You are on page 1of 19

!




 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
TRABAJO DE LA ASIGNATURA:

EL ESPAÑOL Y SUS VARIEDADES
!!
INDICACIONES GENERALES:
!El trabajo de esta asignatura consiste en analizar dos textos -uno español y uno
hispanoamericano- en los que aparezca representada la variación diatópica y/o
diastrática que existe en el español actual. Se proporciona información detallada más
abajo. El trabajo debe reunir las siguientes condiciones:
!!
- Extensión: entre 4 y 6 páginas (sin contar las instrucciones, los enunciados, la
bibliografía ni los anexos –si los hubiera–).
- Tipo de letra: Arial o Times New Roman.
- Tamaño: 11 puntos.
- Interlineado: 1,5.
- Alineación: Justificado.
!Por otra parte, el trabajo debe realizarse en este documento Word siguiendo las
normas de presentación y edición en cuanto a citas y referencias bibliográficas se
refiere (véase la Guía de Estudio).
!La entrega debe hacerse siguiendo los procedimientos que se describen en la Guía de
Estudio y en ningún caso debe entregarse a través del correo del profesor/a
correspondiente.
!Por otro lado, se recuerda que existen unos criterios de evaluación cuyo seguimiento
por parte del alumno se considera sumamente importante. Para más información,
consúltese la Guía de Estudio.
!Además, se informa de que la nota que se obtiene en el trabajo constituye el 75% de
la calificación final y el 25% restante corresponde a la participación en las actividades
didáctico-docentes que se celebran durante las tutorías.
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
Trabajo:
!El trabajo de esta asignatura consiste en analizar dos textos -uno español y uno
hispanoamericano- en los que aparezca representada la variación diatópica y/o
diastrática que existe en el español actual; con este propósito, el alumno debe

!1
!



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
transcribir el/los fragmento(s) que va a analizar y, después de encuadrar la obra y los
personajes presentes en ella -quién habla a quién, cuál es su relación, cuáles son sus
características sociales y/o regionales-, llevar a cabo un análisis de los rasgos que
aparecen en el texto y que le permiten defender la caracterización que ha llevado a
cabo anteriormente.
!
En cuanto a los textos empleados para llevar a cabo este trabajo, son muchas las
obras (literarias especialmente) en las que se 'imita' la forma de hablar de personajes
que pertenecen a determinada clase social o se expresan en alguno de los dialectos
del español; entre otras muchas, cabe citar las siguientes:
!ESPAÑA:
Benavente, Jacinto: La Malquerida
Álvarez Quintero, Serafín y Joaquín: Ganas de reñir, Sangre gorda
Pérez Galdós, Benito: Fortunata y Jacinta
Medina, Vicente: Aires murcianos
Pereda, José María: El sabor de la tierruca
!HISPANOAMÉRICA:
Arguedas, Alcides: Raza de bronce
Azuela, Mariano: Los de abajo
Güiraldes, Ricardo: Don Segundo Sombra
Hernández, José: Martín Fierro
Icaza, Jorge: Cholos
Rivas Larrauri, Carlos: Del Arrabal
Rivera, J. Eustasio: La vorágine
!
Junto a estas, muchas otras obras se pueden encontrar también en internet,
especialmente en páginas como la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (http://
www.cervantesvirtual.com) u otras como Wikisource (http://es.wikisource.org); el
alumno tiene entera libertad para seleccionar la obra que considere más adecuada
para llevar a cabo el análisis, de manera que NO es necesario trabajar
obligatoriamente con uno de los textos apuntados más arriba.
!EJEMPLO:
!«¡Repoblicanos de chanfaina... pillos, buleros, piores que serviles, moderaos, piores
que moderaos! -prosiguió Izquierdo con fiera exaltación-. No colocarme a mí, a mí,
que soy el endivido que más bregó por la Repóblica en esta judía tierra... Es la que se
dice: cría cuervos... ¡Ah! Señor de Martos, señor de Figueras, señor de Pi... a cuenta
que ahora no conocen a este pobrete de Izquierdo, porque lo ven maltrajeao... pero
antes, cuando Izquierdo tenía por sí las afloencias de la Inclusa y cuando Bicerra le
venía a ver pal cuento de echarnos a la calle, entonces... ¡Hostia! Hamos venido a
menos. Pero si por un es caso golviésemos a más, yo les juro a esos figurones que
tendremos una yeción»
El texto es un fragmento de Fortunata y Jacinta, obra de Pérez Galdós en la que se
refleja la sociedad española de la segunda parte del siglo XIX; en concreto, en esta
parte está hablando Izquierdo, tío de Fortunata, que pertenece a las clases bajas de
Madrid y carece, por tanto, de una educación esmerada. El autor representa en el
habla del personaje una serie de características que sirven para situarlo geográfica y
socialmente:
!- Por lo que toca a lo geográfico, los rasgos que caracterizan a Izquierdo son
escasos, pero se puede señalar la falta de seseo o la caída de la /d/ en la
terminación -ado (moderao, maltrajeao), que es un fenómeno muy frecuente en el
centro peninsular, incluido Madrid.

