You are on page 1of 8

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación


Universidad Bicentenaria de Aragua
San Cristóbal Estado Táchira

Importancia de la Ortografía en el Ámbito Jurídico.

Realizado por:

 Casanova Ramírez Wendy Yexenia


C.I 23.138.999
 Yanne Pineda
C.I 14.042.365
 II Trimestre de Derecho.
 Sección T1-T4
 Materia: Expresión Verbal y Escrita I

San Cristóbal 07 de Marzo de 2019.


INTRODUCCION

La Ortografía se ha definido tradicionalmente como la escritura correcta de las palabras.


La conforman una serie de normas que regulan la escritura de una lengua. Esta naturaleza
prescriptiva ha sido la causa de la reticencia de muchos profesionales de la enseñanza de
lenguas a incluirla de forma integrada en las programaciones y en la práctica de aula. En
numerosas oportunidades se despacha con breves alusiones al uso correcto de la puntuación
y con criterios de acentuación en forma de reglas, que carecen de toda rentabilidad
pedagógica. Si bien en los últimos años han comenzado a aparecer propuestas de análisis y
de trabajo con contenidos ortográficos en diferentes contextos y foros relacionados con la
didáctica de lenguas extranjeras, se podría decir que su presencia en el aula es prácticamente
inexistente.

El inventario de Ortografía obedece no solo a la necesidad de ofrecer al alumno los


conocimientos necesarios para que sea capaz de utilizar las convenciones ortográficas en sus
producciones de lengua. El tratamiento de los contenidos incluidos en el inventario ha
perseguido en todo momento huir de la rigidez que pudiera imponer un listado de reglas y
normas, para lo cual se ha partido de una visión integradora de la comunicación en español,
con el criterio de la rentabilidad pedagógica como referencia. En este sentido se ha tenido muy
presente el hecho de que tanto las normas de uso de los grafemas como los elementos no
alfabéticos están estrechamente vinculados con otros niveles de lengua, como el
morfosintáctico, el léxico, el pragmático o el textual.
La Ortografía

La palabra Ortografía viene del griego orthos, que quiere decir correcto, y de grapho,
que significa escribir, así que ortografía quiere decir escribir correctamente. Tal como
debernos hacerlo cuando hablamos, para escribir correctamente hay que poner atención en la
ortografía.

El idioma necesita de la Ortografía y de la Gramática, si bien a través del tiempo el


idioma va cambiando por diversas situaciones como: modismos, inclusión y adaptación de
vocablos de otros idiomas, etc. no se puede aceptar la escritura con faltas, por esta simple
razón, redactar sin faltas de ortografía debería ocupar un lugar importante a la hora de escribir.

El texto es la unidad superior de comunicación y de la competencia organizacional del


hablante, por lo tanto debemos considerar factores en relación con la competencia discursiva,
la situación, contexto y reglas textuales y ortográficas. Su extensión es variable y corresponde
a un todo comprensible que tiene una finalidad comunicativa en un contexto dado.

Con las faltas de ortografía el contenido de un texto, de un comentario en un blog, una


respuesta en un tema de algún foro o incluso de un mensaje o recado, pierde calidad. Además,
quien lo escribió también pierde autoridad y prestigio, más aún si se trata de un maestro.

Esto de la ortografía se ha convertido en un tema delicado para las nuevas (y no tan


nuevas) generaciones. Gracias a la tecnología, la mayoría de las tareas escolares ahora se
realizan en una computadora con procesador de textos, los cuales incluyen corrector
ortográfico automático y que en ocasiones los jóvenes no saben que existe y no lo utilizan,
teniendo como consecuencia una tarea con faltas de ortografía.

Lo anterior es uno de los grandes problemas con los que nos encontramos en la
enseñanza. No hay discusión en este punto, una buena ortografía es la base de un texto bien
escrito y se ha de tener en cuenta que, en la mayoría de las ocasiones, nos comunicamos por
escrito.

Por consiguiente, el problema de la ortografía no es tan sólo un problema escolar, va


más allá, pertenece a la vida: cartas, currículo, trabajos de investigación, memorándums,
oficios etc., todo va por escrito y por consecuencia todo debería ir impecable, en lo que a
ortografía se refiere. En ocasiones no son suficientes los procesadores de texto que incorporan
algunas herramientas ortográficas.
Los correctores ortográficos son una herramienta más para facilitarnos la vida, pero son
sólo eso, una herramienta; no hay que depender totalmente de ellos. Y no puedo dejar fuera
los signos de puntuación, la correcta colocación de estos, es otro punto importante a la hora
de darle un sentido y una correcta interpretación a un texto.

