You are on page 1of 11

Stasiejko Helina, La teoría de la Gestat en Psicología: la actividad mental, EUDEBA,2000, Buenos Aires .

" .;¡.!

MnrlIJ E{~'ln(),{omb" :;it


ir
¿O es que ellla mcnc(~ hUnl<11l3sc ponell en juego ¡HOCe- "

sos cualit¡Hivamente distilHOS? ~,


:;~

.¡~.
¿Son las difel-clv:ias (,l\lr~la.~especies s610 import;\n- i
tes en lo que rcspcC(;t ¡tI cCtlDcimiento de los indivi- ~
duos adulros o los Sr.fe!' hunlílJ~os dHler.:n de las de- .,
~-

más especies desde el 1110mellt('l del nacimiento! "'.



¿Es la cultura un factor cstl'ucturantc del desarrollo ~
cognitivo humano? ,
\
"
MuchQS preguntas y. seguramente, ;\ medida que f
avancemos en el eswdio ap;uectdn 3l\n m~s. Pero, pala
".
,. I' no abrumarhos con la di\'crsid01d de plante~os y de! pre-- La Tcoria de In Cestalt: un enFoquc
I
gllntaS, comencemos mel6dicamence a inrerniunos en
,! estrnctul'al para el estudio dc lo melltal
su conocimiento.

Cueslionamiellto )' crisis del cnfoqlle


asociacionista en Psicologla
, :
lOo la plilne,. década de este siglo. ell los du,
ceneros acad¿micos m~s compromclido~ con el 1)10-
grcso en la disciplina psicológica, se liega a la c.:ülJ\ jt:~
cióll de tJlle el cn(qque ;\50ciacioJlista~c1C'l1lel}(illi:,,~.
eOIl su prctellsión de ~boI'J,,1' el "estudio :l11;l((tit II Jc
la conciencia mediante la introspección", e.C(I\b;1 CtJil~

denado :J. Jcs:lparc(cr.


L1 Psicologladd siglo XIX se habla comprolll«id"
con el alláJi,~is de Jm contenidos de la cxpel'iencia C(Jll$-
cielHC siguiendo el rjcmplo de la f1!iiCfl, la qU(llliC;l )" 10\
fisiologia. Estils ciencias, de gran rccollocimienlr), se
" habran consolidado :Hlopl:l.lldo méwdos :Hlal!rico~ .¡Uf:

19
lB
, I

Lt: '(ori(f de In Gl,la/r

les llevaron a la división de sus objelOs de eSludio ell mol~- ,. que los Jatos rL'hom~nl)lógicos de la experiencia ordinaria
culas, JeolnOS, tejidos y células de Órganos. , son d punto de p"rrid:l C'lllC permire I;¡ constfllcci611 de la
Esee clima epistemológico posirivi;ra del siglo XIX ..
iJ<
esrructllra conceptual, dentro dc b cual se encajarán los
ellmarc6 la constit\IC:i6n de 10\ Psicologf:l como cie::llciu díltos Je observaciÓn. En sr mismos, los datos no tj~nen
illdependieme. En el lahorarorio exp~rimental se iden- inrerés o especinl significaci6n, y áunqu~ la "b,erva.c;ón es
riflcan los elementos COilStitutivos del objelO de estu- necesaria, Jo cs en la medida en que sirve para probar una
dio: los contenidos de 1;1 experiencia consciente. Escos hipót<.l;s.
elementos fueron las sensaciones, es decir los datos sjm-
Podrlamos, a pe~ar de estas divergencias, establecer
pIes, originales e irreductibles a todo nuevo esfuel7.o de '~Ignna analogla entre las dos respuestas ya que ambas diri-
,nálisis. El p"oyectO de la primera psicologla cienrlfica gen su mirada a lo inmediatamellle observable. Pero, cuando
fue componer un catálogo completo de I:t!isel1s,lciones los gennltisras se rehlitcn a b~ sencilbs observaciones de fel\6-
conscientes, describir, medir sus plOpicdadcs y dCI(~r-
menos, lo haccn para "Iir de los sofislicados laboratorios de
minar la correspondencia invariable de ead<t \lna de ellas introspccción experimental y concrrlstar las hip6tesis; mien-
COIl 1111(clHm nervioso bien IOGdizado )' con la excira-
tras, los condtlctísl;}S, por el contr:uio, IIcvan la experiencia
c.i(~n de un aparato rccepror específico. Sólo después de
obsery"b!e alm:lximo control dcllaboralorio con el obje<ivo
irt de:o;cripción de los elementos era posible dar cuema de 111311ipularla y opcrar sobre ella.
del orden y agrupamiento, o sea, explicar la organiza- Ulla ilustrativa Cild de Benrand Russcll. marem~(ico
ción de la experiencia conscienre como totalidad. Para y filósofo de principios del siglo XX, nos permitirá com-
resolver el problema de la coltlposiciólIlos primeros p,lcó- prender que las diferencias en ¡as bascs epistemológicas asu-
lagos experimentales adoptan el asociacionismo. midas por ambos enfoques se expresaron adem~s en los
Se Icvanr"n respuestas crIricas muy divergentes frente modos de pregunrar, el lema abordado, las condiciones de
;¡ eSle primer proyeclo de la P,icologra, y se produce Una
experimefHación y la interpre~aci6n de los resuhadcs:
apertlll'3 a nllevas preguntas}' propuestas. En Estados ~Jni-
dus, conservando las bases pnsilivisr;\S y la rnir3da "Los "'l1illlJlc~c~tuc1jados por 105 ameri'~l1os se precipitan
delll(:llIalisIJ,.asoci~cioOlsla sobre el objt'lo de estudiO, se
frr.n¿ric:linente de forma incrdhlclflellte apresuradil y vigo-
rCIHllIt.:ia al estuJin etc lo l1l~n(¡\J. Nos estamos refiriendo aJ
rOSJ, yal final akan7.:l11 por :l.zar d resulrudo deseado. Los
stlrgimiel1fO dd movimiento conduelÍS[3 iniciado por
aniinah:s obselvados por los :u~manC5se sientan 'ranquila.
\'Vatsl11l.
mellte y picns:ln, y filialmente obtienen la soluciún de 511
En laom, en AlemanLl, Un grupo de psicólogos
conciencia iutern;¡." (Rus6ell, ll. 1927. cit. por JllhllSon-
optan por cOlltinuar eDil el es[tldio de los procesos mcn- L:¡jrd)' \V,mn, 1977, p. 3)
lólles rechazandu ci clifoquc Olsociacionisl3, elemcncaJisra,
y Illcc:'inicista elegido pOI el COJldunismo. Adoptan un
La cita alude, por un lado, a .Ios experimelllos lleva-
r.11(OqU; ~rllol1lenl)lógico, OPUeslO al positivismo, aJltmanda
dos a cabo por ~/atson y sus continuadores, sobre garos,

