You are on page 1of 8

Los trabajos de la cuarta revolución

industrial
Por LUISA FERNANDA SERRATO*

Con la llegada de las nuevas tecnologías, la


educación superior necesita repensar sus bases
para poder avanzar, transformarse y evolucionar.
¿Cuáles son las carreras del futuro?¿Cuáles son
las áreas de formación que el país requiere?

Las nuevas tecnologías como la inteligencia artificial cambiarán de


manera contundente el mercado laboral Foto: Pixabay

Con el nuevo año llegan nuevas tendencias


laborales que pueden afectar no solo la manera
de trabajar, sino también las posibilidades que
ofrecen las carreras universitarias y las
habilidades que se requieren en los estudiantes.
Dentro de cinco años, por ejemplo, más de un
tercio de las habilidades (35%) que se
consideran importantes en la fuerza de trabajo
actual habrán cambiado.
Puede leer: Sería capaz de tener 8 trabajos al
mismo tiempo la dura realidad de muchos
profesores universitarios
Para 2020, la cuarta revolución industrial habrá
traído robótica avanzada, inteligencia artificial y
aprendizaje automático. Estos desarrollos no solo
transformarán la forma en que vivimos, sino
también la manera en la que trabajamos; por lo
que algunos puestos laborales desaparecerán,
otros crecerán y tareas que ni siquiera existen
hoy se convertirán en algo común. Lo que es
seguro es que la fuerza de trabajo futura deberá
alinear sus habilidades para seguir vigente.
Potenciar habilidades

