You are on page 1of 4

MOTIVACIÓN Y EMOCIÓN

Ensayo:
“Que hacer para devolverle a la familia la
responsabilidad que le corresponde”

Docente:
Cervantes Rodríguez David Israel

Alumna:
Ma. Florencia Vargas Nájera

Carrera:
Psicología

16 de Marzo del 2019

“QUE HACER PARA DEVOLVERLE A LA FAMILIA LA RESPONSABILIDAD


QUE LE CORRESPONDE”
Comienzo este ensayo definiendo el concepto de familia, según la Declaración
Universal de los Derechos Humanos, “es el elemento natural y fundamental de la
sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado”.
Y en su término etimológico familia procede del latín familia, "grupo de siervos y
esclavos patrimonio del jefe de la gens", a su vez derivado de famulus, "siervo,
esclavo". El término abrió su campo semántico para incluir también a la esposa e
hijos del pater familias, a quien legalmente pertenecían, hasta que acabó
reemplazando a gens. Esta definición nos ayuda a entender que la familia está
formada por un padre, una madre y los hijos.
A partir de esta idea, el presente ensayo lo enfocare solo al tipo de familia tradicional
también llamado, familia nuclear; que también se conoce como “círculo familiar".
Ya que en la actualidad se ha desvirtuado este término considerando a otros grupos
como familias modernas, en la que van en contra de la naturaleza humana.
Actualmente este tipo de familia está atravesado por una serie de dificultades y
desafíos, en las cuales las relaciones están muy deterioradas, llena de conflictos,
como la dificultad para expresar sus emociones o necesidades, peleas, consumo
de sustancias, adaptación de cambio, no hay límites en los hijos, no hay normas o
en otros casos normas muy estrictas, irresponsabilidades en casa, problemas con
los hijos, etc. parecer ser que la familia es a menudo incapaz de cumplir con su
propia función, padres sin autoridad, la falta de comunicación, la falta de tiempo
familiar, dificultad para negociar y definir roles entre la pareja, etc.
Todos estos problemas se van suscitando como consecuencia de los cambios
modernos de la sociedad, en donde todo es inestable, las ideologías, los trabajos,
los afectos, lo social, la economía, etc. Estos contextos ponen a la familia en una
situación de víctima, que hace que no cumpla con las funciones que le
corresponden, por ejemplo los papás que trabajan incansablemente para dar lo
mejor a sus hijos, se puede considerar que son víctimas de la mala economía del
país, que hace que ambos no estén físicamente con sus hijos, porque trabajan de
tiempo completo para darles lo mejor a sus hijos, esto genera desatención y
terminan faltándoles ellos mismos, esto tiene como consecuencia hijos materialistas
que carecen de afecto, valores y educación y a la larga esta situación no crea
vínculos seguros y afectivos con el niño, que le permitan desarrollarse íntegramente,
ya que la ausencia del padre marca severamente la vida familiar, la educación de
los hijos y su integración en la sociedad.
Ante esta problemática de padres ausentes, tanto físicamente, afectivamente,
cognitivamente y espiritualmente desencadena una serie de problemas que detonan
en la irresponsabilidad familiar, la cual se manifiesta en la irresponsabilidad de estar
con sus hijos, por ello es que esta responsabilidad de educar, la dejan a la niñera
o los maestros, deslindándose del compromiso ser los principales y primeros
educadores de sus hijos.
Ante este panorama que hacer para mejorar la responsabilidad de los padres de
familia, con respecto a la educación de sus hijos, yo creo que primeramente el
hombre tiene que ser consciente de que juega un papel decisivo en la vida familiar,
especialmente en la protección y el sostenimiento de la esposa y los hijos, no solo
económicamente, también de manera efectiva haciéndose presente entre ellos el
mayor tiempo posible.
Concientizar por medio de talleres, charlas, conferencias, a ambos padres para