21)
21
'",: ...
--._------
L __ •••• .~----- •• ----.------.

! _._-------,---._._-. '-- "._.

raraS y palom:1.~ en situaciones de cOlldicion;}luiClIto y.


pOI el orro, a los c.~tl1dios aCClca de I~s forma~ de dis-
cCrllil.lli~J1[o y resolución de problemíls que pueden en. P,lntalla
Somhra Sombro
(rclltar Jos simios y que !Jan sida re.,lindos por Kohlcr d;> L 1 tio l2
en las islas C;lnariíl~.
La Psicologfa de 12 Gt:sla!r, al rechaz.af 10.0; enfoques
c1c:menralis(¡ts y asocíacionis\as, se compromete con una
visión "molal ,. de su objeto de e5rudio. Las ideas claves de
la Gcs{J!r S\¡tgcn 3 partir de ",trias demostraciones cnlcin-
1",. muy vfvid:!.•. loglOl1do a panir de ellas P',"<f en duJa
1 lo ya esl~blecido y conSlituir una llueva manera de pen-
',o
sar e investigar los fenómenos psicoJógicos. AJ rcaJi1..ó1t los
experimentos, ignomn la regla fundamental de los pri-
meros psicólogos experimclllales: el estudio de: lo~ hechos
locales In;!s simples y la eliminación de rodos los iugre-
r
diemes )' pcnurh:ic.iom:s secundarias que pudieran cn~
rurbiar la naltllalCl.::t simple de esos c1cmenlos.
W. J<ühler. en Sil libIO Jlim/og/a d, /" FOI",n. "Grma:

"... tcncmos que eX;lmillar con tod~ imparcialidad situacio- Para rC;1Iíz..1reSle experimento se insral;uoll dos lo-
nes pcrcepti\,:lj e inrenrar CnCOJlrl'í1r eMell:lS aq\u:lIos llcchos cos de luz detrás d,: un;', pantalla trnmparcnte y l"11LT~
que s~ ap:tleCel\ como uds illlpOl'tante~i cxplicar su [latufa- dios. en 1'0,iei6n equidiStante pero 1\1;\scerca de l. 1';111-
ICla, si C5 posible; comp;tr:HI~ con la nahHalem d~ otros talla, se col<,c6 Ulla varilla VCI tica!' Cuando se enciclldl"
hechos de interés y Ver si, de eSta roro1:1, poJemos deducir cada foco dI: maneL\ int~rl11itente, la sombra d~ la v;ir;.
(egla.s generales que &canválidas para muchos f~llúmc:nm, 11. se pro)'e< ta ell la pan.alla a la d~rec"a o • b ;'.(I"iel'
Está daro que en CS[e program1 110 se lTlcncionab:m IlUI:C.1 da segl'lO cuál sea la luz que la ilumine:. Ff,o;i<.:al\l( IIIC
l

los elementos simples loC4llcs- '1 sellS3~íOIlC'.~."(r¡ig. SR) .Sllcede que, cuando se enciende una lamp;H'it~, )' ltrf"gll
so la apaga y se enci~nde la otra y se apaga. la 'on,I"_1 de
Como ejemplo de estas dcmosttacioncs nos pllde- la varill:t aparece'y desaparece en un lugar y It:ego :Ipa.
mo, referir a las realizadas por Max \'ífenheimer (1912), rece y desapucce en otro lugar. En s{ntesi.~, no ha)' Illl)-

sobre un interesante fenómeno llamado iJeslrobosc6pico" "imiento físico. sóll) se prenden y apagan los rOC(I', dt
'! -.
o "movimiento aparcnce". El fenómeno es en sr muy senci- luz, de m:mcra intermitente. Sil} embargo, el sujerl) so-
110)' puede gtaficarse cn la sigllientc figl1rO\:
l
11lerido a este: experimenw, "ve una sombra que '\e 11lIte\'I~
'

