You are on page 1of 11

Los Hongos

Presentado A:
Luz Marina Gomez

Trabajo presentado por:

Fonseca William
Granados Johana
Guiza Pablo
Gutierrez Yuli
Herrera Cristian
Jarro Fabian
Lopez Laura

10-06

2010

Colegio de Bto. Técnico industrial


“Gustavo Jimenez”

HONGOS
En biología, el término fungi (latín, literalmente "hongos") designa un reino
que incluye a los organismos celulares sin cloroplastos y por lo tanto
heterótrofos que poseen paredes celulares compuestas por quitina y células
con especialización funcional actualmente se consideran como un grupo
heterogéneo, polifilético, formado por organismos pertenecientes por lo
menos a tres líneas evolutivas independientes. La especialidad de la
medicina y de la botánica que se ocupa de los hongos se llama micología
donde se emplea el sufijo -mycota para las divisiones y -mycetes para las
clases.

Características generales

En la mayoría de los hongos las paredes de las hifas están compuestas


principalmente por quitina y algunas hemicelulosas. La celulosa, que está
presente sólo en unos pocos grupos de hongos, es característica de los
oomicetes. La proporción de agua de los hongos mucilaginosos
generalmente es mayor del 90%. Las esporas pueden tener menos del 50%
de agua; otras estructuras de resistencia, tales como los esclerocios,
contienen aún menos. Los hongos requieren oxígeno para su crecimiento,
así como grandes cantidades de agua y de hidratos de carbono u otras
fuentes de carbono. la mayoría de los hongos utilizan azúcares como la
glucosa y la levulosa (d-fructosa), pero algunos usan otros compuestos
orgánicos como alimento, según su capacidad para sintetizar las enzimas
adecuadas. Ciertas micorrizas toman directamente el nitrógeno de la
atmósfera; sin embargo, todos los demás hongos lo obtienen de nitratos,
sales de amonio u otros compuestos orgánicos o inorgánicos de nitrógeno.
los hongos, además, precisan otros elementos como potasio, fósforo,
magnesio y azufre. También son necesarios, aunque en muy pequeñas
cantidades, hierro, manganeso, cobre, molibdeno, zinc y galio; así como
factores de crecimiento. Determinados hongos son deficitarios, al menos en
parte, en uno o más factores de crecimiento.

Las enzimas de los hongos pueden actuar sobre una gran variedad de
sustancias. Un grupo de enzimas, llamado el complejo zimasa, permite a las
levaduras llevar a cabo la fermentación alcohólica. Otras enzimas, como la
protopectinasa, la pectasa y la pectinasa, hidrolizan los compuestos
pectídicos que hay en las capas medias de las paredes celulares de las
plantas. La amilasa, celobiasa, citasa, dextrinasa, invertasa, lactasa,
maltasa, proteasa y la tanasa son también enzimas producidas por los
hongos.

El glucógeno, sustancia relacionada con el almidón y con la dextrina, es la


reserva de hidratos de carbono más común en los hongos. Además, algunos
hongos forman polisacáridos y alcoholes polihidroxílicos, como el manitol y
la glicerina. Otros producen proteínas y grasas en abundancia. Muchos
hongos sintetizan ácido oxálico y otros ácidos orgánicos, como cítrico,
fórmico, pirúvico, succínico, málico y acético; la producción de ácido láctico
sólo la realiza una familia de hongos. Otros productos del metabolismo
fúngico son compuestos de azufre, sustancias que contienen cloro y
numerosos pigmentos. Unos cuantos hongos tienen la facultad de formar
compuestos volátiles de arsénico cuando crecen sobre sustratos que lo
contienen.

Nutrición y Hábitat

Los hongos SAPRÓFITOS, es decir des componedores de materia orgánica,


viven sobre la materia orgánica muerta en estado de descomposición y se
nutren de ella extrayendo la materia orgánica para transformarla en materia
inorgánica, que luego se acumula en el suelo formando la llamada Tierra
negra o HUMUS, es por ello que cumplen una FUNCIÓN ECOLÓGICA de la
mayor relevancia pues garantizan el reciclaje de la materia muerta y, por lo
tanto, la recirculación de sustancias nutritivas en los ecosistemas.

