You are on page 1of 4

Otras Infecciones parasitarias transmisibles por transfusión

Las infecciones parasitarias son un problema importante en muchos países en


desarrollo, con frecuencia una proporción importante de la población de donantes
se encuentra infectada por lo que la prevención de la transmisión por transfusión
es un problema. En países desarrollados, la transmisión es menor y está
restringido especialmente al riesgo potencial de transmisión de malaria de
donantes que se pueden haber infectado mientras viajaron a zonas de malaria. En
los últimos años, en países industrializados ha aumentado el riesgo por aumento
del número de donantes potencialmente expuestos a infecciones parasitarias y los
distintos microorganismos involucrados, al aumentar el número de individuos que
viajan al extranjero y la variedad de destinos donde lo hacen, como también los
inmigrantes de áreas endémicas, que se trasladan a áreas no endémicas y donan
sangre.

Plasmodio spp. Malaria

La malaria es causada por parásitos de la especie Plasmodios, 4 de los cuales


son reconocidos como agentes causales de la malaria humana: P. falciparum, P.
malariae, P.ovale y P. vivax. Se conoce como infección transmisible desde hace
mucho tiempo y aún ocurren casos de transmisión y ocasionalmente muerte. La
malaria es transmitida por el mosquito anopheles y es inyectada a los humanos a
través de la picadura de un mosquito que se alimenta. Hay dos estadios en el ciclo
de vida del parásito, uno en el mosquito huésped y otro en el huésped humano. La
forma infectiva (esporozoíto) viaja al hígado y se divide varias veces antes de ser
liberados nuevamente al torrente sanguíneo (merozoítos). Este merozoíto infecta
los glóbulos rojos en los cuales se efectúa otro ciclo de replicación, luego del cual
los glóbulos rojos explotan liberando más merozoítos al torrente sanguíneo para
infectar aún más glóbulos rojos. Después de un número de estos ciclos algunos
merozoítos formarán formas masculinas y femeninas (gametocitos) en cuyo
estadío termina el ciclo humano. Los gametocitos son ingeridos por otro mosquito
anopheles después de lo cual el estadio de mosquito del ciclo de vida del
organismo comienza otra vez.

Donaciones de sangre recolectadas en este estadio cuando los glóbulos rojos


están infectados, podrían contener glóbulos rojos potencialmente infecciosos, o
aún merozoítos libres, los cuales los cuales podrían resultar en transmisión de la
infección al paciente. Dada la gran diferencia en la prevalencia de malaria en los
diferentes países, el enfrentamiento para minimizar los riesgos de transmisión
varían. En países no endémicos, el riesgo viene de donantes que han viajado a
zonas de malaria, en este caso, el uso de grupos estandarizados de países de
riesgo (listas de países asociadas con el riesgo de malaria) y la entrevista al
donante en general son suficientes para identificar y diferir donantes de riesgo. En
países de baja prevalencia la entrevista al donante puede ser efectiva. La técnica
de la gota gruesa para la identificación de donantes con parasitemia elevada no es
suficientemente sensible para detectar la mayoría de las infecciones y no es
apropiada para el uso masivo. Desgraciadamente, el tamizaje de donantes solo
con el cuestionario tiene baja especificidad, al rechazar a un número importante de
donantes sanos y baja sensibilidad ya que pese a ello pueden aceptarse donantes
infecciosos, especialmente por P. malariae . En vista de estos problemas, algunos
países no endémicos han introducido una serie de estrategias específicas para
reducir el riesgo, como la exclusión temporal de quienes regresan de zonas
definidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como de riesgo,
exclusión temporal/permanente de candidatos a donantes con historia de malaria
y tamizaje serológico específico, el cual se aplica solo a donantes seleccionados
como inmigrantes o individuos nacidos en áreas endémicas o aquellos que han
tenido malaria 3 a 5 años antes de la donación. Otras posiciones más radicales
proponen la exclusión permanente de los donantes que han tenido malaria en
algún momento de su vida.

