You are on page 1of 13

Tipos de auditorías de calidad y sus diferencias

Existen diferentes categorías y tipos de auditorías de calidad punto en primer lugar


se pueden categorizar en función a la relación existente entre la persona auditada
y el auditor. Pero dentro de estas categorías, se encuentran subdivisiones que
conviene conocer especialmente para las personas que se están formando como
auditores en España o que están siguiendo algún curso relacionado con la
auditoría de normas de calidad ISO, gestión ambiental o gestión de riesgos
corporativos. Entonces estos casos, es importante conocer las diferencias entre
los tipos de auditorías y por ello, a continuación definiremos cuáles son los
principales.
Principales tipos de auditorías
Centramos únicamente en el ámbito de la gestión de la calidad, como decíamos
existen tres tipos de auditorías principales basadas en la relación entre el auditor y
el auditado o la empresa auditada. En este caso, hablaríamos de auditoría de
terceros, de segunda parte y de primera parte. Luego veremos que dentro de cada
una de estas categorías existen diversos tipos de auditorías que se pueden
realizar.

En cuanto a las auditorías de primera parte hablaríamos de auditorías internas


es decir realizadas por el mismo personal de la organización que dedica su tiempo
a establecer una auditoría valorativa del sistema de gestión de calidad interno a la
empresa a la que pertenece. La Auditoría Interna intenta verificar que la empresa
está cumpliendo con los requisitos establecidos por ella misma como una forma de
autocontrol o auto seguimiento del establecimiento de un sistema de gestión de la
calidad. En casi todas las grandes empresas suelen realizar este tipo de auditorías
internas que suelen centrar su atención en la búsqueda de Arias que generen
problemas, o lo que es lo mismo revisar qué puede estar causando una dificultad o
que puede estar disminuyendo la calidad de un producto o un servicio, qué
procesos se pueden mejorar, etcétera. También existen auditorías internas que
tienen como enfoque revisar los procesos intentando detectar oportunidades de
mejora para tentar la eficacia de los sistemas de gestión ISO. Cuando existe un
desajuste en los procesos internos de trabajo, que al tratarse de una auditoría
interna se conocen bastante bien, se puede identificar con cierta facilidad la
oportunidad de mejoramiento. Esta es la mayor ventaja de la auditoría de primera
parte o auditoría interna.

En segundo lugar hablamos de las auditorías de segunda parte es decir aquellos


casos en los que la organización tiene que garantizar que sus proveedores están
cumpliendo con los requisitos preestablecidos entre ambas partes en el contrato.
En este caso lo que se está intentando evaluar con la auditoría es la relación entre
un cliente y un proveedor por tanto el objetivo es bastante diferente del anterior.
Estas auditorías se pueden realizar en el mismo lugar donde trabaja el proveedor
auditado si es que se está intentando evaluar el proceso interno que sigue este
proveedor pero también se puede realizar en otros lugares fuera de las
instalaciones del proveedor cuando lo que por ejemplo se está intentando revisar
es la documentación que se ha requerido al proveedor en cuestión. Por tanto, se
puede trabajar una auditoría de calidad in situ evaluando los procesos del
proveedor para ver si está respetando lo acordado o se puede hacer una auditoría
de calidad de segunda parte en las instalaciones del cliente cuando se trata de
revisar solamente cierta documentación. No estamos hablando en este caso de
las auditorías que sirven para otorgar certificaciones ISO, en dicho caso el
procedimiento es diferente.

La tercera categoría de auditorías de calidad es la auditoría de terceros que a su


vez puede ser de tres tipos. Auditoría de certificación como mantenimiento de las
auditorías ya realizadas o auditorías de recertificación estos son los casos en los
que una empresa contrata una empresa externa para realizar la auditoría. El
objetivo es certificar que el sistema de gestión de la calidad que se ha
implementado en la organización contratante cumple con los requisitos de la
norma en cuestión toma como referente que en este caso podría perfectamente
ser la ISO 9001 punto las empresas externas que se dedican a realizar las
auditorías de los sistemas de gestión de calidad se suelen llamar organismos de
certificación o empresas registradoras ya que otorgan a la organización a la que
auditan la certificación en el caso de que proceda.

