You are on page 1of 14

Nombre del estudiante:

Gerardo Saúl Gómez Torres

Matricula:

316004279

Padre rico padre pobre

Universidad Tecnológica de León

Fecha:

7 de noviembre de 2018

0
Introducción

Si tengo una moneda y la siembro, ¿Obtendré un árbol de monedas? ¿Si tengo un


árbol de monedas seré millonario? Y si leo un libro que sea una guía para obtener
dinero, a lo mejor me quito la venda de los ojos y soy capaz de ver oportunidades
que no había considerado de mi situación actual.

“Padre rico, padre pobre” no es una moneda que se pueda sembrar, sin embargo si
es un libro que se pueda leer y obtener conocimientos financieros para alcanzar la
cima en medio de cualquier circunstancia para una persona que le guste trabajar.

Se trata de sentido común y conocimiento del mercado para su futuro financiero.


Hace varios años, tener un grado de escolaridad representaba tener un lugar en
campo laboral y tener un lugar el campo laboral, representaba tener dinero.

Hoy en día, recibir una buena educación y obtener buenas calificaciones ya no


constituye una garantía para el éxito.

Entonces, ¿Cómo podemos garantizar el éxito financiero? ¿Será posible sembrar


un árbol de monedas que mantenga en buen estado nuestro campo financiero toda
la vida?

¿Cuál es el camino correcto para asegurar el éxito financiero? A lo largo del


documento se dará la respuesta más apropiada a las preguntas de acuerdo al libro
“Padre rico, padre pobre”.

1
Desarrollo

La cuestión que trata el libro es llegar a analizar las formas de vida de los dos padres
y por qué cada uno tiene conceptos tan diferentes sobre el trabajo y los estilos de
vida tan diferentes que le presentan al protagonista.

El padre pobre le decía que no hay como la educación para salir adelante y que
tenía que estudiar para que lo contrataran y pudiera gozar de un buen sueldo

Los esquemas de la educación están enfocados a formar profesionales, a transmitir


conocimientos y desarrollar nuestras habilidades profesionales, sin embargo no
hacen énfasis en abrir la mente de los estudiantes para aspirar a algo más que solo
empleados.

Pero los resultados que el estudio le habían dado a su tío no eran del todo deseables
ya que nunca tuvo más de lo necesario para sobrevivir

En el primer capítulo del libro nos habla de un niño llamado Robert quien cuenta
que tuvo dos padres, uno rico y uno pobre. Y que de los dos aprendió mucho, ya
que tomaba consejos de las dos partes y sacaba puntos de vista de las dos
opiniones.

Todos en la vida queremos tener un buen futuro y para eso necesitamos un buen
uso de nuestro dinero, en lo personal me parece una buena idea lo que Robert hizo
ya que él quería aprender a ser rico, y eso lo aprendería de su padre rico, y aunque
estaba indignado porque su primer trabajo no era lo que esperaba y por qué el sentía
que no estaba aprendiendo nada de lo que él quería.

La manera en que su papá rico le estaba enseñando me parece buena aunque el


niño no podía comprenderlo y fue así como decidió renunciar sin darse cuenta que
le estaba enseñando a trabajar con su dinero.

2
El papá rico después le enseño que la gente nunca saldrá de sus problemas si sigue
pensando en ellos, debe buscarles una solución no hundirse en ellos, que hay que
utilizar la materia prima que tenemos en la cabeza.

Esta enseñanza en lo personal se me hace muy buena, porque todos queremos que
alguien venga y nos resuelva nuestra vida financiera, sin darnos cuenta que todos
tenemos la capacidad de hacerlo, solo hace falta que nos pongamos a darle orden
a nuestros pensamientos y saber lo que realmente queremos para nuestro futuro.

Una de las cuestiones que me gustaron fue la que hace mención a que “No hay
escuela que imparta la educación financiera, la única educación que tenemos es la
que proviene de casa y es de por sí, muy pobre”, algo que se puede rescatar de
esto, es que, si bien lo dice el libro, cada uno puede escuchar muchos consejos (El
de los padres sobre todo) pero solo uno mismo decide cual tomar.

