You are on page 1of 9

1.

EL GRADO DE ESPECIALIZACION EN LAS


CORPORACIONES.
1.1 Factores.
Existe la necesidad de un cambio sustancial en cuanto a
corporaciones policiacas, esto a raíz de diversos factores
entre los que destacan: el aumento en tasas de delitos, (a)
el bombardeo mediático sobre violencia relacionada con
delitos, las exposiciones a la luz pública sobre casos de
abuso policial (b) y la baja confianza en la misma policía. (1)
Es por esto que a partir de finales del siglo pasado, los
gobiernos iniciaron una serie de reformas que pone de
manifiesto la necesidad institucional (y discursiva) de un
cambio en las corporaciones, para sustituir un modelo
policial meramente reactivo por uno anclado en las
capacidades investigativas y de inteligencia. (2) A este
decir, las legislaturas en turno (a nivel federal y estatales)
aprobaron bases en aras de incidir en la deficiencia de las
estructuras policiales, y establecieron un marco de reforma
utilizado por los tres niveles de gobierno (federación,
estados y municipios), con la pretensión de instituir nuevas
metodologías con fundamentos científicos, a la par de
incentivar procesos de profesionalización en el actuar de los
policías.
1.1.1 La importancia del trabajo.
El trabajo que realiza cotidianamente la policía en su
contacto con la ciudadanía es un elemento relevante en la
consolidación democrática de una sociedad. El nivel de
vigencia de importantes derechos de la población depende
de los resultados del gran número de interacciones que
policías y ciudadanos realicen diariamente. Esta
perspectiva acerca de la función policial y su papel en el
nivel de cumplimiento de garantías básicas no ha sido una
preocupación central en el análisis de los procesos de
democratización latinoamericanos, más focalizados en la
recuperación y afirmación de los derechos políticos.
Tampoco ha sido el punto de vista central de la nueva
mirada sobre las organizaciones policiales, en particular en
México, ya que los enfoques dominantes derivan de la
preocupación por cómo enfrentar las altas sensaciones de
inseguridad e índices delictivos vía el aumento presupuestal
y de armamento, procesos de profesionalización o reforma
(muy parciales) y la aplicación de nuevos modelos policiales
(más incipientes aún), y más lateralmente por la
preocupación por casos notorios de abuso policial o
violaciones a los derechos humanos.
1.1.2 La necesidad de aptitudes y habilidades
especiales.
Actividades laborales
Los agentes de policía tienen una serie de
responsabilidades, que incluyen:
 Mantener la ley y el orden.
 Proteger a las personas y a los bienes de cualquier
daño.
 Prevenir e investigar casos de delincuencia.
 Hacer frente a situaciones de emergencia.
 Dar soporte a las víctimas y los testigos.
 Prevenir el crimen.
Los ciudadanos esperan que la policía actúe
con liderazgo, de consejos y muestre una actitud
amable.

Los agentes de policía utilizan sus habilidades


para comunicarse efectivamente con otros
agentes, servicios y personas de la calle, y
también para actuar como testigos en los
tribunales.
Los agentes de policía pueden ser:

 Agentes de tráfico municipal


 Agentes de policía estatal
 Policía de la federal de caminos
 Policía ecológica
 Celador reclusorio
 Otros agentes
Los agentes de policía, dependen de la
Procuraduría General de Justicia Federal y
Estatal.

En cambio, no son agentes policiacos aquellos


que tienen competencias en el ámbito industrial,
o bien bancarios, ya que no se encargan de las
mismas funciones, sino que se trata de un
perfil dedicado a la vigilancia y al resguardo de
servicios más concretos.

La mayoría de las fuerzas policiales tienen una


sala de control central, donde los agentes de
policía se comunican con otros agentes mientras
estos están patrullando, o por otros medios
cuando los agentes van a pie.

