You are on page 1of 2

GRUPOS SANGUÍNEOS DE PEQUEÑOS RUMIANTES

En los animales mamíferos domésticos (y también en los no domésticos,


así como en aves, reptiles, anfibios y peces) existen marcadores de
superficie eritrocitaria parcialmente solubles, mejor conocidos como
grupos sanguíneos. Aunque no son del mismo tipo que en humanos,
también expresan mecanismos de antigenicidad y receptores específicos
determinados por un Sistema de Histocompatibilidad mayor y menor,
semejante al LHA y todos los factores genéticos que determinan los tipos
en humanos.
Los Grupos Sanguíneos son marca-dores genéticos ampliamente
conocidos y se hacen evidentes en la membrana celular. Una gran
cantidad de investiga-dores y publicaciones en el área inmu-nológica han
llevado finalmente al concepto que la membrana plasmática cum-ple,
además de sus múltiples funciones en la vida de la célula, conocer el sitio
que evidencia en su superficie "señales" características de cada individuo
(indivi-dualidad biológica, "self"). Estas señales son glicoproteínas y/o
lipoproteínas cu-ya estructura es consecuencia de la acti-vidad de los
genes del individuo.

La investigación en Grupos Sanguí-neos del bovino ha sido mucho más


in-tensa que en las otras especies. El primer estudio genético lo realiza
Stor-mont C. el que posteriormente (Stormont C. 1978) publica una muy
interesante y clásica revisión en esta especie con excelente y abundante
información. los grupos son detectados por pruebas de hemólisis,
incubando en antisueros específicos más Complemento de conejo. Se
conocen los siguientes grupos: A, B, C, F, J, L, M, S, T, Z y R.

FIGURA 1. Sistema de Grupos Sanguíneos en bovinos, con sus correspondientes


factores y subtipos
EN LOS CAPRINOS

En los pequeños rumiantes como los caprinos Crottan (1975)


Realizo un estudio, en él manifesto la existencia de los sistemas A,
B, & M. Shoeman y Osterhoff (1976) detectaron 13 factores
antigenicos los cuales tienen frecuencia en las razas Angora y
Saanen asi como en cabras nativas sudafricanas , Marti-Rothen
(1984) obtuvo reactivos caprinos los cuales se podian agrupar en
13 sistemas. Por otro lado, Nguyen y Bunch (1980) realizaron un
estudio similar y encontraron la existencia de antigenos de grupos
sanguineos similares a los que integran los sistemas B, C, M Y F30.

En los ovinos
Los grupos sanguíneos de los ovinos son parecidos a los de los
bóvidos. Actualmente se reconocen seis sistemas de grupos
sanguíneos (A, B, C, D, M y R). El equivalente al B bovino también
se llama B y, como el sistema bovino, es relativamente complejo y
contiene por lo menos 52 alelos diferentes. Las ovejas también
poseen un equivalente al sistema J bovino, denominado el sistema
R, en el que se encuentran dos antígenos solubles, R y O,
codificados por los alelos R y r. La producción de sustancias R y O
está controlada por un
gen denominado I y su alelo recesivo i. Si una oveja es homocigota
para i, no expresa el antígeno R ni el O. Esta interacción entre los
genes I/i y el sistema R/O se conoce como efecto epistático. Los
antígenos R y O son solubles y se encuentran en el suero de ovejas
II o Ii, absorbidos de forma pasiva sobre los eritrocitos. Se pueden
encontrar anticuerpos naturales anti-R en ovejas R-negativas. Las
ovejas también se clasifican en dos grupos dependiendo de si sus
eritrocitos tienen altas o bajas concentraciones de potasio, lo cual
está regulado por el sistema de grupo sanguíneo M, pues el
antígeno Mb actúa como un inhibidor del transporte del potasio.
Pruebas serológicas
Los grupos sanguíneos ovinos se detectan por pruebas de
hemólisis. La única excepción a esta regla es el sistema D, que se
detecta por aglutinación.