284 Gr. 290 (ASTM A572 Gr. 42) 1.3 1.0
NMX B-284 Gr. 345, 380
(ASTM A572 Gr. 50, 55) 1.1 1.2
(ASTM A588)
(ASTM 1043 Gr. 50) 1.2 1.1
Acero de refuerzo
NMX B-506, C-407 (ASTM A615)
1.25 1.25
NMX B-457 (ASTM A706)

2
Sociedad Mexicana de Ingeniería Estructural

La proporción entre el esfuerzo de fluencia real y el esfuerzo de fluencia teórico se define por el parámetro Ry
en las Normas Técnicas Complementarias para Estructuras de Acero (NTC-DCEA-17). Entonces, Ry es un
factor que tiene en cuenta que la resistencia de fluencia de los perfiles reales suele ser mayor que la mínima
especificada en la literatura. La magnitud de Ry depende del tipo de acero y se define con base en la tabla 1, que
está basada en el manual AISC 360-16 (2016) de los Estados Unidos.

Al respecto, se han realizado varios estudios sobre las capacidades de los aceros estructurales en Estados Unidos
(e.g. NIST 2005); sin embargo, la información disponible es limitada. En la tabla 2 se muestran algunos
resultados de pruebas experimentales de aceros disponibles en Estados Unidos. La tabla muestra el promedio
de los resultados obtenidos en cada uno de los ensayes comparados. Popov y Stephen (1972) ensayaron probetas
de patines y almas de perfiles W18x50 y W24x76 de acero ASTM A36 que formaban parte de cinco pruebas
experimentales de conexiones sometidas a carga cíclicas. Ellingwood et al. (1980) reunieron los resultados
experimentales de un conjunto de ocho investigaciones para establecer la probabilidad de falla de varios
sistemas estructurales. Engelhardt y Husain (1993) realizaron pruebas a ocho conexiones soldadas donde
identificaron la influencia de la sobrerresistencia del material en la capacidad de colapso. Finalmente, en el
FEMA 355 (2000) realizaron un estudio sobre la proporción del esfuerzo de fluencia del alma y el patín con
base en 18 vigas IR que provenían de cuatro coladas.

Tabla 2. Resultados de esfuerzos de investigaciones previas


Sobrerresistencia en el Sobrerresistencia en el
Investigación Tipo de acero esfuerzo de fluencia esfuerzo último
Patín Alma Patín Alma
Popov y Stephen (1972) ASTM A36 1.125 1.267 1.130 1.159
Ellingwood et al. (1980) ASTM A36 1.050 1.100 1.100
Engelhardt y Husain (1993) ASTM A36 No disponible 1.216
FEMA 355 (2000) ASTM A913 1.044 1.050 No disponible
NIST (2005) ASTM A36 1.100 1.164 1.055 No disp.
ASIC 341-10 (2010) ASTM A992 1.100 1.100

Algunos autores (Bruneau et al. 2011) afirman que el esfuerzo de fluencia real que tienen los perfiles de acero
ha ido progresivamente aumentando con la mejora de la tecnología de fabricación. Sin embargo, con base en
los resultados no se nota una tendencia clara (tabla 2). Tal vez por esto la resistencia teórica de los tipos de
acero no se modificado con el paso de los años. En cambio, se nota que, en perfiles laminados ensayados en
Estados Unidos, el esfuerzo que soporta el acero del alma siempre ha sido un poco mayor al que soporta el
material del patín.

Con este panorama y reconociendo que las magnitudes disponibles de la sobrerresistencia del material están
basadas en ensayes realizados para los casos y condiciones de aceros disponibles en el extranjero y que no
deben ser equivalentes para el mercado mexicano, en este documento se discuten los resultados de un conjunto
de ensayes realizados a probetas de acero ASTM A992 Gr. 50 (ASTM A992 2006), equivalente al acero ASTM
A572 Gr. 50 extraídas de patines de perfiles IR fabricadas en México.