Pueden dirigir los vehículos que transitan por las


calles, u otras vías, de modo que controlan el
tráfico mediante señales visuales y auditivas. En
caso de accidente, podrán intervenir para mediar
entre las partes implicadas, como representación
de agentes de la autoridad.
En las dependencias de las prisiones, el agente
de policía es el celador reclusorio que se
encarga del control, custodia y vigilancia de los
reclusos. De este modo, también tiene
conocimiento de aquellos presos que son
nuevos, y a los cuales, debe registrar una vez
han ingreso en prisión.
Perfil profesional
Un agente de policía tendrá que ser capaz de:
 Conocer, respetar y tratar con personas de todas las
edades, tipos y procedencias.
 Atender las necesidades de la comunidad en general y
del ciudadano en particular.
 Manejar situaciones difíciles con sensibilidad.
 Utilizar su iniciativa propia.
 Tomar decisiones.
 Asumir la responsabilidad personal por sus acciones, y
para detectar y resolver los problemas.
 Saber ponerse en el lugar de los demás para entender
las necesidades del ciudadano y sus problemas.
 Adaptar su registro de comunicación a las necesidades
de las diferentes personas.
 Trabajar como un miembro de un equipo.
 Saber organizarse y automotivar.
 Actuar con rapidez y mantener la calma y autoconfianza
frente a situaciones de emergencia.
 Desarrollar buenas relaciones en la comunidad.
 Recopilar información de diferentes fuentes.
 Registrar los detalles de los incidentes con precisión.
 Estar concentrado durante largos períodos de tiempo.
Debe tener:
 Habilidades de comunicación orales y escritas.
 Honestidad y buen juicio.
 Habilidades numéricas y de razonamiento lógico.
 Capacidad de observación.
Las habilidades básicas de TIC pueden resultar
útiles.

El trabajo exige estar en forma y activo. Todos


los agentes de policía tienen que pasar pruebas
médicas y oculares, aunque los servicios de
policía aceptan a personas que usan lentes de
contacto o anteojos, si su visión a ojo desnudo
cumple con determinados estándares. También
puede que deban pasar una exploración para
comprobar su visión en color.

Algunas condiciones médicas podría dificultar el


ingreso a la policía, por lo que es importante
tenerlo en cuenta antes de plantearse entrar en
la policía.

Es posible que tenga que tener un licencia de


manejo antes de ser aceptado para la formación

1.1.3 La calidad del personal.

Actitud, entrega y servicio policial


3

Roberto Fleischer Haro Dossier Politico


Dia de publicación: 2012-10-26
Los servidores públicos del ramo de la seguridad saben que la entrega y el servicio son
una actitud de cada día que hay que llevar a nuestras relaciones laborales, familiares, de
amistad, de vecinos, incluso con los que no piensan como nosotros. Implica no ignorar lo
que ocurre a nuestro alrededor, tratar a los demás con dignidad, como personas que son,
hacer más agradable la convivencia entre los que nos rodean, participar en actividades
sociales, atender a los más necesitados etc., etc.

En anteriores columnas hemos manifestado por este medio de la actitud policiaca


destacada con sus semejantes, respondiendo con hechos la responsabilidad
encomendada y jurada para velar por la integridad física y los intereses de los ciudadanos
en el cumplimiento de su deber.

Lo que manifiesto en reconocimiento y apoyo a los elementos policiacos que fueron


reconocidos por su arrojo al poner a salvo a varios ciudadanos en diferentes hechos, lo
anterior nos demuestra que tenemos policías responsables de sus actos y su servicio eso
habla bien del Jefe de la Policía y Transito Luis Felipe Chan Baltazar al estimular y
reconocer a los buenos elementos que lo hacen valer, ¡¡¡Enhorabuena!!! Felicidades.

En cuanto al exagerado 25% de denuncias en Asuntos Internos en contra de la Policía


Municipal, que se proceda como a derecho corresponde, poniendo a disposición del
Agente Investigador del Ministerio Público al inculpado como lo marca la Ley,
considerando que delito es el acto u omisión que sancionan las leyes penales.

Me parecen muy atinadas las declaraciones del Lic. Ernesto Munro Palacio Secretario de
Seguridad Pública del Estado, cuando dice de la percepción que tienen los ciudadanos de
los agentes policiacos de los municipios no nada más de deshonestidad y falta de ética,
sino también faltos de vocación, responsabilidad, lealtad hacia las instituciones, disciplina
y respeto, sin generalizar ya que hay de todo en la viña del Señor.

Afortunadamente a partir de enero del año entrante oficialmente y por Ley ya tendremos
los ciudadanos oficiales policiacos más acreditados y representativos en todos los
aspectos.