Los hongos PARÁSITOS, que viven sobre o dentro de otros seres vivos,
obtienen su alimento de éstos y llegan a producir enfermedad en su
hospedero.

Los hongos SIMBIONTES que se asocian de manera mutualista con otros


organismos constituyen alianzas vivas de beneficio mutuo como por
ejemplo los líquenes (asociación de hongo y alga) y las micorrizas
(asociación de hongo y raíz de una planta), simbiosis estas de gran
importancia en la naturaleza en procesos de colonización de hábitats y de
circulación de nutrientes.

Los hongos PARÁSITOS viven sobre peces, insectos y otros animales, y


llegan inclusive a ocasionarles la muerte. Los que parasitan al hombre
producen las llamadas MICOSIS, infecciones de la piel u otras partes del
organismo.

Los SAPRÓFITOS viven sobre sustancias muertas (restos vegetales o


animales), aprovechando desechos de otros organismos vivos.

Utilidad y peligro de los hongos

Utilidad

Los hongos tienen aplicaciones benéficas, como en la gastronomía, en la


fabricación de medicamentos y alimentos, además de otras utilidades.

En la gastronomía, los hongos son muy apreciados por su valor nutricional


en proteínas y minerales, además de su agradable sabor. Sin embargo hay
que saber reconocer las especies comestibles de las que no lo son, por lo
que lo más recomendable es consumir sólo hongos de invernadero las
primeras veces, y más adelante, con ayuda de un experto en hongos
comestibles, se puede intentar cocinar 3 ó 4 especies de hongos. Los
hongos comestibles se pueden agrupar en las divisiones de los Ascomycetes
y los Basidiomycetes. Los Ascomycetes son hongos comestibles que no ha
sido posible su producción a nivel industrial. Se divide en 2: genero
morchella y género túber (del cual la especie más conocida es la Trufa).

Los Basidiomycetes: casi todos los hongos comestibles importantes por su


cultivo en escala industrial, pertenecen a éste grupo, las especies de mayor
interés en el campo industrial, tiene un cultivo intensivo y frecuente tanto
en México, como en otros países.

Los hongos comestibles más importantes a nivel industrial, son los


pertenecientes a los géneros Agaricus, Lentinus, Pleuratus y Volvariella.

Alimentos: Los hongos son utilizados también en la fabricación de


alimentos. Son utilizados en la maduración de algunos quesos, como el
roquefort, gruyere y danés azul, para darles color y aroma característico.
Algunas levaduras son utilizadas en la fabricación de panes, donde actúan
incrementando el volumen de la masa; también en la fabricación de vinos y
cerveza, donde las levaduras actúan fermentando las mezclas.

El ácido cítrico aunque existe de forma natural en la piña, naranja, pera, etc,
hay mohos que pueden producirlo, como son A. Clavatus, P.citriniumetc.

Este compuesto se utiliza en grandes cantidades por año: 65% se utiliza en


drogas y medicinas, 10% en refrescos, envasados y dulces, y el restante en
grabado y teñido de plásticos y textiles.

Las grasas son sintetizadas por los hongos a partir de carbohidratos, sobre
todo cuando los cultivos se mantienen en medios ricos en azúcares. Entre
los hongos con mayores cantidades de grasa estan: Fusarium, Aspergillius
fischeri, etc

Entre las proteínas se encuentra la levadura de cerveza, es un hongo


importante en cuanto a valor nutritivo se refiere, ya que contiene 45% de
proteínas y vitaminas sobre todo del complejo B.