El estudio pretende evaluar la sobrerresistencia del material en el esfuerzo de fluencia Fy, el esfuerzo
relacionado con una deformación unitaria del 0.20% F0.20 y el esfuerzo último FU. Además, se evalúa la
influencia de las características físicas los perfiles laminados IR (peralte, espesor de las placas y peso del perfil)
en las propiedades mecánicas. El acero A992 es el más comúnmente usado en perfiles laminados en Estados
Unidos (Guanyu et al. 2009) y cada vez tiene una mayor influencia en el mercado mexicano.

3
XXI Congreso Nacional de Ingeniería Estructural Campeche, Campeche. 2018

PROCEDIMIENTO DE ENSAYE

Se efectuaron pruebas experimentales en la Máquina Universal (Satec System, Inc.) con capacidad de 181.4
toneladas (400 kilolibras), donde se verificó su calibración conforme a la norma ASTM E4 (2016) y ASTM
E83 (2016) sobre estándares de verificación de máquinas de ensayes y prácticas de verificación y clasificación
de extensómetros. En cada prueba experimental de las probetas en tensión se midió la carga axial y la elongación
mediante dos transductores de deformación (uno de ellos como respaldo) con una sensibilidad de 0.002
pulgadas.

Las probetas se extrajeron de los patines de perfiles laminados IR de distintos tamaños desde una sección IR
152 mm x 13.4 kg/m (W 6"x 9 lb/pie) hasta un perfil IR 610 mm x 113.2 kg/m (W 24"x76 lb/pie). En total, se
ensayaron 119 probetas extraídas de almas y 154 probetas extraídas de patines de perfiles IR de diferentes
coladas de fabricación nacional. Las probetas se cortaron y esmerilaron considerando las disposiciones de la
Norma ASTM E8/E8M-13 (2013) sobre los métodos estándar para el ensaye en tensión de materiales metálicos.
En la figura 1 se muestran las características estipuladas en la norma.
40

50

100 270 100


500
a) Dimensiones de la norma ASTM E8/M8-13 b) Posición de la extracción de las probetas
Figura 1. Probetas de perfiles de acero laminados en México

Los ensayes se realizaron a temperatura ambiente siguiendo el método C de la Norma ASTM E8/M8-13 (2013),
donde se controla la velocidad del cabezal a 0.015 ± 0.003 mm/mm/min. Los esfuerzos axiales se determinaron
como la división entre la carga de fluencia y carga última dividida entre el área transversal medida
cuidadosamente con un vernier previo a la prueba. En la figura 2 se muestran algunas probetas montadas previas
a la prueba experimental.

Figura 2. Vista de probetas montadas preparadas para el ensaye

4
Sociedad Mexicana de Ingeniería Estructural

En el procedimiento de ensaye, después de que la probeta fue medida y etiquetada, se alineó siguiendo las
recomendaciones de la norma ASTM E1012 (2014) para asegurar que la homogeneidad de las pruebas y que la
aplicación de la carga transmita únicamente demandas axiales. En la figura 3 se muestran vistas de las probetas
clasificadas y después de la prueba experimental.

c) Vista de las probetas clasificadas d) Vista de algunas probetas ensayadas


Figura 3. Procedimiento de ensaye de las probetas

ANÁLISIS DE RESULTADOS

Los resultados se discuten en términos de la sobrerresistencia del material como una proporción de los esfuerzos
teóricos. Así, la sobrerresistencia del material en la fluencia, en el 0.02% de la deformación unitaria y en el
esfuerzo último quedan definidas conforme a las ecuaciones 1, 2 y 3, respectivamente. Aquí, el esfuerzo de
fluencia teórico se consideró igual a Fy Teórico = 3,515 kg/cm2; mientras que el esfuerzo último teórico se
consideró Fu Teórico = 4,570 kg/cm2 para el acero ASTM A992 Gr. 50.
𝐹𝑦
𝑅𝑦 = (1)
𝐹𝑦 𝑇𝑒ó𝑟𝑖𝑐𝑜