!2
!



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
!- Para lo social, las características lingüísticas son varias, y todas nos hablan de
una persona de nivel socioeducacional bajo; entre estas características, cabe
señalar: a) confusión de vocales (Bicerra, afloencias, repoblicanos), confusión de
consonantes (golviésemos), empleo de formas propias de la oralidad (pal 'para el')
y formas léxicas vulgares (enduvido 'individuo', pior 'peor', yecion 'lección'), o la
utilización más o menos frecuente de palabras malsonantes como ¡Hostia!
!!
!!
!!
!!
!!
!!
!!
!!
!!
!!
!!
!!
!!
!Muy importante: En la portada que aparece en la página siguiente debe indicarse
los datos personales que se detallan (el trabajo que no cumpla con las
condiciones de identificación no será corregido). A continuación de la portada,
debe incluirse el Índice del trabajo.
!

!3
!



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
!Nombre y apellido/s: Yolanda Altabert Gil
Curso: ASIGNATURA EVAR. MÁSTER EN LINGÜÍSTICA APLICADA A LA
ENSEÑANZA DEL ESPAÑOL COMO LENGUA EXTRANJERA.
Edición: 2013-2014
Fecha: 10 de julio de 2014
!!
EL ESPAÑOL CASTIZO DE MADRID Y EL ESPAÑOL DE ECUADOR.

!4
!



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
ÍNDICE
1. INTRODUCCIÓN - p.6
2. EL SANTO DE LA ISIDRA - p.7
2.1. Argumento y lenguaje del sainete “El Santo de la Isidra”. - p.7
2.2. El habla coloquial madrileña. - p.8
2.3. Análisis del fragmento de “El Santo de la Isidra”. - p.9
3. TODOS LOS CHOLOS - p. 10
3.1. La voz del cantautor ecuatoriano. - p.10
3.2. Peculiaridades del lenguaje: el Español en Ecuador. - p.11
3.3. Análisis de la canción “Todos los cholos”. - p.12
4. CONCLUSIÓN - p.13
BIBLIOGRAFÍA - p. 14
ANEXOS - p.15
ANEXO 1. El Santo de la Isidra (Carlos Arniche). - p.15
ANEXO 2. Todos los cholos (Hugo Idrovo). - p.18

!5
!



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
1. INTRODUCCIÓN.
Este trabajo se centra en el análisis de dos textos redactados en español por sus
autores. En la asignatura que nos ocupa hemos podido comprobar cómo, a pesar de
tratarse de un solo idioma, las variedades del español son casi infinitas, especialmente
en cuanto a la variante diatópica se refiere, pero también en gran medida en la
variante diastrática.
El primer texto escogido pertenece al género del sainete, del popular Carlos Arniches:
“El Santo de la Isidra” (1898). La elección del texto se debe a la abundante
representación del habla castiza, o habla coloquial madrileña, propia de los barrios
bajos de la villa a finales del siglo XIX. Gran parte de esa habla se ha ido perdiendo,
debido sobre todo a que la capital aloja a gente de todas partes de España y del
mundo, y también debido a los cambios en la educación de los españoles, entre otros.
Aun así, todavía perduran hoy en día muchos de esos rasgos en el habla de muchos
madrileños.
El segundo texto es la letra de una canción del cantautor ecuatoriano Hugo Idrovo:
“Todos los cholos” (2011). Se trata de una canción que refleja el habla coloquial, casi
vulgar, del Ecuador de la costa, además de reflejar en su temática una espontánea
cotidianeidad llena de humor. Idrovo también es autor literario, y sin duda existen otros
autores que puedan reflejar la variedad del español usada en este país, como pueden
ser Raúl Pérez Torres o Raúl Vallejo. Sin embargo, el propio Idrovo se considera un
“cantor popular” y, en efecto, goza de gran popularidad entre los ecuatorianos de todas
las clases sociales.
Tanto Arniches como Idrovo representan a un tipo de autor que sabe reflejar la
idiosincrasia y prosodia del pueblo al que pertenece y que es protagonista de sus
creaciones.

!6
!