Con esto se pretende explicar que la idea del árbol de monedas es absurda. Si se
siembra una moneda jamás se obtendrá un árbol de monedas, por lo tanto, jamás
se podrá ser millonario.

El cerebro es poderoso y según lo que nosotros creamos, es a lo que nuestro


cerebro responderá.

El autor pone de ejemplo las frases: “No puedo comprarlo” y “¿Cómo puedo
comprarlo?”.

La primera es una declaración, con la cual nos deja al margen y el cerebro dejará
de funcionar.

Mientras que la segunda es una pregunta, con la cual nos obliga a pensar y es justo
cuando el cerebro empieza a funcionar.

El decir “No puedo…” es una pereza mental y lo que cada uno debe hacer es
ejercitar la mente, haciendo que el cerebro crea y haga posible lo que no se cree
posible, ya que mientras más fuerte sea, más dinero se puede ganar.

3
Entonces, se puede deducir que: Si se lee y se sigue una guía para educar al
cerebro financieramente, sí se puede llegar a ser millonario.

Por lo tanto, ¿Podemos garantizar el éxito financiero? Si, si se puede garantizar. Y


para que esto sea posible, se deben seguir 6 lecciones establecidas dentro del libro
“Padre rico, padre pobre”.

El verdadero aprendizaje demanda energía, pasión y un deseo ferviente.

La ira es una gran parte de la fórmula, dado que la pasión es ira y amor combinados.
En lo que se refiere al dinero, la mayoría de las personas quieren jugar a lo seguro
y sentirse seguras. Así que la pasión no la guía.

Lo hace el miedo. Y por lo tanto, los pobres y la clase media trabajan para ganar
dinero, los ricos hacen que el dinero trabaje para ellos.

La mayoría de las personas no se dan cuenta de que lo importante en la vida no es


cuánto dinero ganas, sino cuánto dinero conservas. Debido a esto, las personas
tienen problemas financieros y desconocen la diferencia entre un activo y un pasivo.
No comprenden que los ricos adquieren activos; los pobres y la clase media
adquieren pasivos, pero los confunden con activos.

El error al convertirse en lo que uno estudia es que muchas personas olvidan


atender sus propios negocios.

Pasan sus vidas atendiendo el negocio de alguien más y haciendo que esa persona
se vuelva rica.

Para lograr la seguridad financiera, una persona necesita atender su propio negocio.
Su negocio gira en importancia a su columna de activos y no a su columna de
ingresos.

En esta lectura del libro “Padre rico padre pobre” he estado analizando lo que
realmente se vive con respecto a la educación financiera en estos tiempos. La gente
solo gasta su dinero sin invertirlo en algo lo que le pueda sacar provecho.

4
Este libro habla de algo muy importante que es, que en la escuela no se enseña lo
que se debe hacer en la vida real con los conocimientos que adquirimos en ella.
Mucha gente muy bien preparada con las mejores calificaciones no tiene un buen
empleo ni está ganando el sueldo que debería con los estudios que tiene.

Así que esto debería ser una gran preocupación para los padres de familia ya que
si todos estuvieran preocupados por el que sus hijos sepan administrar de manera
correcta el mucho o poco dinero que van a ganar después todo sería diferente.

Este libro trata de hacernos ver que no se tratas solo de ir a la escuela, aprender y
después tener un buen empleo, se trata de saber aplicar los conocimientos en la
vida real no solo dentro de la vida escolar.

“El dinero sin inteligencia financiera se pierde rápidamente”. Esta frase del autor
refleja que por la falta de educación financiera surgen las deudas, como nuestra
clase de macroeconomía, mientras más aumenta el sueldo, más gastan el dinero
las personas. Esto lo reducimos a que debemos tomar interés en saber cómo gastar
el dinero, y no como obtenerlo.

El autor n os invita a invertir en negocios para que nuestras vidas sean más fáciles
en dado caso de que, si lo nos dedicamos a trabajar ¿Cuánto durará el dinero con
el que cuento?

Desde jóvenes, antes de empezar el mundo laboral pensemos en cómo hacer


dinero sin trabajar nosotros mismos. Recordemos que el problema está en la mente
y no en los demás ni en nuestras carencias materiales.