𝐹0.02
𝑅0.02 = (2)
𝐹𝑦 𝑇𝑒ó𝑟𝑖𝑐𝑜

𝐹𝑢
𝑅𝑢 = (3)
𝐹𝑢 𝑇𝑒ó𝑟𝑖𝑐𝑜

La definición del esfuerzo de fluencia Fy, el esfuerzo en el 0.02 por ciento de la deformación unitaria F0.02 y el
esfuerzo último Fu se muestran en una curva típica esfuerzo contra deformación en la figura 4, con el propósito
de dar sustento a los resultados de las pruebas experimentales que se discuten a continuación.

En la figura 5 se muestran los resultados obtenidos en las pruebas experimentales en función de la cantidad de
veces que se obtiene una magnitud de la sobrerresistencia del material definida por intervalos. La tendencia de
los resultados señala que la magnitud de las capacidades en las pruebas experimentales supera la magnitud
teórica (tal que se cumple que Ry>1.0; R0.02>1.0; Ru>1.0).

5
XXI Congreso Nacional de Ingeniería Estructural Campeche, Campeche. 2018

5,000 Fu

Esfuerzo (kg/cm2)
Fy F0.02 Fr
4,000

3,000

2,000

1,000
ey er
0
0.00 0.02 0.04 0.06 0.08 0.10 0.12 0.14
Deformación unitaria (mm/mm)
Figura 4. Definición de las variables en una curva esfuerzo - deformación

Además, se nota que existen variaciones entre la magnitud reportada en la fluencia del material Ry y el esfuerzo
en el 0.02% de la deformación unitaria R0.02, pese a que evalúan el comportamiento del esfuerzo en puntos
bastante similares en la curva esfuerzo – deformación como se muestra en la figura 5. De hecho, los resultados
de los esfuerzos relacionados con el 0.02% son ligeramente menores a los reportados en el máximo esfuerzo de
fluencia.

Entonces, las propiedades del acero varían ligeramente en función de la placa de extracción del espécimen
(patín o alma). En general, se espera que la capacidad del acero del alma sea un poco mayor que la que
desarrollan los patines debido a que el alma tiene un proceso de enfriamiento más favorable, lo que resulta en
una diferencia en la micro-estructura del acero.

Beedle y Tall (1959) ensayaron perfiles IR donde encontraron que la resistencia de la placa del alma es entre el
4% y 7% más grande que la reportada por la placa del patín. En la actualidad, la producción de perfiles de acero
vigila constantemente que el proceso de fabricación y enfriamiento sea uniforme. Quizá por esta razón, la
resistencia entre los esfuerzos de las probetas extraídas del alma con respecto a las extraídas de patines es apenas
el 1.0% si se compara la magnitud promedio.

Con esta información se efectuó un estudio estadístico, donde la media  y la medida de dispersión (desviación
estándar ) de los intervalos se calcularon con las ecuaciones 4 y 5.

∑𝑛
𝑖=1 𝑅
µ= (4)
𝑛

∑𝑛
𝑖=1(𝑥𝑖 −𝑥̅ )
2
𝜎2 = (5)
𝑛−1

Con base en la literatura especializada (Ang y Tang 2007), el coeficiente de variación CV se determina mediante
la ecuación 6. Los coeficientes de variación obtenidos en este estudio se muestran en la tabla 3 en función del
esfuerzo y la placa de extracción (patín o alma). De manera que los coeficientes para los casos estudiados
resultaron ser igual a CVRy= 0.083; CVR0.02= 0.085 y CVRu= 0.065.
µ
𝐶𝑉 = (6)
𝜎

Tabla 3. Coeficiente de variación en función de la placa de extracción


Placa de extracción Ry R0.02 Ru
Almas 0.083 0.085 0.065
Patines 0.087 0.086 0.069