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
2. EL SANTO DE LA ISIDRA (ARNICHES, C.,1918, pp.9-61).
2.1. Argumento y lenguaje del sainete “El Santo de la Isidra”.
El fragmento presentado en el anexo 1 pertenece a uno de los muchos sainetes
costumbristas ubicados en la capital escritos por el autor Carlos Arniches. Cuenta la
historia de Venancio e Isidra, habitantes de una plazuela en los barrios bajos de
Madrid. Isidra es una joven despechada por los engaños de Epifanio, el típico
mujeriego chulesco y arrogante, aunque cobarde y holgazán. Venancio, el panadero
del barrio, honrado y trabajador, está secretamente enamorado de Isidra, pero es
demasiado tímido para acercarse a ella. Sin embargo, Eulogio, el zapatero, amigo de
la familia de Isidra, se entera de los sentimientos de Venancio y, sabiendo del
despecho de Isidra, se propone conseguir que mantengan una cita. A pesar de la
timidez de Venancio, Isidra admira su valentía frente a Epifanio y escoge a Venancio
para bailar con él las fiestas de San Isidro, rechazando públicamente a Epifanio y
provocando un enfrentamiento entre estos dos, del que finalmente sale vencedor
Venancio. El fragmento seleccionado corresponde a las escenas VIII y IX. En ellas
Isidra descubre que Epifanio ha pretendido a su vecina Baltasara y resuelve hacerle
caso “al primero que llegue”. Sin embargo, al encontrarse con Venancio no le muestra
ningún interés, dejándole desanimado.
Alicantino de nacimiento, Carlos Arniches dedicó gran parte de su obra a reflejar las
costumbres y peculiaridades de los madrileños. “El Santo de la Isidra” fue su primer
gran éxito, exponente de un sainete que:
Sin obviar aspectos conflictivos derivados de la precaria condición social de sus
protagonistas, su objetivo es captar, con mirada benévola y comprensiva, la gracia de
unos tipos estilizados a partir de una observación de la realidad y que fueron
aceptados por los espectadores como genuinamente madrileños. (Ríos Carratalá, J.A.,
2006).
!
Arniches destaca por su uso del lenguaje, llegando no solo a plasmar el habla castiza
de Madrid, sino que la realidad también bebe de su ficción, incorporando los propios
habitantes de Madrid la forma de hablar de sus personajes.
Esta cualidad es también reconocida por estudiosos y críticos de la materia:
“(…) Arniches es un agudo observador del lenguaje popular, pero no lo reproduce con
fidelidad fonográfica, sino que lo toma como base para crear un lenguaje ‘popular’
suyo, a imagen y semejanza del real. Este lenguaje popular artificial es una versión
deformada, recargada y caricaturesca del auténtico, preparada especialmente para
ser contemplada por un público burgués; pero al ser juntamente una forma depurada
y artística del habla real, es acogida como verdadero paradigma de ésta por la clase
popular, que la hace suya incorporándola definitivamente a su propia expresión.
(Seco, M., citado en Ríos Carratalá, J.A., 2006).
!
Según el propio autor:
En esta labor, el autor teatral recoge del pueblo unos materiales que luego le
devuelve, aumentados con su observación y su trabajo. Por eso existe esa
reciprocidad mutua entre el pueblo y el sainetero, cuando éste ha tenido el acierto de

!7
!



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
retocar la fisonomía del modelo sin que el interesado lo advierta. (Arniches (s.f.), C.,
citado por Ramos, V., 2006).
!
Es por ello que el lenguaje plasmado en el fragmento se puede considerar un reflejo
exagerado, pero no por ello ilegítimo, del habla popular del Madrid de la época
coetánea del autor.
!
2.2. El habla coloquial madrileña.
No se puede hablar de madrileño como podemos hacerlo de andaluz o leonés. El
habla típica de la capital no tiene la jerarquía lingüística (histórica o étnica) que
poseen los otros núcleos dialectales de la Península. Se trata más bien de una serie
limitada de rasgos del hablante medio de la ciudad, que han sido exagerados,
cultivados (…). Estos rasgos fueron, como digo, exagerados, especialmente por
cierta literatura dramática que intentaba reflejar la vida oscura de las clases populares
(…). (Zamora Vicente, A., 1961: 13)
!
Basándonos en el artículo de Zamora Vicente, y en los de temática semejante de
Antonio Quilis (1966: pp. 365-372) y Emilia de Zuleta (1990: pp. 255-288), podemos
resaltar los siguientes rasgos del habla madrileña:
- Yeísmo. No se articula la “ll” lateral, confundiéndose con la “y”.
- Pérdida de -s en posición implosiva. Aspiración de “=s” final de grupo o sílaba.
- Tendencia a perder la consonante oclusiva sonora -d, en posición intervocálica,
sobre todo en los participios en -ado.
- Eliminación de consonantes, típico del habla vulgar hispánica: “tiés”, “pués” (por
tienes y puedes), “miá este” (por mira este), “usté” (por usted).
- Abundancia de formas de apelación, introducción, transición y reiteración.
- Imperativos para comenzar el diálogo: oiga, mire usted.
- Las formas interrogativas para hilar el diálogo: ¿Sabe?, ¿no?, ¿eh?
- Exhortaciones aprobatorias o irónicas: “quite, quite”, “vamos”, “Vaya”.
- “Que” introductorio y reafirmativo: “que si…”, “que vaya…”.
- Interjecciones propias o impropias: “pachasco”, “quiá”
- Diminutivos con valor ponderativo o negativo.
- Amplio repertorio de un léxico madrileño.
- Uso de frases hechas y refranes.
- Sustitución de la conjunción “o” por “u”.
- Uso de artículos ante nombres de persona.
- Tratamiento de “señá”, por señora. Considerado inelegante o poco digno.
- Pronunciación de la “d” en final de palabra o de sílaba como “z”.
- Transformación del diptongo “pues” en el monoptongo “pos”.
- Eliminación de la vocal anterior cuando se encuentran en contacto las dos vocales
medias en sílabas átonas (e, o): geografía se convierte en jografía.