La primera idea que me queda muy clara es que no puedes gastar más de lo que
ganas o el 100% de lo que ganas.

Ya que de esa forma no podrás tener una economía sana que te permita la
tranquilidad económica que requieres.

5
Ocúpese de su propio negocio

Se refiere a edificar y sostener activos. Robert aconseja que las personas adultas
conserven su empleo y que los gastos sean lo más bajos posibles, para los jóvenes
que inviertan antes de salir de sus casas, ya que sostenerse por sí solo es más
complicado y costoso por ende es doble trabajo y tardado. Un activo es algo que te
genera un valor, una ganancia y el autor propone que los negocios que son
fructíferos son los negocios en redes, ya que el producto de vende solo, así como
también la inversión en acciones de empresas, vender talentos como música,
poesía, guiones, etc. Un hombre multimillonario es Carlos Slim empatando los
consejos que nos menciona Robert en su libro y la vida real, podemos ver que él se
dedica a la compra y venta, por ejemplo el invierte en empresas pequeñas, las hace
más grandes, rentables etc. y ¡pum! Las revende ahora con un precio mucho mayor
al que él la había comprado, ¿No es un buen negocio?

La historia de los impuestos y el poder de las corporaciones

“Una vez que el gobierno probó el sabor del dinero, su apetito creció.

”Este capítulo comprende la importancia de la comprensión de cómo funciona el


gobierno, es así como se puede vencer el sistema. El autor señala que los ricos son
ricos porque ahorran impuestos gracias a las empresas, ya que la tasa del ISR en
empresas es menor al de los individuos. El conocimiento es poder, y el autor
propone lo siguiente que hay que saber en materia de finanzas: contabilidad: es la
capacidad de leer e interpretar las cuentas, inversión: dinero que produce dinero,
comprensión de mercados (oferta y demanda) y la ley: conocer ventajas sobre
impuestos y como te protege la ley a través de las empresas.

Entre más te involucres con tus ingresos y egresos podrás tener claro el pago que
haces o debes hacer en cuestión de impuestos ya que es un foco rojo para cualquier
economía.

6
“El activo más poderoso con el que contamos es nuestra mente. Si la entrenamos
correctamente, puede crear una enorme riqueza. Una mente no entrenada también
puede crear pobreza”

Aunque suene a cliché, en cuestión económica en la vida no hay límites ya que hay
miles de casos de personas que nacieron en pobreza extrema y han llegado a ser
grandes empresarios.

La buena administración se logra con la escasez ya que cuando no tenemos


muchos recursos aprendemos a sacarle el mejor provecho posible a cada centavo
que cae en nuestras manos y pensamos dos veces antes de disponernos a gastar
un mínimo de efectivo.

Como bien dice Robert, la pobreza está en la mente; si no nos esforzamos por
pensar en hacer cosas diferentes, seremos más del montón. Nosotros tenemos la
capacidad de crear, de emprender y lo que el autor nos pretende en este capítulo
es nada más y nada menos que, exhortarnos a tomar riesgos no solo esperar una
oportunidad para conseguir un trabajo, si es que lo hay, si es que lo está buscando…
en este mundo cada vez más competitivo es de suma importancia abrir nuestra
mente a nuevas ideas.

Trabaje para aprender y no por dinero “Saber un poco acerca de mucho”

Esta frase es muy útil, como jóvenes y adultos pensamos que cuando escogemos
una carrera o un empleo solo debemos de saber las actividades y conocimientos
para esa área en específico, sin embargo el padre rico propone que debe ser todo
lo contrario, saber un poco de varios temas te puede llevar al éxito.

Por ejemplo en nuestro salón a unos cuantos cuatrimestres por graduarnos


seguimos preguntándonos ¿para qué somos buenos?

Esto es porque algunos de nosotros nos hemos casado con la idea de que vamos
a dirigir, administrar, orientar a empresas, pero la realidad es que para prosperar no
solo se debe tener talento, sino también saber cómo manejar varias cosas y si no
las conocemos ¿Cómo vamos a explotar nuestro potencial?