6
Sociedad Mexicana de Ingeniería Estructural

15
Almas
Patines
10

Cantidad
5

0
0.98
1.00
1.02
1.04
1.06
1.08
1.10
1.12
1.14
1.16
1.18
1.20
1.22
1.24
1.26
1.28
1.30
1.32
1.34
1.36
1.38
1.40
Ry
a) Proporción en el esfuerzo de fluencia
15
Almas
Patines
10
Cantidad

0
0.97
0.99
1.01
1.03
1.05
1.07
1.09
1.11
1.13
1.15
1.17
1.19
1.21
1.23
1.25
1.27
1.29
1.31
1.33
R0.02
b) Proporción en el esfuerzo al 0.02 de la deformación unitaria
20
Almas
15 Patines
Cantidad

10

0
0.94
0.96
0.98
1.00
1.02
1.04
1.06
1.08
1.10
1.12
1.14
1.16
1.18
1.20
1.22
1.24
1.26
1.28

Ru
c) Proporción en el esfuerzo máximo
Figura 5. Intervalos de ocurrencia

Ahora, considerando una distribución log-normal se calcularon los parámetros  y  mediante las ecuaciones 7
y 8, que permiten obtener las curvas de densidad de probabilidad que se muestran en la figura 6 en función de
la placa de extracción (patín o alma). En las curvas se ha incluido para cada conjunto de datos la media  como
una referencia de la magnitud de la sobrerresistencia calculada.

𝜉 = √𝐿𝑛(1 + 𝐶𝑉 2 ) (7)

𝜆 = 𝐿𝑛(1) − 𝜉 2 ⁄2 (8)

7
XXI Congreso Nacional de Ingeniería Estructural Campeche, Campeche. 2018

0.12
Patines

Probabilidad de
Almas

ocurrencia
0.08 NTCA-17
= 1.14
0.04

0.00
0.9 1.0 1.1 1.2 1.3 1.4
Sobrerresistencia Ry
a) Proporción en el esfuerzo de fluencia
0.12
Patines
Probabilidad de

Almas
ocurrencia

0.08
NTCA-17
= 1.12
0.04

0.00
0.9 1.0 1.1 1.2 1.3 1.4
Sobrerresistencia R0.02
b) Proporción en el esfuerzo al 0.02 de la deformación unitaria
0.15
Patines
Probabilidad de

Almas
ocurrencia

0.10 NTCA-17
= 1.07
0.05

0.00
0.9 1.0 1.1 Sobrerresistencia
1.2 Ru 1.3
c) Proporción en el esfuerzo último
Figura 6. Curvas de densidad de probabilidad

Conforme a las NTCA-17 (2017), el factor de sobrerresistencia del material en la fluencia y en la ruptura es
igual a Ry= Ru= 1.10 para perfiles estructurales laminados con acero ASTM 992 Gr. 50 (tabla 1). Con base a los
resultados de este estudio, las magnitudes propuestas parecerían una representación aceptable de las condiciones
de los perfiles de acero que pueden encontrarse en México si se consideran únicamente las magnitudes medias
iguales a Ry= 1.14 y Ru= 1.07 (figura 5).

Esta observación concuerda parcialmente con estudios estadísticos similares efectuados en México y Estados
Unidos. Por ejemplo, Bartlett et al. (2003) estudiaron las propiedades mecánicas del acero ASTM A992 Gr. 50
mediante 207 certificados, donde concluyeron que la recomendación del manual AISC 341-10 (2010) es una
buena representación de la capacidad del acero (Ry= Ru= 1.10). En contraparte, Tapia et al. (2016) con base en
850 certificados de calidad de acero ASTM A572 Gr. 50 (que es equivalente al ASTM A992 Gr. 50) y aplicando
un nivel de confianza del 98% establecieron magnitudes medias iguales a Ry= Ru= 1.17.

