You are on page 1of 2

CÁTEDRA: LITERATURA ARGENTINA II- MATERIAL DE CIRCULACIÓN

INTERNA

TEMA: ACONTECIMIENTO E IDENTIDAD

Albano, Sergio: Michel Foucault. Glosario Epistemológico, Bs. As.,


Quadrata, 2004.

“La noción de acontecimiento se encuentra ligada a la noción de ‘irrupción’, en el


sentido de un quiebre de la continuidad y en un todo opuesta a ésta. El
acontecimiento, como emergencia de lo singular, se opone a la regularidad
discursiva construida por los operadores de la continuidad” (Ej.: irrupción del
sicoanálisis freudiano) “El acontecimiento es siempre la expresión de un proceso
silencioso del cual emerge en un momento determinado; su rasgo fundamental es
la singularidad, su carácter irrepetible” (35).
Bauman, Zygmunt: Identidad. Editorial Losada.2010.

 “Uno se conciencia de que la pertenencia o la identidad no están talladas


en la roca, de que no están protegidas con garantía de por vida, de que son
eminentemente negociables y revocables. (…) En otras palabras la gente
no se plantearía “tener una identidad” si la “pertenencia” siguiera siendo su
destino y una condición sin alternativa.” (Bauman: 2010, 32)
 “La “identidad” se nos revela como algo que hay que inventar, en lugar de
descubrir; como el blanco de un esfuerzo, “un objetivo”, como algo que hay
que construir desde cero o elegir de ofertas alternativas y luego luchar por
ellas para protegerlas después con una lucha aún más encarnizada.”
(Bauman: 2010, 40)
 “La idea de identidad nació de la crisis de pertenencia y del esfuerzo que
desencadenó para salvar del abismo existente entre el “debería” y el “es”,
para elevar la realidad de los modelos establecidos que la idea establecía,
para rehacer la realidad a imagen y semejanza de la idea”. (Bauman: 2010,
49)
 “Una vez que la identidad pierda los anclajes sociales que hacen que
parezca “natural”, predeterminada e innegociable, la “identificación”, se
hace cada vez más importante para los individuos que buscan
desesperadamente un “nosotros” al que puedan tener acceso”… (Bauman:
2010, 57)
Cuché, Denis: “Cultura e Identidad”. En: “La noción de cultura en las

ciencias sociales”. Editorial, Nueva Visión, Buenos Aires, 1999.

 (…)”La cultura puede no tener conciencia identitaria, en tanto que las estrategias
identitarias pueden manipular e inclusive modificar una cultura que, en ese caso,
no tendrá gran cosa en común con lo que era antes. La cultura se origina, en gran
parte, en procesos inconscientes. La identidad remite a una norma de pertenencia,
necesariamente consciente porque está basada en oposiciones simbólicas.”
(Cuché, Denis: 1999, 01)
 Pero la identidad social no solo concierne a los individuos. Todo grupo está dotado
de una identidad que corresponde a su definición social, definición que permite
situarlo en el conjunto social. La identidad social es al mismo tiempo inclusión y
exclusión: identifica al grupo (son miembros del grupo los que son idénticos en una
determinada relación) y lo distingue de los otros grupos (cuyos miembros son
diferentes de los primeros en la misma relación). Desde esta perspectiva, la
identidad cultural aparece como una modalidad de categorización de la distinción
nosotros/ellos, basada en la diferencia cultural (Cuché, Denis: 1999, 03)
 Todos los casos de definir y de describir la identidad a partir de cierto número de
criterios determinantes, considerados “objetivos”, como el origen común (la
herencia, la genealogía), la lengua, la cultura, la religión, la psicología colectiva (la
“personalidad de base”), el vínculo con un territorio, etc. Para los objetivistas, un
grupo sin lengua propia, sin cultura propia, sin territorio propio, incluso sin cierto
fenotipo propio, no puede pretender constituir un grupo etno-cultural. No puede
reivindicar una identidad cultural auténtica. (Cuché, Denis: 1999, 06)
 “Estas definiciones de la identidad son muy criticadas par los que defienden una
concepción subjetivista del fenómeno identitario. La identidad cultural, según
ellos, no puede reducirse a su dimensión atributiva: no es una identidad recibida
de una vez y para siempre. Encarar el fenómeno de esta manera es considerarlo
un fenómeno estático, fijo, que remite a una colectividad definida de manera
invariable y casi inmutable. Ahora bien, para los “subjetivistas”, la identidad etno-
cultural no es otra cosa que un sentimiento de pertenencia o una identificación con
una colectividad más o menos imaginaria. Para estos analistas, lo que cuenta son
las representaciones que los individuos se hacen de la realidad social y de sus
divisiones.” (Cuché, Denis: 1999, 06)