You are on page 1of 9

6.

1 Introducción a la fatiga en metales características de fractura de una falla por fatiga


son muy diferentes a la fractura frágil estática y
En la mayoría de los ensayos para determinar surgen a partir de tres etapas de desarrollo.
las propiedades de los materiales que se
relacionan con el diagrama esfuerzo- La etapa 1 es el inicio de una o más
deformación, la carga se aplica en forma microgrietas debido a la deformación plástica
gradual, para proporcionar suficiente tiempo a cíclica seguida de propagación cristalográfica
fin de que la deformación se desarrolle en su que se extiende de dos a cinco granos alrededor
totalidad. (Condiciones estáticas) del origen. En la etapa II las microgrietas se
convierten en macrogrietas y forman superficies
Con frecuencia existe una condición en paralelas en forma de mesetas separadas por
la cual los esfuerzos varían o fluctúan entre crestas longitudinales (marcas de playa o
ciertos niveles. A estos esfuerzos se les llaman marcas de concha). La etapa III ocurre durante
esfuerzos variables, repetidos, alternantes o el ciclo de esfuerzo final cuando el material
fluctuantes. restante no puede soportar las cargas, lo que
resulta en una fractura súbita y rápida.
A menudo, se encuentra que los
elementos de máquinas han fallado bajo la
acción de esfuerzos repetidos o fluctuantes; no
obstante, el análisis más cuidadoso revela que
los esfuerzos máximos reales estuvieron por
debajo de la resistencia última del material y
con mucha frecuencia incluso por debajo de la
resistencia a la fluencia. La característica más
notable de estas fallas consiste en que los
esfuerzos se repitieron un gran número de
veces. Por lo tanto, a esta falla se le llama falla
por fatiga.

Cuando las partes de máquinas fallan


estáticamente, por lo genera desarrollan una
deflexión muy grande, puesto que el esfuerzo
sobrepaso el limite elástico; por ello, la parte se
reemplaza antes de que en realidad suceda la
fractura. De esta manera la falla estatica
Ilustración 1. Falla por fatiga en un perno debido a la
proporciona una advertencia visible. Pero una flexión unidireccional repetida.
falla no proporciona una advertencia. Es
relativamente simple diseñar contra la fatiga Los patrones posibles de fractura en la
estatica porque el conocimiento que se tiene etapa III llamadas líneas de chevron, apuntas
acerca de este tipo de falla es muy completo. hacia los orígenes de las grietas iniciales.

Una falla por fatiga tiene una apariencia La falla por fatiga se debe a la
similar a la fractura frágil. Sin embargo, las formación y propagación de grietas. Por lo
general, una grieta de fractura se inicia en una
Ilustración 2. Fractura por fatiga de un eje de transmisión AISI 4320.

discontinuidad del material donde el esfuerzo de juntas; ensamble inapropiado; y otros


cíclico es máximo. Las discontinuidades errores de fabricación.
pueden surgir debido a:  La propia composición del material
después de su proceso de laminado,
 El diseño de cambios rápidos en la forjado, fundido, estirado, calentado,
sección transversal, cuñeros, orificios, etc. Surgen discontinuidades
etc., donde ocurren concentraciones del microscópicas y submicroscópicas en la
esfuerzo. superficie o por debajo de ella, así como
 Elementos que giran y/o se deslizan inclusiones de material extraño,
entre sí (cojinetes, engranes, levas, etc.) segregaciones de aleación, huecos,
bajo presión alta constante, lo que precipitaciones de partículas duras y
desarrolla esfuerzos de contacto discontinuidades cristalinas.
concentrados por debajo de la
superficie, los cuales pueden causar La velocidad y dirección de la propagación de
picaduras o astilladuras después de la grieta por fatiga está controlada en forma
muchos ciclos de carga. principal por esfuerzos localizados y por la
 Falta de cuidado en las ubicaciones de estructura del material en donde se produjo la
estampados, marcas de herramienta, grieta.
raspaduras y rebabas; diseño defectuoso
Ilustración 3. Esquemas de superficies de fractura por fatiga producidas en componentes suaves y con muesca.
Ilustración 4. Superficie de falla por fatiga de un
pasador AISI 8640.
Ilustración 7. Rueda de carro de un horno de coque
donde se muestran las marcas de estampado y las
fracturas en la costilla y el alma.