Con el propósito de evaluar la conveniencia de las magnitudes obtenidas en esta investigación, se calcularon
los índices de confiabilidad, que asignan la probabilidad de que la magnitud del factor por sobrerresistencia sea
igual a una cierta magnitud a partir de los resultados de los ensayes. Un índice de confiabilidad igual a uno
representa el caso en el que la propuesta de estimación del factor contiene los datos obtenidos en el estudio

8
Sociedad Mexicana de Ingeniería Estructural

experimental. Mientras que el caso de un índice de confiabilidad igual a cero representa una propuesta de
estimación donde todos los datos del estudio superaron esa magnitud.

El índice de probabilidad calculado se muestra en la figura 7 en función de la placa de extracción (alma o patín)
y se incluyó la recomendación de las NTCA-17 (Ry= Ru= 1.10) y la media estadística de los resultados obtenidos.
Asimismo, se incluye la proporción de una media más una desviación estándar ( + ) con el propósito de
realizar una propuesta conservadora. Además, la magnitud del índice de probabilidad de ocurrencia de la media
μ, la media más una desviación estándar μ+ y los límites normativos se muestran en la tabla 4 en función del
tipo de placa de extracción.

1.0
índice de probabilidad

0.8

0.6
Patines
0.4 Almas
NTCA-17
0.2 = 1.13
+= 1.22
0.0
0.9 1.0 1.1 1.2 1.3 1.4
Sobrerresistencia Ry
a) Proporción en el esfuerzo de fluencia
1.00
índice de probabilidad

0.80
Patines
0.60
Almas
0.40 NTCA-17
= 1.12
0.20 += 1.20

0.00
0.9 1.0 1.1 1.2 1.3 1.4
R0.02
b) Proporción en el esfuerzo al 0.02 de la deformación unitaria
1.00
índice de probabilidad

0.80
Patines
Almas
0.60
NTCA-17
= 1.07
0.40 += 1.13

0.20

0.00
0.90 1.00 1.10 1.20 1.30 1.40
Ru
c) Sobrerresistencia en el esfuerzo último
Figura 7. Índice de confiabilidad de los esfuerzos obtenidos

9
XXI Congreso Nacional de Ingeniería Estructural Campeche, Campeche. 2018

El factor de sobrerresistencia en la fluencia normativo Ry (AISC 341-16; NTCA-17) tiene un índice de


confiabilidad igual a 0.34 si se consideran todos los resultados de probetas extraídas de almas y patines, por lo
que existe la probabilidad mayor al 60% de que una probeta desarrolle una capacidad mayor al esfuerzo de
fluencia Fy. La tendencia es muy parecida cuando se consideran los resultados del esfuerzo de fluencia en el
0.02% de la deformación unitaria independientemente de la placa de donde se haya extraído la probeta (alma o
patín).

Por otra parte, la propuesta normativa para estimar el esfuerzo máximo igual a Ru= 1.10 está relacionado con
un índice de confiabilidad de 0.68 y 0.71 para probetas extraídas de almas y patines, respectivamente (tabla 2).
Otros estudios (Tapia et al. 2016) que están basados en certificados de calidad disponibles en México,
recomiendan una magnitud igual a Ru= 1.12.

Tabla 4. Probabilidad de ocurrencia según las pruebas experimentales


Índice de probabilidad
Sobrerresistencia
Probetas extraídas de alma Probetas extraídas de patín
del material
NTCA-17  + NTCA-17  +
0.49 0.82 0.55 0.83
RY 0.31 0.37
(= 1.14) (+= 1.23) (= 1.13) (+= 1.22)
0.48 0.80 0.51 0.82
R0.20 0.36 0.39
(= 1.12) (+= 1.21) (= 1.12) (+= 1.21)
0.46 0.85 0.46 0.89
Ru 0.68 0.71
(= 1.07) (+= 1.14) (= 1.07) (+= 1.13)

Este resultado implica que aplicando la filosofía del diseño por capacidad, donde se pretende considerar la
resistencia máxima esperada, las demandas obtenidas siguiendo la recomendación de las NTCA-17 (tabla 1)
podrían ser menores a la máxima capacidad que pueden desarrollar las secciones con base en las condiciones
del mercado mexicano.