Según los expertos, las razones por las cuales una persona escribe con errores son
varias, entre ellas se encuentran la distracción, la escasa importancia que se le da a la
ortografía, la poca lectura de libros y la influencia de otro tipo de lenguajes tecnológicos como
el que se usa con los mensajes de texto, en la actualidad, encontramos que los alumnos
escriben como si escribieran un mensaje de texto, existe una terrible mutilación del lenguaje.

Debemos como docentes poner más atención en nuestra redacción, hacer crecer
nuestro acervo cultural, una forma de memorizar o fijar nuestra ortografía es leyendo, cuando
escribimos un texto es necesario leerlo en varias ocasiones a fin de encontrar errores y
corregirlos antes de enviar o imprimir para entregar el documento impecable, es necesario
recurrir al diccionario, si tenemos alguna duda.

Es necesario estimular la práctica de la lectura en nuestros alumnos, los buenos


lectores, (con excepciones claro), tienen buena ortografía, se debe de tener en cuenta que el
que lee no sólo comprende las palabras sino que "ve" sus características ortográficas.

Por otra parte, los malos lectores generalmente tienen mala ortografía por su escasa
familiaridad con las palabras escritas. Esta conciencia de la relación entre lectura y ortografía
debe redundar en no gastar demasiado tiempo en prácticas de aprendizaje de la ortografía,
como planas de palabras.

La importancia de la Ortografía y la Gramática dentro del ejercicio del Derecho.

Actualmente el mundo jurídico atraviesa una gran crisis lingüística, las Universidades
cada vez más solo exportan “profesionales” del derecho y ya no conocedores del mismo. El
afán de obtener beneficios lucrativos es tan desmesurado, que muchas veces se deja de lado
la verdadera esencia de educar. Este modelo educativo que en la actualidad se imparte en
nuestras casas de estudios va dejando atrás la obligación de otorgar a los estudiantes una
sólida formación profesional y personal.
La gran deficiencia que existe en las aulas universitarias, se deriva de que la gran
mayoría de Universidades no colocan en sus silabas un curso de redacción jurídica, una
cátedra especializada del uso y manejo del lenguaje, de la gramática y la ortografía; incluso
las pocas universidades que lo hacen, no le otorgan la correcta seriedad del caso y por el
contario son tomadas como materias de relleno para completar el programa instruccional de la
carrera, tan poca importancia se le otorga a estas asignaturas, que no tienen ningún tipo de
prelación con respecto a otras, y es que es tan importante para el estudiante de derecho
conocer los usos gramaticales como conocer la fuentes del derecho o los principios del mismo.

Como resultado de este problema, se obtienen abogados mediocres, poco


capacitados que no saben redactar de manera correcta sus propios escritos, que no saben
cómo exponer sus ideas, que olvidan acentuar palabras, usan de manera inadecuada las
abreviaturas, y que además, terminan muchos de ellos copiando plantillas de internet que la
mayoría de las veces están mal estructuradas o son válidas para legislaciones muy diferentes
a la nuestra; y en algunas oportunidades se observa que regresan documentos de abogados
por mala utilización de términos y errores, quedando entonces en tela de juicio el profesional
del derecho, su universidad y todos sus profesores. Tal es el caso de una abogada que realizo
un escrito donde había 48 errores ortográficos en tan sólo 2 páginas.

Si bien es cierto que el ejercicio del derecho al igual que el de otras profesiones, se rige
por un Código de Ética, el abogado no debería esperar ser sancionado a través de este, sino
por el contrario prepararse en todas las áreas que le permitan ejercer de manera correcta su
profesión, siendo de mucho peso la formación gramatical.

En Venezuela existen normas elementales para la redacción de documentos legales y