Ilustración 5. Superficie de fractura por fatiga de una


biela forjada de acero AISI 8640.

Ilustración 8. Marca de estampado que muestra


impresiones fuertes y la fractura que se extiende a lo
largo de la base interior del renglón con números.

Ilustración 9. Muescas creadas por las marcas de


estampado muy incrustadas, desde donde se iniciaron
Ilustración 6. Superficie de fractura por fatiga de una las grietas a lo largo de la parte superior en la
varilla de pistón con 200 mm de diámetro. superficie de fractura.
6.3 Método de fatiga-vida

Se intenta predecir la vida en número de ciclos


hasta la falla, N, para un nivel específico de
carga. Por lo general, la vida de 1 ≤ N ≤ 103
ciclos se clasifica como fatiga de bajo ciclaje,
mientras que la fatiga de alto ciclaje se
considera que tiene N > 103 ciclos. El método
de esfuerzo-vida, que se basa sólo en niveles de
esfuerzo, es el enfoque menos exacto,
especialmente para aplicaciones de bajo ciclaje.
Sin embargo, es el método más tradicional,
puesto que es el más fácil de implementar para
una amplia variedad de aplicaciones de diseño,
tiene una gran cantidad de datos de soporte y
representa de manera adecuada las aplicaciones
de alto ciclaje.
Ilustración 10. Superficie de fractura con múltiples
El método de deformación-vida implica
orígenes de grietas.
un análisis más detallado de la deformación
plástica en regiones localizadas donde se
considera a los esfuerzos y deformaciones para
la estimación de la vida. Este método es
especialmente bueno para aplicaciones con
fatiga de bajo ciclaje. Al aplicar este método,
deben realizarse algunas idealizaciones, y
existirán algunas incertidumbres en los
resultados.

En el método de la mecánica de la
fractura se supone que ya existe una grieta y
que ésta se ha detectado. Entonces, se emplea
para predecir el crecimiento de la grieta con
respecto a la intensidad del esfuerzo.

6.4 Método de esfurezo-vida

Para determinar la resistencia de materiales


bajo la acción de cargas de fatiga, las muestras
se someten a fuerzas repetidas o variables de
magnitudes especificadas, mientras se cuentan
Ilustración 11. Configuración del brazo, diseño original los ciclos o inversiones del esfuerzo hasta su
y mejorado. destrucción.
En la maquina de viga rotatoria la
muestra se somete a flexion pura mediante
pesos. La pieza de prueba se maquina y se pule
con muchoa meticulosidad, con un pulido final
en una direccion axial para evitar rayaduras
circunferenciales.

Para establecer la resistencia a la fatiga


de un material, se necesita un número muy
grande de ensayos debido a la naturaleza
estadística de la fatiga. En el caso del ensayo
con viga rotativa, se aplica una carga constante Ilustración 13. Geometría de la muestra de ensayo para
de flexión y se registra el número de la máquina de viga rotativa de R. R. Moore.

revoluciones (inversiones del esfuerzo) de la


viga hasta que se presente la falla. El primer
ensayo se hace con un esfuerzo que es un poco
menor que la resistencia última del material. El
segundo ensayo se realiza a un esfuerzo que es
menor que el primero. Este proceso se continúa
y los resultados se grafican como un diagrama
S-N.

Ilustración 12. Diagrama S-N que se graficó a partir de los resultados de ensayos a la fatiga
axial completamente invertidos.
6.5 Método deformación-vida

Este enfoque puede usarse para estimar las


resistencias a la fatiga, pero cuando se emplea
de esta manera es necesario conformar varias
idealizaciones, y por lo tanto existirá cierta
incertidumbre en los resultados.

Una falla por fatiga casi siempre


comienza en una discontinuidad local como una
muesca, grieta u otra área de concentración de
Ilustración 14. Bandas S-N de aleaciones
representativas de aluminio. esfuerzo. Cuando el esfuerzo en la
discontinuidad excede el límite elástico, ocurre
La ordenada del diagrama S-N se llama la deformación plástica. Para que se presente
resistencia a la fatiga Sf, cuyo enunciado una falla por fatiga es necesario que existan
siempre se debe acompañar por su número de deformaciones plásticas cíclicas, por lo que se
ciclos correspondiente N. requiere investigar el comportamiento de los
materiales sujetos a una deformación cíclica.
La resistencia correspondiente al cambio
en la gráfica se llama límite de resistencia Se o
límite de fatiga. La gráfica nunca se hace
horizontal en el caso de metales no ferrosos y
aleaciones; de aquí que estos materiales no
tengan un límite de fatiga.

