You are on page 1of 2

Empleo en el Perú 2018

El INEI presentó su informe técnico del trimestre julio-agosto-


setiembre. ¿Qué hallamos? Primero, la población
económicamente activa (PEA) está compuesta por 17.5 millones
de personas. De ellas, 16’838,000 están ocupadas y 700 mil,
desocupadas. Esto da la impresión de que el empleo va bien en
Perú.

Sin embargo, y en segundo lugar, del grupo de ocupados, solo


poco más de 9 millones tienen empleo adecuado, mientras que
7 millones y medio (43%) están subempleados. Aquí está el
problema. La mayoría de subempleados son los que tienen un
trabajo, pero perciben menos de un ingreso mínimo referencial.
El problema está en las bajas remuneraciones asociadas a sus
empleos. Si sumamos subempleados más desempleados,
tenemos casi 50% de la PEA, lo que explica el descontento de
muchos ciudadanos. De más está decir que no todos los que
tienen un empleo adecuado gozan de altos ingresos.

Tercero, el empleo informal urbano asciende al 66.3% de


ocupados y creció en el trimestre analizado. Sabemos que
mayormente la informalidad está ligada a baja productividad y
salarios menores al mínimo legal. En cuarto lugar, de los
ocupados, 70% labora en empresas con menos de 10
trabajadores. La pequeña empresa es la que más empleo genera,
pero muchas en condiciones informales.
La conclusión parece obvia: la falta de empleo adecuado es el
reto central del Gobierno. El empleo es la fuente de ingresos de
las familias y por ello las mejoras en educación y salud facilitarán
una oferta laboral en mejores condiciones, y la mayor inversión
podrá demandar a esos trabajadores; si no fuera así, ¿cómo
entenderíamos que hay muchas personas que quieren trabajar,
pero al mismo tiempo existen empresas que buscan trabajadores
y no los encuentran?