!8
!



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
- Cuando se encuentran en contacto la vocal átona media con la tónica baja
desaparece la vocal media: ya está se convierté en yastá.
- Cambio de los alófonos oclusivo o fricativo de /b/ en los de /g/: agüelo por abuelo.
- Alteración del orden de los pronombres en las clases populares: “te se” por “se te”.
!
2.3. Análisis del fragmento de “El Santo de la Isidra”.
Tomando como referencia las características mencionadas en el apartado anterior,
analizaremos el texto seleccionado del sainete de Arniches. Teniendo en cuenta que el
lenguaje castizo es representativo no solo de Madrid sino más concretamente de los
barrios llamados bajos, es difícil diferenciar la variedad diastrática de la diatópica,
puesto que las personas que viven en la zona de la que es característica el habla son
al mismo tiempo de una clase social determinada. Se puede observar a continuación
que los personajes hablan todo el tiempo haciendo gala de muchos de los rasgos
mencionados, delatando su procedencia geográfica y su clase social.
A nivel práctico, se señalará entre paréntesis la numeración de la línea en la que se
puede encontrar el rasgo señalado, indicando L+nº línea.
Variedad diatópica. Habla castiza.
- Exhortaciones aprobatorias o irónicas: “anda anda” (L2), “Vaya” (L38),
“Vamos” (L48).
- Tendencia a perder la consonante oclusiva sonora -d, en posición intervocálica: “tóo”
(L3), “honrás” (L7), “ná” (L11, L19, L49), “lao” (L11), “recogío” (L33),
“revacuná” (L43), “despreciao (L56, L59), “tóos” (L56), “arrimao” (L57),
“mirao” (L73).
- Abundancia de formas de apelación, introducción, transición y reiteración:
“¡Eh!” (L9), “¡Chist!” (L9), “Chica” (L31).
- Imperativos para comenzar el diálogo: “Oye tú” (L9, L15, L44), “Oye” (L23), “Créame
usté” (L34, L62).
- Sustitución de la conjunción “o” por “u”: L11, L57.
- Uso de frases hechas y refranes.: “¡Ande usted, y que le den dos duros,
hombre!” (L17)
- Tratamiento de “señá” y “señó”, por señora y señor: L20, L41, L49, L62.
- “Que” introductorio y reafirmativo: “que trepa” (L22), “que chica” (L 34)
- Las formas interrogativas para hilar el diálogo: “¿eh?” (L22)
- Transformación del diptongo “pues” en el monoptongo “pos”: L45.
Variedad diastrática. Habla vulgar.
- Eliminación de consonantes, típico del habla vulgar hispánica: “usté” (L1, L13, L20,
L34, L41, L46, L47, L49, L62), “incorruta/s” (L6, L9), “pa” (L11, L53), “misté” (L23),
“Tiés” (L25), “sentiía” (L29), “tié” (L36), “ustés” (L38), “quié” (L48), “pué” (L70).

!9
!