Aplicaciones en la medicina: Los hongos son útiles en la fabricación de


antibióticos, de los cuales la penicilina es de los más importantes. Los
hongos producen más de 4000 antibióticos diferentes; el hongo penicillium
es uno de los más importantes en la producción de penicilina. Estos
antibióticos destruyen la pared bacteriana sin afectar las células del cuerpo,
pero en la actualidad los antibióticos son tan fuertes que dañan algunos
órganos. Por esta razón hoy en día se buscan antibióticos eficaces contra
bacterias y virus, pero sin afectar los órganos humanos.

Otra aplicación es la Ergotamina, que es un alcaloide que es muy utilizado


para inducir las contracciones del útero durante el parto, y también en la
fabricación de algunas medicinas contra la migraña.
Utilidades: Los hongos; sean comestibles, alucinógenos, venenosos, tengan
propiedades medicinales o no, sean mohos o tiñas, sean estéticos a la vista
o repugnantes, sean utilizados para rituales religiosos, o simplemente para
la gastronomía; son sumamente importantes en el ciclo biológico. Existen
algunos que son de gran utilidad, y otros, sin embargo que afectan distintos
aspectos de la ecología, de la salud de animales y plantas, e incluso del
hombre. Además forman parte importante de la cadena alimenticia, y
gracias a ellos nuestro ecosistema está limpio y en equilibrio. Los hongos
tienen un sinnúmero de aplicaciones como las ya anteriormente
mencionadas, y definitivamente, forman parte importantísima del entorno,
no sólo del hombre, sino de todos los seres vivos de este planeta.

Peligros

Uno de los aspectos perjudiciales de los hongos, es la aparición de la Micosis


que son enfermedades producidas por el crecimiento de un hongo en el
organismo o sobre la superficie corporal. En la mayoría de la gente sana las
infecciones por hongos son leves, afectan sólo a la piel, el cabello, las uñas,
u otras zonas superficiales, y se resuelven espontáneamente. Comprenden
la tiña y el pie de atleta. Sin embargo, en las personas con un sistema
inmunológico deteriorado, este tipo de infecciones, denominadas
dermatofitosis, pueden persistir durante largo tiempo. Los organismos
responsables de las dermatofitosis pertenece al género Microsporum,
Epidermophyton y Trichophyton.

Los hongos también pueden invadir los órganos internos del organismo, en
especial los pulmones, donde las infecciones se parecen a la neumonía o a
la tuberculosis pulmonar. Son típicas de enfermos cuyo sistema inmune ha
quedado deprimido por procesos como el síndrome de inmunodeficiencia
adquirida (SIDA), fármacos antitumorales, o radiación. También aparecen en
pacientes tratados con hormonas esteroideas, como el cortisol, en sujetos
con diabetes y en quienes han seguido tratamiento antibiótico durante
mucho tiempo. Los dos hongos que se suelen aislar en estos casos son
Cryptococcus y Aspergillus, los cuales reciben el nombre de patógenos
oportunistas.

Los hongos que pertenecen al género Candida, en especial Candida albicans


(el cual produce candidiasis), pueden infectar los órganos internos y las
membranas mucosas de la boca, garganta y tracto genital. En las personas
con inmunidad deteriorada, este organismo puede originar una infección
crónica. Hay muchos fármacos para tratar las infecciones por hongos, entre
los que se incluyen medicamentos orales e intravenosos, así como muchos
agentes de aplicación tópica (local). Los individuos con una infección crónica
por Candida, Histoplasma o Cryptococcus pueden necesitar tratamiento a
largo plazo con un fármaco oral.
También existen los llamados Hongos destructivos, que son los causantes
de la mayoría de las enfermedades de las plantas. Se han observado y
descrito enfermedades fúngicas desde la antigüedad. En la Biblia se habla
de tizones y mildíus en los cultivos de cereales y vides de los antiguos
hebreos. Las enfermedades fúngicas han provocado varias catástrofes
importantes en diversas partes del mundo; destacan entre ellas la roya de
la patata, que invadió Europa a partir de 1845, con consecuencias
especialmente devastadoras para Irlanda. Igualmente numerosos son los
hongos de otros grupos que causan un amplio espectro de enfermedades
caracterizadas por manchas foliares, lesiones ulcerosas, royas, mildíus,
cancros, podredumbre y manchas en la madera, podredumbre de la raíz,
marchitamientos, hernias de las raíces y varios otros síntomas.

