You are on page 1of 7

CUARESMA 2019

22 de marzo de 2019
Tercer Viernes de Cuaresma

Mártires Ecologistas
3er Aniversario de Berta Cáceres

• Segundo Grado: Séptima Estación


Símbolo: una niña presenta un jarrón de agua

• Primer Grado: Octava Estación


Dos niñas presentan la pizarra de homenaje a
Berta Cáceres.

• Preparatoria: Novena Estación.


Coreografía de la canción por la no
privatización del agua.

1
SÉPTIMA ESTACIÓN:
Jesucristo cae por segunda vez

Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.


Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Lectura del evangelio según San Juan


(4:9-14)

La mujer samaritana le dijo a Jesús: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a


mí de beber, que soy samaritana? Porque judíos y samaritanos no se
tratan entre sí.
Respondió Jesús: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice:
Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva.
La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo.
¿De dónde, pues, tienes el agua viva? ¿Acaso eres tú mayor que nuestro
padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebieron él, sus hijos y sus
ganados?
Respondió Jesús: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener
sed; más quien bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino
que el agua que yo le daré será en la persona una fuente de agua que
posibilite la vida eterna.

Palabra de Dios:
Gloria y honor a Ti, Señor Jesús

2
▪ REFLEXIÓN SOCIAL

Se reduce de forma alarmante la cantidad de agua.

La provisión de agua permaneció


relativamente constante durante mucho
tiempo, pero ahora en muchos lugares la
demanda supera a la oferta sostenible, con
graves consecuencias a corto y largo
término.

Grandes ciudades sufren períodos de


disminución de recursos.

La pobreza del agua social se da


especialmente en África, donde grandes
sectores de la población no acceden al
agua potable o padecen sequías que
dificultan la producción de alimentos.

3
OCTAVA ESTACIÓN:
Jesucristo consuela a las piadosas mujeres

Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.


Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Lectura del evangelio según San Lucas


(23:26-31)

Cuando le llevaban, echaron mano de un cierto Simón de


Cirene, que venía del campo, y le cargaron la cruz para que la
llevará detrás de Jesús.
Le seguía una gran multitud del pueblo y mujeres que se dolían
y se lamentaban por él.
Jesús, volviéndose a ellas, dijo:
«Hijas de Jerusalén, no lloren por mí; lloren más bien por
ustedes y por sus hijos. Porque llegarán días en que se dirá:
¡Dichosas las estériles, las entrañas que no engendraron y los
pechos que no criaron! Entonces se pondrán a decir a los
montes: ¡Caigan sobre nosotros! Y a las colinas: ¡Cúbrannos!
Porque si en el leño verde hacen esto, en el seco ¿qué se hará?»

Palabra de Dios:
Gloria y honor a Ti, Señor Jesús

4
▪ REFLEXIÓN SOCIAL

Muertes en la casa común producidas por la mala calidad del agua

Un problema particularmente serio es el


de la calidad del agua disponible para los
empobrecidos, que provoca muchas
muertes todos los días.
Entre los pobres son frecuentes
enfermedades relacionadas con el agua,
incluidas las causadas por
microorganismos y por sustancias
químicas.
La diarrea y el cólera son un factor
significativo de sufrimiento y de
mortalidad infantil.
También las aguas subterráneas, en
muchos lugares, están amenazadas por la
contaminación que producen algunas
actividades agrícolas e industriales.

5
NOVENA ESTACIÓN:
Jesucristo cae por tercera vez.

Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.


Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Lectura del evangelio según San Juan


(7:37-39)

En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso


en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguien tiene sed,
que venga a mí y beba.
Quien crea en mí, como dice la Escritura, de su
interior correrán ríos de agua viva.
Esto dijo Cristo acerca del Espíritu que habían de
recibir los que creyesen en él; pues aún no había
venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había
sido aún glorificado.

Palabra de Dios:
Gloria y honor a Ti, Señor Jesús

6
• REFLEXIÓN SOCIAL

Apostar por otro estilo de vida en la casa común.

Mientras más vacío está el corazón de la persona más necesita


objetos para comprar, poseer y consumir. Sin embargo, no todo
está perdido. No hay sistema que anule por completo la
apertura al bien, a la verdad y a la belleza, ni la capacidad de
reacción que Dios sigue alentando desde lo profundo de los
corazones humanos. Por eso, podemos asumir el deber de
cuidar la creación con pequeñas acciones cotidianas y es
maravilloso que la educación sea capaz de motivarlas hasta
conformar un estilo de vida. Está a nuestro alcance evitar el uso
de material plástico y de papel, reducir el consumo de agua,
separar los residuos, cocinar solo lo que razonablemente se
podrá comer, tratar con cuidado a los demás seres vivos, utilizar
transporte público, plantar árboles, apagar las luces
innecesarias…
Es imprescindible que el principio del bien común rija la
convivencia de nuestra casa.
En las condiciones actuales de la sociedad mundial, donde hay
tantas inequidades y cada vez son más las personas
descartables, el principio del bien común se convierte en un
llamado a la solidaridad y en una opción preferencial por los
más empobrecidos. Hoy, desde el bien común, necesitamos
imperiosamente que la política y la economía, en diálogo, se
coloquen decididamente al servicio de la vida, especialmente de
la vida humana.
Y todos necesitamos fortalecer la conciencia de que somos una
sola familia humana. En nuestra casa común no hay espacio
para la globalización de la indiferencia.