You are on page 1of 4

Dr.

Gary David Morales Rodriguez Soporte Vital Básico

TRAUMATISMOS EN EXTREMIDADES

1. Esquinces

Los Esquinces son torceduras o distensiones violentas de los ligamentos de una articulación.

Pueden producirse a causa de un traumatismo directo (golpe) o por un mal apoyo (terreno inestable o bloqueo
articular).

Síntomas

En función de su gravedad los esquinces pueden clasificarse en tres grados diferentes:

Esquince de primer grado

Producido por la distensión de los ligamentos que unen los huesos. Se puede apreciar una ligera hinchazón, dolor, y en
algunos casos, también derrames. El período de recuperación para esta lesión oscila entre los 10 y 15 días.

Esquince de segundo grado

Los ligamentos se encuentran aún más afectados (rotura parcial) que en el esquince de primer grado. Se agrava si el
accidentado ya había sufrido lesiones similares en esa misma parte. Se puede apreciar una gran hinchazón, derrame,
gran dolor al tacto e impotencia funcional (no puede mover por si mismo la zona afectada). El período de recuperación
oscila entre tres y cinco semanas.

Esquince de tercer grado

Provocan la rotura de uno o más ligamentos. Muy dolorosos en los que la hinchazón es inmediata y la movilidad mínima.
El período de recuperación varía en función del número de ligamentos rotos. Su tratamiento y rehabilitación no suele
ser inferior a ocho o nueve meses.

Intervención del socorrista

Frío, Inmovilización y Elevación.

□ Aplicar frio (con alguna toalla, camiseta… para evitar lesiones en la piel de la víctima a causa del frío).

□ Inmovilizar la articulación mediante vendaje compresivo.

□ Elevar la zona afectada.


Dr. Gary David Morales Rodriguez Soporte Vital Básico

2. Luxaciones

Son lesiones en las que se produce una separación de las superficies articulares de una articulación. Es decir, se produce
una salida del hueso de su sitio habitual pero sin que exista rotura del mismo. Se denomina Subluxación cuando la
pérdida de contacto de los huesos con la articulación no es total.

La mayoría de las luxaciones se producen por traumatismos directos. También ocasionalmente por rotaciones o malos
movimientos y, en algunos casos, por estrés.

Síntomas

□ Dolor muy intenso en la zona lesionada.

□ Deformidad de la articulación.

□ Impotencia funcional con pérdida del movimiento normal de la articulación.

□ Inflamación y hematoma.

Intervención del socorrista

□ Inmovilizar la articulación afectada, en la posición en la que se encuentre.

□ Nunca se debe intentar reducir una luxación.

□ Aplicar frío en la zona afectada.

□ Traslado urgente del accidentado a un hospital.

3. Fracturas

Es una rotura total o parcial de un hueso del esqueleto humano. Esta rotura puede ser completa, afectando a todo el
hueso; también puede ser incompleta, sin que se llegue a romper todo el perímetro del hueso.

La rotura puede ser lineal, sin separación de fragmentos. Y cuando se produce por golpes muy violentos puede llegar a
ser conminuta, es decir apareciendo dos o más fragmentos óseos rotos.

También pueden ser abiertas o cerradas dependiendo si hay o no comunicación de la fractura con el medio exterior.

Síntomas

□ Es muy importante obtener información de lo que ha ocurrido.


Dr. Gary David Morales Rodriguez Soporte Vital Básico
□ La piel puede arrugarse, formando pliegues en la zona donde se ha producido la fractura.

□ Algunas fracturas pueden provocar hemorragias importantes, lo que puede desencadenar un shock por pérdida de
sangre.

□ También pueden aparecer deformidades en la extremidad, hematomas, inflamación o heridas.

Intervención del socorrista

1) Valoración primaria y secundaria de la víctima y, si está consciente, recogiendo toda la información posible sobre la
zona afectada, el tipo de dolor y su localización.

2) Se palpa la zona o zonas afectadas. En caso de que exista mucho dolor se debe pedir ayuda a alguien para que sujete
la extremidad lesionada y sea posible seguir inspeccionando la zona. En caso de necesitarlo, cortar la ropa. En caso de
ser una fractura abierta, cubrir con una gasa estéril o compresa limpia e inmovilizar.

3) A continuación se realiza una comprobación cuidadosa del pulso y del relleno capilar de la zona afectada y las
asimetrías que puedan existir comparando con la otra extremidad. También se observa la coloración y la temperatura de
la piel en la extremidad lesionada.

4) Hay que descartar lesiones nerviosas en la zona afectada para hacerlo se comprueba la sensibilidad local rozando
suavemente con nuestros dedos. También se puede pedir a la víctima, si está consciente, que intente abrir y cerrar la
mano o que flexione y extienda los pies.

5) El paso previo al traslado es la inmovilización de la zona lesionada con férulas y, si no se tiene nada mejor, con
vendajes o material alternativo (ramas, tablas, periódicos, etc.) teniendo presentes las siguientes consideraciones:

□ Inmovilizar en el lugar donde se encuentra la víctima a no ser que haya un riesgo evidente y obligue a su traslado.

□ Si existe deformidad o angulación de los fragmentos, nunca se intenta reducirlos.

□ La férula debe ser capaz de inmovilizar la articulación que se encuentra por encima de la fractura y la que está debajo
de la zona afectada.

□ Existen zonas en las que no se puede utilizar férulas (colocar cabestrillo o vendaje triangular en hombro, brazo,
clavícula o colocar tracción como en el caso de las lesiones de fémur).

□ Cuando la víctima esté inmovilizada se procederá a su traslado a un centro hospitalario, realizándose durante el
mismo la valoración secundaria.
Dr. Gary David Morales Rodriguez Soporte Vital Básico

TRAUMATISMOS EN PARTES BLANDAS

1. Contusiones

Las contusiones pueden estar acompañadas de otras lesiones: desgarros musculares, fracturas óseas, de ligamentos o
tendones y pueden afectar a órganos internos.

Síntomas

□ Hematomas superficiales.

□ Inflamación local.

□ Parálisis pasajera de los nervios de la zona (golpe en muslo).

□ Contractura muscular.

□ Dolor variable según número de tejidos afectados.

□ Impotencia funcional (no poder mover una articulación).

Intervención del socorrista

Depende de la gravedad de la contusión:

Contusión Leve: Se coloca la articulación en reposo, se eleva la extremidad y se aplica hielo (como un esquince).

Contusión Grave: Se inmoviliza la zona afectada y se procede igual que en la fractura.