Tipos de auditoría

Características de las auditorías | Clases de auditoría

Auditoría

La auditoría en la empresa

El informe de auditoría

Tipos de auditoría

La auditoría interna

La auditoría externa
Auditoría operacional

Auditoría fiscal

Auditoría financiera

Auditoría integral

Auditoría forense

Auditoría gubernamental

Auditoría de sistemas

¿Qué es una auditoría de software?

Ir al especial >>

¿Tienes una empresa y todavía no conoces todos los tipos de auditoría que
existen? En cualquier negocio, por muy sencillo que sea, se hacen necesarios los
métodos de auditoría cuyo objetivo es conseguir la máxima transparencia en
relación a las políticas financieras y económicas de la empresa frente a la
sociedad.

En concreto, la Ley de Auditoría de Cuentas (LAC) considera este sistema como la


actividad dirigida a la revisión y verificación de todas las cuentas anuales de la
empresa además de otros estados financieros y documentos contables, entre
otros detalles, según el artículo 1.2.

Sin embargo, aunque tradicionalmente las empresas hablen de "auditoría" la


realidad es que existen muchos tipos, en función del tipo de resultado que
queremos obtener a través de ella. A continuación, analizaremos algunas de las
características más frecuentes de las auditorías.
Características de las auditorías

Aunque como en todo hay excepciones, en primer lugar, la auditoría debe


desarrollarse conforme a las normas de contabilidad que se aceptan por acuerdo
de forma generalizada.

Teniendo en cuenta la Ley española, se deberán tener como referencia lo


estipulado en la Ley de Sociedades, el Código de Comercio, el PGC y las normas
desarrolladas por Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas.

tipos de auditoria Imágenes: Portrait Images Asia By Nonwarit || Shutterstock

El auditor emitirá un informe de auditoría capaz de tener efectos a terceros sobre


los estados financieros de la empresa, en función de la investigación realizada a
modo de análisis, siguiendo los preceptos antes descritos.

Además, hay que destacar qué la Ley considera que este tipo de auditorías
deberá ser llevado a cabo por un profesional cualificado que resulta independiente
a la empresa sin ningún tipo de interés hacia ella, y deberá emplear métodos de
revisión y verificación apropiados.

Sin embargo, tal y como decíamos en los puntos anteriores, como consecuencia
del desarrollo económico social, la auditoría se ha dividido en distintas clases en
función objeto de estudio y las técnicas que vayan a utilizarse para realizar el
análisis.

Para ello encontramos los siguientes tipos de auditoría a modo general.


Clases de auditoría

Dependiendo de lo que se busque examinar y la forma en que se realiza podemos


encontrar diferentes tipos de auditoría entre los que podemos encontrar:

Auditoría externa o legal: es la más conocida popularmente y consiste en el


análisis de las cuentas del balance anual de una empresa a través de un
profesional auditor externo por requerimiento legal. Tiene efecto de inscripción en
el Registro Mercantil.

Auditoría interna: se lleva a cabo por los propios empleados del negocio, para
investigar la validez de los métodos de operaciones y su coherencia con respecto
a la política general de la empresa. Para ello se evalúan ciertos detalles que
intervienen en los procesos y mecanismos internos. Es una herramienta clave
para el control interno y una vez finalizado el análisis emitirá un informe a la
dirección o a órganos superiores del equipo, para evaluar posibles soluciones en
referencia a los problemas encontrados.

Auditoría operacional: este tipo de auditoría se desempeña por un profesional


cualificado para ello y tiene como objetivo valorar la empresa y su gestión para
aumentar la eficacia y la eficiencia, hacia una mejora importante en la
productividad. No tiene porqué desarrollarse por alguien interno de la empresa,
sino que la propia Dirección podrá contratar a un profesional especializado en ello.
El auditor analizará el sistema y propondrá ideas con mejoras útiles.