7
A lo largo del libro, nos sentimos alentados a asumir responsabilidades y no
solamente “aceptarlas” como algo impuesto. El Padre Rico le decía a Robert:

“Algunos simplemente se dejan llevar de un lado a otro. Otros se enfadan y


devuelven el empujón contra su jefe, su empleo, su marido o esposa (…)

Algunos se rinden.”

“Pero otros luchan. Unos cuantos reciben la lección y siguen adelante. Reciben bien
los empujones de la vida. Para estas personas, eso significa que necesitan y quieren
aprender algo”.

Quizás te encuentres resignado y piensas que la mayor motivación para trabajar es


obtener un salario. Te han enseñado a “jugar a lo seguro”, conservar tu empleo para
permanecer en “la carrera de la rata”.

Si te encuentras en éste punto, es porque has perdido de vista que el trabajo puede
ser autorealizador, pero tienes que decidir querer aprender a desarrollar tu
conocimiento, tus destrezas y habilidades.

Tienes que sentir el deseo de alcanzar tu mayor potencial como ser humano.

Aunque te hayan querido convencer de que necesitas un jefe que te diga qué hacer
y cómo, debes recordar que tienes la capacidad de auto-controlarte y auto-dirigirte.
La clave está en tu nivel de “compromiso con tu propio trabajo o emprendimiento”,
debido a que puedes establecer y asumir tus propias metas, que son las que te
podrán llevar hacia tu libertad financiera.

Decídete a no trabajar por dinero, sino por pasión y para desarrollarte!

8
El autor te plantea los beneficios que te da el ahorro que por ejemplo si ahorraras a
diario una moneda de $10.00 resulta algo risorio pero a través un mes ya tendríamos
300.00 y empieza el momento de tomar alguna decisión, doblar el ahorro a 20.00
diarios o invertir en algo que me multiplique mi ahorro.

La gente que no está acostumbrada a una economía ordenada o que sienten que
deben gastar todo porque se lo merecen o porque para eso trabajan nunca lograran
ser ricos.

Dentro de la pobreza hay pobres que viven tranquilos ahorrando una moneda al día
y saben que tienen un respaldo ante cualquier emergencia y hay pobres que viven
angustiados pensando en todo lo que deben.

La tranquilidad te va a evitar dolores de cabeza y enfermedades provocadas por el


estrés que genera una mala economía.

Uno de los peores errores que puede cometer una persona que quiere emprender
es no iniciar ya!

El aprendizaje más grande se da durante la marcha. Está muy bien prepararse con
la teoría, pero lo más importante es la experiencia adquirida, de los aciertos y los
errores.

Las empresas líderes continuamente están mejorando sobre la misma marcha del
tiempo. Si se quedaran paralizadas por mejorar constantemente un producto o un
sistema, jamás obtendrían ganancias.

Lo mismo pasa con las personas que quieren tener su propio negocio o invertir en
la bolsa y nunca dan el paso inicial para aprender velozmente: actuar ya!.

Es muy importante evaluar el pasado para tener una noción del futuro. Kiyosaki
resalta esto tanto para las acciones, los bienes raíces, y todas las formas de
inversión y negocios en los que él ingresa.

La bolsa de valores tiene ciertos ciclos, así también como las propiedades y la
economía en sí misma. Las culturas tienen las características actuales forjadas por

9
lo que pasó en el pasado, y todos estos factores son importantes para poder realizar
negocios en la actualidad con vista al futuro.

Después de entender lo que es la libertad financiera, comprender que para


conseguirla lo que necesitamos es obtener unos ingresos pasivos todos los meses
que superen nuestros gastos y que la forma de tenerlos es adquiriendo Activos,
¿como voy a adquirir Activos sino tengo dinero?

Tenemos algunos ahorros pero son un colchón de seguridad por si pasa algún
imprevisto con nuestros empleos (nuestra única forma de ingresos actualmente).