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
- Metátesis de consonantes y vocales (Bosque et al. 1999, citado en Alonso-Cortés,
M.D. et al., 2005): “impremeable” (L11), “cudiao” (L23).
- Simplificación de diptongos (Bosque et al. 1999, citado en Alonso-Cortés, M.D. et
al., 2005): “mu” (L13), “Ulogio” (L62).
- Uso de artículos ante nombres de persona: “la Isidra” (L44).
- Alteración del orden de los pronombres: “te se” (L56)
!
3. TODOS LOS CHOLOS. (HIDROVO, H., 2011).
3.1. La voz del cantautor ecuatoriano.
Hugo Idrovo (Guayaquil, 1957) es un cantautor ecuatoriano contemporáneo con una
amplia trayectoria. Desde sus primeros pasos tocando en Quito y en el metro de
Nueva York, hasta su etapa como escritor literario y Director Provincial del Ministerio
de Cultura del Ecuador, compone sus propias canciones y experimenta con ritmos
externos e internos, herederos de la esclavitud, del influjo del gigante americano, de la
música indígena y folclórica, y de las canciones tradicionales de su tierra. Él mismo se
define como un cantor popular.
“Todos los cholos” forma parte de su primer álbum de descarga gratuita. Se trata de un
proyecto en el que el autor se propone ser fiel a sus ideales, transmitir su arte de
forma altruista y sin fines de lucro, y luchar contra el sistema capitalista y consumista,
culpable a su modo de ver de muchos de los males que sufre la sociedad actual. En
palabras de Hidrovo (2014):
Si tanto sufrimos por cambiar al mundo, conservar y salvar al planeta, rescatarlo de
tan oprobioso y alienado sistema capitalista y consumista que lo ahorca, pues aquí
tienes esta página web con canciones, fotos, dibujos, pinturas, acordes y letras
completamente gratis para ti y para todos. De alguna manera seré retribuido y no
precisamente con el vil dinero. En esta vida hay demasiadas riquezas que no tienen
valor. Es mi alternativa y riesgo en este caso: asumir mi posición de artista, autor-
compositor e intérprete de música ajena por completo al entretenimiento facilista, la
rapiñosa competitividad comercial y la televisión basura.
!
La canción (reproducida en el anexo 2) cuenta la historia de un par de amigos que
viven en la costa, y cómo uno de ellos, llamado el Campana, se deja engatusar por
una mujer y acaba manteniendo a los seis hijos de esta, además de a los seis que
tenía con su propia esposa. También habla de otros personajes que han sufrido
alguna desgracia o que son de naturaleza mala. Todos son cholos, tanto si lo
aparentan como no, y a todos les gusta tomar arroz con huevo frito, aunque esta
comida sea considerada de poca clase.
La mayoría de las peculiaridades que encontramos en la canción son de carácter
léxico, que refleja el habla coloquial de la costa de Ecuador.
!
!
!10
!



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
3.2. Peculiaridades del lenguaje: el Español en Ecuador.
El español de Ecuador se caracteriza por contar con múltiples préstamos lingüísticos,
ya sean anglicismos, provenientes de la cercanía geográfica con EEUU y del influjo de
los medios de comunicación, o de la propia riqueza regional y étnica del país,
incluyendo sobre todo términos provenientes del quichua, la lengua del imperio Inca.
El quichua es lengua oficial también en Ecuador.
Tomando como referencia el artículo de Azucena Palacios (s.f.), y los contenidos de la
asignatura a continuación se presenta un resumen de algunos de los rasgos que
caracterizan el español en Ecuador a nivel morfo-sintáctico y léxico:
- Léxico patrimonial: por ejemplo, uso de marinerismos
- Uso de arcaísmos y tendencia latinizante en la selección de cultismos.
- Modismos y préstamos del inglés.
- Reestructuración del sistema pronominal.
- Construcciones de gerundio: por ejemplo, para indicar perfectividad (“siempre
regresa comiendo, por eso no quiere nada”, significa que come antes de regresar y
por eso no quiere nada) o la perífrasis con el verbo dar para indicar ruego (“me das
pasando el libro”, pásame el libro, por favor).
- Formación de palabras mediante sufijos: verbos con -ear o -iar, sustantivos con -
ada, -azo, adjetivos con -oso y -udo.
- Formas de atenuación de órdenes y ruegos.
- Uso de vocabulario proveniente del quechua.
- Reestructuración de los tiempos verbales de pasado hacia valores modalizadores o
evidenciales.
- Uso de diminutivos, incluso en categorías gramaticales que en otras variedades de
español no son posibles: ellita, yocito, estito, acacito.
- Discordancias de género y número.
- Alteraciones de orden de constituyentes.
- Uso del artículo previo al nombre “casa” para transmitir la idea de posesión.
- Elisión del artículo o sustitución de este por un demostrativo.
- Voseo pronominal y verbal.
- Uso de ustedes en lugar de vosotros.
- Adverbalización de adjetivos: “canta lindo”.
- Uso frecuente de allá y acá en lugar de allí y aquí.
- Uso de “recién” con todos los tiempos verbales.
!
!
!
!
!11
!