Auditoría de sistemas o especiales: en este grupo encontramos otro tipo de


auditorías dirigidas a evaluar otro tipo de factores no económicos, como es el caso
de la auditoría de software, entre otros muchos.

Auditoría pública gubernamental: se desarrolla por el Tribunal de Cuentas gracias


a las competencias adquiridas por la Ley Orgánica de 1984.

Auditoría integral: esta auditoría evalúa por completo toda la información


financiera, estructura de la organización, los sistemas de control interno,
cumplimiento de leyes y objetivos empresariales para dar una visión global y
certera del cumplimiento de la empresa.

Auditoría forense: se realizan en las investigaciones criminales con el objetivo de


esclarecer los hechos ocurridos.
Auditoría fiscal: esta auditoría se realiza con el objetivo de velar por el
cumplimiento de las leyes tributarias, para que las empresas y organizaciones
paguen sus impuestos de forma correcta.

Auditoría financiera: también denominada auditoría contable. Se encarga de


examinar y revisar los estados financieros y la preparación de informes de acuerdo
a normas contables establecidas.

Auditoría de recursos humanos: se utiliza para hacer una revisión de la plantilla,


las necesidades que posee la empresa y la gestión del talento.

Aunque a priori muchas empresas todavía siguen considerando la auditoría como


algo negativo, un informe al que temer, la realidad es bien distinta. El auditor es un
profesional clave que puede ayudar a mejorar el rendimiento económico en los
procesos del negocio, aumentando en productividad y eficacia.

La auditoría interna

Todos los profesionales vinculados al ejercicio de la Auditoría así como los


empresarios conocemos de la vital importancia que tiene para el éxito del negocio
contar con un equipo de Auditoria Interna que responda a los intereses del mismo
y que constituya un factor aliado de la alta jefatura de la entidad, así garantizará
velar por la correcta administración, uso y control de los recursos humanos,
materiales y financieros. En este artículo presentamos elementos importantes
referidos a la Auditoria Interna.

La Auditoría se define como:

Un proceso sistemático, practicado por los auditores de conformidad con normas y


procedimientos técnicos establecidos, consistente en obtener y evaluar
objetivamente las evidencias sobre las afirmaciones contenidas en los actos
jurídicos o eventos de carácter técnico, económico, administrativo y otros, con el
fin de determinar el grado de correspondencia entre esas afirmaciones, las
disposiciones legales vigentes y los criterios establecidos.

La Auditoría Interna es aquella que se practica como instrumento de la propia


administración encargada de la valoración independiente de sus actividades.

Por consiguiente, la Auditoría Interna debe funcionar como una actividad


concebida para agregar valor y mejorar las operaciones de una organización, así
como contribuir al cumplimiento de sus objetivos y metas; aportando un enfoque
sistemático y disciplinado para evaluar y mejorar la eficacia de los procesos de
gestión de riesgos, control y dirección.

Los servicios de Auditoría comprenden la evaluación objetiva de las evidencias,


efectuada por los auditores internos, para proporcionar una conclusión
independiente que permita calificar el cumplimiento de las políticas,
reglamentaciones, normas, disposiciones jurídicas u otros requerimientos legales;
respecto a un sistema, proceso, subproceso, actividad, tarea u otro asunto de la
organización a la cual pertenecen.
En toda entidad bien organizada y para poder mantener la vigilancia sobre la
cadena de control de dirección, se hace necesario la creación de un programa
sistemático de revisión y valoración para comprobar que las responsabilidades
delegadas han sido bien encausadas y que las políticas y procedimientos
establecidos se han llevado tal como estaba previsto.

