You are on page 1of 4

1.

Qué información utilizan los


bancos y los fondos buitres para
vender y reclamar las deudas.
1.1. Datos que constan en la venta de las
deudas.
Tal y como podréis comprobar personalmente, si vais al notario que elevó a
público la venta de vuestro crédito, los datos que figuran en el protocolo notarial de
la venta son muy escasos.

La venta se realiza básicamente con el nombre del deudor, su DNI, el número de


préstamo, la cuantía debida y poco mas. Además de la información que figura en
el protocolo notarial de venta, normalmente el fondo buitre tiene enormes hojas de
excel (experiencia vivida en primera persona), donde figuran volcados los datos
que tenía la entidad de crédito de la deuda y los nuestros personales, más un
campo varios donde se reseñan algún dato específico del expediente.

Con los datos de venta y el excel facilitado por el banco el fondo buitre monta la
reclamación de los créditos comprados.

Si fueran por los datos que constan en la escritura de venta de nuestro crédito nadie
podría reclamar la deuda.

1.2. Certeza de los datos del fondo buitre.


Normalmente, cuando el banco vende el crédito al fondo buitre los datos básicos
del mismo, titular, importe e impago suelen ser correctos.

Pero cuando comprobamos direcciones, número de teléfono, etc., nos solemos


encontrar con datos erróneos, direcciones muy antiguas, números inexistente
desde hace años, y con datos extraños pero correctos con el expediente, que son
aquellos que cuando facilitamos a la entidad nuestros datos los dimos
provisionalmente, y que luego nunca fueron actualizados, el teléfono de nuestro
padre, la dirección familiar, etc.

Esos datos erróneos pero relacionados con el expediente suelen llamar mucha la
atención, ya que nadie se explica como el fondo buitre ha llegado a obtenerlos, y la
única explicación es que estaban en la base de datos del banco y acabaron en el
excel del fondo buitre, y en la llamada “amable” para cobrarnos la deuda.

El excel con los datos que acompañan a la venta de los créditos suelen contener
datos erróneos o extraños en la información de contacto del crédito vendido.
2. El fondo buitre inicia su
reclamación.
2.1. Primer contacto con el fondo buitre.
Lo habitual es que la venda de créditos sea de créditos “mayorcitos”, estamos
hablando de créditos impagados de más de 5, 10 o hasta quince años.

En ese primero contacto, el tele operador nos dirá que llama en nombre del banco
que era titular o del fondo buitre, nos dirá que se le debe una cantidad de dinero,
que ellos ahora son los titulares en virtud de una escritura y un notario, que la
operación tiene un número que recitará rápidamente, y que le debemos de pagar.

Voluntariamente y como estrategia, el fondo hará gala de sus datos, y ocultara u omitirá
más detalle de la deuda, centrándoselas en cobrar que es lo que le interesa.
2.2. Petición de más datos o detalles
sobre la operación.
Si pedimos educadamente más datos sobre la operación impagada, como cuando
se inició el impago, cuantas cuotas se impagaron antes de vencer el préstamo, en
que fecha se venció la operación, donde se reclamó, cual era la cuota, cuantos
intereses se han incluido en la operación, que operaciones contenía la última
liquidación, etc.

El fondo buitre no podrá facilitarlas, ya que no dispone de ellas, y alegando no


disponer de dicha información o de no ser necesaria para reclamar la deuda,
pasará a amenazar con el “paga o al juzgado”.

El fondo buitre no tiene datos concretos de la operación, tiene el dato de lo que de debe y
punto, por tanto, en cuanto pidamos informaciones concretas pasará a omitirlas o
directamente a afirmar que no es necesaria para cobrar su deuda.

3. Conclusión: el fondo buitre no


tiene documentos de la deuda.
Aunque pueda parecer mentira, el fondo buitre salvo excepciones muy muy contadas,
NO TIENEN LOS DOCUMENTOS QUE DAN SOPORTE A LA DEUDA.
Es posible que un señor me llame a cobrar una deuda, y no tenga los papeles salvo
unos contados datos, desgraciadamente, si, cada día se hacen miles de llamadas
reclamando deudas donde los reclamantes tienen datos, pero no los documentos que
soportan las deudas.
Estas reclamaciones carentes de documentación son legales, sí y no, si que es
legal comprar un préstamo y reclamar su importe, y no es legal que un juzgado
condene a pagar nada si no se acredita que se tiene la documentación.
4. Cómo me defiendo ante la falta de
documentación del fondo buitre.
4.1. Fase extrajudicial: obligación de
documentar antes de la reclamación.
Es claro y manifiesto que el fondo actúa legalmente al reclamar algo que ha
comprado, pero igual de legal es reclamar la autenticidad del préstamo, la
autenticidad de las firmas del préstamo, la compensación de saldos que se
pagaron y que deben documentarse por su parte su inclusión, etc.