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
3.2. Análisis de la canción “Todos los cholos”.
- Uso de vocabulario proveniente del quechua:
• Cholos (L1), cholitos (L29): utilizado para referirse a alguien que tiene una actitud
vulgar, de procedencia pobre o sin modales. Aunque también se puede usar de
forma cariñosa, como “muchacho” o “chico” . También, según la RAE: “mestizo de
sangre europea e indígena” o “indio que adopta los usos occidentales”.
• Naño (L32): hermano.
• Cocolón (L35): Arroz tostado que queda pegado al cocerlo en el fondo de la olla.
Equivalente al “socarrao” valenciano.
- Elisión del artículo: “viendo televisión” (L1).
- Léxico patrimonial, arcaísmos, palabras con diferente significado al español
peninsular, modismos:
• “pana” (L3): buen amigo, colega.
• “fletaron” (L5): llevaron en autoestop.
• “plena” (L7): verdad.
• “peladas” (L8): puede significar muchachas o prostitutas.
• “jeta” (L10): barbilla.
• “chueco” (L10): torcido.
• “labiosa” (L12): zalamera, que tiene labia, embustera.
• “tapiña” (L13): esconde.
• “tragada” (L19): engañada.
• “plata” (L20): dinero.
• “chapa” (L23): agente de policía.
• “de moño” (L24): que no vale nada.
• “perreo” (L26): baile de moda, reggaeton.
• “jermu” (L27): mujer, se invierte el orden de las sílabas.
• “cachuda” (L28):cornuda
• “cojuda” (L28): ilusa, fácil de engañar, imbécil.
• “me barajo” (L29): me voy, me piro.
• “conscripto” (L29): soldado, recluta.
- Uso de diminutivos: “jorobadito” (L10), “ligerito” (L33).
- Modismos y préstamos del inglés:
• “number one” (L12): Número uno.
• “gogotera” (L25): para los individuos nacidos en la generación del 50, se usa para
describir a personas divertidas, extrovertidas, fiesteras, que llevan ropa llamativa.
Es un término anticuado y los jóvenes lo usan a la inversa, para referirse a
personas que visten mal o de forma descuidada y que tiene pensamientos
negativos o excéntricos.

!12
!



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
!
En la canción también se observan referencias que ubican donde sucede la historia
que cuenta la letra: Puerto López es una zona de playas muy turística, manaba es el
gentilicio de la provincia de Manabí, las islas Galápagos y el avistamiento de ballenas
en la costa, El Tena, Puerto Ayora, Ventanas También se hace referencia a Bonafont,
un popular comentarista deportivo.
!
También podemos observar la transcripción de algunos rasgos fonéticos:
- “pa’que” (L6): eliminación de consonantes.
- “pelo’e cojuda” (L28): se omite la -d.
- “raspao de medio lao”: Tendencia a perder la consonante oclusiva sonora -d, en
posición intervocálica.
!
4. CONCLUSIÓN.
Analizando estos dos fragmentos queda de relieve la riqueza y variedad que ostenta el
lenguaje español, especialmente en su variante coloquial, condicionada a la vez por la
variedad geográfica.
Es indudable que las lenguas evolucionan con el tiempo y el espacio, y el estudio de
dicha evolución presenta infinitas posibilidades, especialmente tratándose del español:
la segunda lengua del mundo por las personas que la tienen como lengua materna, la
segunda lengua más utilizada para la comunicación internacional, y la tercera lengua
del mundo en número total de hablantes.

!13
!



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
BIBLIOGRAFÍA
ALONSO-CORTÉS, M.D. et al. 2005. El español y sus variedades. Barcelona:
FUNIBER.
!ARNICHES, Carlos. 1918. Sainetes. Madrid: Casa Editorial Calleja.
!DE ZULETA, Emilia. 1990. “Reconstrucción de un mundo por el lenguaje (Zamora
Vicente narrador)”, en Revista de Filología Románica, 7.
!HIDROVO, H. 2006. Biografía. Recuperado de http://www.hugoidrovo.com/biografia/ el
11 de julio de 2014.
!HIDROVO, H. 2006. Todos los cholos. Recuperado de http://www.hugoidrovo.com/
musica/roscoe-boulevard/ el 11 de julio de 2014.
!PALACIOS ALCAINE, Azucena (s.f.). La influencia del quichua en el español andino
ecuatoriano. Madrid: Universidad Autónoma de Madrid.
!QUILIS, A. (1966). Notas para el estudio del habla de Madrid y su provincia. En Anales
del Instituto de Estudios Madrileños (Vol. 1).
!RÍOS CARRATALÁ, Juan A. 2006. El teatro de Carlos Arniches y los hermanos Álvarez
Quintero. Alicante: Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Recuperado de http://
www.cervantesvirtual.com/obra/el-teatro-de-carlos-arniches-y-los-hermanos-lvarez-
quintero-0/ el 10 de julio de 2014.
!RAMOS, Vicente. 2006. Vida y teatro de Carlos Arniches. Alicante: Biblioteca Virtual
Miguel de Cervantes. Recuperado de http://www.cervantesvirtual.com/obra/vida-y-
teatro-de-carlos-arniches--0/ el 10 de julio de 2014.
!ZAMORA VICENTE, Alonso. 1961. Una mirada al hablar madrileño. Madrid: ABC,
!! publicado el 11 de junio de 1961.
!!
!!
!!
!DICCIONARIOS CONSULTADOS:
http://www.asihablamos.com
http://www.rae.es
!!