Este escenario es desfavorable, porque podría ser que, en la formación del mecanismo de colapso, los elementos
que representan la primera línea de defensa desarrollen una mayor capacidad y esto podría ocasionar la
formación de mecanismos indeseables. Sin embargo, la cantidad de ensayes disponibles en este estudio aún es
limitado (273 probetas) y, pese a que se involucraron una gran cantidad de coladas, los resultados son aplicables
a los casos estudiados y deben considerarse con las restricciones necesarias en casos de la práctica. En este
sentido, será necesario efectuar una cantidad más grande de ensayes para desarrollar una propuesta de
modificación del factor actual de sobrerresistencia del material normativo.

INFLUENCIA DE LAS CARACTERÍSTICAS FÍSICAS DEL PERFIL

En esta investigación se dedicaron esfuerzos para estimar la posible influencia de las características físicas de
los perfiles IR en las propiedades mecánicas de las placas en la sobrerresistencia del material en la fluencia Ry
y en el 0.02 por ciento de la deformación unitaria R0.02.

En el estudio se consideraron 154 probetas extraídas de patines y 119 probetas extraídas de almas de perfiles
IR de un amplio universo de tamaños. Las probetas se extrajeron de perfiles IR desde 13.4 kg/m (9 lb/pie) hasta
177.2 kg/m (79 lb/pie) en la figura 8a; los espesores de las placas desde 0.47 cm hasta 2.91 cm en la figura 8b
y peraltes desde 15.2 cm (6 plg) hasta 61.3 cm (24 plg) en la figura 8c.

Con base en los resultados, no se nota ninguna tendencia clara entre la sobrerresistencia que puede desarrollar
el material y el espesor de la placa de la probeta (figura 6a), el peralte del perfil IR (figura 6b) ni el tamaño del

10
Sociedad Mexicana de Ingeniería Estructural

perfil estimado mediante el peso de la sección (figura 6c). Igualmente, la tendencia entre la sobrerresistencia
del material en la fluencia Ry y la magnitud última Ru no tienen una interdependencia clara en relación al tipo
de placa de la extracción.

2.2 2.2
Almas Almas
Patines Patines
1.8 1.8

Espesor (cm)
Espesor (cm)

1.4 1.4

1.0 1.0

0.6 0.6
0.9 1.0 1.1 1.2 1.3 1.4 0.9 1.0 1.1 1.2 1.3 1.4
Sobrerresistencia Ry Sobrerresistencia Ru
a) Dependencia del peso de la sección transversal
70 70
Almas Almas
60 60
Patines Patines
Peralte (cm)

Perlate (cm)

50 50

40 40

30 30

20 20

10 10
0.9 1.0 1.1 1.2 1.3 1.4 0.9 1.0 1.1 1.2 1.3 1.4
Sobrerresistencia Ry Sobrerresistencia Ru
b) Dependencia del espesor de la placa
180 180
Almas Almas
Patines Patines
Perlate (cm)
Peso (kg/m)

120 120

60 60

0 0
0.9 1.0 1.1 1.2 1.3 1.4 0.9 1.0 1.1 1.2 1.3 1.4
Sobrerresistencia Ry Sobrerresistencia Ru
c) Dependencia del peralte de la sección transversal
Figura 8. Dependencia de las características físicas

