You are on page 1of 3

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA ADULTOS

UAPA

ESCUELA DE PSICOLOGÍA

TEMA

ESTIMULO

PRESENTADO POR:

LICELOT ANTONIA SAINT-HILAIRE ROJAS

MATRICULA:

15-4919

EVALUACIÓN DE LA CONDUCTA

FACILITADOR:

MIGUEL TEJADA

Santo Domingo Este


06 de febrero 2017.
La extinción puede llevarse a cabo sólo después de que haya sido establecida una
respuesta o una asociación utilizando condicionamiento pavloviano o instrumental. El
objetivo es revertir los efectos de la adquisición, pero raramente se alcanza y en la
mayoría resultan imposibles. Fenómenos como la recuperación espontánea, la
renovación y el restablecimiento muestran que la extinción no elimina lo que se
aprendió de forma original.

El reforzamiento parcial o intermitente permite a los organismos aprender sobre la falta


de recompensa de manera que les sirva para inmunizarse frente a los efectos de la
extinción, como demuestra los estudios acerca del momento conductual.

La extinción implica la omisión del EI o reforzador. Por tanto, la extinción en


condicionamiento clásico incluye presentaciones repetidas del estímulo condicionado
por solo; la extinción en el condicionamiento instrumental implica no volver a presentar
reforzador como una consecuencia de la respuesta instrumental. El resultado es que
respuesta condicionada disminuye. La extinción no es lo contrario de la adquisición.

Aunque la extinción produce importantes efectos conductuales y emocionales, no


revierte los efectos de la adquisición. La evidencia de que la extinción no elimina lo
que se aprendió originalmente se ha obtenido a través de estudios sobre la renovación
espontanea, la renovación, el restablecimiento y los efectos de la devaluación del
reforzador.

La renovación se refiere a la recuperación de la ejecución propia de la adquisición que


se da cuando se cambian las claves contextuales que estaban presentes durante la
extinción. El cambio puede consistir en una vuelta al contexto de la adquisición original
o a un cambio a un contexto “neutral”.

El efecto de la renovación no sólo se ha observado en el condicionamiento pavloviano


del miedo, sino también en el condicionamiento apetitivo del miedo, la inhibición
condicionada y en varias situaciones de condicionamiento instrumental. El fenómeno
se evidencia no sólo con claves externas contextuales sino con claves contextuales
creadas por estados provocados por drogas. También puede darse si el sujeto se
retira del contexto de adquisición a uno alternativo que no es el de la adquisición
original. Este tipo de renovación no es tan sólido como cuando se reinstaura en el
contexto original de adquisición.

Los procedimientos de Evitación aumentan la ocurrencia de la conducta instrumental


mientras que los procedimientos de castigo suprimen la respuesta instrumental. En
ambos procedimientos, la conducta desarrollada sirve para minimizar el contacto con
el estímulo aversivo. En la evitación realizar una acción específica previene el estimulo
aversivo, mientras que en el castigo refrenar dicha acción minimiza el contacto con el
estímulo aversivo. Debido a esto, la conducta de evitación a veces se
denomina “evitación activa” y el castigo “evitación pasiva”. Ambos términos resaltan el
hecho de que tanto la evitación como el castigo implican reducir al mínimo el contacto
con el estímulo aversivo.

El castigo ocurre cuando la respuesta instrumental va seguida de un estímulo


aversivo. Este estímulo aversivo puede consistir, en los experimentos de laboratorio,
en pequeñas descargas eléctricas o ruidos estridentes. Aplicado a humanos, el castigo
es habitual en la sociedad; no sólo sería castigo el físico o penal, también puede ser
psicológico.

El castigo es un procedimiento contrario al condicionamiento de recompensa y similar


a la preparación aversiva del condicionamiento clásico. El resultado es, como predice
la ley del efecto, la disminución de la conducta.

En ocasiones se ha distinguido entre "castigo positivo" (que consigue en administrar


un estímulo aversivo después de la respuesta) y castigo negativo (que se produce
cuando la respuesta impide la presentación de un refuerzo positivo). Sin embargo, es
más habitual denominar a este último procedimiento entrenamiento de omisión, y
llamar al "castigo positivo" simplemente castigo.

2. NARRA UN BREVE CASO EN DONDE HAYAS MODIFICADO CONDUCTA USANDO


EXTINCIÓN O CONTROL AVERSIVO Y EXPLICA CUÁL DE LOS DOS PREFIERES
USAR Y ¿POR QUÉ?
A un niño de diez años de edad con condición de autismo, para poder modificar la
conducta de autolesionarse, en ocasiones he utilizado el estímulo aversivo donde se
le administra en cierta manera una sensación de un poco de dolor para que entienda
que autolesionarse hace daño.