Si mañana nos reclaman cualquier cantidad, por ejemplo, El Corte Inglés, el gran
almacén aportará el contrato de compra, el extracto de los cobros, los intentos de
cobrar el recibo por el banco y la reclamación previa a reclamar judicialmente. Si
esa deuda resulta impagada, y otra entidad en nombre del El Corte Inglés nos
quiere reclamar, lo lógico es que nos aporte el contrato de compra, el extracto de
los cobros, etc.,

Si lo anterior es lógico, ¿porque cuando nos llama un fondo buitre en nombre de la


deuda que tuvimos con un banco, no le pedimos la documentación?

Porque el fondo buitre se aprovecha del nombre del banco para dar seriedad a la
reclamación, citándolo constantemente, y porque se aprovecha de que el deudor
sabe que lo debe y ahora no va a cuestionar la deuda.

El fondo buitre tiene obligación de aportar y documentar su reclamación y no podemos


dejar de exigir que se nos pasen los contratos, los extractos de pago, las reclamaciones
extrajudiciales del banco, etc.

4.2. Fase judicial I: el artículo 217 de la


Ley de Enjuiciamiento Civil. La carga de la
prueba.
En artículo 217 de la Ley de Enjuiciamiento Civil regula a quien le corresponde
probar la existencia de la deuda y sus condiciones:

Artículo 217 Carga de la prueba


2. Corresponde al actor y al demandado reconviniente la carga de probar la certeza de los
hechos de los que ordinariamente se desprenda, según las normas jurídicas a ellos
aplicables, el efecto jurídico correspondiente a las pretensiones de la demanda y de la
reconvención.
Conforme al artículo 217, la carga de probar la existencia del crédito le
corresponde al fondo buitre, por tanto la simple alegación de cualquiera de las
siguientes cuestiones deberá hará que el fondo buitre deba de aportar los
documentos de la reclamación:

1. Niego la existencia de la deuda.


2. Niego la autenticidad de la firma del contrato de préstamo/tarjeta de crédito.
3. Niego la exactitud de la cuantía reclamada.
4. No se han tenido en cuenta los pagos realizados al titular del préstamo.
5. Los intereses del préstamo eran abusivos.
6. El préstamo fue calculado erróneamente conforme a lo pactado.
7. El préstamo contiene cláusulas abusivas.
8. Etc.
La alegación de cualquier argumento que necesariamente tenga que ser observado por el
Juez directamente de los contratos y extractos hará que se revele la ausencia de
documentos por parte del fondo buitre.
4.3. Fase Judicial II: la facilidad de prueba
del profesional frente al consumidor.
La siguiente cuestión a plantear, es si ante la falta de documentación del fondo
buitre, debió ser el consumidor quien debía de conservar los documentos del
préstamo y demás relacionados con la deuda.

Nuevamente el articulo 217 nos despeja la duda:

7. Para la aplicación de lo dispuesto en los apartados anteriores de este artículo el


tribunal deberá tener presente la disponibilidad y facilidad probatoria que corresponde a
cada una de las partes del litigio.
Es razonable que el consumidor deba tener los documentos, o como indica la ley,
es el profesional quien los tienes más a su disposición, ya que se gana la vida
comprando créditos, los tribunales no tienen duda, o el fondo trae los papeles o no
puede reclamar.

Conclusión:
 Debemos pedir al fondo buitre que nos aporte la documentación del crédito
comprado, contrato, extracto de pagos, etc.
 Es el fondo buitre quién tiene la obligación de tener los documentos por
imperativo legal.
 Es difícil que diez años después el banco le haya traspasado los documentos al
fondo buitre para soportar documentalmente todos los extremos de la
reclamación.