11
XXI Congreso Nacional de Ingeniería Estructural Campeche, Campeche. 2018

CONCLUSIONES

En este artículo se discuten los resultados de un conjunto de pruebas experimentales realizados a 273 probetas
de acero ASTM A992 Gr. 50, que pretende evaluar la sobrerresistencia del material en: i) el esfuerzo de fluencia
Ry, ii) el esfuerzo en el 0.02 por ciento de la deformación unitaria R0.02 y iii) en el esfuerzo máximo Ru.
Igualmente, se evalúa la influencia de las características físicas los perfiles laminados IR en las propiedades
mecánicas. Esta investigación forma parte de un conjunto de esfuerzos que pretenden reducir los riesgos
sísmicos en estructuras de acero, donde se pretende establecer recomendaciones conservadoras para el diseño,
análisis, montaje y construcción de estructuras de acero en México.

Las probetas se extrajeron de los patines de perfiles laminados IR de distintos tamaños desde una sección IR
152mm x 13.4 kg/m (W 6"x9 lb/pie) hasta un perfil IR 610mm x 113.2 kg/m (W 24"x76lb/pie). Las principales
contribuciones de la investigación son las siguientes:

• Se demostró que las condiciones de los aceros disponibles en el mercado mexicano no son equivalentes
a las condiciones del material en Estados Unidos. Por esta razón, los factores que estiman la
sobrerresistencia del material disponibles en los reglamentos norteamericanos no son una representación
conservadora del acero disponible en México en algunos casos.

• Con base en una revisión detallada de estudios experimentales disponibles en la literatura, no se notó
una tendencia clara del aumento progresivo de la sobrerresistencia del material relacionado con la mejora
de la tecnología de fabricación con el paso de los años.

• Igualmente, no se identificó una diferencia significativa entre el acero de fluencia de las probetas
extraídas del alma y las probetas extraídas de patines de perfiles IR. La resistencia entre los esfuerzos de
las probetas extraídas del alma con respecto a las extraídas de patines es apenas el 1.0% si se compara
la magnitud promedio.

• Mediante un estudio estadístico, se estableció que la magnitud normativa del factor de sobrerresistencia
del material es una buena representación de la magnitud media de los resultados obtenidos en los ensayes
experimentales. Sin embargo, se hizo notar que cuando se aplica la filosofía del diseño por capacidad,
este resultado puede no ser conservador e implica que la capacidad de los elementos podría ser más
grande que lo estimado con una probabilidad de ocurrencia significativa; en ocasiones superior a 0.50.
Esto podría generar la formación de mecanismos de colapso indeseables. Se recomienda hacer más
ensayes antes de proponer una modificación a las magnitudes actuales del factor de sobrerresistencia del
material.

• No se logró establecer una relación clara entre las características físicas de los perfiles IR (tamaño, peso
lineal, peralte de la sección, espesor de las placas, etc.) y la sobrerresistencia del material.

Los resultados de esta investigación representan los esfuerzos por establecer factores de sobrerresistencia
conservadores de la sobrerresistencia que pueden desarrollar los perfiles de acero laminados, con base en los
casos y las condiciones del mercado mexicano. Sin embargo, la cantidad de ensayes aún es limitado (273
probetas) y, pese a que se involucraron una gran cantidad de coladas, los resultados son aplicables a los casos
estudiados y deben considerarse con las restricciones necesarias en casos de la práctica.

AGRADECIMIENTOS

Los autores agradecen el apoyo de la empresa Gerdau Corsa, S.A. en el desarrollo de esta investigación;
especialmente, a Gabriel A. Guerra y Lucas Da Rocha. Además, agradecen a los alumnos César Escutia, Nathaly
Gutiérrez, Carlos Hernández, Martha Lorenzo, Flor Sánchez, Patricia Huitrón y Edgar Miranda por su
participación en alguna de las etapas de esta investigación. Los ensayes de las probetas se realizaron en el
Laboratorio de Estructuras de la Universidad Autónoma Metropolitana – Azcapotzalco.

12
Sociedad Mexicana de Ingeniería Estructural

REFERENCIAS

AISC 341-16 (2016), “Seismic provisions for structural steel buildings”, American Institute of Steel
Construction, Chicago, IL, Estados Unidos.