La creatividad se convertirá en una de las tres


habilidades más importantes que necesitarán los
trabajadores. Con la avalancha de las nuevas
tecnologías y las nuevas formas de trabajo, los
empleados tendrán que innovar en su forma de
pensar si quieren beneficiarse de estos cambios.
La capacidad de negociación y la flexibilidad
ocupan un lugar destacado en la lista de
habilidades para 2018; pero esto cambiará a
partir de 2020, pues comenzarán a descender de
los 10 primeros puestos a medida que las
máquinas, utilizando grandes cantidades de
información, comiencen a realizar tareas por
nosotros.
Natalia Jaramillo, directora de educación para
Microsoft Colombia, asegura que “las tendencias
en tecnología, las nuevas condiciones de la
población –como el aumento en la longevidad–, y
las transformaciones en los hábitos de trabajo en
las organizaciones están transformando la
demanda de habilidades. En este sentido, esta
crecerá en carreras como matemáticas,
ingeniería, computación, investigación científica,
liderazgo y entrenamiento dada la transformación
del sector productivo”. Jaramillo también afirma
que las profesiones relacionadas con las
Ciencias Humanas crecerán en demanda dado
los cambios poblacionales y sociales.
Transversal a todo tipo de disciplinas, algunas
habilidades como resolución de problemas
seguirán vigentes, y otras, como la inteligencia
emocional y la flexibilidad cognitiva, tomarán más
importancia en los próximos años.
¿Qué estudiar?
Le recomendamos: El maestro será la
profesión del futuro Marcelo Cabrol
Para nadie es un secreto que el éxito en el
mundo laboral depende, en gran medida, de la
carrera que se estudió en la universidad. Con la
llegada de las nuevas tecnologías, la educación
superior enfrentará retos pero también verá
grandes oportunidades, lo que hace necesario
repensar la manera como ofrece sus servicios.
Las competencias tecnológicas tendrán que ser
puestas en práctica de la mano de las Ciencias
Humanas. Asimismo, habrá un aumento en la
demanda de medicina, matemáticas, cuidado de
las personas, liderazgo, y educación.
De hecho, instituciones de educación superior
como la Universidad del Rosario, le están
apostando a la formación de líderes capaces de
adaptarse e innovar ante los nuevos desafíos
que trae la cuarta revolución industrial.
Actualmente, cuentan con un pregrado en
Matemáticas Aplicadas y Ciencias de la
Computación (MACC), que recibió sus primeros
estudiantes en 2017 y cuya fuerza laboral
empezará a vincularse al mercado en 2021.
El Observatorio para el Empleo en la Era Digital
indica que ocho de cada diez jóvenes, entre 20 y
30 años, encontrarán un empleo en trabajos que
aún no existen.
Valérie Gauthier, directora del Departamento de
Matemáticas Aplicadas y Ciencias de la
Computación de la universidad, asegura que lo
que buscan con este tipo de carreras es “formar
a los jóvenes para que lideren la transformación
digital del país. Además, los estudiantes podrán
profundizar en áreas de conocimiento como
analítica de datos, inteligencia artificial y
seguridad digital, muy necesarias a nivel mundial.
Según datos del Ministerio de Tecnologías de la
Información y Comunicaciones, la necesidad de
profesionales que dominen estos temas es
urgente”.
Interrupción en la industria
No cabe duda de que el cambio en las
profesiones del futuro dependerá mucho de la
industria. Los medios de comunicación y el
entretenimiento, por ejemplo, ya han
experimentado una gran cantidad de
transformaciones en los últimos años. Ahora, la
educación, especialmente las universidades y
sus programas de pregrado, deberán
reinventarse y cambiar los paradigmas
pedagógicos para superar los desafíos
venideros.
Natalia Jaramillo afirma que, así como el sector
transporte (Uber) y el hotelero (Airbnb), el sector
educación está en un proceso de cambio,
pasando de un modelo de valor basado en la
reputación de la universidad hacia uno centrado
en el desempeño y el valor agregado que se les
pueda dar a los estudiantes. “Más allá de crear
un modelo de educación específico, las
universidades deben comenzar a entender al
estudiante y su proceso académico para poder
asegurar logros de aprendizaje”, agrega.
Asimismo, deberán apostarle a la formación
integral de sus alumnos, a fortalecer los
principios éticos y la sensibilidad social. “La
formación universitaria no se limita únicamente a
los contenidos de las materias, los cuales son
muy importantes, sino también genera hábitos de
estudio, capacidad de trabajo, de análisis,
pensamiento crítico, habilidades de trabajo en
grupos multidisciplinarios, de manejo de presión,
entre otras. Esta formación, unida a la capacidad
de aprender de manera autónoma, adaptarse e
innovar, logrará que los futuros profesionales
afronten de la mejor manera los retos que les
imponen los cambios en la era de la economía
digital”, puntualiza Valérie Gauthier.
La educación está en medio de una
transformación y es claro que el cambio no dará
espera, es por eso que los educadores y líderes
empresariales deben ser proactivos en capacitar
a los más jóvenes, para que todos puedan
beneficiarse de la transición hacia la llamada
“cuarta revolución industrial”.
Le sugerimos: 5 fascinantes predicciones
sobre el futuro de las megaciudades
Las carreras del futuro
1. Manejo de bases de datos (Big Data).
2. Psicoterapia y conciliación.
3. Investigación científica (biólogos, químicos,
matemáticos e ingenieros enfocados enla
investigación científica).
4. Ingeniería informática.
5. Ciencias del medio ambiente.
6. Atención y cuidados de la salud (médicos,
terapeutas físicos, enfermeras, optómetras,
odontólogos y fonoaudiólogos).
7. Administración.
8. Finanzas.
9. Emprendimiento y liderazgo (Soft Skills).
Informe BLS Employment Matrix, dependencia de
la Secretaría de Trabajo de Estados Unidos
Las 10 habilidades para 2020
1. Resolución de problemas
2. Pensamiento crítico
3. Creatividad
4. Gestión de personal
5. Trabajo en equipo
6. Inteligencia emocional
7. Juicio y toma de decisiones
8. Orientación al servicio
9. Negociación
10. Flexibilidad cognitiva
Información de The World Economic Forum ‘The
Future of Jobs’
*Coordinadora de contenido
Este artículo hace parte de la edición 32 de la
revista Semana Educación. Si quiere informarse
sobre lo que pasa en educación en el país y en el
exterior, suscríbase ya llamando a los teléfonos
(1) 607 3010 en Bogotá o en la línea gratuita
018000-911100.