Je un ladu , orro.
22
LIf rrtJdri di 111Gmalt

Otro grllpo de hechos, "demomaciones vividas y


Este renól11eno llamado "moyimjelHo aJ'ucme" fue
notables", .1 clee:r de How,rJ Gnrdoer, fueron las Ila-
lOmado por lus psicólogos de I.l escuda de \V'undt como
IIlla "ilusión", COIllO un jui(io errónco del observador y mndas "i1lJSiones geométricas". Se trara de disrorsiones
de form'l visu,le, debidas á ouns formas que 'p.recon
non!',l fue considemdo (omo un hecho perceptivo.
Los hechos perceptivos, sostenf.n los psicólogos hajo
en sus entOrhos.
Los dibujos <}ue se present;ln a é6minu:u.:h~11 estoin
el dominio de la Psicologla Clásica, sólo se podfan com-
filtmados objetivnmellte por clrculos natados COIl toda
poner de "sensaciones loc.les indepwdientes". Pero Max
_-exactitud. Peto como ~osdrclIJos esrán rodeados por orros
Werrheimer, a pesar de su condición de disclpulo de
disl!fios, el remirado es qu!, las imágenes pel'ceptivas de los
Wundt, se pregunta por estt enor y tanto ~I como otros
círculos geométricos ya no son cfrculo:i.
invesrigadorc3, repiriendo
el expcrimemo, prueban que
1le:1mOYlmiento apal1:nre" es un "hecho pf:rcepcívo" ran
real como el llamado mo"imienlO "real". Llegan a
pDsicion:\rse de uni\ manera diferente freme a lo que, en
principio. ero catalogado como crror en d disefio d~ in-
ves ligación y falra de entrenamiento eH "introspección
expel-imenralOl por parle de los sujetos que 'ie sl)metr:m a
las e)(periencia~ de 100borarorio. En sus InvC'stlgacionL's
les Ilan)3 la lItenci6n la frecuencia de informes verbales,
que cOlHrariamelHC' a lo esperado, hadan refercnda al
illlsorio movimiento.
Se UHa del mismo efecto de movimiento de IPos
ilno1genes que vemos en el tille, dondt una Icaografi:l ~
slJstiwida rápidamr.nn: pOI oua, $in proytctllr 1u1. en la
pantalla durante' el cambio d~ cuadlo foto~[áfico. Des-
cripra como fenómeno frsico, una pdlcula es sólo un.
,H'Cllcncia de distint¡¡s fOlOgrafí.lS en reposo y por t¡¡ntO,

los movimientos que vemos cuando se proy~c(a una pe-


itcula son rodos "aparel1tcs".
Oc ~tOl manera se comprende: que: no es la asociación
de hechos locales independientes lo que permile expli- Fig"ra A. Dt J B. Fraur. Una l/l/rIJa il,,,iJIl viJlIft/ dr
car esta experiencia perceptiva, sino, y en t~do caso, -se diruáJ". Britith jOl/r".1 01
!"y,iJo/ag/. 2 (1908).
trOlla de la intelacci6n dinámica de cstímulos locales.
bajo cienas condiciones tell1por:tles y espaciales.
I