muchas veces son desconocidas para los estudiantes de derecho. Entre las más importantes
se puede destacar:
· Evitar la utilización de errores ortográficos y términos jurídicos no adecuados en la
redacción de documentos sea nivel de Notarías, Registros o Tribunales.
· En el tipeo de documentos, la parte delantera (anverso) debe constar o poseer 30 líneas y
la parte posterior de dicho documento (reverso) debe poseer hasta 34 líneas.
· Se debe considerar el contenido del artículo 25 del Código de Procedimiento Civil que se
refiere al principio procesal de la escritura.: "Los actos del Tribunal y de las partes, se realizarán
por escrito. De todo asunto se formará expediente separado con un número de orden, la fecha
de su iniciación, el nombre de las partes y su objeto. Las actuaciones deben observar el orden
cronológico, según la fecha de su realización y la foliatura del expediente se llevará al día y
con letras, pudiéndose formar piezas distintas para el más fácil manejo, cuando sea
necesario". El Artículo 1.357 Código Civil Venezolano: "Instrumento público o auténtico es el
que ha sido autorizado con las solemnidades legales por un Registrador, por un Juez u otro
funcionario o empleado público que tenga facultad para darle fe pública, en el lugar donde el
instrumento se haya autorizado". El Artículo 1.358 Código Civil Venezolano. "El instrumento
que no tiene la fuerza de público por incompetencia del funcionario o por defecto de forma es
válido como instrumento privado, cuando ha sido firmado por las partes".
De acuerdo a lo establecido en la Ley de Abogados, los profesionales del Derecho
deben participar en la elaboración de los documentos. Artículo 16 Código de Ética del
Abogado: "Ningún abogado permitirá que sus servicios o bien su nombre sean usados de modo
que personas legalmente desautorizadas para el ejercicio del derecho puedan practicarlo. El
abogado se abstendrá de suscribir y visar documentos en cuya redacción no haya participado".

5 beneficios de tener una buena escritura:

1) Muestra nuestro orden mental

En la escritura se ve cómo estructuramos nuestro texto y este concepto puede aplicarse al


resto de ámbitos de la vida. Según el tipo de ortografía y sintaxis, dejaremos ver si tenemos
claras las ideas o si somos dispersos y confusos. Tener una buena escritura es una forma de
demostrar nuestro orden mental y serenidad.

2) Otorga carácter profesional a nuestro texto

Escribir con palabras que reflejen tu profesionalismo es una manera de darle otro tipo de
validez a tu texto. No basta solo con utilizar palabras que hagan referencia a cierto ámbito,
pero fusionando esto con una estructura ordenada darás la impresión de que quien escribe es
alguien serio y confiable.
3) Muestra el trato que le damos a los demás

Escribir sin faltas de ortografía indica que damos importancia a nuestro interlocutor. Aunque
sea un breve SMS, hay que procurar que el receptor perciba que nos hacemos entender con
corrección, es decir, que lo valoramos.

4) Sirve como ejemplo para los demás

Evitar los errores de ortografía es una forma de servir como ejemplo para los demás. No
difundir errores ayuda a preservar nuestra lengua.

5) Brinda seguridad

Cuando no sabemos expresarnos bien con la escritura, sentimos ansiedad y temor en múltiples
situaciones. Saber que cuentas con las herramientas necesarias para expresarte de forma
correcta te brindará seguridad.

Finalmente, tenemos que escribir bien y manejar una buena ortografía es fundamental
para el desarrollo profesional y personal. Buena parte de nuestras rutinas diarias pasan por
relacionarnos a través de medios escritos, por lo tanto, debemos intentar en todo momento
manejarnos lo mejor posible con nuestro modo de escribir.

Escribir sin faltas de orografía y de un modo entendible no es sinónimo de ser creativo


y desarrollar un talento especial para la escritura, sino aprender a organizar las ideas y
expresarlas de modo claro. Con un poco de trabajo, expresarnos de modo correcto y utilizando
una buena ortografía es sencillo.

La ortografía se expresa fundamentalmente a través de la comunicación escrita, en la


comunicación oral nos permitimos unas licencias que no deben ser admitidas cuando
escribimos.
CONCLUSION

La ortografía no es un mero artificio que pueda modificarse con facilidad. Durante


el proceso de investigación para la elaboración de este informe se determinó que,
un cambio ortográfico representa una alteración importante para una lengua. La ortografía es
el elemento que mantiene con mayor firmeza la unidad de una lengua hablada por muchas
personas originarias de países muy alejados. Esto ocurre con el español, el árabe, el inglés o
el francés, por poner algunos ejemplos. Si la ortografía cambiara para ajustarse sólo a criterios
fonéticos, el español podría fragmentarse en tantas lenguas como regiones del mundo donde
se habla, pues poseen algunos hábitos articulatorios diferentes y, si se representaran en la
escritura, aparecerían con el paso del tiempo graves problemas de incomunicación por falta
de un código común comprensible para todos. La ortografía no es sólo un hecho estrictamente
gramatical, sino que también obedece a motivos claramente extra lingüísticos.