Además, es de suma importancia que exista una revisión regular por un personal
calificado para determinar que el sistema de control interno en general es el
adecuado, y mediante pruebas constantes, determinar que han resultado
operativamente efectivos. De existir fallas, deficiencias o cambios en las
condiciones existentes, debido a lo cual el sistema de control interno resulte
inefectivo, debe ser modificado apropiadamente efectuando los cambios
necesarios a las nuevas situaciones.

Debemos insistir, que con independencia de la supervisión que ejerza el auditor


interno sobre el cumplimiento de las responsabilidades delegadas por la dirección
a sus ejecutivos, y de la verificación constante sobre el cumplimiento de los
sistemas de control interno vigentes, es parte de su responsabilidad la obtención
de evidencias suficientes y competentes que le permitan dictaminar, sobre la
exactitud de la situación económico- financiera que presenta la entidad y cuyos
resultados muestran los estados financieros que periódicamente se emiten.

Consideramos que un auditor interno puede convertirse en los ojos y oídos de la


dirección de la empresa, teniendo en cuenta, no solo su calificación y ética moral,
sino porque se trata de un funcionario que con el tiempo logra obtener un alto
dominio de todas y cada una de sus funciones de la entidad donde labora, lo que
le permite convertirse en un asesor de o de los ejecutivos de la gestión
empresarial.

Definición

La Auditoría interna es una actividad que tiene por objetivo fundamental examinar
y evaluar la adecuada y eficaz aplicación de los sistemas de control interno,
velando por la preservación de la integridad del patrimonio de una entidad y la
eficiencia de su gestión económica, proponiendo a la dirección las acciones
correctivas pertinentes.

Responsabilidades del auditor interno

Se clasifican en:

Naturaleza.

Objetivo y alcance.

Responsabilidad y autoridad.

Independencia.

Naturaleza

La Auditoría Interna es la denominación de una serie de procesos y técnicas, a


través de las cuales se da una seguridad de primera mano a la dirección respecto
a los empleados de su propia organización, a partir de la observación en el trabajo
respecto a:

Si los controles establecidos por la organización son mantenidos adecuada y


efectivamente.

Si los registros e informes reflejan las operaciones actuales y los resultados


adecuada y rápidamente en cada departamento u otra unidad, y si estos se están
llevando fuera de los planes, políticas o procedimientos de los cuales la Auditoría
es responsable.

Objetivos y Alcance

El objetivo de la Auditoría interna es asistir a los miembros de la organización,


descargándoles de sus responsabilidades de forma efectiva. Con este fin les
proporciona análisis, valoraciones, recomendaciones, consejos e información
concerniente a las actividades revisadas. Incluye la promoción del control efectivo
a un costo razonable.

El alcance comprende el examen y valoración de lo adecuado y efectivo de los


sistemas de control interno de una organización, y de la calidad de la ejecución al
llevar a cabo las responsabilidades asignadas. Incluye:

Revisión de la fiabilidad e integridad de la información financiera y operativa y de


los juicios utilizados para identificar, medir, clasificar e informar sobre la misma.

Revisar los sistemas establecidos para asegurar el cumplimiento con aquellas


políticas, planes, procedimientos, leyes y regulaciones, que pueden tener un
impacto significativo en las operaciones e informes, y determinar si la organización
los cumple.

Revisar las medidas de salvaguarda de activos y, cuando sea apropiado, verificar


la existencia de los mismos.

Valorar la economía y eficacia con que se emplean los recursos.

Revisar las operaciones o programas para asegurar que los resultados son
coherentes con los objetivos y las metas establecidas, y que las operaciones y
programas han sido llevados acabo como estaba previsto.

Responsabilidad y Autoridad

El propósito, autoridad y responsabilidad del departamento de Auditoría interna


debe definirse en un documento formal por escrito, aprobado por la dirección y
aceptado por el consejo, especificando el alcance no restringido de su trabajo y
declarando que los auditores no tienen autoridad o responsabilidad sobre las
actividades que auditan.