J 24 25
~~~._--_._---
'~'1
----_.
1t._\"'~'U'~ ~ ~"
~ , ' _. _

1.1/, ," ;,1 rI,-l" /".",,/:

Lo" Psic61ogos de In Forma h:lcen C:lm 01111'" ,1"


esta inrerprclacibn )' al imtlltar comprender lo tlll\' 'ti'
cede COIl el fenómeno de la pCl'lcpci6n, SIlS ObSCI\';l', to"
ncs se refiet'en desde 1I11 principio a conjuntos, tOI; ..Iid;l-
des dell[l'o de las ctl::lles operan inreraccioncs dill~llIil:.\.~
)' no copias fieles dd eStimulo frsico.
UJlil delnostración, anrcccdenlc del el1foqllc dt \.1
Gesrall. rue erecluada en 1890 P'" Chis,"l''' ,.""
Ehrellfds. tlll di.~dpulo ;¡U$(d~co de P¡:tlll. Bretlt;}llfl, '.llle
tenfa un panicular ilHcrés en el estlldio de la pefetl'(ióll
de mclocH"s l1H1sic.,lcs. SOSlU\-'O que una melodía l'll~CC:
Hna "cualidad de la IOl'ma" o "Gesraitqll¡l1it;ilell", qUl' fl~S-
ciende );l suma de ll)s dcmelH,1s paniculares '1uc la (¡11I1.
Figura fl. D,I Britirh ¡o,mur! o/ Prychology. 2 (J 908).
ponen y que permilc '1ue lJrl" rnclodfa conserve 5\1 irll'lI-
rid"d 3utl cualldo Ii~a ejecutada en cbvcs Jifci'erllC~. (OJI
'~ distintos insrrumenros e ilHcllsida<les dc sonido. E.~ l'll~i-
;:'. ble, a p~nil' dd mi.mlO Cl\njlllllo de e1emellrns o
,,
11111,1$,
ll
Estas sorprendentes "perccpc:iones ral11bién fueron ,, proJucir una tnr:)odfa totalmente distinta y :l b im't:I$:I,
consideradas errores de juicio o de intcrpret;lCión por ¡ selecci"nar UI1 conjllluol pcr(cn~cienre ~ otlO tollO IlIW.I-
parte del observador, Y:l que .se concel-da que la perccp. cal y producir una mcll)df~ qllc .~~da •.•prchr.nJith U)111'l
cil~n d(': la disposici6n en el espacio [cn(a que estar de- "lit misma" que la primitiva. 1..3., ideas de \'l)l\ ElllCllr'ch,
terminada por l. disposición geométrica de los corres. tan similare, a los tic los p,icólogo, de la Ce",lt. 11" ,l.
pondientes d.tos flsicos prodllcidos por lo, rrnzos en la calltan a (Ciler gran repercusión en la p~icologl:l tk b
figura, La cxpcl'iencitl consCiellte Se consolhbb" como época y esto se deb" , que la \'elSión ofici,d de 1" I'"'.nh-
producw d.c la sumaw"ia de scns:lcioncs en correspoll- g{¡' tIe ese momento eSlá comprometida. con el lll"lldp
dencia con est{mulos externos y especifico", glle habhn desplegado 1'01' \'(Iumh. De!'en p"ar rnuchus aí",< )' ,e;
ingresado , través de vfas sensoriales especificas. Si el teraciÓII de investigndones, paHl poner en ClleSlionnlllICll((l
informe vel'b:\l de las personas se concrarltcfa con estas los pilares de la psicologl. rund.cional. Recién en 1" 1),
aftrinaciones, simplemente eSl;lba enado, distorsionado es (liando l'vlnx \X',:rtheimer da a COllocer púhliC:lll1r:lllt~
por ideas previas, re(uerdos; el mjelO de cxpcrilHentlt- Hila illlcrprctaciólI Jifclelltc ¡lt:erCél Jc los exptl itl1l'lilll.';
ci6n no estaba suficientemcntc cmrcnaJo p,ua rcaIi7.,1f de Iomovimicllto al'<ll't~llre" iUlLCriOllllClltC exp,r"n,\"
ulla correcta il1tro~pccci6n dc su cxpcricncin perceptL1:1l tviílx \X'ertheinlcr (18RO-1943) e." COl\!'itlel,\tl'l t'lllll(1
consciente inmediata. el principal fUfllbdor de b E.'iclIclil de la Gcq<tll. 1'r'1 (l

26 27
ID"'"
,ro • .. La uori" lit !t, Gmll/t
I

SI} tare~ 111 re:t1i2ol estl~c1l:lmefl{e asociaJo eDil sus col~as E.lita afirmación, rel,uivamenrc simple, puso en duda
Wolfganr, Kóhler (1887.1967) y Klln Koflb (1886. los fundamentos mismos de.: b. psicoJogfa dC'men(:lli5[a
1941 J, Lo, tm se propusieron fllnd., una psicologla que ¡:¡soci:acionist:l. Ve:!.mos qué iJ1lplicancia.~ se sintetiz;1n en
pudiera dar cU(:l1ta de lo significativo e inmcdia~ameme esta id~a,
organizado de la experienci:1 psicológica consciellte, con. u experiencia psicológica lIev. consigo una cuali-
servando el espfritu experimcllwl y rechazando r.u:t1ql1ier dad de totalid.d que no puede encontrarse en 'u, partes
intento de dt'scomposici6n de la vida psicológiCo1. cbhstituti\'as cuando Son aisladas. Lo que posee la tocali-
Al recapitular la hiStoria de la Psicnlogla de la ~.' dad jamás puede ser representado por una ,ucesión o 'gre-
Gcslalt, K6hlerl recuerdn: ifaci6n de elem~ntos que componen csa toraj(Jad. Se im-
pone la inclusión, la coexistencia y no la agregación suce-
"Wertheimer f()Unuló la preguntól si¡:;uiente: !'ii se ~ume que ,iva de elementos. La toralidad ,e cap" de una sola \'If/.,

d c.1mpo visual se compone de dC':mellLOs locales lI:un~dos porque todo se da junto y de mantra inmediata. Nunca
sCMaciones, ¿dólIdc esdo esos demenlos locales?; (IlOS ha la cualidad tor.1 puedo ser efecto de una generalización a
dicho alguien, nlgull:l vel, que para él el Cdl1lPO visu:!1 es un partir de CaSos. El lodo e, el pumo de partid. de la expe-
1Il0S<liCllcompuestu por piezas lan pequeñas? Si nunca he- riencia psicológia l' jamás el de U"gada.
IIlOS(¡filo Je !.1.Ies afirlnaciollts. ¿cuál es d limdame'Ho empf. Mienlras la psicologta eiernclHalistól SlIpUSO que !itS
rico de la lesis atom(slica.tn nuestl'O Glmpo de jn\'csrig.lci6n~ propiedades de las ¡ÚlIleS al SN asoci.tJl\s determinan las