Desde que nos casamos hemos tenido una cuenta bancaria en la que se ingresaban
nuestros sueldos y desde la que se pagaban todos los gastos. En ella también
ahorrábamos dinero pero si hacia falta se utilizaba. Cuando en diciembre leí “Mujer
Millonaria” de Kim Kiyosaki decidimos cambiar ciertas costumbres.

En este libro aconseja guardar el 30% de los ingresos obtenidos repartiendo 10%
para ahorrar, 10% para invertir, 10% para caridad.

Como el objetivo es tener dinero que poder invertir era necesario crear ese saco.

He personalizado las recomendaciones del libro y he preparado un reparto de


nuestros ingresos de la siguiente forma:

En lugar de tener una sola cuenta, ahora tenemos 5 cuentas, que son:

10
Gastos: Es la cuenta principal donde nos ingresan las nominas y tenemos
domiciliados los pagos. Y pagamos los gastos no domiciliados.

Negocios: Es la cuenta destinada al negocio del que se encarga Juan. Hicimos una
primera transferencia en esa cuenta y todos los gastos que incurre la creación del
negocio se extraen de ahí, de momento no tiene ingresos pero todo llegará.

Ahorro: Es la cuenta destinada al ahorro. En principio este dinero no se toca, es


nuestro saco de imprevistos muy gordos. Lo único que hago es ingresar dinero, el
12,5% del total de ingresos.

Inversión: Es la cuenta destinada a las inversiones, de momento sólo está


acumulando dinero para cuando llegue el momento poderlo invertir. Aquí también
deposito el 12,5% del total de ingresos

Regalos: Es la cuenta destinada a la caridad, regalos. En esta cuenta deposito el


5% del total de ingresos, y a diferencia de las dos anteriores de ésta si que saco
dinero.

Desde Enero todos los meses he transferido el 30 % de los ingresos totales a estas
tres cuentas.

Lo importante es preparar un plan de ahorro y ser constante, no hay excusas, todos


los meses hay que cumplirlo.

Es imprescindible seguir esta rutina, si no puede ser un 30% de tus ingresos,


redúcelo, pero lo importante es adquirir la costumbre, con el tiempo llegarás al 30%,
incluso lo superarás.

11
Conclusión

Finalmente, puedo decir que el libro es una excelente guía para plantear no solo tu
dinero, sino también tu vida y lo que decidas es lo correcto para ti ya que no todas
las personas tienen ese espíritu de arriesgado para atreverse a invertir o esa alma
de líder que se requiere para dirigir tu propia empresa.

Aprender a financiar tu vida y tu dinero, te convertirá en esa moneda que te hará en


un padre rico para tus hijos.

Uno mismo puede ser la moneda y la oportunidad para ser rico que tanto se está
buscando, solo se necesita el conocimiento necesario.

Estoy de acuerdo con el autor del libro ya que la educación de nosotros, de nuestros
hijos puede ser mejor; nos da un enfoque de esperanza, de una visión diferente
pues el libro sugiere que no solo tengamos esa mentalidad de pobres, sino que
hagamos dinero, y que el dinero trabaje sin nosotros. Tanto padres, profesores,
iglesia, etc. nos transmiten conocimiento ligado a sus experiencias y su estilo de
vida.

Nosotros como estudiantes, futuros trabajadores, empleados, profesores, y padres


de familia deberíamos comprometernos a educar más la parte financiera; a no
limitar. El esquema de educación en México está interesado en hacernos
habilidosos para ser profesionales, pero no para ser ricos, no para hacernos pensar
en ser empresarios; sino nos dicen “el día de mañana que se encuentren
trabajando…”.

En la actualidad un papel no hace mucha diferencia, sabemos que en una empresa


no van a contratarnos por estar en el cuadro de honor, sino por lo que sabemos
hacer, por nuestra forma de pensar, el talento y nuestro espíritu de emprendedores.
No debemos esperanzarnos de un sueldo que apenas y cubre los gastos, ni esperar
a que el gobierno o la familia se encargue de nosotros financieramente hablando,
sino que hay que tener la voluntad de querer crecer y ser exitosos. Uno mismo
decide donde quiere estar, ¿Dónde quieres estar tú?

12
Referencia Bibliográfica

(Kiyosaki, s.f.)

13