You are on page 1of 2

4.

describa como se aplica la delegación, la coordinación, concurrencia y


subsidiaridad en la práctica.

La delegación es, en derecho administrativo, la traslación por un ente u órgano


superior a otro de nivel inferior del ejercicio de una competencia, reteniendo el
delegante la titularidad de la misma.
La delegación supone, por cierto, que la autoridad delegante esté facultada por
la ley o el reglamento para realizar la delegación. El acto de delegación, con todo,
se verifica en virtud de un acto administrativo de carácter específico. Por esta
misma razón, la delegación es esencialmente revocable por la autoridad
delegante, como lo expone la misma constitución política de Colombia.
ARTICULO 9o. DELEGACION. Las autoridades administrativas, en virtud de lo
dispuesto en la Constitución Política y de conformidad con la presente ley, podrán
mediante acto de delegación, transferir el ejercicio de funciones a sus
colaboradores o a otras autoridades, con funciones afines o complementarias.
Sin perjuicio de las delegaciones previstas en leyes orgánicas, en todo caso, los
ministros, directores de departamento administrativo, superintendentes,
representantes legales de organismos y entidades que posean una estructura
independiente y autonomía administrativa podrán delegar la atención y decisión de
los asuntos a ellos confiados por la ley y los actos orgánicos respectivos, en los
empleados públicos de los niveles directivo y asesor vinculados al organismo
correspondiente, con el propósito de dar desarrollo a los principios de la función
administrativa enunciados en el artículo 209 de la Constitución Política y en la
presente ley.

Principio de coordinación. consiste en la toma de decisiones conjuntas por parte


de del presidente de la república, el departamento y los ministros, coordinando sus
actuaciones para su desarrollo se pueden utilizar instrumentos como la
planificación y concertación institucional, dando el apropiado cumplimiento de los
fines señalados por la constitución.
ARTICULO 6o. PRINCIPIO DE COORDINACION. En virtud del principio de
coordinación y colaboración, las autoridades administrativas deben garantizar la
armonía en el ejercicio de sus respectivas funciones con el fin de lograr los fines y
cometidos estatales.
En consecuencia, prestarán su colaboración a las demás entidades para facilitar el
ejercicio de sus funciones y se abstendrán de impedir o estorbar su cumplimiento
por los órganos, dependencias, organismos y entidades titulares.

Principio de concurrencia: Materias sobre la cual el gobierno central y las


entidades territoriales tienen competencia, como lo son: la protección de medio
ambiente, las materias que versan sobre ecología. Para su determinación tiene
competencia el gobierno central, el departamento y el municipio.
El principio de concurrencia invoca un proceso de participación entre las entidades
autónomas, ya que la concurrencia no puede significar imposición de hecho ni de
derecho, en el ejercicio de las competencias para la concreción de los intereses
respectivos
Materias de interés general que deben ejecutar en razón del mencionado
principio, los departamentos, municipios o distritos, para contribuir con la ejecución
de la política habitacional para la población desplazada.

Principio de Subsidiaridad, afirma que la nación siempre subsidia en la medida


de las posibilidades a las entidades territoriales con fondos estatales.
La posibilidad de que las entidades territoriales, y únicamente para el evento de no
poder ejercer determinadas funciones en forma independiente, pueden apelar a
niveles superiores (el departamento o la Nación), para que éstas le colaboren en
el ejercicio de sus competencias. Se puede llevar a cabo por medio de
La operatividad del régimen subsidiado en el municipio y de manera especial los
siguientes aspectos:
a) El desarrollo y aplicación del sistema de identificación de beneficiarios de los
subsidios -SISBEN-
b) La adaptación del Plan Obligatorio de Salud Subsidiado a las condiciones de
salud del municipio.