!14
!



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
ANEXOS
ANEXO 1
El Santo de la Isidra - Carlos Arniche (Sainete)
!
ISIDRA.— ¡Pero madre, no se duerma usté, que son las once!
IGNACIA. — Pues anda, anda, ayúdame a entrar tóo esto. (Descuelga sillas, que va
entrando Isidra).
BALTASARA (Sale al balcón, coge del lebrillo una de las prendas de ropa y la sacude
antes de tenderla. Cantando.) 5
“Las mujeres incorrutas
que se estiman por honrás…”
(Sacude y moja al señor Eulogio, que se levanta sorprendido.)
!
EULOGIO.— ¡Eh!… ¡Eh!… ¡Chist!… ¡Oye, tú, incorruta!…
BALTASARA.- ¿Qué pasa, maestro? 10
EULOGIO.— Ná; que u sacudes pa otro lao, u me compras un impremeable; ¡tú verás!

BALTASARA.— ¡Estaría usté mu feo con el hule! (Vuelve a escurrir y prende la ropa
en la cuerda con un alfiler.)
EULOGIO (Apartándose como si se sintiera mojado.) — ¡Oye, tú: haz el favor, que me
estás mojando el chagrén!… 16
BALTASARA.— ¡Ande usted, y que le den dos duros, hombre!… (Sigue sacudiendo y
tendiendo.)
EULOGIO.— ¡Ná, esperaremos que pase la nube! (Se aparta.)
BALTASARA.— ¿Y qué le parece a usté mi balcón, señá Ignacia? 20
IGNACIA.— ¡Eso estaba mirando, chica!… ¡Ni el botánico!… ¡Vaya una de flores!
EULOGIO.— Miste la enredadora, digo, la enredadera… Cudiao que trepa, ¿eh?…
BALTASARA.— Y misté que dos tiestos de claveles. Oye, Isidra, ¿a que no sabes
quién me los ha regalado?
ISIDRA.— ¡Qué se yo!… ¡Tiés tanto conocimiento!… 25
BALTASARA.— Pues, Epifanio.
ISIDRA.— Epifa… (Movimiento de contrariedad.) ¡Caramba, qué suerte! (Con fingida
sorna.)
BALTASARA.— Supongo que no te enfadarás, porque yo sentiía…
ISIDRA.— ¿Yo?… ¡Como si te quiere regalar la quinta del Atanor!… 30
BALTASARA.— Chica, yo no quería admitirlos; pero como me han dicho que habíais
roto…
IGNACIA.— ¡Claro, has recogío tú los tiestos!

!15
!



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
BALTASARA.— ¡No, y luego, creáme usté, que lo sentí… porque tuve que oir lo que
quiso hablar!… ¡y anda diciendo unas cosas de ti, que chica!… 35
ISIDRA.— ¿De mí? ¿Qué dice de mí? (Con energía.)
IGNACIA.— ¿Qué es lo que tié que decir de mi hija?…
BALTASARA.— ¡Pero no se sofoquen ustés, caramba! ¡Si yo lo sé! ¡Vaya, hasta otro
rato! (Entra y cierra el balcón.)
EULOGIO.— ¡Adiós, cinematógrafo! 40
IGNACIA.— ¿Pero está usté oyendo? ¡Le digo a usté, señó Eulogio, que debía venir la
viruela!…
EULOGIO.— Pero, ¿qué adelantábamos, si esa está revacuná?
IGNACIA (A la Isidra que llora en silencio y se limpia las lágrimas.)— ¡Oye… tú! Pero,
¿qué haces? ¡Pos no está llorando!… ¡Pero Isidra!… 45
ISIDRA.— ¡Déjeme usté, madre, déjeme usté!…
IGNACIA.— Pero, ¿ve usté!…
EULOGIO.— Pero, ¿qué quié usted que haga la infeliz?… ¡Vamos, que si fuera hija
mía!… ¡Ná, que le digo a usté, señá Ignacia, que su marido de usté es de clases
pasivas! ¡Si ésta me tocara lo más mínimo… tiros había aquí!… 50
IGNACIA.— ¡Y tú ten formalidad algún día, y olvida ya de una vez a esa mala peste de
hombre!… ¡Olvídalo!…
ISIDRA.— ¡No quiero!… ¡No quiero olvidarlo… pa no dejar de aborrecerlo!… ¡Si yo no
lloro por él!… ¿A mí qué? Si es la hiel y la rabia, que me ahogan de pensar que no
tengo quién me defienda… 55
EULOGIO.— ¡Pero ven acá, so lila! Si tú has despreciao a tóos los que te se han
arrimao… ¿quién va a defenderte? ¿U es que quieres que te defiendan por teléfono?