Los hongos producen multitud de enfermedades graves en los animales. El


Aspergillus puede causar necrosis en los pulmones, en el sistema nervioso y
en otros órganos. Estos hongos pueden generar también productos tóxicos
en los componentes de los alimentos, causando una micotoxicosis en los
animales que los ingieran. Un hongo similar a las levaduras, Candida
albicans, puede causar la muerte a los pavos, a la perdiz nival, a los
colibríes y a otros animales. Los hongos dermatofitos afectan a la piel de los
animales y del ser humano. Los hongos transportados por el aire, como el
Coccidioides immitis y el Histoplasma capsulatum, producen enfermedades
pulmonares o generalizadas tanto en los animales como en las personas.

Los hongos alucinógenos han sido empleados a través de los siglos con
varios propósitos: medicinales, religiosos y hedonísticos. Tienen siempre un
sentido mágico-religioso que es difícil de entender para la sociedad.

El consumo de los hongos puede producir trastornos nerviosos con


alucinaciones e ilusiones a colores, excitación, euforia, distorsiones de
formas; pueden afectar los sentidos del oído, del tacto, del olfato o del
gusto, pudiendo en ocasiones afectar varios sentidos simultáneamente.
Muchas veces puede producir náuseas, vomito, diarreas y dolores
estomacales. Las setas alucinógenas se pueden consumir crudas,
cocinadas, convertirlas en bebidas, o secarlas para un consumo posterior.

Lo que causa las alucinaciones son las sustancias químicas que se


encuentran en el hongo. El agente químico propio de los hongos llamado
psilocybes es derivado de la indoltriptamina que se encuentra en el tejido
de los animales de sangre caliente.

El empleo de los hongos alucinantes está limitado en nuestro país a la


región que rodea Huautla de Jiménez, estado de Oaxaca, siguiendo
costumbres muy arraigadas.

Los indígenas acostumbran a comer de 10 a 16 hongos, los cuales ingieren


crudos y generalmente frescos. Las alucinaciones e ilusiones van a
comenzar una media hora después de ingerirse y los efectos duran de 4 a 6
horas, después la persona se restablece normalmente.
REPRODUCCION

Pude hacerse de dos formas: asexual, simplemente por mitosis y sexual a


través de la meiosis celular.

ASEXUAL

Tiene lugar a través de la formación de unos elementos resistentes y


diferenciados que son las propágulas asexuales. Estas pueden ser de dos
tipos: esporangiesporas y conidios. Las primeras se encuentran dentro de
una estructura globulosa denominada esporangio. Las segundas se forman
a partir de células especializadas en una estructura hifal, el conidióforo. En
la conidiogénesis se pueden formar a su vez: conidios tálicos, dentro del
thallus o cuerpo como la artroconidia, y blásticos, producidos por un proceso
de gemación o crecimiento polar en la célula conidiógena como la
blastoconidia, fialoconidia (fiálide o botella de la que emergen), alenoconidia
(anillo por cada una), etc..

SEXUAL

Cuando dos núcleos haploides compatibles se unen formando un núcleo


diploide, después del la meiosis, surgen un número par de células
denominadas esporas sexuales.

CLASIFICACION

Hongos ameboideas o mucilaginosos

• Mixomicotes (división Myxomycota)

• Plasmodioforomicotes (división Plasmodiophoromycota)

• Hongos lisotróficos o absorbotróficos:

• Pseudohongos u oomicotes (división Oomycota)

• Quitridios (división Chytridiomycota)

• Hongos verdaderos o eumicotes (división Eumycota):

• Zigomicetes (clase Zygomycetes)

• Ascomicetes (clase Ascomycetes)

• Hongos imperfectos (clase Deuteromycetes)


• Basidiomicetes (clase Basidiomycetes)

Los grupos de la enumeración anterior hasta Oomycota (incluido) no son


verdaderos hongos, sino protistas con distintos parentescos cuyas
adaptaciones hicieron confundirlos con hongos.