Se observa que un ciclo de esfuerzos


(N = 1) constituye una sola aplicación y un
retiro de una carga y luego otra aplicación y
remoción de la carga en la dirección opuesta.

Desde N = 1 hasta N = 1 000 ciclos, por


lo general se clasifica como fatiga de bajos
ciclos. En consecuencia, la fatiga de altos ciclos
se relaciona con la falla correspondiente a
ciclos de esfuerzos mayores que 103 ciclos.

Siempre es una buena práctica de


ingeniería realizar un programa de ensayos Ilustración 15. Ciclos de histeresis esfuerzo real-
sobre los materiales que se van a emplear en el deformación real que presentan las cinco primeras
inversiones de esfuerzo de un material suavizado por
diseño y manufactura. ciclos.
Ilustración 16. Gráfica log-log donde se muestra como se relaciona la vida a la fatiga con la amplitud de la
deformación real en el caso de acero SAE 1020.

Los siguientes conceptos son definidos para el 6.6 Método mecánico de la fractura
entendimiento de las graficas anteriores: lineal-elástica
 Coeficiente de ductilidad a la fatiga ε’F La primera fase del agrietamiento por fatiga se
es la deformación real correspondiente a designó como fatiga de la etapa I. Se supone
la fractura en una inversión. que el desplazamiento de cristal que se extiende
 Coeficiente de resistencia a la fatiga a través de varios granos contiguos, inclusiones
σ’F es el esfuerzo real correspondiente a e imperfecciones superficiales desempeña un
la fractura en una inversión. papel.
 Exponente de ductilidad a la fatiga c es
la pendiente de la línea de la La segunda fase, de la extensión de la
deformación plástica y la potencia a la grieta, se llama fatiga de etapa II. El avance de
cual se debe elevar la vida 2N para que la grieta produce evidencia que puede
sea proporcional a la amplitud real de la observarse en la micrografía de un microscopio
deformación plástica. electrónico. El crecimiento de la grieta es
 Exponente de la resistencia a la fatiga ordenado. La fractura final ocurre durante la
b es la pendiente de la recta de la etapa III de fatiga. Cuando la grieta es
deformación elástica y es la potencia a suficientemente grande, de forma que K1 = KIc
la cual se debe elevar la vida 2N para para la amplitud del esfuerzo involucrado,
que sea proporcional a la amplitud del entonces KIc es la intensidad del esfuerzo crítico
esfuerzo real. del metal sin daño. La etapa III de la fatiga se
asocia con una rápida aceleración del
crecimiento de la grieta y después de la Bibliografía
fractura. Budynas, R., & Nisbett, K. (2008). Fallas por

Crecimiento de la grieta fatiga resultante de carga variable. En R.


Budynas, & K. Nisbett, Diseño en
Las grietas por fatiga surgen y crecen cuando
ingeniería mecánica (págs. 257-270).
los esfuerzos varían y existe alguna tensión en
cada ciclo de esfuerzo. México, D. F.: McGraw-Hill.

Para desarrollar los datos de resistencia


a la fatiga, se prueba cierta cantidad de piezas
del mismo material a distintos niveles de Δσ.
Las grietas surgen en una superficie libre o una
gran discontinuidad, o muy cerca de ellas. Bajo
el supuesto de una longitud de grieta inicial de
ai, el crecimiento de la grieta como una función
del número de ciclos de esfuerzo N dependerá
de Δσ, esto es, ΔKI. Para ΔKI por debajo de
algún valor de umbral (ΔKI)n una grieta no
crece.

Las tres etapas del desarrollo de la grieta


son observables, y los datos de la etapa I son
lineales en coordenadas log-log, dentro del
dominio de validez de la mecánica de la
fractura elástica lineal. (Budynas & Nisbett,
2008)

Ilustración 17. El aumento de longitud de la grieta, a,


desde una longitud inicial, ai, como una función del
conteo de ciclos de tres intervalos de esfuerzo.