vean a sus hijos como un don, como el fruto del acto específico del amor conyugal.
Esto les permitirá poner más empeño en su “ser” padres y vivir la experiencia única
de ver crecer a los hijos más de cerca. Ya que al estar presente padre y madre es
de vital importancia. Esto implica que el hijo pueda reconocer la voz del padre ya
que es de suma importancia porque da seguridad, confianza en el porvenir,
establece los límites de la conducta infantil, que en un futuro les puede ayudar a ser
responsables de sus actos. También concientizar al padre de que es un elemento
único y esencial en la crianza del hijo y su influencia es poderosa en la salud
emocional, cognitiva y espiritual. Y de que la madre con su cuidado estimula al
pequeño a subir otro peldaño para que llegue a la cima de la felicidad y que untos,
tomados de la mano, padre y madre son los que guían a ese retoño en el camino
de la vida.
Otra manera de hacer que los padres sean responsables es ayudar a los jóvenes a
descubrir el valor y la riqueza del matrimonio y la familia, igualmente a través de
talleres y conferencias. Estos medios les debe ayudar a poder percibir el atractivo
de una unión plena que eleva y perfecciona la dimensión social de la existencia,
además la importancia de la sexualidad su mayor sentido, a la vez que promover el
bien de los hijos. Esto implícitamente les puede ayudar a su maduración y
educación.
Por consiguiente, es necesario un taller que también concientice a la pareja de que
el amor necesita tiempo disponible y gratuito, de tal manera que coloque otras cosas
en un segundo lugar, y que coloque en primer lugar tiempo para dialogar, para
abrazarse sin prisa, para compartir proyectos, para escucharse, para mirarse, para
valorarse, para fortalecer la relación. Por qué aquí el problema de la
irresponsabilidad en la familia a veces, es por el problema del ritmo frenético de la
sociedad, o los tiempos que imponen los compromisos laborales.
Talleres que también ayuden a enseñar que el tiempo que se pasa juntos sea de
calidad, ya que lo importante no solo es compartir un espacio físico, sin prestarse
atención el uno al otro. Se debe enseñar a aprender a encontrarse, a detenerse el
uno frente al otro miembro de la familia e incluso a compartir momentos de silencio
que los obliguen a experimentar la presencia del que está presente. Ya que la
responsabilidad en la familia se da desde los gestos más básicos como darse
siempre un beso por la mañana, esperar al otro y recibirlo cuando llega, tener alguna
salida juntos en familia, compartir tareas domésticas, cortar la rutina con la fiesta,
no perder la capacidad de celebrar en familia, de alegrarse y de festejar las
experiencias lindas, alimentar juntos el entusiasmo por vivir, aprender a colocarse
frente al otro, a escuchar, a compartir, a soportar, a respetar, a ayudar, a convivir.
Ya que si esto se vive, la familia será de verdad digna de llamarse “familia”.
Como conclusión puedo decir que cuando una familia vive cada uno de estos
aspectos, se, es responsable en todos los aspectos en la vida familiar y por
consiguiente la familia se convierten en el pequeño núcleo que aporta a la sociedad
los valores necesarios para vivir y construir la buena sociedad; solo que muchas de
las veces la familia no sabe cómo ser familia, por lo que yo creo que es importante
la participación en talleres, conferencias, charlas que vayan dando luces para ser
un familia responsable y feliz.

REFERENCIAS
ENCLICOPEDIA BRITÁNICA EN ESPAÑOL, 2009,
http://cvonline.uaeh.edu.mx/Cursos/BV/S0103/Unidad%204/lec_42_LaFam_ConcTip&Evo.pdf

ACIPRENSA 1987 “Que significa ser padre hoy”

https://www.aciprensa.com/recursos/que-significa-ser-padre-hoy-287

Franciscus, 2016, AMORIS LAETITIA, Roma, Libreria Editrice Vaticana

http://w2.vatican.va/content/francesco/es/apost_exhortations/documents/papa-
francesco_esortazione-ap_20160319_amoris-
laetitia.html#El_amor_en_la_espera_propia_del_embarazo