Phycomycetes: Se distinguen de las otras clases por el carácter del


micelio, que forma un sistema de tubos continuos sin paredes transversales,
salvo en los órganos reproductores y en algunas hifas más viejas.

Oomycetes: En esta subclase los órganos sexuales se diferencian


fácilmente en anteridio, el órgano masculino, y oogonio, el femenino. El
oogonio, cuando madura, muestra la mayor parte del contenido
protoplasmático distribuido en una o más oosferas. Es fecundado por el
anteridio entrando en contacto con él, o bien, en la familia de las
Monoblepharidáceas, mediante células masculinas móviles liberadas por el
anteridio. Después de la fecundación las oosferas se redondean y
desarrollan tabiques para formar las oósporos, las cuales permanecen libres
dentro del oogonio. La mayoría de los Ooscomycetes producen también
esporangios que contienen esporas asexuales.

Zygomycetes: En esta subclase los órganos sexuales no se diferencian en


anteridio y oogonio. Pueden ser del mismo tamaño (en el caso habitual) o
muy desiguales, como en Zygorhynchus, pero son esencialmente
semejantes en naturaleza y función. Mientras que en los Oomycetes las
esporas se forman dentro del oogonio y por esta razón se dice que son
endógenas, las zigosporas son el resultado de la fusión de dos células
separadas de los órganos sexuales y se dicen exógenas.

Dos hifas contactan y en el punto de unión se desarrollan unas


protuberancias, los progametangios, que se alargan e hinchan
gradualmente, quedando en contacto entre sí, en tanto que empujan cada
vez más lejos las hifas paternas.

Después los progametangios se tabican, denominándose gametangios a las


porciones aisladas que permanecen en contacto. Estos se funden,
desapareciendo los tabiques de separación, y la célula resultante se
redondea y corrientemente se hace de paredes gruesas y color oscuro. En
algunos géneros la zigospora está rodeada de pelos rígidos o de una trama
de hifas que la protegen, mientras que en otros aparece libre entre las hifas
aéreas. En varios géneros, que sin duda pertenecen a esta subclase, no se
han visto nunca zigosporas

Las esporas asexuales son siempre inmóviles y en los géneros mejor


conocidos se producen en esporangios redondos o piriformes portados en
esporangióforos sencillos o ramificados. Algunos géneros carecen de
esporangios y la reproducción asexual tiene lugar mediante conidios.
Los Zygomycetes comprenden unas doscientas especies y entre ellas se
encuentran muchos mohos muy frecuentes y de considerable importancia
económica.

Ascomycetes: En esta clase las esporas sexuales se producen en ascas. En


casi todas las especies cada asca contiene ocho esporas. Con menor
frecuencia, un múltiplo de dos mayor o menor, y solamente en algunas
levaduras es corriente encontrar ascas con un número impar de esporas. El
grupo ofrece una transición gradual desde las formas primitivas que
producen ascas aisladas, desnudas, globosas, a las especies que elaboran
complicadas estructuras reproductoras conteniendo un gran número de
ascas claviformes dispuestas en series paralelas. Los detalles de la
formación del asca no se observan fácilmente y hasta el momento sólo se
ha logrado en un limitado número de especies. La reproducción asexual
tiene lugar mediante conidios que ofrecen una gran variedad de forma y
disposición, o bien por medio de oídios. La clase comprende unas 15000
especies e incluye saprofitos y parásitos, especies microscópicas y grandes
hongos carnosos, algunos de ellos comestibles.