1.(J que la genft' Illcnuonl\ clIando se refiere :llos contenidos c<1r.lcrcrfsricas de la [malidad, la Ges[;lir SOStuvO que es
de su t.::tmpo visual sO/ll'rincip:1lmcnrc obj~tos visllaks: v:t. la (1l'gmtjZilCjóll tIlmetura/ global b, que determina d lu-
sos, plaws, mesas, sillas, casas, árboles. otras llel"sonas, perros, g:u y significado de cualquier pnrrc componenre. En
g,¡fOS, cle.lodos es 105 objetos son parte del t::al~po visual; est~ sentido una misnla sensación, o elcmenco local. pue-
peto lejos de ser elementos miilúsollos, la mayor parte de de courar distinto significado según la rolalidad a la que
ellll5 son individualidades\,,;ISlólOlc grandes l) 'roJo~' (págs. 11 penenel.q,. Por ejemplo, un sauor, un aroma. un gUS[Q,

75.76). son esttuclur~dos ~ partir de la conducta en la que están


incluid •• y no • la inversa. Si bien psicofisiológicamente
Una sinr¿tic3 exprcshSn, que se cOllvinió
cana tll una sensación puede ser definida en s( misma, por su
de Ill'csenlolCi(\n de la GC~[JIt, permite n:~sumir la posi. cualidad, il\r~nsidadl duraci6n¡ elC., y pucde mantener
Cil\1\ 'lile adopran: sus propiedades a pes:lr de incluirse en diferentes tipos
de contlucrasj e.~tc esfuerzo analhico s6lo las desvi[:uizaICa
"Elwdll es mjs que la SUllla de las p:lnes" al eliminar el conrexlO f!1J el qUf! riene c)(presiéln la con~
ducta. En la vida cotidiana desaparece la identidad
molecular de cad:!. sensación, (Qrn~ndose significativas al
1 KOhler, W' Psicologla de In Forma, Argonauta, Buenos
Aires. 19'16 incluirse en la to"lid"d de l. experiencia condoc,u.!.

28 29
I
i,.
~, .~,.
~<,-n ~, •••-..-..."":,,, ,_, ,

"
I

A cOltlillua..::i6n se ofrece como ejemplo de rapC;l- (f.nÓme'10s ClJnJucllla(cs si (,1I('el1delllO.~ a la C(1l1cll/~ 1:1

ción de totAlidad, una d~scripción literaH:l., que sin ser como "mol:u''', C0l\10 [Oralidad ol~ani7.,;lda.

sumativo-agrcg:uiva ni expresar un;1 sucesión «.le elel1ltn- El réuní 110 :ticlTl;in Galfll, es apropi:ldn pAr:! Jelll 1111i-
{O.~par;¡lIeg:u pcrsoll<lliJad de quien ~s
a cOl11pOnCrllOs::l n;1r a CSt~csulcla j'a glle signiflc;t jonntr,figlll¡: (OI~/;,I:If}'(l-(1

dcscri~,w, permite gue nos imagiltCmos In eSl'fllctur3.. I~ cid", implicando, ellllll\CCS, (J1'0.~icit\l1 :t cllall¡tliel lip" dc:'

totalidad de la persona, "lo propio de ese srr", Es intete- análisis I'cduccionist:l de la expcrie-ll(b psicológic:l, 'pIe .~I
se lIr:g,\l':l ó1aplic~r, sólo co"c1llcida a I:t mismA de~lnlu,:¡1'1I1
sante ya 'lur. nn S~ apela a los IJl"OtOlrpicos r:jelllplos vin-
culados 3. lo pet"ceprivo visual, lluC c1~sical1lel\tc se \Icili-
• de la expetienció, .
""n para permitir l. comprensión de la idea de roralidad: Derroctlll el plllllO dc "isra :lsoc.iaciollislíl ¡llIflel :Hllt.

••...(11 tm fingmr:l1to dr n(llJ!111 yrligir'ltt, hn(( Miirik( 10M


en la~ 1'.~iculogíllS JI' !ill lic1npo, lellllO en \a esc.Il('!J de
d(len/ció" dl 1Ut nrnbn dr (mral': 'Un (u,f/o
wltt jOrJ(ll
\\fundr )' sus C(lntillllndolc.~, COl1l0 ~n b psicolop,fa. ((111.

dll(rj~I;1. P:nn ambo'. casm, (llll~idt"IArtlll ql1f> el 1151,./11(1.


gmdoICJ)' largo m01unt"btl III MI/a ligan. "rds hún m,Ji¡f-
"ti. Ricamtllu '11J1u/,ldaJ, trrllZllf nrgrm (orn')J '" forma d, ',~I)s(llo se O(UIH) de Jllj(jcill\ r ahSIl:lClitl.llr.~. de I'J.\ 1''''
guimnlda ¡obrt fU ,fi'"ntt' cI~}(1,fJtll', modalld" tic /(1 manr.m duc[tJs r111alcs del :'In;lIi.~is )' 'lile poco 111111"11;\ SI ,'.:11'
mds hl!f1a (1 d(do t'Jphú"nl dr 1(/ nttturr41tztl, COr011a1l
pOI'
;lll~lisis se hace en términus de illlrmpt'u.:ión e~.I't'fjnll:.n-

dOJ f'j(JJ dt II-.:.tt/lIorturuo. Adtmrls WI v~Jtido unci/lo, .7J1ZIf- ,, tílolo eJe reducción del c(I"'llf\n:llllifllto;l ICl1CjllS ((II1,1i
ciollados. De IIlla OI:1l1<'1asint¿licí4 pot!cnllll; Jeci¡ qUf.
,ill(l c!nro, un ancho cinturón cmJ IIn Jingulnr dibujo ntgro,
"U pttrrcit1'On prrftctamt'lItt fúrnpondícntcs ¡1 la prrso1U'¡j~
la Gest:,l( rcprescn\;\ 1Ill PUlltO dc visr:\ llwlnr en 11S1 l'tt

dad propi., ti, mur: "' Es ulla bella descripción de In t logrn el1 oposición al r\llllO de vista lHoleculal adopt:h!n
totalidad y no tln barrido stlcesivo de c.tacterlsticas. ¡ por I:Is psilologfas denH!lllalis[¡lS RsoeineiunisI:ll;.
Desde l. pe'"'pecli," de In Gestalt. toda producción
de conducta, todo proceso psicológico implicado es ulln
totalidad orgal1indil y COIl ~;jg/lillc;\do, ya que lIev:l cOllsi- Los aportes para la COnllHCllSión del fenómello .Ir..
la percepción

I go una cU:lli(J¡¡d
p;)f(es quC' la componell.
c~rI'lIutlrJI~l\le
Esre [ll'o¡HSsiIO de rstudi:n la t."(-
ptrÚnl:ill (omátnt( (omo tt1lr,{¡j"d (lrgnnizm/Il J Jignijicnti-
t'I:, se consrinlye
no puede I'cd\lcir~c a las

en objeto de SIlS estud¡o~ sislemáricos.


fue en el
la Cc-st:lh prodlljt)
~I'ca de la percr.pción donde el
bs contribuciones lll:b odgillales ~. \';'1-
¡HUgrill1l:l d~

I Percibir una situación, ¡maginJl"la. resolvt:r un problema, (josa.l:, en panicular cnltl que se refiere a lo.l: prillciplJ's de
producir lIlIa solución, sólo se pueden comprender como orgJ.l1ización del canlpo perceptivo visual. .