ISIDRA.— Los he despreciao, porque yo he querido a ese hombre a cegar y no podía
querer a otro, pero hoy… 60
EULOGIO.— Hoy, ¿qué?
ISIDRA.— Créame usté, señó Ulogio, que hoy le haría caso al que se me acercara, a
cualquiera que pase, al primero que llegue… (Con energía.)
!
ESCENA IX
DICHOS y VENANCIO por el foro. Sale con la cesta del pan a la cabeza. 65
VENANCIO.— ¡Buenos días! (Las ve y se queda parado.)
IGNACIA.— (¡Él!) ¡Buenos días, Venancio!
EULOGIO.— (Anda, Dios, qué oportunidad!) (A Isidra.) ¿Conque al primero que
llegue?
ISIDRA.— ¡Qué sé yo! ¿Pué que sí!… (Entra en su casa.) 70

!16
!



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
IGNACIA (Siguiéndola.)— ¡Lástima de hija!
EULOGIO.— (¡Cosa hecha!) (Se sienta a trabajar.)
VENANCIO.— ¡Ni me ha mirao! (Deja la canasta en el suelo y queda mirando a la
puerta de Isidra.) 74
!

!17
! 



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
ANEXO 2
Todos los cholos comemos con cuchara, arroz con huevo frito viendo televisión.

Todo lo malo se paga en esta vida, si es muy viva la rata es más fuerte el raticida.


Resulta que allá por Puerto López yo tengo un pana mal de los huesos,

el pueblo entero habla del suceso que lo torció con el reumatismo.

El achacado no es más que el mismo que un día fletaron unas graduadas, 5

pa' que las lleven a ver ballenas de esas que les dicen jorobadas.

Pero la plena fue que el manaba quiso pasarse de muy sabido

y no guiaba como es debido y a las peladas fue manoseando.

Hasta que en eso junto a la borda una ballena salió brillando

y le estornuda al hombre en la jeta y lo deja chueco y jorobadito. 10


(coro)


Conozco a una mujer labiosa, la number one de las mentirosas,

que se tapiña con impaciencia tras la cortina de la apariencia.

Todo Galápagos te señala por hacer gala de mala maña

con carpinteros y transportistas, con marineros y electricistas. 15

Con tu tinglado de dama fina, de hablar bonito, hecha la divina.

¡Qué comediante, qué gran farsante!, tú eres la más vil estafadora

que hay desde El Tena hasta Puerto Ayora.

La gente pobre que está tragada sabe que nunca darás la cara.

Aunque tengas plata, tú no vales nada. 20


(coro)


En una finca cerca de Ventanas yo me instalé con un tal Campana.

Me dijo el tipo: -no soy tenista, esa es mi chapa, dame una pista.

A mi mujer y siete retoños abandoné por una de moño,

bien gogotera y farandulera, sin saber que era mamá de cinco. 25

Se fue una noche a bailar perreo y ya son meses que no la veo.

Después mi jermu mandó un recado que me dejó más embarrilado:

"Yo seré reverenda cachuda pero no tengo pelo' e cojuda.

Ahí te haces cargo de los cholitos, yo me barajo con un conscripto" -

Y ahora el Campana, en vez de siete mantiene a doce. ¡Mira que goce! 30


¡Es que tú eres tan galán, tan galán, tan galán, pero tan galán


!18
!



 !! !

TRABAJO – EV
Universidad de Jaén
!
que por eso es que te dicen Campana, ñaño!

Y a lo que va a recitar Bonafont, tú ligerito corre al fogón,

coge la olla, dale un raspao de medio lao y saca la joya:

¡Arroz con cocolón! 35

!19