You are on page 1of 2

Abelardo Rodríguez Urdaneta

Nació el 24 de junio de 1870 y murió en 1933.


Pintor, escultor, fotógrafo artístico, poeta, músico y precursor, abarcó también de manera sobresaliente
el dibujo.
En sus obras se observa su apego a lo clásico y un marcado espíritu romántico.
Durante algún tiempo ofreció varios conciertos de violín que lo situaron entre los mejores músicos
dominicanos de la época.
Artista dotado de gran paciencia, sus obras son el resultado de largos períodos de estudio y ejecución.
No improvisaba, ya que la perfección era su mayor anhelo.
Fue discípulo de Juan Fernández Corredor, madrileño radicado en Santo Domingo. Recibió sus
principales orientaciones del pintor Luis Desangles.
Abelardo está considerado el padre de la escultura dominicana. Sus magnificas esculturas, adornan
diferentes puntos de Santo Domingo. "Uno de Tantos" fue su obra de la escultórica más importante y de
sus obras pictóricas se destaca "Cabeza de Mujer".
Obras: Esculturas: "Uno de Tantos" (1903), "Caonabo, Invocación" (alto relieve). Fotografía: "Retrato de
Novia", que le valía el primer premio certamen artístico en el año 1907; oleos de Duarte, Hostos, Billini,
Luperon, entre otros.
En 1908 abrió las puertas de su academia de dibujo, pintura y escultura, que dirigió hasta su muerte. En
1885 fue premiado por su obra "Perllo" en la exposición organizada por Juan Corredor y Cruz.
Abelardo Rodríguez Urdaneta es el artista que ofrece mas facetas en el curso de la plástica del siglo XIX y
comienzos del XX. Al morir deja una obra nutrida y variada. Su profunda actividad artística, alcanza una
especial distinción. Como fotógrafo, escultor y maestro, permite al espectador desentrañar la eficacia y
el ambiente de su labor pictórica.
Esta considerado como uno de los más completos precursores de las artes plásticas. Su concepción
romántica y su factura clásica, permiten conocer sus sobrias pinceladas, su refinado dibujo y sus
variadísimos aspectos del paisaje, matizado de construcciones armónicas y un colorido rico y abundante.
Abelardo Piñeiro

Nació en la ciudad de Santo Domingo el 13 de octubre de 1862.


En 1892 obtiene el título de Licenciado en Farmacia, profesión que ejerció hasta el momento de su
muerte en 1958.
Fue pintor, músico y violinista. Era autodidacta en pintura. EI sujeto central de su obra pictórica lo
constituyen los numerosos rincones de la ciudad que acompañaron sus tardes de soledad. Se
encuentran en sus lienzos fragmentos de historia que nos permiten vislumbrar el Santo Domingo de los
30 y los 40.
La segunda temática de su obra, no menos importante que la primera, la constituye la colección
dedicada a los bodegones. En ésta encontramos innumeras naturalezas muertas. Sus bodegones de
frutas y flores y sus retratos a Cayetano A. Rodríguez, y otras importantes figuras nacionales demuestran
que su producción artística nunca disminuyó. La naturaleza con marcados detalles fue uno de sus temas
favoritos.
La breve obra pictórica de Abelardo Piñeyro se inserta en el realismo y la temática criolla. Tratase de una
pintura que no llegó a cuajar de manera significativa, pero que tiene valor histórico par la energía
espontánea y el interés que puso el artista en el diseño y la forma. Lo que significa, que el lenguaje no
tiene el dinamismo que se observa en la mayoría de las obras de precursores como Abelardo Rodríguez
Urdaneta, Luis Desangles y Enrique García Godoy.
Celebró mas de veinte exposiciones individuales y participo en varias colectivas. Figura entre los
expositores de la gran muestra del Salón Artístico de 1890 y participó en la exposición celebrada en
1941 por el Ateneo Dominicano de Santo Domingo y las tres primeras Bienales Nacionales de Artes
Plásticas.