Con cs(Q no se quiere expresar que no rC:J.h¡o,;I]'1I/1

'" contribuciülH;:s impoH:tlHes de I~ PSiLt)lo-


en otras ~reas
'1: 1 gla; significó, más bien, que las "porraciones 111'\S ,!<s,a,
2 Goldman. L. (comp): La" nocion8.'; de estructura J' géne-
1I sis, I'roleo, Buenos Airao, 1969, pag, 3D, caJas y C:H;Icrerfsric:ls pertenecieron al C~IllPO de Lt 1't':I-

ij:, ,

31
j 30
,O.,
'.

cepción, Sin embargo. su esquema teódco se extendió tarrl~


que cualquier experiellcia psicológica, por ejemplo la
, bién a otros aspectos cognitivos, COlll0 d aprendizaje. el
pel'ccpriv:l, cs ptodlJctode <tuloui.lirribueiones diJld.mi~
pensamiento. el razonamiemo. los e5rlldim
de la pcrso-
cos de fuerzas que se desplie~oll en el COh'pOexperieneial
nalitlJd, los fenómellos grupal(~s, emre otrns¡ imcntando
aClual }' nunca CS[~1i exdu:iivJmenrc dctcrminadas por
siempre detectar las formas o csrruClUfólS organj:z..1das que
las expelienci •• pasadas. Si la explicación de hase empi-
csdn presentes en cualC)uie¡. fenómeno psicológico. sea
tista fuese corrccta, en el campo perceptivn sólo se dis.
cual fuele el m3u~rial en el que se explicira.
lingtlir"ÍJ,n c.ntiJades conocidas y en realidad las cosas
Al pcegllJllal's(" cÓmo se org<llli¡a la percepción. rcs~
no suceden así, los coryocimiemos que tcnemos de los
ponden que la experiencia perceptiva es ulla !Otalidad Objetos no son los responsables de su exjst~ncia como
el! Ll cllal lo relJcil~n elltl'c las pan¡;s 'lllC 1.1 componen
totalidades significativas, De esta man~nl se pueden corn-
tíell(; sil>nillcado a parlil' de las leyes de composición de
prender las "ilusiones" quc uo h.hlon podido ser expli-
la CSUuetura toral de esa cxp('Iiencia,
cadas por Wundr r sus disdpulos, No es la experiencia
Partiendo de esce principio de organización o es~ pasada con los hechos nslcos lo que de[«mina que se
rnu:tUr3. deducen que el valor de c:lda elemento q'ue
perciba movimiento aparente o la, Hamadas distorsio-
compone el campo pereep,ual depende de la totolidad ;
nes de figuras geométricas. referidas anreriormcnte¡ ellas
en 101 cual se halJa incluido}' que el mismo puede variar
son productO del equilibrio logrado entre inreracciones
cuando roona parte de orro conreXLD perceptivo que ha
de fllenas presentes en el q¡mpo 3c~ual temporal y es.
logrado un nuevo equilibrio, Lo percibido, desde el inicio pacjal de la experiencia.
posee oCF,anización Y 5ignificaci(~n,
_0'- Cuando 10:\ gestahlsl3S ponen el acento en desrac;u
Al observar lo real se acepta la experiencia
ra directo, aqueHo que Se presenta de manera manifies-
de mane.

IHlestl'a posibilidad de captar unidades perceptivas ta; en esto consiste la actitud fenomenológica que irn.
estructuradas y significantes oesdc el inicio, se están con~
pregna el método de estudio adoptado por la GeStol"
"'poniendo al empirismo. Afirman que el peso de la ex-
Se cap,a inmediaramehte lo genuino de la experiencia
periencia pasada no es lo que determina el resultado de b
psicológica, incluso los aspectos que no son espedfica-
cxpel'lcncia psicológica actual. o se;} no es la reiteración , I
me",e mensurables, El conocimiento objetivo de una
de conexiones y asociaciofle.5 a partir ete historias de apren-
experiencio percepriva, por ejemplo, no sc logra medi.nte
diz.ajc¡ repeticiones y refuerlos o la rememoración de ex.
la medición.delas v3riablC.li que -~upue,nnmentc están en
periencias pasadas lo que otorga significación, .t:.sr:l es pro. ¡
juego, o conociendo acerca de la fisiologla de los órga-
dllero de la organización emel"gcnrc, de la dinámica del
nos ~nsoriales; lo ohjerividod es captada en la experien-
ClInpo acm al ordcnada de acuerdo a leyes y principios
cia direcr:t. Por tanto, no es necesario establecer condiciop
q\le la ,egulan,
nes experimentales que permiran la mcdición de variables
Pcro a pesar de cstas aflJ'macionr.os, no caen Cll la po-
(modelo que sr es odoptado por los enroques posi,ivi"o,),
SICj('1l di:llnCUollmcnre opuesta: el innalismo. S()~(iel\C:1I
1, para poder afirmar objetivamente lo que una persona

32
33
~. .•... :
-------~---~--_r'_r:
------ . _ -------- -------_._ .. _ _--_ .. -_
.. .. _--

LtJ I~{l"'.-¡ ,It /,1 (;"">111

percibe, cÓmo resuelve :1lgl1l1 problema, cómo r:llona o


cómo se conduce en IIn grupo. cu;uqllicr Gunl,io en el call1po l:stjllluiar plodllce tlll L'll!'
!.)in lillllll en 1;1 (olllla p$icoll)gícaJll(,llle pen:ihid;l, (llll)')
hipótesis dCICr/llin.ul\C
Ull:J paca b compl'~nsjón de
los (eollómcnos eSltldí;lJo~ por la CCS{;¡1t es la del ¡sornar. en :Oj c:'lmpns c('lfíc.:ales, .~iel\lple illlplictdlls. C:lb~ a' h.
(¡Sino. término de origen gril;go (iso, aprOXiJl1;1d:uHeme ('¡ti que el postulildo cid isomorfismo h:\ sido muy crili,:;!

igual y 1l10r/lslllo. [01"111:1.). <Jue intelH.l dar cucm3 de una do tal1l0 desde las investigaciones en neurofisiologra que
identidad eS[nJctu[JI entre el plano de la cxpericllciíl cons- no hail rodido contc:lsrarb, como desJe l:ls implic:lnt.ú$