Ang, A.H-S. y Tang, W. H. (2007), “Probability concepts in engineering planning and design”, 2nd. Ed,
Vol. I – Emphasis on civil and environmental engineering. John Wiley and Sons, New York.

ASTM E4-16 (2016), “Standard practices for force verification of testing machines”, Subcommittee
E28.01. American Standard Testing Material. West Conshohocken, PA. Estados Unidos.

ASTM E83-16 (2016), “Standard practice for verification and classification of extensometer Systems”,
American Standard Testing Material. West Conshohocken, PA. Estados Unidos.

ASTM E1012-14 (2014), “Standard practice for verification of testing frame and specimen alignment
under tensile and compressive axial force application”, American Standard Testing Material. West
Conshohocken, PA. Estados Unidos.

ASTM A992 (2006), “Active standard ASTM A992/A992M”, Standard Specification for Structural Steel
Shapes. American Standard Testing Material. West Conshohocken, PA. Estados Unidos.

ASTM E8/E8M-13 (2013), “Standard test methods for tension testing of metallic materials”, American
National Standard, ASTM.

Bartlett, F. M., Dexter, R. J., Graeser, M. D., Jelinek, J. J., Schmidt, B. J. y Galambos, T. V. (2003), “Updating
standard shape material properties database for design and reliability”, Engineering Journal American
Institute of Steel Construction, Vol. 40, No. 1, pp. 2-14.

Beedle, L.S. y Tall, L. (1959), “Basic column strength”, Proceedings, American Society of Civil Engineers
(ASCE), 86 (ST-7), Fritz Laboratory Reports, Paper 1507.

Bosco M. y Rossi P.P (2009), “Seismic behaviour of eccentrically braced frames”, Engineering Structures,
Vol. 31, pp. 664-674.

Bruneau M., Uang C.-M. y Sabelli R. (2011), “Ductile design of steel structures”, 2nd edition. Mc Graw Hill.

Engelhardt M.D. y Husain A.S. (1993), “Cyclic-loading performance of welded flange-bolted web
connections”, Journal of Structural Engineering, Vol. 119, No. 12. pp. 3537-3550.

FEMA-355A (2000), “State of the art report on base metals and fracture”, Federal Emergency Management
Agency, Program to reduce the earthquake hazards of Steel Moment-Frame Structures. September.

García S. y Tapia E. (2015), “Observaciones sobre las previsiones sísmicas para marcos de acero con
contraviento excéntrico”, Memorias, XIX Congreso Nacional de Ingeniería Estructural, Puerto Vallarta,
Jalisco. Noviembre

Guanyu H., Mohammed A.M., Jinwoo L. y Engelhardt M. (2009), “Elevated temperature properties of astm
a992 steel”, Structures Congress, American Society of Civil Engineers (ASCE), pp. 1067-1076.

NIST (2005) “Mechanical properties of structural steels”, NIST NCSTAR 1-3D, Federal Building and Fire
Safety Investigation of the World Trade Center Disaster. National Institute of Standards and Technology.

13
XXI Congreso Nacional de Ingeniería Estructural Campeche, Campeche. 2018

NTCA-17 (2017), “Normas técnicas complementarias para el diseño y construcción de estructuras de


acero”, En Gaceta Oficial de la Ciudad de México. No. 220Bis. Vigésima época. Gobierno de la Ciudad de
México. Diciembre.

Tapia E., García S. y Del Rincón A. (2016), “Estudio paramétrico del modelado inelástico de contravientos
de acero”, Revista de Ingeniería Sísmica, Vol. 94, pp. 49-74.

Tapia E. y Tena A. (2014), “Code-Oriented methodology for the seismic design for regular steel moment
resisting braced frames”. Earthquake Spectra Journal. Vol. 30. No. 4, pp. 1683-1709.

14