Por otro lado, en áreas endémicas, es casi imposible confiar en donantes no


infectados, por lo que se recomienda: exclusión de donantes que han tenido
malaria en los 12 meses previos o aquellos que han tenido un episodio febril en
los últimos 30 días, en áreas endémicas muy remotas, donde no hay servicios de
transfusión organizados, una alternativa es la administración de cloroquina a los
donantes 48 horas antes de la donación o una dosis única inmediatamente antes y
aceptar la donación. El uso de agentes inactivantes podría ser una alternativa útil
en el futuro.

Técnicas de tamizaje:

Detección de anticuerpos, ya sea por inmunofluorescencia indirecta o


enzimoinmunoensayos. Después de un tratamiento adecuado, los anticuerpos
persisten 6 a 12 meses, en general, no son apropiados en países endémicos,
donde un alto porcentaje de donantes tendrán anticuerpos, por lo que sería más
apropiada la detección de antígenos.

Detección de antígenos/parásitos: el método más usado es el de la gota gruesa,


pero su sensibilidad es baja, con un límite de 50 parásitos /ul. Se han desarrollado
dos métodos para detección de antígenos circulantes mediante
enzimoinmunoensayos.

Tamizaje empleando reacción de polimerasa en cadenas (PCR) fue publicada con


una mayor sensibilidad, pero su alto costo la hace inapropiada.

Es claro que no existe una postura estándar para la prevención de la transmisión


de malaria por transfusión en zonas endémicas o no endémicas, por lo que cada
país debe definir su propia estrategia.

Leishmaniasis

La Leishmaniasis es una infección del sistema retículoendotelial que tiene tres


formas clínicas: cutánea, mucocutánea y visceral (Kala azar). La enfermedad está
extendida a través del mundo en Centro y Sudamérica, África central, Medio
Oriente, Pakistán, China y Sudeste Asiático. Los parásitos se transmiten por la
picada de insectos flebótomos infectados. El parásito el llevado en el intestino del
insecto de donde migra a la faringe y puede ser inyectado a un nuevo huésped. En
el huésped humano, los promastigotes inyectados invade el sistema
retículoendotelial donde se desarrollan en amastigotes que son liberados al
torrente sanguíneo. Aunque es un amenaza para el abastecimiento de sangre en
áreas endémicas, no existen pruebas diagnósticas apropiadas para el tamizaje de
donantes de sangre, la parasitemia generalmente es transitoria y de bajo nivel por
lo que el riesgo de transmisión es bajo. No hay reportes de transmisión
transfusional, aún en zonas endémicas.

Ref:

1. Transfusion Microbiology Practice, Kitchen, A.; El-Nageh, M. WHO, 1997,


pag56

Toxoplasma gondii- toxoplasmosis

El Toxoplasma gondii es uno de los parásitos más difundidos en los vertebrados,


alcanzando en algunos países más del 95% de la población infectada por el
parásito. Luego de la resolución de la infección aguda, aparecen anticuerpos
circulantes, pero el organismo persiste en forma latente en los leucocitos
circulantes. En individuos sanos, la infección aguda generalmente es asintomática,
pero en pacientes inmunocomprometidos puede producir cuadros severos con
compromiso del sistema nervioso central, miocarditis y neumonía. La infección
congénita puede producir puede producir complicaciones severas incluyendo
abortos y mortinatos.
La transmisión a humanos e produce generalmente al comer carnes crudas o mal
cocidas o por contacto con las heces de animales infectados especialmente
mascotas (gatos). Ocasionalmente se ha reportado transmisión transfusional en
pacientes inmunocomprometidos, en ocasiones con resultados fatales. Para
minimizar el riesgo de transmisión transfusional, los pacientes susceptibles que
son seronegativos e inmunosuprimidos podrían recibir sangre estudiada para la
presencia de anticuerpos anti- T. gondii o con sangre leucodepletada mediante
filtración.

Ref:

1. Transfusion Microbiology Practice, Kitchen, A.; El-Nageh, M. WHO, 1997,


pag56

2. Transfusion Microbiology, Barbara, J.A.J.; Regan, F. A.M. and Contreras,


M.C. Cambridge University Press, 2008, pags 117-127.

Babesiosis

Se discute en el capítulo de infecciones emergentes y reemergentes.