ciell{e directa}' los procc!i.os fisiológicos SllbY:ltcnrcs a la filos6ficas que supone:, '1t1cdalldo ulla polémica ,lbíel U
sobr~ este tema.
Inisma. Oc esta manera se allm\:l 'lile si conocemos 1:\5
~.lS l)sid}logo~ Je la GCSI:lh el1t1l1ci.l.l\ fldeJll~.~ del ¡':Il'
It)'e,lj <¡lIe (lrganit:Hl la experiencia fenoménica ncce5aria-
lilemc conocemos a su '¡ez. las leyes que rigen d hlllCiona- mOI'CisIllrJ, 01L05 prin(ipio5. o leycs ']ue In cnmpl(,IlICIlI~tll.

miel1lo cerebral. Esta hip6resis "iclle a oponerse a la COIt- con el fin de favorecer UIl:l COllllltcnsilSll má.~aGlbó1da ;\'.':1'
cepción clememalista )' asociacionisrJ del sistema nervio .. ca de la din5Jllicl perrcpulal gnc se produce en el C<lhq'"
so, pn~octJpada por descubrir ceOlros cerebrales cspedfi- í1c[lI~1de la experiencLl consciente. Algunos de' ellos se de-
tallan;l continllación:
cos, con funciones bit'n localhótdas, conducciohes nervio-
s:v; fi)os y ¡-jgid.s, etc., cu.1 si fuemll pme.l de IIl1a m.~ui- "Le)' de 1:1 prcgnanci:l o de I;t buella 101"111:"'- cXI"('~a
nari. que pnede renej.r de maher' exac(;\ las camcterlsri- que la petcepción siempre adopta la mejor fur"",
GIS flsicas de los estlmnlos del mUlldo. L, Gest." propo- posible, coordinando 1, totalid.d de h" (nctores 'I're
ne, en C:lInbio, una COllCcpción del sistema nervioso ~n- coexisten en el campo percepti .•..
o en un mOl11{'llln

telldido como un todo tlinámico, fllllciollJ.lmenre llexi .. determinado.


ble )' no suma de ZOllas cerebrales; las leyts de funciona- , "Lcy del cienc" o inclusi6n: se retlere a nueliU-¡l tL'Il'

mienro cerebral serIan, entonces. análogílS a las que ri,;en dencia a pcrcibir "completns", aun panicll<io
Jarmas
la organi?';lCi6n dd campo p~rceptual. PlOponelt la ~is- de daros percepru:tles il\completo.~. Por eje11lplo, _,,\.'.
renda de procesos cortic:Jes que operarla n de Inanera si- guimos el duno d~ una canción aunque ~e corte l'llr
milar a campos de energra electromagnética COmo la qUé momel)tos el sonido¡ frenre a un dibujo incompk1t\
se genera alrededor de un imán. Tal Clmpo es como un r~con5tJuill105 o imaginamos r~pidanlellrc lo (altanl(':
continuo y todo lo que afecta. una patte de él, .fectarl •• J; cuando leemos buscando errores de tipeo, no úisrin
lo totalidad en eic,," medid •. Mediallle d i.lomnrfismo guilnos con facilidad las ;llrerílciones en las ¡eeras de
¡ Se establece C]lIe no exiSIC: un;1 rdaci6n punto 1'01' puma la~ p::llabras o las Il:fras falnmrcs. Eh todas eSlas sillla-
¡
-1
eIHre el estrmulo externo}' la imagen men[a! de ese esd. ciOilCS tendemos ;1 completar)' cere:\! 1:\ acci6n
pos dt: sostcner el 'iignillcado en Sil conjul\to, ~in dis-
t~1l

mulo, resultando pOI tOlnto que la fnrl1l:"l perc(pciva es


UIl:! representación del mundo nsico y no su copia foto. tinguir algunos vados y t:rrorcs,
,~ <
gráfica, es UI1 equilibrio Jngr~do, siempre imtalll:lneO }' 'llcy Jc 1:1proximidad"; aquello quc cs(á pnhimo ~Il

'-':1 tiempo y csp:tcio en nuestm campo perc(plUal tielll1c


f
35
'",'."," . .•.. ,. '.,".". '.~"" .. ',,;,.'. .... " ...•...
,~
'.-:.i':'''','. ~'.,. :' '.

~. J ,.,

1..,U(lrla d~/" G~llttlt

a agl'llp.lf~C signiflcHiva1nelHe. Po; ejemplo, niÍdos


dispersos que s~ reircran en el ¡icmpo terminan CQl1 P
Son instrumentos conceptuales provenientes de complc~
formando signif¡ca(ivaJ1lent~ un rirmo, o se;}, como jas for,naiiz,¡ciones de la fisica que fueron utiliz.ados COI}
consecuencia de la proximidad {emporolJ tendemos a el propó.,ito de poder explicar ~ue el resultado
agruparlos y a otorgarles un signifki¡do musical; es p
fenoménico de la experieucia no depende de un modelo
trellas próximas en el cielo hall sido identificadas mecánico sino de Un modelo dinámico. Les fue posible
cumo constelaciones o s~atotalidades panicularmtnte traducir en térmjnos dinámicos lo que hasta ese mo-
significatival que por la proximidad espacial se parti- mento se describra sólo en [érmillos mednicos.
cularizan y distinguen de OHas. ,. ConStruir una "renda de campo" significó detectar las
"Lq de figtlla-fondo": según la cual la orgalli",cióu reglas precisas ~ue regulab.n las interacciones entre las par-
de la perc~pciÓI\ 5e da siempre en función de un re- tes que cOltstiUtyen la (Qralid3d de una experiencia. Nos
cone que define una figura soble un foudo. El ejem- referimos, por ejemplo 2las "Ieye, y principios' anterior-
plo m~s difundido es el de 1., fIguras reversibles, que me/"e explicitados: figura-fondo, huena forma. proximi-
dad, cierre, semejanza, etc.
permiten ver una copa o dos perfiles enfrcnrados, se.
g¡'11Isea el .recorte de figura y fondo. .. Kol1k.1(1935) se propuso estudiar l. conduc"1 como
"Ley de la semejanza": seg¡'ln tI cual lo sImilar en un ílcOntecÍmie'nro en un campo psicofrsico, lo cual sig~
tamaí\OI color, peso o forma tiende a ser percibido nificó, sinréticamente) estudiar la otganiz ...1ciÓn del c:tm p

como coujunto o totalid,d. 1'0.1. signincación, las fueCl.'lScoexistentes, la influencia de