Independencia

Para asegurar el grado efectivo de independencia necesario para el auditor


interno, estará subordinado e informará de su trabajo al ejecutivo más alto del
escalafón; solo por este camino puede asegurar un alcance adecuado de
responsabilidad y de efectividad en el seguimiento de las recomendaciones.

Elementos de trabajo del auditor interno

Los elementos de la Auditoría interna, excepto para asignaciones especiales,


pueden clasificarse en:

Cumplimiento.

Verificación.

Evaluación.

Cumplimiento

Extensión con que son seguidas las políticas, reglas, buenas prácticas de
negocios, principios contables generalmente aceptados, leyes, regulaciones del
gobierno y hasta el sentido común.

Verificación

La dirección debe recibir una seguridad permanente de la validez de los informes


actuales superior a la que es posible obtener por el examen anual del auditor
externo. Generalmente, la verificación incluirá registros, informes y cuentas.

Evaluación

Es la responsabilidad más importante del auditor interno, debe revisar


constantemente el sistema de control y estar seguro que es adecuado, y que se
mantiene tal y como espera la dirección.
Tareas a ejecutar en la auditoría interna

Generales

Comprobar el cumplimiento de los sistemas de control interno en vigor y sus


adecuaciones autorizadas, así como de aquellos que por las características
propias de la entidad haya sido necesario establecer, determinando su calidad,
eficiencia y fiabilidad, así como la observancia de los principios generales en que
se fundamentan.

Verificar el cumplimiento de las normas de contabilidad y de las adecuaciones,


que para la entidad, hayan sido establecidas, a partir del clasificador de cuenta en
vigor.

Comprobar la calidad y oportunidad del flujo informativo contable y financiero, y


observar el cumplimiento de las funciones, autoridad y responsabilidad, en cada
caso en que estén involucrados movimiento de recursos.

Verificar la calidad, fiabilidad y oportunidad de la información contable-financiera


que rinde la entidad, realizando los análisis correspondientes de los indicadores
económicos fundamentales.

Comprobar el cumplimiento de la legislación económico-financiera vigente.

Comprobar el cumplimiento de normas de todo tipo, resoluciones, circulares,


instrucciones, etc. emitidas tanto internamente, como por los niveles superiores de
la economía y el Estado.

Verificar la calidad, eficiencia y confiabilidad de los sistemas de procesamiento


electrónico de la información, con énfasis en el aseguramiento de la calidad de su
control interno y validación.

Analizar mediante la aplicación de las diferentes técnicas de Auditoría la gestión


empresarial, con el objetivo de determinar su economía, eficiencia y eficacia.

Específicas

Realizar conteos físicos sorpresivos de forma periódica a los inventarios y activos


fijos y otros valores de la entidad, y verificar su compatibilidad con los controles
establecidos y la cuenta contable correspondiente.
Efectuar arqueos de caja sorpresivos de forma periódica, y verificar su
compatibilidad con los controles establecidos, su movimiento y la cuenta contable
correspondiente.

Comprobar el saldo de las cuentas bancarias, y verificar su movimiento y


compatibilidad con los controles establecidos y la cuenta control.

Comprobar el saldo de las cuentas de pasivo y su movimiento.

Comprobar las operaciones de nóminas, su calidad y control, así como presenciar


su pago físico.

Verificar los ingresos producidos en la entidad y su cobro en tiempo y forma, de


acuerdo con lo establecido, y su compatibilidad con las correspondientes cuenta
control.

Comprobar la racionalidad de los cargos efectuados a las cuentas


correspondientes a gastos de todo tipo, su nivel de autorización, analizando las
desviaciones de importancia.

Estudiar y evaluar el cumplimiento de los sistemas de costo establecidos.

Verificar el cumplimiento de las cuentas de Patrimonio, evaluando la corrección y


autorización de las operaciones.

Comprobar la calidad y fiabilidad de los registros y libros de contabilidad de


acuerdo con los principios generales de control interno.

Analizar el cumplimiento correcto de los aportes al fisco, en tiempo y en los plazos


establecidos.