Se graduarán 120 cadetes en el próximo mes de noviembre mismos que ingresarán como
agentes ministeriales acreditables a las filas de la Policía Estatal Investigadora (PEI)
dependientes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Sonora, para que
trabajen con honradez y sean ejemplo hoy y guía mañana de nuevas generaciones, con
una actitud de servicio; que dejen huella de tenacidad y superación constante, para que
los ciudadanos que se vean agraviados por conductas antisociales, tengan confianza en
ellos y así se acabe la vieja creencia de que todo en ésta área es corrupción. Así es qué
con la Ley en la mano deben de respetar y hacer que se respete la Ley.

A todo oficial policiaco les recuerdo que seguridad pública es sinónimo de servicio,
entrega, sacrificio, responsabilidad, disciplina, profesionalismo, amor a la Patria,
lucha de quienes día a día se esfuerzan en dar lo mejor de si por su
comunidad, enfrentando una serie de factores tales como la delincuencia, la falta
de recursos, etc., etc.
Además “para darse de alta en la policía, hay que darse de baja en la sociedad y
divorciarse de la familia, para casarse con la comunidad”; sus familias reciben los
beneficios y los perjuicios de ser esposa (o) o hijos de un policía.

La historia nos demuestra que cuando la existencia de los hombres valiosos es


cortada, jamás se eliminan las ideas que los nutrieron de servir hasta dar su vida
por sus semejantes.

Como lo he hecho en otras opiniones, sugiero y propongo a las autoridades de los


tres niveles de gobierno, sociedad e iniciativa privada, levantar en algún punto
estratégico de la ciudad, parque o patios de la Jefatura de Policía X, un memorial
en honor a los elementos caídos en el cumplimiento de su deber, creo que seria
un justo y merecido reconocimiento.

1.1.4 La cantidad del trabajo.

Descripción
El perfil de Oficial de Policía es uno de los más conocidos y con una alta oferta laboral. Tienen por
misión proteger su comunidad, previniendo y luchando contra el crimen, manteniendo la ley y el orden.
Los Oficiales de Policía se preocupan por mantener las calles seguras, así como por disminuir las
actividades criminales y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Estos individuos trabajan para entidades gubernamentales a nivel regional, local y nacional. El término
“oficial” es una forma genérica de dirigirse a los agentes y no alude su rango o jerarquía. Por lo general,
los nuevos ingresos son denominados Cadetes y van ascendiendo en su carrera profesional en base a sus
méritos y experticia.
Funciones principales
A continuación, las funciones más comunes de un Oficial de Policía:

 Patrullar áreas de la ciudad:


o Mantener el orden público y la seguridad.
o Velar por el cumplimiento de la ley.
o Brindar asistencia a los ciudadanos cuando sea necesario.
 Cooperar con los Detectives Policiales en las investigaciones:
o Examinar la escena del crimen y resguardar la evidencia.
o Entrevistar a los testigos.
o Elaborar informes en base a los hallazgos.
o Rendir testimonio en juicio de ser necesario.
 Utilizar armamento letal y no letal, tales como armas de fuego, bastones, gas pimienta, entre otros.
 Detener delincuentes:
o Arrestar a los criminales y trasladarlos a la estación de Policía.
o Detener a los delincuentes para ser interrogados.
 Brindar asistencia en situaciones de emergencia:
o Asistir a las víctimas de accidentes, delitos y desastres naturales.
 Mantener el orden en eventos públicos:
o Custodiar a los asistentes en eventos públicos, manifestaciones, protestas, etc.
o Evaluar y lidiar con situaciones potencialmente volátiles.
 Dar respuesta ante situaciones violentas:
o Controlar multitudes en situaciones de agitación social.
o Dar respuesta a crímenes peligrosos o violentos.
 Patrullar calles, carreteras y autopistas:
o Levantar multas a aquellos conductores que quebranten la ley.
 Crear consciencia en los ciudadanos en términos de prevención del crimen y medidas de seguridad.

Labores diarias
 Patrullar la ciudad a pie, en motocicleta, bicicleta o cabalgando un caballo.
 Asistir a los ciudadanos cuando sea necesario.
 Prevenir el crimen haciendo valer su autoridad.
 Detectar actividades sospechosas.
 Detener, entrevistar e interrogar criminales e infractores.
 Investigar delitos, tales como homicidios, acosos, violaciones, robos o fraudes financieros.
 Elaborar informes y gestionar trámites administrativos.
 Velar por el cumplimiento de la ley y el mantenimiento del orden.
 Estar en comunicación constante con la estación de policía.
 Reportar delitos y situaciones irregulares.