Un lema que aún no ha ¡ido explicitado es d ias (uertos en los movimientos del cnerpo y del yo.
conceptO de ucampo". La psicoJogra ge~taltista eOlt- Podrlamos expresat, a modo de sIntesis, algunas carac-
sidela a la lealidad como psicoflsica. Según lo ya ex- ter(sricas que resultan centtales a fin de identificar un pro-
pres<1do, los gestaltistas consideraron que el mundo yeclo como el desarrollado por los psIcólogos de la Ge'ta1l:
de 1.\ expel i~ncia no es el mismo (IUC el mUlldo {[sieo Adoptan un enfoque eSltllcÜlcalista, csrudiando la ex-
y pa!'a' r~calc3r tal distinciÓn 1'01 un lado se reFieren pericncl;t conscien!e Como toralidad organizadá )'
~I(ninpo pJicojlsico, )lala representar la visi(~n que el significativa, Contraponiéndose de estu manera a cual-
percepror ricnt': de la realiddd y por ouo la JitJlluitJn qu'icr enfoque dcmencalisra y asociacionista.
jlliíJl, para referir al mundo ffsico. , Comprenden cualquier forl113 de e,,;prcsión
El c.mpo psicoflsico es siempre la experiencia aClu.1 conductual, enrrc ellas la experiencia consciente en
y donde se producen los cambios en la experiencia el a([o de percibir, como una producci6n dinámica,
perceptiva. los cambios en su tOtalidad u organización. El en oposiciÓn el Ul1a concepción mecanicista y esdrica
del fenómeno.
concepto de campo está vinculado a ocros [érminns como:
disuibtLciÓn d(: fuerzas, condiciones de equilibrio, El c>mpo din~mico es sienlpre actual, se pueden des-
inrel'acciÓn enue parees, vectores, valencias, etc.¡ lodos cribir las condiciones de producciÓn y estructuración
del mismo, la toc.lid.d qne en él se expresa; pem no
36
37
..•..
..
-
-l
:,.. ,.

..I

Lt (((lr/,1 tI, 1,1 ' ,'-,1"/1

Es imponame cUll'iidcrH que d m¿ril'U J(' [:I ~_~f.1It'.


se interC&:111 pOI la llledicitSn y Ctl<lIHific.1l:i611 ole lo!>
b ge.Hahíst:l es h:Ibcr ido m;is n[U de l;l mera cdcil;L, p
1 renómenos. El sentido' de! rt(tualidad que le otorgan al
"l' gue Se convirtieron, a 1'<\reir dé sus desarrollos te6I'i((IS y
campo fue ampliamcJ'lrc crideado
por Jean Piaget.
quien, por el contrario, op~6 por un enroque gcnc!tico su modo de ilWestigaciól1, en un hito positivo t' iml'OI-
estructural en [alllC para la psicolngr, eie",luca,
j, 5115 e!itlldio!:.
, La experiencia anteriol no cumple papel rdcv;tnre en Han hecho selltir su influencia en drcuios nda
vez 111:\5 amplios~ se rl':lIj¡:Ho~\ aplicaciones a los C:Sllj-
la constitución del (;llllPO din;ímico BetIJol!, accnt\l;\n~
• dios de la personalichd, la motivació'l, la psicoll)¡?,i;¡
do de e.lj{a manera ),1I lllLlillJciÓn :1nticrnpiri&ln, sill
adoprnr por ello un enfnquc inll<ltisca. social. con rroduccion'~s como las de 1<' Lcwin, S. Ascii,
y F. AlIp0rl, entre Otr,)5,
l\ielodoJógicamente combinan obscrvJ.cióll )' expe-
Son mcritOri:u, catre O(CQS, 1:1:; contribtlcj(\ne.~ d~
rimentación. La obser ..•.
ación es denominada
fenomenolÓgica, tsto significa que la ceali1.¡u.:ión de
Werti,cimCi, quien se propuso anali1.ílr las cCllldicjnllcs
las clescripciones de la experiencia direcca se tcallza que fnVO(CCell los accos ~nleligent~s y ere; ,ivos, csmd ;,1 ndl)
de la manera más natural y plena como sca l'0silJle, Ins procesos y b.s condil iones educativas que posiGilil;lll el
pensamiento plOducti\'o y no sólo el (eproductivo (;t~jllli"
contraponiéndosc .sr • la fragmenración dc la expe-
¡ieneia y al cxpe¡imentalisl11o de las pO&[uros '1 I~do í\ la visiÓn conducfisra del aprenJiL1jc).
positivisras. No consideran necesario reiterar las ex:.
'j
, , Orro hito fllndani(~l1tal lo consrituyell los JCS,ll"m.
periencias para obtener las evidenci;ts que qllien~/'
" 1I0s de Kutr Lewin, quien con ayuda Je conceplOS ti<- l.,
lopologfn (una rama de la tn:uem;\tica) se inter~sl" r.o
mostrar, en tal sentido se basan en los denominados
Ilexperimelllos cruciales". describir simacioncs dI: dill~l11ica gl"upal. VillCl1l~ndll br,
ideas do l. Gmalr (01" l. P,icoiogr'l Social.
En lo~ momcmos i"icj~lcs, b Psi(ologra de la Gestalt
emerge cl)l11O tcacción al c1cm~"talütno asociacionista de
la cscucl;\ cOllsrilUid;\ pOI' \VI. Wundt; en un segundo mo-
Bibliografía
mento la!; crfticas se dirigen al conductismo, esto e,Hj en
,1
Caparrós, A.: Ltt púcologíff J' 11IJptlji/rJ, Barc:1Il0V3, Itu-

l
rehlció" con circunstancias históricas vinculadas con el , oo.
/ celona. 1984.
advenimiento del nazismo, qlle fllen." .Ios reóricos de la ,1
Gest.1t a emigrar hacia E61"Jos Unidos. donde reina el I¡ ¡'¡eidlJI"eder, E,: P,¡,-olf'gím rlt/ siglo XX, Paidás, !l"""",
imperio conducrist:l. Amh:Is corrientes se con frontal' de
" Aires, 1960.
"
, , t manera ineconciliahle, Y:l que como se ha explicado S\lS
J.1 KoIHm. K.: Principios dt /JJicologlll dt 1<1jowfll. P:1llltis,
". lluenos Aire" 195:.,
bases epistemológicas Son completamente divergentes, En
este contexto, el mo"imictlw de 1<1 Gcstalt se disgr~gi1 )' Kohlcr, \Y/.: Psicoluglll ti, l1 firma, A Igo 1l;'(lJ(;l , HIIClll);
Airos, 1948,
pierde fuerza.