Basidiomycetes: Las esporas que dan nombre al grupo son las


basiodiosporas, producidas exógenamente en órganos especiales, los
basidios. En las especies típicas cada basidio lleva cuatro esporas. En los
Basidiomycetes superiores, o sea las diversas clases de setas, los basidios
se encuentran en líneas aserradas, en las laminillas de los grandes
esporíferos carnosos y poseen dispositivos especializados para asegurar la
amplia distribución de las esporas. Los Basidiomycetes inferiores,
incluyendo los parásitos destructores llamados tizón y roya, tienen un ciclo
vital más complicado y su lugar en la clasificación no es muy seguro. Un
buen número de especies de Agaricales (hongos con laminillas) pueden
desarrollarse en cultivos artificiales y si se emplea un medio especial
pueden incluso inducirse a producir esporíferos típicos; pero es raro que se
encuentren en trabajos industriales. No obstante, ocasionalmente, al hacer
resiembras de diversos materiales, sobre todo en tierras, pueden aparecer
Basidiomycetes en las placas de cultivo. Algunas especies producen
conidios en abundancia, pero en la mayor parte de los casos los cultivos son
estériles. Formen o no conidios, suele ser fácil averiguar que estas especies
pertenecen a los Basidiomycetes por la presencia en el micelio de lo que se
conoce corrientemente con el nombre de asas, cayados o ganchos.

Estas estructuras son características de los Basidiomycetes. Cerca del


extremo superior de una hifa en desarrollo aparece una rama muy corta,
ésta se curva hacia atrás y se reúne con la hifa paterna junto al punto de
emergencia; entre tanto se forma un septo en medio de la hifa y otro en la
base del gancho. Estas estructuras se observan fácilmente en forma de
ligeras combas en las hifas mediante un microscopio de pequeño aumento,
y cuando uno las busca de antemano pueden verse a través de las paredes
de un tubo de cultivo con un objetivo de 16 milímetros.
Hongos imperfectos. Esta clase comprende un gran número de hongos que
no producen ascosporas ni basiodiosporas, sino que se reproducen
exclusivamente por medio de conidios. En muchos casos es acertado
suponer que más que hongos de ciclos incompletos se trata de hongos que
conocemos de modo insuficiente. Probablemente, la mayor parte de ellos
son Ascomycetes cuyo estado perfecto se produce sólo en circunstancias
especiales aún desconocidas, o bien que han perdido completamente su
capacidad para producir ascas. Se sabe ahora con seguridad que existen
casos de heterotalismo entre los Ascomycetes y es probable que este
fenómeno explique muchos otros casos de pérdida aparente de la
sexualidad.

En ausencia de fructificaciones perfectas en que poder basar


exclusivamente una clasificación racional, es necesario clasificar a los
Hongos Imperfectos fundándose en las características de las esporas
asexuales. De acuerdo con los taxonomistas, los géneros así establecidos no
son verdaderos géneros en la acepción exacta de la palabra, pues, como se
sabe, por una parte un determinado género de Ascomycetes puede incluir
especies de muy variados tipos de fructificaciones imperfectas, y por otra,
especies que pertenecen a géneros muy diversos entre sí, pueden tener
conidios muy semejantes. En consecuencia, la llamada “forma genérica”
que comprende cantidad de especies con el mismo tipo de fructificación
conidial, puede ser un grupo de hongos puramente artificial que en realidad
no tiene ninguna relación. No obstante, en tanto no se descubra el
verdadero parentesco, es necesario disponer de una adecuada clasificación
del inmenso grupo de los Hongos Imperfectos, pues de otro modo la
identificación de cualquier forma problema sería un trabajo desesperado.

Clasificación actual (2009)

• Quitridiomicetes (división Chytridiomycota).

• Zigomicetes (división Zygomycota).

• Glomeromicetes (división Glomeromycota).

• Basidiomicetes (división Basidiomycota).

• Ascomycetes (división Ascomycota).

CUADRO DE EMFERMEDADES PRODUCIDAS POR HONGOS


ENFERMEDAD AGENTE ETIOLOGICO

Histoplasmosis Histoplasma capsulatum

Coccidioidomicosis (fiebre de San Coccidioides immitis


Joaquín)

Blastomicosis (enfermedad de Blastomyces dermatitidis


Gilchrist)

Candidiasis Candida albicans

Esporotricosis Sporothrix schenckii