You are on page 1of 2

Universidad Católica

de Honduras

EL
BAUTISMO
Diferencias entre la Iglesia
Católica y la Iglesia Cristiana

Presentado por:
Jeanery Patricia Lagos
Dixiana Yamali Rodríguez Guevara
Cindy Mancedo

Choluteca, Choluteca 07 de Febrero del


2019
EL BAUTISMO
¿Qué es el Bautismo?
Es el primer sacramento de la iniciación recibe, ante todo el nombre de Bautismo, en
razón del rito central con el cual se celebra: bautizar significa: sumergir en el agua; quien
recibe el bautismo es sumergido en la muerte de Cristo y resucita con él, como una nueva
criatura.
¿Quién puede recibir el bautismo?
Casi siempre se bautizan a los niños cuando nacen, pero también si una persona quiere
bautizarse puede hacerlo a cualquier edad.
¿Qué se requiere para ser bautizado?
A todo aquel que va ser bautizado se le exige la profesión fe, expresada personalmente,
en el caso de un adulto, o por medio de sus padres y de la familia en el caso del niño.
¿Cuáles son los efectos del Bautismo?
El bautismo perdona el pecado original, todos los pecados personales y todas las penas
debidas al pecado; hace participar de la vida divina trinitaria mediante la gracia
santificante, la gracia de la justificación que incorpora a Cristo y a su Iglesia; hace
participar del sacerdocio de Cristo y constituye el fundamento de la comunión con los
demás cristianos; otorga las virtudes teologales y los dones del Espíritu Santo. El
bautizado pertenece parea siempre a Cristo: en efecto queda marcado con el sello
indeleble de Cristo.
Diferencia entre el bautismo de la iglesia Católica y Evangélica
El bautismo en la iglesia católica se entiende como algo que limpia el pecado original de
Adán. Entonces, a partir de ese momento, se debe obrar para mantener la gracia y hacer
la penitencia en la confesión.
El bautismo en la iglesia Evangélica

El bautismo es un acto en el cual un cristiano es sumergido en agua para simbolizar el fin


de un modo de vida, y el comienzo de algo nuevo. La Biblia menciona primero el
bautismo en relación con Juan el Bautista. Esto fue bajo el antiguo pacto, cuando el
bautismo se realizaba para recibir perdón de pecado.

“Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo
calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu
Santo y fuego.” Mateo 3:11. Con el establecimiento del nuevo pacto, por causa de la
muerte de Jesús en la cruz, ahora el bautismo es más que el perdón de pecados es un pacto
para vivir la vida de un discípulo frente a Dios.